¿Sabes para qué sirve un Plan de Negocios? Te enseño

. Nov 18, 2019.

Cuando un emprendedor decide cristalizar su idea de negocio, es probable que una de las primeras recomendaciones que reciba sea realizar un Plan de Negocios. Algunos saben de qué se trata, pero tal vez otros se pregunten ¿Para qué sirve un Plan de Negocios?

La respuesta te la presento en este artículo que, seguramente, te orientará para que elabores el mejor. Así podrás comenzar con bases firmes tu emprendimiento.

Un Plan de Negocios o un Plan de Empresa se traduce en la suma lógica de distintos puntos con un objetivo. Seguro te preguntarás ¿Qué es eso? Y es muy fácil. Se trata de una guía, de un proceso de trabajo para planificar, ejecutar, verificar y corregir, con miras a lograr la mejora continua de tu emprendimiento. Bien sea que lo estés desarrollando o que tengas planes de iniciarlo.

La idea es desarrollar un Plan de Negocios con lógica, porque a veces los emprendedores lo realizan sin consistencia, sin relación de un punto con otro. Lo planifican sin la existencia de una base desarrollada en forma correcta. Por ello, es probable que no se alcancen los objetivos trazados.

¿Sabes para qué sirve un Plan de Negocios? Te enseño

¿Qué es un Plan de Negocios?

Se trata de un guía que realiza un emprendedor o inversionista a la hora de constituir un emprendimiento o idea de negocio. Allí se expresan todas sus características, desde el nombre hasta lo que producirá y los mercados que conquistará. Cada plan es distinto y se adapta al tipo de empresa que se tenga previsto.

Algunos expertos señalan que:

“El Plan de Negocios es un documento escrito de unas 30 cuartillas, que incluye básicamente los objetivos de tu empresa, las estrategias para conseguirlos, la estructura organizacional, el monto de inversión que requieres para financiar tu proyecto y soluciones para resolver problemas futuros (tanto internos como del entorno).

También en esta guía se ven reflejados varios aspectos claves como: definición del concepto, qué productos o servicios se ofrecen, a qué público está dirigida la oferta y quiénes son los competidores que hay en el mercado, entre otros. Esto sin mencionar el cálculo preciso de cuántos recursos se necesitan para iniciar operaciones, cómo se invertirán y cuál es el margen de utilidad que se busca obtener”.

Otros especialistas definen que:

“Un Plan de Negocios es una declaración formal de un conjunto de objetivos de una idea o iniciativa empresarial, que se constituye como una fase de proyección y evaluación. Se emplea internamente por la administración para la planificación de las tareas, y se evalúa la necesidad de recurrir a bancos o posibles inversores, para que aporten financiación al negocio.

En el plan de negocios deben aparecer perfectamente detallados los objetivos de la empresa, las estrategias para conseguirlos, la estructura organizacional, la inversión requerida para financiar tu proyecto y las soluciones para resolver los problemas que puedan ir apareciendo”.

Punto por punto desarrollado con lógica

Cuando un emprendedor decide cristalizar un proyecto, un sueño, un deseo empresarial, debe analizar diversos aspectos importantes, antes de dar el gran paso. Y uno de esos aspectos es el mercado, el público al que va a llegar, los consumidores que demandarán sus productos o servicios.

A eso se le une todo lo relacionado con la competencia, quiénes son, qué hacen, dónde están ubicados.  Todo esto forma parte de un estudio de mercado del que nos referiremos más adelante.

Analizar todos los aspectos.

La oportunidad

Cuando veas la oportunidad adecuada y decidas aprovecharla, debes tener claro una serie de conceptos que son fundamentales para establecer tus objetivos.

Primero, contar con una visión para establecer cómo quieres ver tu empresa en X años, en cuanto a su crecimiento, desarrollo y producción. Además, señalar una misión para responder cuál es el objetivo de tu empresa. Esta respuesta debe estar relacionada con los beneficios económicos, con la producción de bienes y servicios de calidad, con la satisfacción al cliente, entre otros.

También debes determinar tus propósitos ¿Por qué hacer las cosas? Aunque no lo creas, es un punto vital. Si no están definidos, no hay un futuro claro. Ten en cuenta que las organizaciones que tienen establecidos sus propósitos funcionan mejor, porque están claras en lo que hacen, cómo lo hacen y para qué lo hacen. Un ejemplo perfecto es la empresa Apple.

Y, además incluir los valores y creencias, que son las que te inspiran para contestar la pregunta ¿En qué se basa todo?

En fin, todos los puntos anteriores, permiten definir la oportunidad que has detectado y que te motiva a materializar tu emprendimiento.

Los Recursos necesarios para el Plan de Negocios

¿Sabes para qué sirve un Plan de Negocios? Te enseño

Lo primero es definir ¿Cuáles son los recursos necesarios? Por ello, debes saber tener en cuenta:

1.- Personas y Funciones:

Debes determinar cuál es el tipo de personal que requieres y las funciones que van a desarrollar. En el caso que decidas ser un emprendedor solitario, es necesario que estés consciente que comenzarás tus labores como “Hombre Orquesta”.

Tendrás que desarrollar los diversos roles en tu empresa. Desde secretario, técnico, mensajero hasta director. Sin embargo, en la medida de tus posibilidades y del progreso económico, podrás contratar el personal idóneo, básico y necesario, que desempeñe las funciones que son requeridas.

2.- Infraestructura:

En segundo término, la infraestructura es necesaria. Debes contar con un lugar donde operar. Incluye todo lo que tiene que ver con el local, los servicios básicos, el mobiliario, las máquinas, material de oficina, etc.

3.- Producción:

Para poder desarrollar el proceso de producción de bienes y/o servicios, debes tener previsto todo lo relacionado con maquinarias, tiempos de elaboración, materia prima, entre otros. Es necesarios evaluar sus costes.

4.- Servicios Profesionales/Proveedores:

Contratación de profesionales asesores; empresas proveedoras de materias primas, repuestos, mantenimiento; servicios tecnológicos, y otros.

5.- Financiamiento:

Establecer un Plan A, un Plan B y, si es posible, un Plan C. Se refiere al presupuesto necesario para establecer la empresa y comenzar su producción. Si el primer plan no funciona, tienes una segunda opción y hasta una tercera. Pueden ser alternativas como créditos, préstamos, accionistas, etc.

Implementación:

Antes de seguir adelante, quiero que tengas claro algo importante. En este proceso de realizar un plan de negocios no se trata de seguir un orden estricto, se trata que el proceso tenga lógica. El mejor plan es el corto, el realista, el conservador.

Y para seguir adelante, es recomendable hacer un estudio de mercado, si sabes dónde vas a operar finalmente. Pero en el caso que no sea así, es mejor llevar a cabo la matriz oferta-demanda, con el propósito de identificar nichos de mercado.

Segmentación de Mercado.

Es probable que esa matriz te ayude a identificar clientes potenciales que están deseosos de satisfacer sus necesidades y cumplir sus deseos, con productos y/o servicios a los que no tiene acceso.

A eso se le agrega la segmentación de mercado para seleccionar el público objetivo, al cual vas a llegar y posicionarte. Se determina por su edad, sexo, ubicación geográfica, nivel educativo y otras características, que permiten clasificarlos en grupos específicos, a los que puedes llegar con campañas y promociones especialmente dirigidas a cada uno.

Posteriormente, debes tomar en cuenta la realización del Marketing Mix, que incluye todo lo que tiene que ver con el Producto (nombre, presentación, slogan y demás características); Promoción (canales de venta, estrategias, campañas); Precio (hacer estudios para probar diversos precios y determinar la respuesta del público); Distribución (forma de venta: supermercados, domicilio, online, etc.)

Cuando ya estás en la etapa del Marketing Mix, define las tareas, las funciones y el personal que vas a necesitar en tu empresa.

Pruebas de mercado

Otra recomendación. Definido el capital y el Cash Flow (conocido en español como el Flujo de Caja, es el movimiento de efectivo que genera la empresa en un periodo determinado de tiempo), debes hacer una prueba de mercado.

Por ejemplo, determinar los escenarios: Hacer pruebas para utilizar presupuestos para probar si mi producto tiene demanda, si lo promociono bien, el precio que tiene, los canales de distribución, para ver si he hecho mi segmentación en forma acertada, para conocer si son acertados los nichos de mercado, entre otros puntos.

También se lleva a cabo un Cash Flow, una matriz para determinar, en tiempo y en dinero, los ingresos estimados, los gastos en personal, producción, distribución, promoción, generales. Determinar pérdidas y ganancias y analizar el punto de equilibrio. Todas las pérdidas acumuladas, son las que necesitarás pedir de capital para la prueba de mercado.

En fin, estos son aspectos que recomiendo a todo emprendedor e inversionista que decida hacer realidad su sueño de tener un negocio. Claro, está hay expertos que recomiendan otro tipo de estructuras para realizar un Plan de Negocios, que igualmente es válido y favorable.

Si quieres conocer con mayor profundidad y detalles mis recomendaciones, te invito a ver mi vídeo sobre Plan de Negocios.

Otras propuestas de Planes de Negocios

Si revisas la información sobre la estructura de un Plan de Negocios, podrás comprobar que, en la mayoría de las veces, algunos recomiendan redactar páginas y páginas con información detallada sobre diversos aspectos, relacionados con la naciente empresa.

Ningún plan será igual a otro, porque cada uno describe organizaciones diferentes, desde todos los ángulos. Unos tendrán más o menos características. Todo dependerá de la persona o el equipo que ejecutará el Plan de Negocios.

Sin embargo, diversos asesores recomiendan que esos planes de negocios contengan puntos específicos en su estructura general, con sus respectivas explicaciones, características e indicaciones, como los siguientes:

Resumen Ejecutivo; Descripción del Producto o Servicio o Definición del Negocio; Equipo Directivo; Análisis del Mercado; Plan de Marketing; Sistema de Negocio; Cronograma; Evaluación del Proyecto; Análisis FODA; Estudio de Inversión y Financiamiento; Conclusiones.

Es probable que estés pensando que son muchos los aspectos que integran un plan de negocios y que, tal vez, se haga difícil y hasta tedioso realizarlo. Pero realmente no es así. Te aseguro que es menos complejo de lo que parece.

Sin lugar a dudas, se convertirá en tu fuente de inspiración para armar el rompecabezas. Cada punto es fundamental para armar tu plan de negocios y, en consecuencia, tu emprendimiento.

¿Sabes para qué sirve un Plan de Negocios? Te enseño

¿Para qué sirve un Plan de Negocios? Te enseño

En fin, después de haber destacado aspectos significativos de un Plan de Negocios, puedo asegurarte que es una manera objetiva y organizada de comenzar un proyecto.

Claro está, debes establecer metas y objetivos que estén al alcance de tus capacidades. Por ello, es importante que tengas claro que un plan de negocios, por sí solo, no lleva al éxito. El esfuerzo, la constancia y la determinación de llegar a la meta, sí. Aunque en el camino se presenten dificultades, el plan te permite hacerle frente a las situaciones y continuar adelante.

Un Plan de Negocios sirve para tener objetivos claros

Entonces, debes definir cuáles serán tus objetivos si quieres tener éxito en tu emprendimiento. Y el plan de negocios te lo permite, pues es una exigencia. Debes pensar qué propósito o metas quieres alcanzar y, muy importante, trazar períodos de tiempos, con fechas específicas para cristalizar cada uno de ellos.

Te recomiendo que pienses en objetivos y en tiempos reales, que puedas desarrollar con pasos firmes. De esta manera, estarás seguro que vas por el camino correcto.

No olvides que hacer las cosas de manera acelerada, solo trae como consecuencia ineficiencia, cansancio, estrés y, en el peor de los casos, abandono del proyecto. Y eso no es lo que no quieres ¿Cierto?

¿Sabes para qué sirve un Plan de Negocios? Te enseño

Un Plan de Negocios sirve para crear estrategias

Ya definidos los objetivos, un plan de negocios te exige trazar las estrategias para alcanzar con éxito los objetivos. Esto, sin duda alguna, es una herramienta de mucho interés. Para ello, es muy importante comenzar a investigar, leer, documentarte sobre ideas parecidas a las tuyas.

En Internet existen innumerables páginas de expertos e investigadores sobre este tema. O sea, es una excelente herramienta para terminar de definirlos, qué acciones seguir, cuál mercado abarcar…

Pero recuerda siempre esto: Todo debe ir alineado a tu idea original, no puedes volver a trabajar en algo que no te gusta. Y no copies proyectos. No todos son iguales, porque no pueden tener los mismos objetivos, presupuestos, productos, estrategias de mercado, entre otras de las características que deben identificarlos como originales.

Este es el punto en el cual debes darle rienda suelta a tu imaginación… Innovar, crear nuevas tendencias, romper paradigmas, ser único.

Busca asesoría de emprendedores veteranos, de diseñadores gráficos, expertos en marketing y expertos vinculados a estas áreas. Serán de gran ayuda cuando comiences a redactar tu Plan de Negocios.

Un Plan de Negocios sirve para definir los recursos humanos y financieros

Definir este aspecto, dependerá del tipo de modelo de negocios que vas a desarrollar. Además, permite estudiar el presupuesto financiero que es fundamental en todos los aspectos y puntos del pan de negocios.

Asimismo, debes tener claro que todo gasto o inversión que conlleve el proyecto, debe ser analizado, previamente, en función del capital que tienes.

Te recomiendo que lleves una agenda diaria para registrar y contabilizar todo. Cada ingreso, cada egreso que hagas de capital. Una excelente alternativa es utilizar una hoja de cálculo, que puedes encontrar en tu ordenador o tableta. De esta manera, estarás al tanto de cuánto dispones en tiempo real.    

¿Sabes para qué sirve un Plan de Negocios? Te enseño

Para concluir… Un Plan de Negocios sirve para:

  • Definir cada uno de los puntos necesarios para cristalizar el emprendimiento.
  • Conocer los riesgos y las oportunidades existentes mediante un Análisis FODA.
  • Contar con una metodología de trabajo, que permita corregir, agregar, avanzar puntos que te permitan lograr cada uno de tus objetivos.
  • Tener mayor claridad acerca del negocio.
  • Definir muy bien productos y servicios.
  • Estudiar a la competencia.
  • Conocer cada segmento y nichos de mercado. Y, en consecuencia, sus necesidades y sus deseos.

Ahora, con todas estas herramientas, puedes comenzar, con bases seguras, a emprender en tu idea de negocio. Recuerda que si tú no lo haces, otro puede tomar la delantera. Espero que hayas comprendido, de manera fácil y práctica, para qué sirve un Plan de Negocios.

Comienza a planificar tu futuro empresarial desde ahora, no lo dejes para mañana.

 ¡Un abrazo y hasta la próxima!

Más de Comercial

Más de Consejos

Más de Educación y aprendizaje

Más de Marketing

Google AdSense Widget Matched Content

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR