Visión empresarial: 3 metodologías para crearla. Parte I

¿Te hayas en las primeras etapas de tu emprendimiento y requieres conocer cómo crear la visión empresarial?

Entonces, ¡estás en el lugar correcto!

AQUÍ conocerás la primera entrega de la serie Visión empresarial: 3 metodologías que te ayudarán a definir la visión empresarial de tu negocio.

Eso sí, para que adquieras las bases y, de cierto modo, puedas organizar, planificar y trabajar los objetivos que quieras lograr en tu emprendimiento.

Por ello, aprende sobre esta dimensión de los fundamentos de la empresa, con el contenido que he preparado en esta ocasión:

  • Primero, conocerás, de forma fácil, el concepto de visión empresarial y los métodos que puedes aplicar.
  • Segundo, sabrás el momento qué debes generarla.
  • Tercero, tendrás algunos principios relacionados con la visión empresarial.
  • Cuarto, te explicaré por qué la metodología BHAG es tan eficaz en la visión empresarial, sus implicaciones y las características que tendrá la visión de tu empresa.

Por tanto, es hora de comenzar…

Concepto de visión empresarial. Metodologías a aplicar

Primero, si estás comenzando tu emprendimiento o ya te encuentras una fase más avanzada, pero aún no estás estable y no tienes la visión empresarial bien definida es hora de que sepas qué es la visión empresarial.

En este sentido, la visión empresarial tiene una dependencia con los objetivos trazados a futuro y con la identificación moral de tu empresa.

Además, se refiere al punto dónde quieres llegar como empresa y se relaciona a plasmar el punto al que quieres llegar.

La visión empresarial refleja la proyección del camino que quieres andar, aun así encuentres desvíos y tropiezos.

En fin, es la base del trabajo de tu emprendimiento, el objetivo que quieres lograr como empresa.

Por lo que te ayudará a planificar y plantear estrategias que te permitirán llegar a dicho objetivo.

¿Cuándo es el momento de crearla?

Crear la visión al principio

Al principio, desde el momento de que tienes la idea de gestar tu empresa, hasta la etapa de crecimiento irregular (ver video a continuación), por supuesto, aún no estás claro de lo que quieres lograr, aunque tengas una idea.

Y, a lo mejor, en la mayoría de los casos, te mueve la pasión o porque te gusta lo que haces.

Entonces, en este punto no es necesario que tengas creada la visión empresarial de forma correcta.

Como te expresé, puede que tengas una idea transitoria de lo que deseas lograr al momento de comenzar tu emprendimiento, como por ejemplo:

  • A nivel financiero o monetario;
  • cuántas personas deseas que trabajen en tu empresa;
  • si quieres tener varias sucursales;
  • o, a la altura de lo que desees lograr.

Te doy varios ejemplos:

En el caso de que estés iniciando en una empresa de diseño y venta de ropa, tú ya has esbozado, de modo mental, cómo será tu emprendimiento, y, puede que pienses que será una marca memorable.

O, si eres un desarrollador de software tendrás una idea del impacto que producirá y si cumplirá la intención del por qué lo estás haciendo.

O por ejemplo, si das consultorías especializadas, se te viene a la mente cuántos asesores y clientes quieres lograr.

En fin, puedes imaginar según las diferentes dimensiones, una visión fácil y sencilla al iniciar tu negocio o cuando ya estés en fases un poco más avanzadas.

Es decir, comenzarás con una visión inicial y podrás ir mejorándola y reforzándola, en virtud del avance y el aprendizaje de tu empresa y del mercado donde te desenvuelves.

Varios puntos de vista…

En primer lugar, es poco probable que la visión al inicio de tu empresa sea muy precisa.

En este sentido, te recomiendo renovarla si ya la tienes definida.

Te pregunto algo…

¿Cuántas iniciativas conoces, con tantas combinaciones al igual que tu negocio, que hayan logrado sus objetivos tal cual lo planificaron? Me imagino que pocas.

Por ello, si no tienes creada la visión de tu empresa al principio, no importa, podrás definirla más adelante, y en efecto la podrás desarrollar de forma más específica.

Crear la visión en etapas más avanzadas:

Ahora, cuando ya te encuentras en una etapa más avanzada, donde tu negocio esté marchando de un modo más organizado, por ejemplo, en funcionamiento regular, podrás ver a tu empresa a futuro con una visión más madura. La etapa de crecimiento regular es ésta (por si quieres consultarla):

Ya sentirás que es cuando tienes el tiempo suficiente, la experiencia y pericia, junto con las vivencias de tu empresa, que te darán la posibilidad de materializar una visión más precisa y clara.

Esto te indica que ya estás trabajando con ciertos sistemas en esta etapa avanzada.

Quiere decir que ya tienes por ejemplo, un proceso administrativo con un personal que a diario ejecuta las tareas, evitando un constante “apagar de fuego” por parte de los directivos o socios.

De esta manera, tendrás el tiempo para ejecutar procesos de mejora continua, entre los que destaca, finalizar la creación de la visión empresarial.

Además, lograrás en esta etapa desarrollar una visión que te ayudará a definir el rumbo que deberá seguir tu empresa y establecer las acciones que aplicarás.

Y te servirá de punto de referencia para plantear los planes a largo plazo.

En resumen, comienza soñando en grande con una visión que tenga suficientes detalles, y, que con el tiempo podrás rediseñarla y mejorarla.

Entonces, comienza con algo.

Las 3 Metodologías…

Ahora, te presentaré las 3 metodologías que te ayudarán a crear la visión de tu empresa.

Además, te servirán para definir una visión que fije las bases en las fases de la idea, creación, crecimiento, funcionamiento óptimo y expansión de tu empresa

Presta atención.

¿Cómo definir la visión de una empresa?
¿Cómo definir la visión de una empresa?

Más adelante y en los próximos post te explicaré con más detalle y con ejemplos cada una estas metodologías para una mejor compresión del tema.

Sin embargo, antes conocerás los principios a los que debe apuntar la visión de tu empresa.

Visión empresarial: principios relacionados

El siguiente punto trata sobre los principios que debe reflejar la visión de tu empresa.

Observa:

  • Primero, responsabilidad.
  • Segundo, la visión debe expresar una idea clara de las diferentes piezas que se integrarán según el sector de tu empresa.
  •  Además, debe tener una íntima relación con la misión, los valores y el sentido mismo de la compañía.

Es decir, debe estar alineada ¿a dónde quieres llegar? Y al ¿por qué haces las cosas?; y a su vez alineada con los valores que guían a realizar los procesos de la empresa, o la forma de cómo eres.

  • Después, deberá exponer, de modo indirecto, una pasión y motivación para lograr los objetivos en el tiempo.
  • Por último, debe encaminar a tu equipo de trabajo al logro de los objetivos.

No olvides que los principios estarán relacionados con la cultura empresarial que aplicas a diario en tu organización.

Toca el tiempo de ver nuestra primera metodología.

¡Fíjate!

BHAG: ¿por qué es tan eficaz en la visión empresarial?

Esta metodología es un elemento creado por el consultor de emprendimientos Jim Collins.

El BHAG tiene su significado por las siglas en inglés de las siguientes palabras:

Big: grande

Hairy: peluda

Audacious: audaz

Goal: meta u objetivo.

 

¿Qué involucra el BHAG?

En primer lugar, abarca un punto relevante y es plasmar objetivos que sean grandes, audaces, “peludos”, a largo plazo.

O sea, es ¡TU SUEÑO!… Sueña en grande.

Estos objetivos deben presentar algo de audacia y en cierto modo algo de recelo, pero que te guíen y te sirvan de punto de partida para obtener el propósito de tu empresa.

Recuerda que sin un sueño no tendrás un estímulo para lograr tus metas.

El BHAG te permitirá desarrollar una visión empresarial que sea retadora y que te haga creer, de manera ficticia, que no podrás lograrla.

Ten en cuenta que plasmar esta visión significa, esa manera muy particular de “cambiar el mundo” de hacer las cosas solo como tú las sabes hacer.

Por ello, el BHAG es:

  • Es esa fórmula especial, por ejemplo, si tienes un restaurante; o ese ambiente exclusivo que quieres lograr.
  • Esa manera notable y única que posees si quieres idear una marca de ropa.
  • Ese servicio especial, natural y poderoso que tienes si eres un inventor que quiere forjar una compañía digital para pequeños emprendedores y cuyo servicio sea entendido por empresarios de mayor edad.

En fin, es ese sueño que te hace estar atento, el “algo especial” que te hará exclusivo y único, porque tú eres la personal correcta para ejecutarlo.

Y, si por alguna causa aún no tienes esa razón única, porque tuviste que emprender por necesidad, ¡despreocúpate!; porque es hora de que sueñes en grande.

Es tiempo que tengas una combinación de factores que te hagan único.

¡Presta atención!, que las cosas pueden ser únicas.

Veamos un ejemplo…

Te daré el modelo de una lavandería llamada: “Pinguinitos”

visión empresarial Pinguinitos

En principio, pensarás ¿qué tiene Pinguinitos de especial para considerarse una lavandería exclusiva?

Pues, observa. Para la empresaria Karla es fácil…

Toda persona que visita su lavandería siempre recordará el servicio.

¿Cómo es esto?

Pues, los productos que aplican para el servicio les dan a las prendas una sensación de “cuidado”.

Además, consigue una textura, un olor y una atención de calidad, porque Karla considera que las prendas no solo visten a la persona, sino que causan energía.

Si piensas, es como sentirse con ropa nueva; lo que te da una sensación de bienestar.

Esa fue la idea en la que se enfocó Karla y para ello desarrolló sus procesos orientados a mejorar cada prenda que llega a su lavandería.

Fíjate:

  • Si está amarillenta, se le da un tratamiento de blancura.
  • Todas las prendas tienen un suave perfume a limón u otras frutas, generando el factor sorpresa.
  • El nivel de suavidad de las prendas es indispensable: ¡claro!, usan los mejores suavizantes que producen este resultado.
  • Karla tiene una exclusividad al entregar las prendas, utiliza bolsas diseñadas para tal fin, no cualquier bolsa. ¡Una presentación clave!
  • La atención a cada cliente es única y especial, es medido y perfeccionado. “Pinguinitos es como tu madre, no es un lugar donde dejar tu ropa sucia”.

¿Te parece que cualquier empresa puede ser única?

Sí, lo puedes lograr.

La clave está en “saber qué vendes”…

Entonces, ¿qué vende Pinguinitos? ¿Crees qué solo lavar ropa?

Pues, no.

Karla aprendió a vender en la lavandería:

  • El cuidar al cliente, velando y cuidando la ropa. Y es aquí donde radica la diferencia un giro de 180 grados.
  • Ofrece el afecto a un servicio que la mayoría de las veces es “impersonal”.
  • En fin, Pinguinitos quiere ser como tu madre que cuidaba de tus prendas, pero en tu edad adulta.

Por esto, el sueño de Pinguinitos es:

En 25 años ser la otra madre de todos los habitantes de la ciudad, con una lavandería por barrio en el estado de tu país, llegando a tener 250 lavanderías, manteniendo el mismo espíritu: “cuidar de sus clientes como si fueran sus hijos”.

También, quiero recordarte que en la visión, ese sueño, debe estar alineado con la misión de tu empresa.

En nuestro ejemplo, el sueño de Pinguinitos está alineado a la misión de este emprendimiento:

“Damos la mejor cara de ti, con el aspecto de tu ropa”.

Y a su vez la misión está alineada con los valores de la empresa y estos están basados en la creencia y valores de Karla.

Estos valores son:

  • Mejorar el aspecto de cada cliente, porque cada prenda es una oportunidad de hacerlo.
  • Pone su enfoque en los pequeños detalles que marcan la diferencia y son logros inmediatos.
  • Transmite felicidad a diario porque pone todo el cariño necesario para cambiar las cosas.

¿Piensas qué no se puede soñar al tener valores como los de Pinguinitos?

Desde luego que sí.

Te toca, ahora, reflexionar… ¿Qué es eso que te puede hacer único?

Al ser una visión empresarial “soñadora”, ha de ser ampliamente imponente y grande, es decir, que llegue a las estrellas y que esté relacionada con la visión que tengas como emprendedor.

Apunta a las estrellas y llegarás a la luna.

Ahora te preguntarás: ¿por qué voy a plantear objetivos que a lo mejor no pueda lograr?

Sencillo. No es que no los logres.

Al contrario, te servirán de guía para que sigas el camino que quieres andar para el crecimiento de tu empresa.

Y sentarán las bases para los tantos cambios, posibles desvíos y las demandas de tus clientes que puedan perturbar su desarrollo.

En este sentido, un BHAG, ese sueño audaz y peliagudo, te ayudará a estar siempre en la dirección correcta.

Otra cosa que debes saber: el BHAG nunca lo imagines como una meta.

No olvides: los sueños emocionan a las personas.

Y para que no tengas dudas, te mencionaré uno de los más famosos BHAG “soñador”.

Fíjate.

En los años 80, Bill Gates expresó como la visión de Windows, el siguiente lema:

“Un computador en cada escritorio, en cada casa”

¿Qué te parece?…

A lo mejor crees que es una locura, ¿cierto?

En post adicionales, te daré a conocer otros ejemplos de emprendimientos con visiones de gran nivel. Te serán de ayuda.

Sigamos con el tema…

Características de la visión empresarial según BHAG

  1. La visión debe ser ese cierto ingrediente que apasiona y que le dé valor a tu empresa.
  2. Debe ser ese algo que no sea tan fácil de lograr, por lo que sería un simple objetivo.
  3. Que sea posible de alcanzar, aunque tenga cierta dificultad.
  4. Debe mostrar una energía ambiciosa y creatividad.
  5. También, que sea desafiante, que quien la lea perciba que tienes esas ganas de llegar a la cima de la montaña.
  6. La visión busca mirar hacia delante, ¡jamás hacia atrás!
  7. Además, debe inspirar el deseo en otras personas y debe ser amplia.
  8. Que sea sencilla de explicar y de entender.

No olvides que aunque tu visión hace reseña al presente, será orientada siempre en el futuro.

Te recuerdo que en los próximos artículos te daré a conocer las otras 2 metodologías para que integres y mejores la visión de tu empresa.

Adicionalmente, te invito a que le dediques unos minutos a este vídeo, si estás interesado en aprender más.

¿Cómo definir misión, visión y valores de una empresa?

Te dará respuesta a muchas interrogantes.

Conclusión

Para cerrar, ya conoces la primera de 3 formas que te ayudarán a crear la visión empresarial, y así establecer las bases del futuro de tu emprendimiento.

En fin, te expuse el BHAG para que definas una visión empresarial “soñadora”, ese “algo especial” que te hará único para el crecimiento de tu organización.

No olvides: al crear la visión de tu empresa lograrás alinear a todo el equipo de trabajo en una misma dirección, ahorrarás esfuerzos y fortalecerás el logro de tus objetivos.

Además, te ayudará a estar más enfocado y obviarás algún desvío en la vía hacia ese destino que quieres lograr: la cúspide del éxito.

Finalmente, recuerda que debes asumir un compromiso dentro de tu empresa para que la visión se haga realidad.

¡Harás realidad la visión de tu empresa!

Gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar