Fases clave para el desarrollo de productos innovadores

Te has preguntado ¿Cómo innovar los productos y/o los servicios que vendes? Pues te cuento que existen 8 fases clave que facilitan el desarrollo de productos innovadores.

Y hoy, vamos a dedicar este post para hablar de:

  • La relevancia de estas fases para potenciar los productos y/o servicios en el mercado.
  • Segundo, cuál es el trabajo que hacen las personas con los productos.
  • Además, te diré en qué consiste cada una de las 8 fases.
  • Luego, te presentaré 3 ejemplos para que te ilustres muy bien.

¿Te parece?

Siendo así, arranquemos…

8 fases para el desarrollo de productos innovadores

Lo primero que debes saber es que todos los productos y/o servicios -desde los más sencillos hasta los más complejos- incluyen las 8 fases que puedes ver a continuación:

8 fases del trabajo que quieren realizar las personas. Productos innovadores
8 fases del trabajo que quieren realizar las personas con un producto.

Entonces, si estás consciente de la dinámica de todas ellas, puedes sacar el máximo provecho y obtener los resultados esperados en cada una para innovar sin límites.

Muchos emprendedores al innovar solo se enfocan en la fase de la “ejecución”.

Es decir, hacen énfasis nada más que en el cumplimiento de la tarea que ese producto y/o servicio proporciona.

Lo cual es un error, pues al dejar de lado el resto de las fases del trabajo a realizar, se está descartando gran cantidad de oportunidades para el desarrollo de productos innovadores.

¿Cuál es el trabajo que hacen las personas con los productos?

El trabajo que tus clientes están tratando de hacer con los productos que compran es lo que se conoce como el Jobs to be done.

Te explico rápidamente de qué se trata el Jobs to be done.

Empecemos por responder la siguiente interrogante:

¿Para qué deseas adquirir determinado producto?

Cuando decides comprar un producto o pagar por un servicio, buscas hacer algún trabajo.

Por ejemplo:

  • ¿Para qué compras un colchón? ¿Para dormir? No precisamente, tú pudieras dormir en un sofá, en una silla, en una alfombra, etc… pero compras el colchón porque deseas tener un buen descanso, y ese es el trabajo que quieres hacer con ese producto.
  • Cuando vas a un restaurante, ¿cuál es el trabajo que tratas de hacer? Quizás… ¿Alimentarte? ¿Pasar un rato ameno? ¿Compartir con otras personas? O todas las anteriores…

Justamente esa intencionalidad se conoce como el “Jobs to be done”.

Es decir, conocer el trabajo que están tratando de hacer los clientes con los productos y/o servicios que adquieren.

Si quieres ampliar el concepto, te invito a leer el siguiente post: ¿Cómo identificar el jobs to be done? ¡Aquí te enseño! Está fenomenal.

Ahora que ya tienes claro este punto, hablemos de cada una de las 8 fases.

¿En qué consiste cada fase del trabajo de un producto?

En la imagen anterior pudiste identificar que son 8 fases, ahora te las explicaré:

1) “Definir”, se ubica como punta de lanza, ya que es la primera acción y consiste en concretar o especificar lo que se va a realizar con ese producto.

2) Luego, “Localizar”, aquí tienes que disponer lo que se requiere para hacer el trabajo.

3) En tercer lugar, debes “Preparar”, consiste en tomar todas las medidas para cumplir la labor.

4) “Confirmar”, ratificas que todo esté en orden para comenzar.

5) Después, viene la fase de “Ejecutar”, y es cuando desarrollas el trabajo para el cual compraste el producto.

6) Seguidamente, debes “Monitorizar” o monitorear, en esta fase cotejas que lo que haces se está acercando al resultado esperado.

7) De ser necesario, pasas a “Modificar”, aplicando los ajustes pertinentes. 

8) Y por último, “Concluir”, aquí finiquitas el trabajo (lavas, ordenas, limpias o guardas todo lo que has usado) y culmina la labor.

¿Lo comprendiste?

Si aún no lo ves claro, presta atención a los siguientes casos.

Ejemplos de fases en el desarrollo de productos innovadores

En esta sección te hablaré de tres casos muy comunes, para que puedas observar que cuando te paseas por cada una de sus fases, te pueden surgir un montón de ideas para innovar.

Vamos a por ellos…

1. Pintar una pared

El trabajo a realizar sería remozar o embellecer el lugar y las fases son: 

  • Definir el espacio a pintar (toda la pared, solo una sección, varias caras de esa pared, etc.).
  • Localizar los recursos que se requieren (lija, pintura, brocha, rodillo, bandeja, cinta, limpiadores, entro otros).
  • Luego, preparar la obra (homogeneizar la pintura, delimitar el área a pintar con una cinta, lijar, rellenar algún hoyo, limpiar el polvillo, etc.)
  • Verificar si la pared está apta para aplicar el procedimiento (este paso lo puedes hacer visual y manualmente).
  • Después, viene la etapa de ejecutar, es decir, iniciar la aplicación de la pintura en la pared.
  • Monitorear que todo el trabajo arroje el resultado esperado (detallar que la pintura esté cubriendo correctamente el espacio seleccionado, verificar la pulcritud de los bordes, el piso, etc.)
  • Modificar (algún pormenor que se haya podido pasar por alto).
  • Y finalmente, concluir la tarea (limpiando y devolviendo a su lugar todos los implementos).

Evalúa cada fase en la siguiente imagen:

Fases del trabajo: caso pintar una pared. Desarrollo de nuevos productos.
Fases del trabajo para el desarrollo de productos innovadores: caso pintar una pared.

¿Te diste cuenta de la cantidad de cosas que surgen en cada etapa?

Muy bien, cada aspecto es una oportunidad para innovar.

Suponte que tú eres pintor de casas…

¿Dónde estaría la innovación del servicio que ofreces?

¡Detalla cada etapa!

Por ejemplo:

  • En definir: puedes ofrecer al cliente un diagnóstico donde se evalúe el tamaño de la pared, la paleta de colores según la ubicación y la decoración del lugar, etc.
  • Localizar: podrías entregar un kit de herramientas de pintura que el cliente pudiera conservar para futuras ocasiones.
  • Y así, en cada etapa ir evaluando las posibles innovaciones que agreguen valor a lo que haces.  

Ahora bien, en relación con el trabajo de embellecer el lugar…

¿Qué otras alternativas podrías aplicar, aparte de pintar tú mismo la pared?

Podrías contratar un pintor o un decorador.

También, pudieras usar papel tapiz, colgar cuadros, colocar cortinas, ubicar plantas, recubrir con azulejos o cerámica, instalar lámparas, colocar molduras o hacer un mural.

¿No crees?

Lo importante de esta idea es que a la hora de innovar no te puedes enfocar solamente en la “ejecución”.

¡Saca partido de cada una de las fases del trabajo a realizar con los productos y/o servicios que ofreces!

Vamos con el segundo ejemplo…

2. Ser un buen anfitrión a partir de productos innovadores

En el momento en que recibes algún visitante en tu hogar u oficina, lo más apropiado es ofrecerle algo de beber como gesto de cortesía.

Entonces, comienzas a transitar las 8 fases del trabajo, observa:

  • Primero “defines” qué le puedes brindar a la visita

Consideras las opciones que sean prácticas para ti (nivel funcional) y agradables para la persona (nivel social).

Entonces, es probable que en las primeras iniciativas en las que pienses estén el agua, un refresco, un cóctel, té o café.

Pero, aunque un vaso con agua o refresco serían lo más práctico, estas alternativas no te harán lucir como un buen anfitrión (por ende, no te ayudaría a cumplir el trabajo que quieres hacer).

También, pudieras considerar un cóctel, lo cual ya no sería tan práctico y, además, socialmente desconoces si a la persona le apetece una bebida fuerte.

Otra opción sería un té o, le puedes ofrecer un café de Nespresso.

Y es allí cuando te das cuenta de que este café cumpliría a cabalidad el trabajo de ser un buen anfitrión.

Es una opción práctica, moderna y distinguida… ¿No te parece?

Ya que, puedes ofrecer cápsulas de distintos sabores a tu visita para que tenga como escoger. Así estarías complaciendo sus preferencias.

¡Excelente anfitrión!

Fases sucesivas

  • La segunda fase es “localizar”

Que consiste en disponer la máquina, diferenciar la cápsula seleccionada por tu invitado, buscar las tazas de café para servirlo, la bandeja para trasladarlo, etc.

  • En la fase de “preparar”

Tomas la cápsula, la colocas en la máquina y accionas el botón.

  • Luego, te toca “confirmar”

Verificando que la cápsula fue disuelta correctamente y que el nivel de agua fue el apropiado.

  • En la fase de “ejecutar”

Sirves el café en la taza que has dispuesto para este trabajo.

  • “Monitorear”

Compruebas que la taza alcance la cantidad adecuada de café.

  • En cuanto a “modificar”

Decides cualquier cambio necesario para agradar a tu visita, por ejemplo, adicionar azúcar, algún edulcorante, crema, más café, menos café, etc.

  • Y para “concluir”

Apagas la máquina, desechas la cápsula usada y guardas la caja en su lugar. Posteriormente, lavas la tacita.

En síntesis, la máquina de Nespresso se convirtió en una gran aliada para cumplir con el trabajo de ser un buen anfitrión.

¿Piensas igual?

Observa las distintas fases en esta imagen:

Fases del trabajo productos innovadores: Caso Nespresso.

Fases del trabajo para productos innovadores: Caso Nespresso.

Ahora, supongamos que tú eres el dueño de un café

Entonces, las visitas del ejemplo que te acabo de mencionar serían tus clientes.

¿Cómo harías la innovación en el servicio que brindas?

¡Pormenoriza lo que sucede en cada etapa!

Fíjate en estos 2 ejemplos:

  • En definir: puedes ofrecer al cliente toda la gama de sabores, una combinación de ellos que sean de su preferencia, agregar algún contenido extra.
  • En ejecutar: pudieras innovar en la manera de servir el café, las tasas que usas y mucho más… Por ejemplo, ¿sabías que una de las tendencias en muchos lugares hoy en día, es servir el café en botellas? Así es, incluso se están comercializando en presentaciones para llevar.

Nos falta hablar del último ejemplo.

Te lo expongo de inmediato.

3. El mortero de cocina

Es un artículo común que ocupa un sitio privilegiado en cualquier cocina, incluso por encima de la batidora o el robot de cocina.

Ya que su trabajo no es cocinar, sino picar los ingredientes para preparar los alimentos.

¿Cómo se identifican las fases en el trabajo del mortero de cocina?

Veamos:

  • Primero, “defines” lo que se necesita picar. En esta fase no hay divergencia entre un producto u otro.
  • Segundo, en “localizar”, dispones el mortero. Aquí sí tendrías diferencias, puesto que, con la batidora tendrías que localizar las cuchillas y con el robot, localizar el programa para picar.
  •  Tercero, en “preparar”, debes cortar los ingredientes. Aplicas un procedimiento similar para todos los casos.
  • Cuarto, “confirmar”, en esta fase ratificas que todo esté correcto.
  • La quinta fase es “ejecutar” y es cuando comienzas a picar, es decir, a ejecutar el trabajo.
  • Sexto, “monitorear”. Aquí el mortero te permite sentir con la presión de tu mano el grado de trituración que deseas. Con el robot y la batidora no puedes lograrlo de manera tan precisa.
  • En séptimo lugar, tendrías que “modificar”, y para ello identificas si precisas triturar más o incluir otros ingredientes.
  • La última fase consiste en “concluir”, es aquí cuando lavas, secas y guardas el mortero.

Con la batidora y el robot tendrías más quehaceres para desmontar las cuchillas y reorganizar todos los accesorios.

Lo has podido apreciar fácilmente ¿verdad?

En el trabajo de picar ingredientes para cocinar el mortero es insuperable.

Ubica las fases en la siguiente imagen:

Fases clave para el desarrollo de productos innovadores 3
Fases del trabajo para el desarrollo de productos innovadores: caso el mortero de cocina.

Conclusión

Identifica en qué trabajo va a servir tu producto o tu servicio, y haz que este trabajo logre los resultados esperados.

De esta forma, el trabajo en general será mucho mejor que el de tus competidores.

Amplía el espectro y analiza cada fase, porque “ejecutar” es solo una fase del trabajo, y hoy aprendiste que son 8 fases que puedes aprovechar:

  • Definir, localizar, preparar, confirmar, ejecutar, monitorear, modificar y concluir.

Además, te presenté 3 ejemplos para que veáis lo sencillo que es innovar cuando conoces cada fase, incluso en casos tan comunes como pintar una pared, hacerte un buen anfitrión o usar un mortero de cocina.

Aplica las fases del trabajo para desarrollar productos innovadores

Para finalizar, te recomiendo continuar con un contenido ideal para ti: ¿Qué estrategia de mercado aplicar a productos y servicios?. Y para aclarar cualquier duda te dejo el siguiente vídeo:

Muchas gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 44 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar