Mandamiento # 4: ABRAZARÁS TUS BOLAS DE JUEGO: PERSONAS, DINERO Y RECURSOS TÉCNICOS

Cuando tienes deseos de emprender, es probable que se te presenten innumerables obstáculos. Pero la pasión y la perseverancia serán vitales para cristalizar el reto. Para ello, tienes que estar claro en la forma de manejar tus primeras herramientas y comenzar con acierto. Así podrás cumplir con el cuarto de Los 10 Mandamientos de la Gestión Emprendedora: Abrazarás tus bolas de juego: Personas, Dinero y Recursos Técnicos.

Y es que todo comienzo es difícil. Todo comienza con una idea, así como lo señala el Mandamiento # 1: Pensarás en las nubes, definirás en la tierra. Y cuando sueñas, imaginas y proyectas en las nubes, decides que es hora de definir en la tierra.

Probablemente sea uno de los momentos cruciales para ti. ¿Por qué? Porque a veces, dependiendo de las circunstancias de cada nuevo emprendedor, podrías o no contar con todo lo necesario para iniciar la aventura. Y es, precisamente, sobre ese aspecto al que se refiere este cuarto mandamiento.

¿Cómo iniciar?

Lo primero, es tener claro en qué se va a emprender. ¿Cuáles son los objetivos? Lo recomendable es contar con un Plan de Viabilidad, en el cual estén contenidos todos los aspectos que vas a llevar a cabo.

Pero resulta que, muchos nuevos emprendedores, lo segundo que deben hacer es lidiar con algunas carencias iniciales, que tienen que ver con personal, presupuesto y recursos técnicos. Se trata de tres factores importantes para comenzar el reto.

Sin embargo, algunos emprendedores cuentan con presupuesto y recursos técnicos, pero no tienen personal; o tienen personal y presupuesto, pero no recursos técnicos.

Y otro caso sería, que tienen recursos técnicos solamente y el mismo emprendedor debe convertirse en el “hombre orquesta”, que deba ser el personal administrativo, el personal técnico, el gerente, el asesor y, tal vez, más que eso.

Pero en ese momento, no se ven las carencias, porque la pasión y la perseverancia llevan a trabajar con esfuerzo y satisfacción. Siempre con la seguridad que lo que se produzca económicamente, permitirá la contratación de personal y de recursos técnicos. Un camino hacía el desarrollo de ese emprendimiento.

Entonces ¿Se trata de un Microemprendimiento?

Visto desde ese punto de vista, podría ser. Hay especialistas que lo denominan pequeños negocios o microempresas. Pero no con intención de minimizar esas ideas de negocios, sino porque, algunos, carecen de personal. Incluso, otros comienzan con recursos económicos limitados, lo cual no impide su surgimiento y crecimiento.

Si quieres saber más sobre el tema te recomiendo leer ¿Qué es Microemprendimiento? Características, Ventajas y Desventajas.

Entonces, sea como sea su definición, sin lugar a dudas, este punto de partida será próspero en la medida que su emprendedor, o sea tú, trabajes con dedicación y esfuerzo. Así, seguramente, experimentarás una rápida evolución.

Es decir, al “abrazar acertadamente las bolas del juego”, como lo afirma el tercer mandamiento de la Gestión Emprendedora, podrás incorporar, paulatinamente, a tu idea de negocio lo que requieres: Personas, Dinero y Recursos Técnicos.

¿Un reto? ¿Un sacrificio? ¿Una satisfacción? ¿Un aburrimiento? Eso lo determinará cada emprendedor, porque si solo desea obtener dinero con su idea de negocio, entonces no es un emprendedor nato.

Es un empleado de su propia microempresa y, es factible, que no abrace acertadamente las bolas de ese “juego equivocado que está propiciando”. Y hasta es posible que no tenga una final feliz.

Abrazarás tus bolas de juego: Personas, Dinero y Recursos Técnicos

Al llegar el momento, debes ser muy hábil al “abrazar tus bolas de juego”, porque en la medida que trabajes y mejoren tus beneficios económicos, podrás contratar personal, adquirir equipos, mobiliarios, oficinas y recursos técnicos, etc., etc.

Y todo con miras a convertir tu microemprendimiento inicial en un emprendimiento consolidado, en una empresa naciente, productiva, con un acelerado crecimiento y desarrollo. Un reto superado por un buen emprendedor.

Su perseverancia, pasión y creatividad lo llevan a convertir los obstáculos en retos y caídas en experiencias. De eso se trata, de ir manejando las bolas y saber cuál es la forma más acertada de abrazarlas.

¿Cuál es el secreto?

Comienza el juego con los recursos que tengas. ¿Estás solo? ¿No cuentas con personal ni recursos técnicos? Tranquilo, tu perseverancia y tus conocimientos serán la mejor compañía.

Debes estar dispuesto a asumir todos los roles, con paciencia, con dedicación. Y se trata de una “prueba de fuego” interesante, porque te pones a prueba como persona y profesional.

En este punto, son más importantes tus capacidades, habilidades, conocimientos y experiencias. Incluso, algunos afirman que más importante que el capital y/o la inversión. A partir de allí, en solitario, diseñas tus estrategias de trabajo para alcanzar las metas trazadas, a través de un plan de actividades.

A medida que pase el tiempo y siga tu perseverancia vigente, van mejorando los beneficios económicos, las inversiones y, lo más significativo para cualquier emprendedor, las satisfacciones. Ver crecer tu negocio poco a poco es indescriptible.

Las ventajas de abrazar tus bolas de juego con aciertos

Todo en la vida tiene ventajas y desventajas y comenzar, como un emprendedor solitario, no se escapa a estas amenazas y oportunidades.

Por ello, debes manejas las bolas del juego con especial atención cuando comiences a experimentar ventajas como:

  • Crear tu idea de negocio solo, sin personal, sin recursos técnicos. Asumir el reto con optimismo.
  • Tomar decisiones independientes. Sin autoridades que te limiten o restrinjan.
  • Seleccionar el proyecto que más te convenga a la hora de asumir un compromiso de trabajo. Todos son desafíos para obtener el crecimiento de tu empresa.
  • Saber disfrutar con eficiencia la libertad en tus horarios de trabajo.
  • Brindar una atención a los clientes cordial y responsable.
  • Invertir convenientemente los beneficios económicos.

Mayor destreza al manejar las bolas de juego ante las desventajas

Cuando te toca el otro lado de la moneda, la destreza al manejar las bolas de juego debe ser mayor. Te exige más compromisos, responsabilidades y sentido común. En tus manos está convertir esas desventajas en ventajas. Tómalas en cuenta.

  • Como comienzas como un emprendedor solitario, debes asumir todas las responsabilidades de tu idea de negocio. TODAS.
  • El beneficio económico no es siempre el mismo, ni está asegurado (a manejar las bolas de juego con más energía).
  • Es probable que tengas todos los conocimientos y experiencias sobre un área profesional en particular, pero no tiene capacitación en aspectos administrativos y/o financieros.

En fin, todo queda en tus manos. De ti depende cómo sea el futuro panorama de tu idea de negocio, tu microemprendimiento o de tu pequeña empresa, como más te agrade.

Cumplir con el Cuarto Mandamiento de la Gestión Emprendedora es todo un reto, pero es tu misión. De saber con certeza abrazar las bolas del juego, dependerán tu Análisis FODA: Tus Fortalezas y Oportunidades, así como tus Debilidades y Amenazas.

Éxitos. Tú puedes lograrlo.