Mandamiento # 6: SERÁS RESPETUOSO CON TU REALIDAD

Cuando decides ser emprendedor y adquieres los hábitos de la batalla, tu vida cambia radicalmente. Ya no eres un empleado cualquiera, te has convertido en un empresario que inicia una nueva faceta laboral. Será fácil o difícil en la medida de tus acciones. Por lo tanto, debes cumplir a cabalidad el Sexto Mandamiento de la Gestión Emprendedora: Serás respetuoso con tu realidad.

Se trata de un cambio de vida, a nivel personal y profesional, que para algunos emprendedores se convierte en un cambio radical de costumbres, de rutina, de actividades. Como todo, esta nueva situación tiene sus pros y sus contras, pero sea como sea, tienes que estar consciente de tu nueva realidad.

Recuerda que ser empresario no es fácil. Sobre todo si decides cristalizar tu idea de negocio en solitario. Se trata de una travesía del desierto, que te exigirá paciencia, disciplina, responsabilidad, organización y esfuerzo para superar obstáculos, momentos de caos y crisis laborales. Todo para lograr tus objetivos.

Claro está, no todo es negativo. Se trata  de un proceso que, en la medida de tu perseverancia, irá mejorando con el tiempo. Sin lugar a dudas, se trata de un reto, porque en cada momento tienes que poner a prueba tu creatividad y constancia para salir adelante.

Y si estás solo en el compromiso de emprender, debes tener en cuenta la importancia de cumplir con el Mandamiento # 4: Abrazarás tus bolas de juego: Personas, dinero y recursos técnicos.

¿Por qué?

Porque al iniciar tu emprendimiento en solidario, te tocará convertirte en el Hombre Orquesta. Pasarás por todas las facetas, es decir, serás jefe, técnico, asistente, administrador, mensajero y todas las labores que se requieran en una oficina. Y eso podrá tener una duración larga, dependiendo de la manera cómo se vayan cristalizando cada uno de tus objetivos.

Serás respetuoso con tu realidad

Tal vez te preguntes por qué hay que ser respetuoso con la realidad que se presente. Y eso se debe a que al comenzar el reto de emprender, cambia tu vida radicalmente. Y ese cambio lo debes tomar con todo el respeto y la seriedad que amerita. Dependerá de ti si es un cambio de vida para mejor.

Independientemente de lo que logres con el emprendimiento que inicias, aunque pienses que fracasas y dejas tu idea de negocio de lado; esa experiencia siempre será catalogada como un acierto, como un aspecto positivo para ti. Pues se trata de un importante aprendizaje, una experiencia única, que podrías aplicar si te decides a emprender nuevamente.

Pero si eres de aquellos que a pesar de pensar que es probable que vayas rumbo al fracaso, decides seguir adelante, igualmente debes tener el compromiso de ser respetuoso con tu realidad.

Y ese es precisamente el pensamiento real de un verdadero emprendedor… Siempre perseverante, positivo, con una actitud auténtica. El Hombre Orquesta firme que sigue adelante.

El respetar tu realidad, por ejemplo, esa realidad que se te presenta, te permite seguir perseverando, seguir adelante con nuevos bríos, sin frustrarte, ni dejarte abatir. Tu realidad te da fuerzas y continuar.

Las quejas no sirven de nada

En el caso que esas fuerzas no sean tan fuertes, pero quieres seguir adelante, entonces tienes que analizar, pensar y determinar qué es lo que está pasando realmente.

Lo recomendable es respetar esa realidad, examinarte y planificar la manera para que puedas ser más productivo. Definitivamente, actuar de una manera diferente, buscar nuevas opciones para lograr lo que quieres.

No te auto sabotees

Sin embargo, existen emprendedores que a la mitad del camino afirman que no están conformes con lo logrado, que no han obtenido lo que esperaban. Si no eres consciente de esa realidad y no la respetas, no va a cambiar. Hay muchos emprendedores que terminan amargándose, porque esperaban hacerse rico en un corto periodo de tiempo.

Esa no es la actitud adecuada. Si te auto saboteas, no podrás salir de esa cueva. El emprendimiento es como un juego, hay que respetar las reglas y seguir adelante para obtener los objetivos trazados.

Superar obstáculos

Existen muchos emprendedores que han conseguido cristalizar sus proyectos. Cuando hablan de su experiencia, pueden comentar sobre cosas de las que se arrepienten, pero jamás dicen arrepentirse de haber emprendido. Aceptan que el camino ha sido duro, pero que siempre mantuvieron una actitud positiva para superar los obstáculos.

Claro está, no todos tienen la suerte de famosos tipos de emprendedores como Bill Gates y Richard Branson, quienes han logrado una exitosa trayectoria con innumerables empresas a nivel mundial.  Ejemplos como esos evidencian que emprender se traduce en sacar el mejor provecho de las situaciones y hacer las cosas en el momento oportuno.

Entonces, debes jugar el juego perfecto, ser respetuoso con tu realidad y poner en práctica las características del emprendedor: ser perseverante, creativo y apasionado. Así podrás lo que deseas, complementando tu trabajo diario con buenos hábitos, que te favorecerán plenamente.

¿Cómo lograrlo?

Perseverancia es la clave. Comencemos por respetar la realidad a nivel personal. Lo importante es asumir hábitos que te permitan tener una vida más disciplinada. Así lo establece el Mandamiento # 5: Adquirirás los hábitos de la batalla.

Nuevos hábitos personales

Dependiendo de tu actitud, con estos nuevos hábitos podrías contar con una nueva realidad, la cual deberás respetar. Además, con total seguridad te van a permitir tener una vida más saludable, con buenas prácticas diarias y constantes. Entre esos hábitos destacan:

  • Dormir y descansar cuerpo y mente.
  • Mantenerse en forma y hacer ejercicios.
  • Motivación constante.
  • Ser autodidacta.
  • Rodearse de personas positivas.
  • Perfecciona tu estrategia de productividad.

Siendo constante con estos hábitos y respetando la nueva realidad que tendrás, tu calidad de vida mejorará considerablemente. Tendrás energía para ser una persona más responsable, disciplinada, organizadas y optimista, entre otros atributos que distinguen al emprendedor.

Nuevos hábitos laborales

Para mejorar en este aspecto, el emprendedor cuenta con innumerables herramientas. Una de las más útiles es conocida como “La Caja de Eisenhower para impulsar la productividad”, cuya filosofía fue creada por Dwight Eisenhower, presidente número 34 de los Estados Unidos.

Se trata de una estrategia de productividad que usó acertadamente en su vida personal y profesional. Incluso, ha sido de mucho provecho para posteriores generaciones y expertos modernos. Es ideal para lograr la eficiencia y la eficacia en la organización y ejecución de actividades, enfrentando Lo urgente con Lo Importante. Permite decidir entre:

  • Urgente e Importante: Actividades que deben hacerse inmediatamente.
  • Importante, pero No Urgente: Actividades que pueden hacerse después.
  • Urgente, pero No Importante: Actividades que se pueden delegar en otra persona.
  • Ni Urgente, Ni Importante: Actividades que se pueden eliminar.

Estos también son hábitos, nuevos hábitos de trabajo que te permitirán ser más productivo. Asimismo, estarás más cerca de tus objetivos.

Adaptarte a la realidad de ser emprendedor

Esta es la mejor recomendación. Tienes que respetar esa realidad y participar en el juego con sus reglas. Ante situaciones laborales, no te puedes dejar llevar por la euforia o por las decepciones.

Ser emprendedor significa trabajar todos los días, aunque tengas momentos excelentes o muy malos. Se trata de la persistencia, ser inteligente, ser consciente de donde estás, ser prudente, pero atrevido y, al fin y al cabo, ser consciente de la realidad que vas a emprender.