Método SMART para crear la visión de tu empresa. Parte II

Si quieres conocer otra forma de cómo formular la visión de tu empresa aquí conocerás, de manera fácil, el método SMART.

Esta es nuestra segunda entrega oportuna sobre la serie Visión empresarial: 3 metodologías para crearla.

En la primera parte encontrarás los aspectos generales de la visión empresarial, cuándo definirla y la metodología BHAG para que puedas definir una visión ingeniosa, inspiradora y motivadora.

En esta ocasión, conocerás todo sobre el Método SMART.

Así lograrás enunciar una visión que sea “inteligente”, tomando en cuenta objetivos específicos, que puedas medir y alcanzar.

Por ello, presta atención al contenido que he preparado para ti:

  • ¿De qué trata el método visión SMART?
  • Ejemplo de visión de una empresa por el método SMART.

Antes de comenzar a desarrollar el tema en cuestión, quiero presentarte las 3 metodologías para que estés al tanto de cómo puedes enunciar la visión de tu empresa.

Presta atención a la siguiente infografía:

método smart
¿Cómo crear la visión empresarial? Conoce y aplica parte de estas 3 formas.

Sin más preámbulos, comencemos.

¿De qué trata el método SMART?

Primero, este método se caracteriza porque su nombre está formado cómo un acrónimo de la palabra “inteligente”, en inglés: SMART.

  • Specific: específico.
  • Measurable: medible.
  • Achievable: alcanzable.
  • Relevant: relevante y /o retador.
  • Time scaled: limitado en el tiempo, “temporal”.

Para generar la visión de una empresa, por medio de esta manera, debes tomar en cuenta información básica; así podrás enunciarla de manera específica y medible.

Además, tendrás una base de cómo guiarte para establecer objetivos en un lapso de tiempo ya sea corto, mediano o largo plazo para tu negocio.

Te explicaré estas condiciones esenciales para enunciar mejor la visión de tu empresa.

Presta atención:

Condición 1 por el método SMART: ser Específica (S: specific)

Primero, debes tener en cuenta un gran conjunto de datos para que puedas enunciar objetivos bien específicos, y de este modo logres una descripción precisa de la visión para tu organización.

Al mismo tiempo, obtendrás un medio para establecer estrategias y planificar tus objetivos a corto y largo plazo.

Condición 2: que sea Medible (M: measurable)

Primero, es muy importante que puedas medir los logros alcanzados.

Y, que en el desarrollo de las actividades de tu empresa, apliques indicadores y métricas ajustados al tipo de negocio que llevas.

De esta forma, podrás saber cuánto éxito has alcanzado y donde debes mejorar.

Es decir, te servirán de guía para plasmar esa visión de futuro.

También, con objetivos planteados que se puedan medir podrás diseñar las tácticas más útiles; y así tomar las mejores decisiones para el logro de los mismos.

Es evidente, que esta forma te indicará si estás yendo por el camino correcto y haciendo las cosas bien.

Eso sí, prestando atención a diversos parámetros tales como: medir las ventas, la rentabilidad, adquisiciones, la calidad y hasta una posible asociación con otras organizaciones.

Por consiguiente, debes tener un enfoque claro y preciso para plantear expectativas que puedas medir.

Condición 3: que sea Alcanzable (A: achievable)

Los objetivos que te plantees deben ser retadores, pero, ante todo, deben ser alcanzables para que puedas enfocarte en el logro de los mismos.

Además, en el desarrollo y crecimiento de tu empresa, si lo requieres, podrás modificar los objetivos de manera que puedas alcanzarlos.

Si analizas con detalle esta condición de “alcanzable”, puede que sea “subjetivo”; y, en este sentido te sugiero que te exijas a extenderte y esforzarte para dar lo mejor de ti mismo.

Asimismo, existen opiniones que expresan lo siguiente:

  1. Ciertos empresarios respaldan que cuando una visión es inalcanzable pierde motivación y, por lo tanto, genera un efecto contrario a ser lograda.
  2. Y en otros casos de emprendedores y organizaciones de éxito, como por ejemplo, Google, están todo el tiempo planteando retos en los objetivos de su visión.

Muchas veces, al tener una visión super ambiciosa, hace que se logre en parte esta visión; si bien no se alcancen los objetivos en su totalidad.

Y, aunque te parezca que no hayas logrado el 100% de tus objetivos; esto, en parte mantendrá la motivación y valorarás el esfuerzo y el grandioso resultado obtenido.

¡Habrá valido el esfuerzo!

En fin, esto nos lleva a la siguiente pregunta:

¿Cuándo la visión ha de ser realista y hasta qué punto soñadora?

Al respecto, esto va a depender de cada persona y de la cultura empresarial que se tenga.

En mi opinión, recomiendo que tengas una “muestra de locura” y que seas bien “estricto”, porque esto te da pie a lograr más de lo que te propongas, y tendrás bastante motivación

Te señalo como prueba, donde la valentía y el poder de sacrificio han superado las expectativas, las batallas narradas en el “arte de la guerra” de Sun Tzu o los sucesos que han marcado la historia de la humanidad, como por ejemplo:

  1. La vida y dedicación de la Madre Teresa de Calcuta.
  2. Para la segunda guerra mundial el desembarco de Normandía.
  3. Y, por supuesto, el ingenio de los hermanos Wright: la aviación.

Si observas, estos 3 casos nada tienen que ver con tu empresa, pero al final, son el resultado de un nivel de exigencia más allá de lo normal.

La visión para la Madre de Teresa de Calcuta, consistía en salvar a los desamparados y pobres de las calles de su tierra.

En el ejemplo del desembarco de Normandía, su visión estaba plasmada en ganar la guerra.

Y, la visión de los hermanos Wright, era demostrar que el ser humano podría volar.

¿Te parece motivador?

Entonces, como te distes cuenta en los ejemplos anteriores, la visión de tu empresa debe ser inspiradora, ambiciosa y que, sin lugar a dudas, tenga un plan para su ejecución.

Condición 4: debe ser Relevante / Retadora (R: relevant)

El ser relevante es una característica expresa e implícita que debe tener tu visión, te ayudará a enfocarte en obtener los objetivos; eso sí, utilizando todos los recursos disponibles con los que cuente tu organización.

Por supuesto, que sea clara e inspiradora.

¡Enúnciala de forma importante!

Condición 5: Factor de Temporalidad (T: time scaled)

En este sentido, te recomiendo le des un factor de temporalidad a la visión de tu empresa, es decir, la limites en el tiempo y en un momento determinado.

Y, por ejemplo, cuando estés en la fase de crecimiento regular puedes definir una visión que alcances a paso seguro, ya que fijarás lo que será tu empresa en un futuro.

Puedes plantear una visión ambiciosa e inspiradora con un objetivo claro a 10 años.

Además, tienes la opción de especificar objetivos para un lapso de 3 años.

Y, también objetivos que puedas lograr en un periodo de un año y estos a su vez plantearlos cada tres meses; estructurando, de un modo fácil, la forma de obtener la visión a corto plazo.

De este modo, estarás trazando estrategias para el día a día, de modo que cumplas con el objetivo principal.

Pero, esto te lo explicaré en la siguiente y última parte, donde te hablaré del Modelo EOS; y, que por cierto puedes hacer mezcla de las tres metodologías.

En otras palabras, plantear la visión de tu empresa no tiene que ser solamente de manera exclusiva con el método SMART.

Solo se trata que puedas centrar tu enfoque en objetivos bien estructurados para que evites perder el rumbo de tu empresa.

No olvides, que aunque la visión se reseñe al presente, siempre residirá en el futuro.

Ahora, te invito a que le dediques unos minutos a este vídeo, para que obtengas respuestas a muchas interrogantes y aprendas más acerca del tema.

¿Cómo definir misión, visión y valores de una empresa?

Ejemplo de Visión de una empresa por el método SMART

Como ejemplo de una visión empresarial “inteligente” te presentamos el caso de una empresa de servicios. La lavandería “Pinguinitos”.

Para conocer un poco más de este negocio, fíjate en la siguiente infografía:

Método SMART para crear la visión de tu empresa. Parte II 1

En Pinguinitos se han propuesto una misión orientada al cliente que la expresan así: “Damos la mejor cara de ti, con el aspecto de tu ropa”.

Notarás que la empresa está marcada por el interés de “cuidar de sus clientes como si fueran sus hijos”.

Por eso, ven en cada prenda, la posibilidad de dar un mejor aspecto a cada persona.

Un detalle que marca la diferencia.

Es un trabajo que hacen con cariño, pensando en hacer feliz al usuario de cada prenda entregada por Pinguinitos.

Por ello, la visión de la lavandería “Pinguinitos”, aplicando el Método SMART se define así:

En 5 años, lograr 100 % de clientes satisfechos con la limpieza, suavidad y fragancia en sus prendas lavadas en cualquiera de las 10 lavanderías “Pinguinitos”, distribuidas en la ciudad.

Esta visión es específica, además de medible porque ven en cada prenda, la oportunidad de mejorar el aspecto de los usuarios de este servicio.

Y aunque es retadora, puede ser alcanzable en un lapso de tiempo delimitado.

Es una visión relevante y realista, adecuada para esta empresa, ¿lo ves?

Para concluir esta Parte II:

En fin, ya estás al tanto 2 de las 3 metodologías que te ayudarán a enunciar la visión de tu empresa.

Y, así fijar los objetivos para fundar las bases de la tuya.

Te expuse las 5 condiciones del método SMART que debe poseer una visión empresarial “inteligente” que sea:

  1. específica;
  2. medible;
  3. alcanzable;
  4. relevante;
  5. y, limitada en el tiempo.

De esta manera, lograrás el camino planteado hacia el punto que quieres alcanzar en el futuro: el tope de tu montaña.

No olvides, que al crear la visión de tu empresa estarás alineando a todo tu equipo de trabajo en una misma ruta, donde ahorrarás esfuerzos y fortalecerás el logro de tus objetivos.

Por último, recuerda forjar un compromiso dentro de tu empresa para que la visión se haga realidad.

Seguimos avanzando…

Para que te enteres y conozcas la última metodología para definir la visión empresarial, revisa nuestro post: “Modelo EOS para gestionar la visión empresarial”.

Allí te explicaremos el modo de alinear a tu equipo de trabajo, para el logro de los objetivos en tu organización.

Gracias por leernos.

Hasta la próxima.

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar