¿Se pueden medir los valores de la empresa?

¿Te has preguntado si se pueden medir los valores de la empresa?

Algunos lo dudarán, otros lo cuestionarán, pero hay quienes sí se detienen a pensarlo.

Es necesario si se quiere ponerlos en práctica dentro de la organización. Porque los valores son como leyes, que guían toda actividad de la empresa, tanto en lo interno, como con clientes y relacionados… hasta con su entorno.

Claro que la idea no es juzgar, sino saber hasta qué punto, las personas se adhieren a los valores, que al final… se reflejan en el éxito de las empresas, al igual que en la satisfacción individual, de quienes hacen vida en la organización.

De modo que, si el camino se desvía, ahí están los valores de la empresa para retomarlo.

Interesante, ¿verdad?

Entonces, aprende más leyendo lo que hoy traemos para ti:

  • Primero, verás qué son los valores de la empresa y su importancia.
  • Y después revisaremos cómo se pueden medir los valores de la empresa.

Empecemos por despejar dudas…

¿Qué son los valores de la empresa?

Los valores de la empresa son las razones que, sin ser percibidas en muchos casos, marcan el cómo hacer las cosas dentro de una organización.

Así pues, son elementos que guían y determinan toda actuación, siendo factores claves en la toma de decisiones.

Y son válidos para todos quienes forman parte de la empresa, en cualquier nivel, ya sean propietarios, directivos o colaboradores.

¿Has notado que los valores de la empresa, son expresión de la misión y la visión?

Por eso, son percibidos por los clientes y reflejados en el entorno.

Claramente lo puedes ver en este vídeo:

No olvides que los valores combinan elementos tangibles, emocionales y lógicos, para crear experiencias satisfactorias, dentro y fuera de la empresa.

Entonces, los valores de la empresa incluyen lo ético, lo moral y lo empresarial, estén declarados o no.

¿Estás de acuerdo?

Sin duda, forman un sistema de control, de tracción, compartido y que debe ser cumplido por todos, porque los valores son las leyes de las empresas.

Pero…

¿Se pueden medir los valores de la empresa?

Todas las empresas, se mueven apoyadas en sus valores, estén expresados o no.

Porque existen desde que se tiene la idea de negocio, y le imprimen identidad, en el cómo se van a hacer las cosas, el camino a cumplir con la visión de la empresa.

Entonces, se puede decir que parten de lo personal, de quien o quienes crean la empresa y lo proyectan en ella. Así que están ligados a las personas, pero también en su relación con el entorno, y la empresa misma, al andar, formando sus propios valores.

En consecuencia, es bueno saber cómo las personas se ajustan a la práctica de esos valores, para hacerlos efectivos.

Al hablar de medirlos, no se trata de ponerle números, pero sí de saber si están presentes; si se han apropiado o no, como un elemento que aporta a la propuesta de valor, en lo interno, con los clientes y relacionados.

Porque los valores se ven en la actuación de cada integrante de la empresa, a la hora de producir, de atender al cliente, de relacionarse con los proveedores y más.

Entre las opciones para medir los valores de la empresa, tenemos:

La observación del desempeño:

Se basa en las evidencias del comportamiento.

Aunque es subjetivo, puede verse en actitudes como:

  • La toma de decisiones.
  • El sentido de pertenencia.
  • El compromiso por la calidad.
  • La responsabilidad en las acciones.
  • El empeño por la satisfacción del cliente.
  • El interés por dar su opinión y que sea escuchada.
  • La conexión entre su trabajo y los objetivos de la empresa.

Contribuir con los valores de la empresa, permite que quienes la integran, sientan confianza, tengan la moral alta, presten mayor colaboración, y con su realización, se sumen a la productividad necesaria para el éxito de la organización.

Así se puede observar, si está de acuerdo con esos valores, la prioridad que se le da a cada uno, y si se practican al alinear su comportamiento con los mismos.

Los valores se ven y sobre todo se miden cuando se presentan situaciones, en el día a día. En las relaciones con los clientes, con los proveedores, específicamente, al momento de abordar un problema.

De manera más precisa, los valores marcan el cómo tomar decisiones.

Recuerda que los valores son como la ley de cada empresa, y en conjunto con la parte técnica de cada colaborador, dan lugar a situaciones.

Así que siguiendo la metodología EOS (en inglés Entrepreneurial Operating System), podemos encontrar circunstancias o situaciones como las que te mostramos enseguida:

Personas y situaciones según el Método EOS
Mide el cumplimiento de los valores de la empresa, observando estas situaciones.

Después de observar, hay que gestionar en consecuencia.

Vamos con las dos primeras situaciones y pongamos por caso, una situación en La Cosecha, micro empresa dedicada a cultivar y procesar cacao, para producir el mejor chocolate.

Si hay una alta demanda del producto, superando la capacidad de la empresa… ¿estaría bien comprar el cacao a otros productores para procesarlo y venderlo como si fuera propio?

Por supuesto que no.

Una decisión de este tipo, solo podría tomarla una persona incorrecta.

¿La razón?

No se estaría actuando con honestidad, sino faltando a valores como la calidad máxima, que solo la dan las semillas de más alto nivel, los mejores fertilizantes naturales y las técnicas de cultivo.

¿Cómo podrían garantizar que ese cacao, sembrado por otros, responde a la siembra tradicional y el cuidado del medio ambiente?

Esta es una situación en la que hay que tomar decisiones siguiendo los valores de la empresa.

De incumplirlos, estaríamos hablando de personas incorrectas en sitios incorrectos o de personas incorrectas en sitios correctos. Y solo queda un camino: echarlas.

Porque no se trata de vender más, sino de garantizar esa calidad máxima que como valor les ha distinguido.

La continuidad de una persona en esta circunstancia, llevaría a decisiones erradas en perjuicio de la empresa.

Ahora, en el caso de las personas correctas, que cumplen con los valores de la empresa, pero están en sitios incorrectos, las opciones son: darles formación para su desempeño en la posición en que está o reubicarlas a dónde puedan dar los mejores resultados.

La última circunstancia, es la ideal: personas correctas en sitios correctos. Pero… no por esto hay que descuidarlas. Por el contrario, hay que atenderlas más, para que no se sientan desmotivadas y empiecen a incumplir.

En este caso planteado, podemos distinguir que, por ser una empresa pequeña, tiene valores que le dan personalidad, y se expresa en el cómo hacer las cosas.

Ahora, para que lo tengas más claro te dejo un vídeo bien explicativo.

La metodología EOS orienta al observar el cumplimiento de los valores.

Ahora… sigamos con las alternativas para medir los valores de la empresa.

La aplicación de un test:

Es válido en este caso el Test de Allport, por ser una prueba que mide valores enfocados en lo económico, estético, teórico, político, social y religioso.

Permite conocer habilidades, aspectos técnicos y personales. Así, da una visión previa para determinar o evaluar a cada persona con relación a su puesto de trabajo.

Si una persona no tiene todas las características deseables, se puede guiar a alcanzarlas.

Software para evaluar los valores personales y organizacionales:

Hay programas que permiten hacer en línea, la prueba de evaluación de valores para conocer:

  • La percepción del evaluado en cuanto al ajuste entre sus valores y los de la organización;
  • la jerarquía de los valores;
  • la compatibilidad o discrepancia entre el sistema de valores del evaluado y el de la organización;
  • las actuaciones alineadas a los valores de la empresa;
  • la conexión de acción entre los valores personales y de la empresa, visto en el comportamiento real.

Si todos cumplen con los valores, se avanzará, pero si alguien hace lo contrario y no se toman medidas, se podrá propiciar en los demás, la falta a la cultura organizacional.

Lo mismo pasa si hay diferencia entre los valores corporativos y los de sus proveedores.

Y después de medir ¿qué hacer?

No se puede esperar una coincidencia total entre los valores personales y los corporativos, pero sí que estén moderadamente asociados.

Después de medir, lo que sigue es aplicar estrategias para aprender de la buena práctica, e implementar un proceso de mejora continua, para fortalecer la alineación con los valores.

Al final

Ahora ya sabes que sí se pueden medir los valores de la empresa, expresados en las actitudes de las personas que hacen vida en ella.

No se trata de ponerle números o hacer juicio a las personas, sino de conocer hasta qué punto coincide y cumple con los valores corporativos, especialmente al momento de tomar decisiones.

Así, se pueden motivar o reforzar para mejorar el desempeño individual de las personas dentro de la empresa.

La observación con apoyo en la metodología EOS, el uso de un test y hasta de softwares, son alternativas que te hemos presentado para medir.

Recuerda que los valores de la empresa están presentes desde el momento mismo en que se tiene la idea de crearla, y se van ajustando durante su existencia, en la relación con sus integrantes, así como con el entorno.

Verás cómo los elementos tangibles, los lógicos y las emociones, están presentes en los valores que se viven dentro de la empresa, y se proyectan fuera de ella.

Ya para terminar, te invitamos a conocer más sobre los valores de la empresa leyendo:

Gracias por leernos.

Hasta la próxima.

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar