¿Los negocios de comida casera son rentables? Parte I

¿Quieres saber si los negocios de comida casera son rentables?

Si has decidido arriesgarte a cocinar desde casa, te cuento que este tipo de emprendimientos está dando mucho de qué hablar.

Sin duda, puede llegar a ser un negocio rentable si cumples con ciertas indicaciones.

Una pieza clave en este tipo de emprendimiento es crear un buen plan de negocios. Y como parte de este plan, debes incluir la promoción del mismo.

También debes establecer y delimitar tu nicho de mercado, es decir, definir tu especialidad, si vas a trabajar con comida criolla, vegetariana, o si vas a elaborar dulces.

Teniendo claro tu nicho de mercado podrás aumentar tu posibilidad de éxito y marcar la diferencia con otros establecimientos que puedan considerarse tu competencia.

En esta entrega, te brindaremos algunos elementos que, sin duda, te ayudarán a iniciar tu negocio de comida casera.

De esta manera y para que sigas aprendiendo, analiza con atención la información que preparamos para ti.

  1. ¿Cuándo un negocio de comida casera es rentable?
  2. ¿Cuál es el flujo de facturación de un negocio de comida casera?

¡Continúa leyendo!

¿Cuándo un negocio de comida casera es rentable?

En primer lugar, los negocios de comida casera son rentables cuando los ingresos obtenidos son superiores a los gastos y costes en los cuales se incurren en un determinado periodo de tiempo.

Por ello, es necesario que cuentes con una asesoría contable desde el inicio de tus operaciones. Así sabrás si tu negocio de comida casera es rentable o no.

Sin embargo, si no has puesto en marcha tus operaciones, te mostramos a continuación algunos elementos que, sin duda, pueden ayudarte. Presta atención.

Los negocios de comida casera son rentables. Define quién será tu cliente ideal y qué está tratando de hacer

El cliente ideal de tu negocio de comida casera es el que se siente complacido con los beneficios que le brindas, que disfruta tu comida y que la recomienda a sus familiares y amigos.

En otras palabras, es todo el público que ama y disfruta este tipo de comida.

Para definir las características de tu cliente ideal, te recomendamos tomar en cuenta las siguientes variables:

¿Los negocios de comida casera son rentables?
¿Los negocios de comida casera son rentables?

Tus clientes fieles pueden llegar a ser algunas mamas trabajadoras que no les da tiempo de cocinarle a sus hijos, pero que desean para ellos una alimentación sana, que tú puedes brindarle.

Otro grupo de clientes fijos pueden ser los oficinistas, puedes crear para ellos un paquete de menús semanales más económicos que en otros restaurantes.

De esta manera puedes asegurar el enganchamiento de tus clientes fijos.

O… ¿Será que no hay un cliente ideal y una situación ideal? Pensemos en qué están tratando de hacer los usuarios en nuestro negocio. Será que:

  1. ¿Les gusta tu negocio de comida casera porque representa una opción saludable y confiable?
  2. ¿Será que les gusta tu negocio porque la atención es como en casa?
  3. O, ¿les gusta tu negocio porque la atención es rápida y más económica que en otros restaurantes?

Podemos tener muchas más opciones, pero de momento pensemos únicamente en estas 3… ¿Tienes clientes que tratan de hacer estas 3 opciones? ¿La mayoría de tus clientes están dentro de alguna de estas posibilidades?

De acuerdo al tipo de cliente que te dirijas así tendrás que diseñar tu negocio.

Si por ejemplo en tu negocio de comida casera se cocina saludable, debes enfocarte en tener siempre los mejores y más frescos ingredientes para preparar tus comidas.

Ahora, si a los clientes les gusta tu atención y se sienten como en casa, procura que la magia de tu cocina marque la diferencia en comparación a la comida de un restaurante y más aún de los alimentos empaquetados y ya procesados.  

Recuerda que no solo vendes comida casera, vendes también lo que hacen tus clientes cuando van tu negocio. Este concepto se llama “Jobs to be done” y puedes aprender más por medio del siguiente video:

Ubicación

Tu establecimiento de comida casera debería estar cerca de tu cliente ideal, como por ejemplo oficinas, residencias u hospitales. E inclusive, puedes ofrecerlo desde tu residencia y hacer el servicio a domicilio.

De esta manera, al ubicarlo en estas zonas puedes promover el consumo de los clientes.

Los negocios de comida casera son rentables. Inversión inicial

Una buena parte de tu inversión inicial se irá en los insumos que necesitas para elaborar tus productos.

Puedes adquirir los insumos al mayor y reducir, de esta manera, los costos.

Por otra parte, necesitarás buscar personal, pero la cantidad de empleados no es tan grande en el caso de que estés cocinando desde tu propia casa.

A su vez, parte de esta inversión se destinará a los permisos y licencias que requieres para comenzar a operar. Tu negocio debe estar registrado, por más sencillo o pequeño que parezca.

Es importante que tus productos estén etiquetados, que contenga el nombre de la empresa,  y sería fabuloso que tenga la información alimentaria de cada producto.

¿Cuál es el flujo de facturación de un negocio de comida casera?

Seguidamente, te mostraremos un estimado del flujo de facturación de un negocio de comida casera, el cual analizaremos tomando en consideración un porcentaje (%).

De acuerdo con lo establecido por la Asociación Hostelería Madrid, el flujo de facturación estará distribuido de la siguiente manera:

Materiales e insumos

De la facturación anual total de un negocio de comida casera, del 10% al 20% corresponde a la compra de las materias primas.

También, debes buscar un buen proveedor de todos tus ingredientes y asegúrate que sean productos de alta calidad.

No olvides, que esta ponderación es solo una estimación, porque va a cambiar dependiendo de la calidad de la materia prima que se utilicen en el proceso de elaboración de tu comida.

Los negocios de comida casera son rentables. Mano de obra

De la facturación anual total del negocio, aproximadamente del 10% al 20% se destina al pago de salarios y demás beneficios de los empleados.

Básicamente como empleados debes tener a alguien encargado de hacer los pedidos, un camarero, una persona que se encargue de realizar los envíos de la comida y el cocinero.

Recuerda que el valor puede variar de acuerdo con el tamaño del local.

No olvides, que si tu local es amplio, requerirá de más empleados, por ende, el porcentaje puede cambiar.

Gastos fijos

De la facturación anual total de un negocio de comida casera, del 20% al 25% se designa a gastos fijos, por ejemplo, agua, internet, servicio eléctrico, etc.

Además, también es importante considerar el alquiler del local y las remodelaciones que deben hacerse para proyectar la imagen del negocio.

El precio del arrendamiento puede superar incluso el 20% de la facturación anual total.

Los negocios de comida casera son rentables. Margen de ganancias

En última estancia, se estima que el 25% o 30% de la facturación anual corresponden a las ganancias del negocio.

Pero, es solo un estimado, puesto que dependerá de todos los factores mencionados anteriormente.

Ahora, ¿Consideras que un negocio de comida casera es rentable?

Antes de irnos, ponemos a tu disposición una herramienta de gestión llamada Platzilla. Es ideal para llevar a cabo las riendas de tu negocio. ¡No te la pierdas!

Conclusiones

Culminamos esta primera entrega de una serie de artículos donde analizamos un poco sobre si los negocios de comida casera son rentables a la hora de emprender.

Pero, antes de tomarlos en cuenta debes definir un mercado específico. No olvides indagar sobre quien es tu competencia.

Por otro lado, los factores más relevantes a tomar en cuenta a la hora de comenzar con tu emprendimiento son:

  1. Cliente ideal: el cliente ideal es aquel que deleita su paladar con lo que le ofrece tu negocio de comida casera.
  2. Ubicación: tu negocio puede estar ubicado cerca de tu cliente ideal, por ejemplo, oficinas, universidades o residencias.
  3. Inversión inicial: para un negocio de comida casera, la inversión inicial van destinados específicamente a los insumos para la elaboración de la comida.

Finalmente, el flujo de facturación de un negocio de comida casera estará dividido entre los insumos primordiales, el personal, los gastos y el margen de ganancias.

Recuerda que los valores que te indicamos aquí, son solo estimaciones, su valor real dependerá de muchos factores que definirás a la hora que establezcas tu negocio.

Anímate a emprender, porque los negocios de comida casera son rentables si cumples con ciertas características. ¡No lo olvides!

Te invitamos a leer la segunda parte de esta entrega en el siguiente enlace:

Gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 44 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar