¿Cómo formular objetivos en una empresa? ¡Aprende 4 métodos!

Formular objetivos en una empresa puede parecer algo complicado, porque quieres establecer la manera de alcanzar buenos resultados.

Además, de poder cumplir con el posicionamiento para tu emprendimiento.

Y hay muchos métodos que pueden aportar lo necesario para gestionar tu negocio, pero los mejores, son aquellos que te ayudarán a tener claro hacia dónde ir y cómo lograrlo. Es decir, un plan inicial.

Porque se trata de planificar, ejecutar y evaluar, como parte del proceso de administración de negocios, teniendo como punto de partida la misión y visión empresarial.

Hazlo fácil, siguiendo uno de los 4 métodos escogidos, para que tu negocio, vaya a otro nivel.

Por eso hoy aprenderás, con este contenido:

  • Objetivos en una empresa por el Método OKR
  • Formula objetivos en una empresa por el Método SMART
  • Método CLEAR para formular objetivos en una empresa
  • Objetivos en una empresa por el Método PURE

¡Empecemos!

Selecciona el método que te ayude a formular objetivos en una empresa.
Selecciona el método que te ayude a formular objetivos en una empresa.

Objetivos en una empresa por el Método OKR

El método OKR resume en sus siglas los términos en inglés: Objectives (objetivos) y Key Results (resultados clave).

Consiste en definir o formular, bien, los objetivos principales en una empresa, ya sea pequeña, mediana o hasta una multinacional.

Y el cómo lograrlo, está representado por las iniciativas.

Veamos, en detalle, cada elemento:

Los objetivos

Representan de manera precisa, lo que se quiere alcanzar, es decir, informa, y a la vez, ayuda a que todos los involucrados, en cada departamento, estén comprometidos en lograrlo.

Mira estos ejemplos:

Convertirse en fabricante líder del mercado de accesorios en cuero para damas.

Garantizar diseños exclusivos en camisetas deportivas.

Aumentar cuantiosamente los clientes de la agencia publicitaria.

Todos son claros, específicos y fáciles de recordar.

¿Notas que son objetivos aspiracionales en las empresas?

Claro, porque en esta parte no se incluyen métricas.

Un objetivo anual se enfoca en lo estratégico, mientras uno trimestral, se orienta más hacia lo táctico.

Y, para saber si los cumplimos, debemos considerar la otra parte de la formulación, representada por los resultados clave (KR). ¡Un punto estratégico!

¿Vemos de qué se trata?

Resultados Clave (KR)

En esta parte, se muestra si está por cumplirse uno de los objetivos secundarios, y con ello se quiere llegar al objetivo principal.

Fíjate en este ejemplo:

Objetivo: Convertirse en líderes como fabricantes de accesorios en cuero para damas.

KR 1: Posicionarse en el primer lugar, en números de venta, para el segmento de mujeres entre 18 y 30 años.

KR 2: Incrementar a 10 las tiendas propias.

Y KR 3: Sumar 5 nuevas tiendas a la cadena de distribución nacional.

¿Ves que para alcanzar el objetivo principal se proponen secundarios?

Y, todas esas metas menores podrían ser medidas, para tener certeza de los avances.

Entonces, la recomendación es fijar metas ambiciosas orientadas al crecimiento.

La idea es que los OKR´s lleven a la organización hacia su capacidad máxima, y conseguir beneficios importantes.

Por esa razón, los resultados clave requieren incluir una métrica, y mostrar cuál es el impacto que se logra, al cumplir con este resultado clave.

Los OKR incluyen otro elemento, que te explicamos inmediatamente.

Las iniciativas

Responden al cómo lograr objetivos. Al “qué hacer” para cumplirlos, por lo que se definen a partir de los resultados clave (KR).

Retomando el ejemplo de una organización que se propone ser fabricante líder con accesorios en cuero para damas, jóvenes, mayores de edad y hasta 30 años, para alcanzar el KR de posicionarse en este segmento, debe tener como iniciativas:

  • Dirigir la publicidad al target seleccionado.
  • Mostrar el uso de los accesorios en distintas situaciones.
  • Crear diseños novedosos e impactantes.

Las iniciativas deben ser específicas y establecer un plazo determinado, para que el responsable sepa lo que debe hacer; por ejemplo en un margen anual.

Puede decirse que las iniciativas son similares a una hipótesis, que ayuda a tener claro cómo lograr lo planteado.

¿Sabías que la metodología OKR, ideada por Andrew Grove, es practicada, con indudable éxito, por Google desde 1999?

¡Espera porque esto no es todo!

Lo siguiente es hacer las estrategias, para cumplir con los objetivos. Así que te voy a dar algunos datos, para hacer fácil que todos los colaboradores, trabajen por ellos.

1. Define cada meta con claridad y precisión.

Es necesario hacerlo con los objetivos y los resultados clave, de manera que todos dentro de la empresa, estén alineados y se sientan motivados al logro.

2. Define objetivos de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba (top-down y bottom-up).

Esto quiere decir que los OKR deben ser establecidos por los líderes, en un 40%, y por el equipo de colaboradores, en un 60%.

Por esa razón, se puede decir que se dividen, de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, valorando la opinión de todos en el proceso.

3. Fija plazos cortos

Lo mejor es que las metas con los OKRs se establezcan para ser cumplidas en lapsos cortos, por ejemplo, en trimestrales.

Así, propone una inmediatez suficiente, para que se realice el trabajo, y las tácticas logren su efecto.

4. Hazle seguimiento constante a los resultados

Se trata de dar acompañamiento en un corto plazo, pueden ser semanales, a fin de garantizar, que el trabajo se está haciendo en forma consistente con lo propuesto.

Si se necesita hacer ajustes rápidos, será más fácil.

5. Comparte los OKRs con todos

Esto garantiza transparencia, y al mismo tiempo, hace que todos, al estar informados, tengan conciencia de los resultados, pues comparten los mismos objetivos y aspiraciones.

6. Distingue entre esfuerzos y resultados

Analiza si el esfuerzo realizado permite lograr los diferentes resultados propuestos.

Te lo decimos, porque muchas veces el esfuerzo es máximo, aunque no se llega a lo esperado. Si es así, algo se está haciendo mal, y conviene corregir.

Ten siempre presente las métricas, para determinar la dedicación orientada al logro.

En pocas palabras, medir resultados es lo más importante en el método OKR, y, por tanto, debe ser parte de la cultura en la empresa.

Esto hace posible la toma de decisiones oportunas, y favorece un ambiente laboral colaborativo.

Un dato importante:

Lo más conveniente es tener entre 3 y 5 OKRs.

Toma en cuenta estas recomendaciones:

Fija pequeñas metas dividiendo cada objetivo. Y como estas se miden a través de los datos, divide las métricas entre los diferentes responsables de cumplirlas.

Muestra resultados de manera práctica. Así, todos los colaboradores pueden comprender cuál es y cómo va su aporte en el logro de las metas.

Analizar esto, puede incidir en el desempeño positivo, y genera feedback, para mejorar en los casos necesarios.

Al final, la idea es que todos puedan hacer mejor su trabajo, sin mayores presiones, dentro de una cultura de medición de resultados, lo cual, hará más fácil implementar con éxitos el Método OKR.

En síntesis, los elementos del OKR, responden a las siguientes preguntas

  • Los objetivos: ¿En qué dirección vas?
  • Resultados clave: ¿Cómo sabes si has llegado?
  • Las iniciativas: ¿Cómo llegarás?

Y antes de seguir con el desarrollo, quiero invitarte a ver el siguiente vídeo sobre esta metodología; te ayudará a comprenderla mejor…

Conoce la metodología OKR

¡Perfecto!

Avancemos ahora para conocer otra manera para fijar objetivos empresariales.

Formula objetivos en una empresa por el Método SMART

Se trata de una técnica muy utilizada, cuyo nombre, en inglés, se traduce como “inteligente”.

Nombre que, a su vez, reúne estas condiciones: S (Específico), M (Medible), A (alcanzable), R (Relevante), T (en tiempo limitado).

Vamos a los detalles:

Específico

Suficientemente preciso, como para crear objetivos secundarios. Debe incluir detalles indicando qué necesitas, cuándo, dónde, quién.

Medible

Contiene atributos cuantitativos y cualitativos para crear una métrica. Aquí, es pertinente indicar cuántos, cuáles.

Alcanzable

Los objetivos deben ser realistas y coherentes, vale decir, deben estar dentro de lo que sí es posible. No dejes de considerar los obstáculos, pues siempre pueden surgir.

Responde al cómo alcanzar el objetivo.

Asegúrate de contar con lo necesario para hacerlo realidad.

Relevante/Realista

Está relacionado con la misión y visión, enfrentando problemas específicos. Este punto se basa en la coherencia.

Responde al ¿por qué? y refiere a resultados realistas, alcanzables.

En tiempo limitado

Muestra, con claridad, cuándo se debe ejecutar y cumplir. Puede ser a largo, mediano o corto plazo. Tanto así, que pueden ser semanales. Aquí, es útil contar con un cronograma.

El método SMART, tiene como ventajas, el facilitar la comunicación clara al precisar con detalles, y la alineación del equipo colaborador.

Además, te ayuda a establecer prioridades y distribuir mejor todos los recursos de la empresa.

Y, por si fuera poco, contiene elementos que permiten hacer un control o verificación de su cumplimiento.

Recuerda:

Los objetivos son la guía, los pasos para alcanzar metas, por tanto, se redactan en forma positiva, nunca como si fuera una pregunta o una probabilidad.

¿Quieres un ejemplo SMART?

Sigamos con el caso sobre un fabricante que quiere ser líder en accesorios de cuero para mujeres jóvenes.

Incrementar en un 25% (de 800 a 1000 unidades) las ventas de bolsos tipo mochila, para damas, fabricados en colores pastel, a través nuestras tiendas propias, al cierre del primer semestre del año.

Fíjate que contiene todos los elementos SMART, dando respuestas preguntas como:

  • ¿Qué quieres lograr?
  • ¿En qué cantidad?
  • ¿Con cuál producto?
  • ¿En dónde quieres realizarlo?
  • ¿Por cuánto tiempo?

Contar con puntos tan específicos, orienta la estrategia a seguir, la cual puede estar orientada, a realizar descuentos, o a una intensiva campaña de marketing, entre otros.

Una vez definidos los objetivos SMART, compártelos con tu equipo, supervisa los avances con regularidad, y evalúa el éxito.

Puede estar reflejado en un alto porcentaje del cumplimiento, identificando entonces, aquello por mejorar.

Método CLEAR para formular objetivos en una empresa

Este método consiste en establecer 5 indicadores con los cuales se evalúan, de manera previa, los tipos de objetivos en una empresa.

Por lo tanto, ayuda a formular objetivos eficaces.

Tiene una evidente orientación hacia lo ecológico, lo cual hace de este método algo muy particular.

CLEAR, en inglés, se corresponde en español con la palabra “claro”, y a la vez es una sigla con el siguiente significado:

Challenging (C)

Son objetivos de alto valor y, por tanto, exigen un esfuerzo también importante. Esta característica ayuda a que sea al mismo tiempo, desafiante, de crecimiento y por tanto, relevante.

Y debe ser desafiante para que sea un verdadero objetivo, lo contrario, solamente sería el enunciado de una tarea.

Legal (L)

Establecido dentro de una normativa legal, pertinente con el contexto geográfico.

Enviromentally sound (E)

Equivalente a inofensivo para el entorno, aspecto referido a la sostenibilidad, lo cual es primordial para muchas empresas.

Apropiatte (A)

Los objetivos deben ser apropiados y coherentes, para evitar las contradicciones. No admiten ambigüedades.

Refinable (R)

Teniendo la flexibilidad necesaria, pueden ser optimizados para hacerlos vigentes o evolucionar.

Y por supuesto, el objetivo debe estar registrado, escrito, para el conocimiento de todos.

¡Aplica este método!

Para verlo mejor, te damos un ejemplo:

Incrementar el número de ventas de bolsos fabricados en cuero vegano de corcho, en un 25% (de 1000 a 1250 unidades) en el primer trimestre del año.

Y, para que conozcas cómo aplicar este método en tu empresa, te dejo algunos ejemplos de empresas de servicio, producción, que te servirán de guía, ¡presta atención!

Ahora, revisa esta otra alternativa:

Objetivos en una empresa por el Método PURE

Este es el último método que te presentamos, para formular los objetivos en tu negocio.

El propósito se centra en factores más filosóficos.

Fíjate, su nombre en inglés, es un acrónimo, y guarda el siguiente significado:

Positively stated (Declaración positiva)

Permite describir lo que se quiere alcanzar, aquello que está en tus planes, expresado de manera constructiva, para motivar a los colaboradores.

Understood (Comprensible)

Formulado de manera precisa, para que se pueda entender con claridad. Si resulta lo contrario, se debe replantear.

Relevant (Relevante, importante)

Directamente relacionado con las situaciones por enfrentar a diario, en la organización, tomando en cuenta el entorno y las circunstancias.

Ethical (ético)

Con orientación hacia la sostenibilidad y el cuidado por el entorno. Por tanto, lleva también al cumplimiento de las leyes.

En este aspecto, te puedes apoyar en la tecnología, como en el caso del comercio en línea.

O introducir prácticas más amigables con el ambiente, en el proceso productivo, así como en la prestación de servicios, según sea el caso.

Mira este ejemplo:

Aumentar las ventas de bolsos para damas en materiales biodegradables, como el cuero vegano de corcho, en un 25%, en 1 año.

Y, antes de despedirnos, te invito a darle un vistazo al siguiente vídeo:

Conclusiones

Toda empresa necesita tener definidos sus objetivos, tanto generales como específicos, como parte de un plan, y en sí de su planificación estratégica.

Para ello toma como punto de partida la misión y visión.

Hay muchos métodos para formular esos objetivos. Por eso escogimos 4 para tu selección.

Toma en cuenta los más apropiados en tu caso.

Los métodos OKR, SMART, CLEAR y PURE facilitan mostrar lo que se aspira alcanzar, de manera comprensible para todo el equipo de trabajo.

Algunos precisan más datos de tipo cuantitativo como referencia, expresados en cantidad de ingresos o porcentajes de ventas, mientras, otros se inclinan por lo cualitativo, como pudiste notarlo en los ejemplos.

¿Cuál método prefieres?

Lo importante es que los objetivos estratégicos, como de cualquier otro tipo, contribuyan a lograr la mejor gestión en la organización.

Gracias por leernos y haznos saber tu comentario.

Hasta la próxima.

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 44 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar