Estudio de la competencia. ¡Hazlo con innovación!

¿Requieres conocer cómo hacer el estudio de la competencia desde una nueva óptica, la del Job to be done?

Entonces, necesitas saber contra qué compite tu producto y/o servicio.

Por ello, en este post te instruiré acerca de la competencia transectorial.

Con esta noción tendrás la oportunidad para conocer contra qué producto y/o servicio está compitiendo el de tu empresa; y en distintos sectores.

Y, así por este modo podrás introducir tácticas e ideas innovadoras para que tu producto sea el triunfador.

Para esto, presta atención al contenido que he preparado para ti:

  • ¿Sabes qué es la competencia transectorial?
  • 4 Casos de estudio de la competencia…
    • Conoce el caso de María: “desea desconectarse”.
    • En materia de “activarse por las mañanas”: caso de Luis.
    • Para la tarea de fortalecer su relación: caso de Ana y Lucas.
    • Michael: trata de zafarse de su jefe maleducado.

Entonces, vamos a mostrarte para qué sirve este estudio llamado también “análisis de la competencia”.

¿Estás listo?

Comencemos…

¿Sabes qué es la competencia transectorial?

En primer lugar, debes saber que si analizas la competencia y la tienes bajo control será una excelente estrategia para hacer crecer tu empresa.

Ahora, la competencia transectorial se refiere a la capacidad que tienen aquellos productos y/o servicios de competir en diferentes sectores.

Al respecto, debes plantearte la siguiente interrogante:

  • ¿Mi producto o servicio compite en otros sectores?

Y, para descubrirlo, te enseñaré a realizar el estudio o análisis de la competencia transectorial, desde la perspectiva de la teoría del Jobs To Be Done.

Esta metodología se diseñó para comprender que necesidades tienen los clientes.

Es decir, desde el punto de vista de los trabajos que están tratando de hacer los consumidores, para lo cual contratan y/o compran un producto y/o servicio.

Por lo tanto, se enfoca en identificar qué tarea tratan de hacer las personas, con los productos o servicios que adquieren.

Eso sí, para continuar con el desarrollo del tema te invito, en primer lugar, a que le dediques unos minutos a siguiente vídeo, donde te explico cómo hacer el análisis de la competencia con innovación.

El punto de inicio es identificar qué es lo que quiere resolver la persona en su vida.

Y, luego aplicar el mejor enfoque a tu producto y/o servicio, para que puedas prestarle la solución, en la mejor forma posible, a su situación.

Al respecto, el estudio de la competencia la podrías realizar prestando atención y enfocándote en las necesidades que tienen las personas.

Así, estarás dándole relevancia entendiendo lo que quieren resolver y no a lo que los consumidores quieren comprar.

Sigamos desarrollando nuestro tema con los ejemplos…

4 casos de estudio de la competencia…

Para que puedas entender mejor como un producto y/o servicio compite contra otros, que son completamente distintos, presta atención a los siguientes casos que te doy como ejemplos.

Son cuatro relatos atractivos…

¡Fíjate!, en nuestro primer caso:

Estudio de la competencia: caso María “desea desconectarse”

Primero, te comento un poco sobre su historia, porque me imagino que te preguntarás: ¿Quién es esta chica?

María es originaria de Colombia, y se encuentra con unos kilos de más, es decir, un exceso de peso.

Además, ella trabaja en un call center, para una empresa de telefonía en España, Movistar.

Específicamente, labora en el sector de atención al usuario.

Por lo que, diariamente recoge un gran número de quejas, ultrajes y agravios por parte de los usuarios, cuando realizan las demandas correspondientes.

En este caso, ¿qué vamos a valorar?

Lo que vamos a evaluar es la tarea que quiere intentar ejecutar María al regreso de laborar.

En este sentido, María desea abandonar las tensiones del trabajo y, a veces, lograr una relajación profunda.

Para lograr la solución a este trabajo, María cada día efectúa una acción distinta.

Te explico:

  • El lunes: pasa el tiempo con el PlayStation, favoreciendo el tiempo de des-conexión.
  • El martes: María, después de la jornada laboral, al llegar a casa, sale a correr motivada por su sobrepeso; y, que logró adquirir unos zapatos deportivos Nike.

¡Especiales para hacer este trabajo!

  • Y el día miércoles: tiene la opción de tomar y saborear un delicioso helado, de su nevera, para aliviar el estrés.
  • Para el día jueves: se desestresa y desconecta de la jornada laboral, tomando un placentero Gin Tonic…
  • Por último, el día viernes: dedica un tiempo a meditar, para conseguir esa relajación profunda.

¿Imaginas hacer actividades similares?

O, ¿qué haces para desconectarte, relajarte y dejar el estrés?

Ahora…

Job To Be Done de María para el estudio de la competencia

En efecto, el “trabajo que está intentando hacer” María es: “desconectarse de la jornada laboral y relajarse”.

¿Coincides en este aspecto?

Es un hecho, que al hacer el estudio de la competencia a estas opciones diarias que ejecuta María, puedes fijarte que el tiempo dedicado a meditar compite contra el Gin Tonic.

Asimismo, hay competencia frente al helado, el PlayStation y los zapatos deportivos.

Dicho esto, como te darás cuenta, parece que no existe relación con los productos que adquiere María para la tarea que está intentando hacer.

Pero… sí. Todo está relacionado con la tarea que ella soluciona al adquirir los productos.

Dicho de otro modo, al uso que le proporciona.

En consecuencia, por ejemplo, el PlayStation, marca Sony, podría competir frente al Nintendo. ¿Lo crees?

Y, en el caso de los zapatos deportivos de Nike, competirían contra otros de Adidas.

Al respecto, como te darás cuenta los productos pueden competir frente a otros productos del mismo sector.

Sin embargo, también pueden competir, con otros productos en otros sectores.

¡Como el ejemplo que acabamos de estudiar!

Recuerda: lo relevante es que conozcas para qué usan los productos

Y, esto es lo que conocemos como competencia transectorial.

En este sentido, debes tener presente el para qué los consumidores usan verdaderamente tus productos y/o servicios.

¿Qué situación están intentando resolver?

Por lo tanto, debes enfocarte en qué trabajo están tratando de resolver tus clientes.

¡Despeja dudas con este ejemplo!

Estudiemos nuestro segundo caso…

2. En materia de “activarse por las mañanas”: caso de Luis

En este caso, te hablaré de Luis, un joven que le gusta el deporte…

Y, de forma general, desea estar activo al inicio de cada día.

Al respecto, Luis tiene una rutina al momento de encarar el día.

Por ejemplo:

  • El día lunes se ejercita.
  • El martes al levantarse toma una ducha.
  • Mientras que el miércoles, disfruta una taza de café, como primera actividad al levantarse.
  • Los jueves, su intención es revisar el celular.
  • Y, el viernes, Luis hace meditación.

Como ves, la tarea que está tratando de hacer Luis es “activarse para iniciar el día”

En consecuencia, goza de todas estas opciones para ejecutar este trabajo.

Ahora, ¿has pensado que Luis podría hacer este trabajo de un modo diferente, con tu producto y/o servicio?

Te recomiendo ingeniártelas para que tu producto y/o servicio llame la atención, y, como en el caso de Luis pueda utilizarlo.

¡Esa es la clave!…

En la siguiente imagen te dejo el resumen de las soluciones usadas por María y Luis en el Job To Be done, o trabajo que están tratando de hacer; y que aplican ambos…

Estudio de la competencia. ¡Hazlo con innovación!
Opciones diarias para ejecutar un mismo trabajo.

¿Qué te parece?

Ahora, analicemos nuestro siguiente caso:

3. Para la tarea de fortalecer su relación: caso de Ana y Lucas

En el caso de Ana y Lucas, disfrutan de un periodo de romance, en los inicios de su relación amorosa.

¿Te encantan los relatos de amor?

Pues, este sentimiento vivo y afecto es bello… ¡El Amor!

Entonces, Ana y Lucas para fortalecer su relación hacen lo siguiente:

¡Observa!

Te expondré 5 opciones…

  1. Dar un paseo agarrados de la mano y conversar agradablemente durante el recorrido.
  2. Dedicar un tiempo a practicar un deporte.
  3. Disfrutar de una película, tomando una gaseosa con la misma pajilla… Y, ¿Por qué, no?… estar abrazados.
  4. Regalarse una cena, para hablar de los planes futuros juntos, en un restaurante encantador.
  5. Por último, tienen la opción de darse algún presente.

¿Crees qué es romántico?

En fin, como ves todas estas alternativas les ofrecen a esta pareja cristalizar su galanteo.

¿Opinas lo mismo?

Por consiguiente, estas cinco elecciones están compitiendo entre sí, para resolver el trabajo que están tratando de hacer Ana y Lucas.

“Fortificar su relación”

Fácil de entender este caso, ¿cierto?

Así, puedes hacer el estudio de la competencia de tu producto y/o servicio.

Llegó el momento de ver nuestro último caso…

4. Michael: trata de zafarse de su jefe maleducado

En este caso te cuento que, Michael ya no soporta a su supervisor por la falta de educación y trato para con él.

Y quiere “zafarse de su jefe”…

Tiene cinco opciones para evitar el contacto con su supervisor.

¡Presta atención!

  • En primer lugar, entregar informes a su supervisor, de modo constante y, así evadir las llamadas y los pedidos de avances de las actividades asignadas.
  • Segunda, dedicar unas horas a practicar yoga, para aliviar y minimizar el estrés.
  • Tercera, tener un diálogo sincero con su jefe para intentar que cambie de forma de ser.
  • Cuarta opción, intentar quedar bien con su jefe siendo diplomático.
  • Como quinta opción, aplicar un software de gestión como Platzilla.

Haciendo un compendio, el estudio de la competencia transectorial en el caso de Michael es:

  • Redactar informes.
  • Relajarse con el yoga.
  • Conversar con su supervisor.
  • Usar la política o diplomacia.
  • Utilizar un software de gestión.

Además, pueden existir variadas interrelaciones de estas alternativas…

Y, para resumirte las opciones que aplican tanto la pareja (Ana y Lucas), y Michael, para resolver su situación, te dejo la siguiente la imagen.

Estudio de la competencia. ¡Hazlo con innovación!
Competencia transectorial de fortalecer una relación y “zafarse de su jefe”.

Con estos ejemplos te queda mejor explicado de que se trata la competencia transectorial.

Por consiguiente, es hora de que te preguntes:

¿Por qué están usando los consumidores los productos y/o servicios que brindo?

Conclusión para el estudio de la competencia

Para cerrar, recuerda que en este post te enseñé que la competencia transectorial trata de identificar si tus productos y/o servicios están compitiendo en varios sectores.

¿Lo recuerdas?

También, te instruí cómo ejecutar el estudio o análisis de la competencia mediante el lente del Job To Be Done, con cuatro casos fáciles de entender.

¡Aplica esta metodología!

Te resumo cada caso:

  • Primero, te presenté el caso de  María que desea desconectarse de la jornada laboral; a veces, relajarse y dejar el estrés, por lo que, tiene las siguientes opciones:
    • Se entretiene con el PlayStation;
    • sale a correr con sus zapatillas;
    • saborea un helado;
    • disfruta un Gin Tonic;
    • y, por último dedica un tiempo a meditar.
  • Segundo, te di el ejemplo de Luis que desea “activarse por las mañanas”, y en la lista de alternativas que él posee, están:
    • Hacer ejercicio;
    • darse una ducha;
    • disfrutar una taza de café;
    • revisar el celular;
    • y, como quinta opción, meditar.
  • Tercero, te expuse el caso de Ana y Lucas que desean “fortalecer su unión”, y para conseguirlo:
    • Dan un paseo;
    • practican una actividad deportiva;
    • disfrutan una película;
    • cenan en un restaurante agradable
    • pueden darse regalos.
  • Y por último, estudiamos el ejemplo de la realidad de Michael, que intenta “no aguantar a su jefe”, y, en este caso tiene las siguientes alternativas:
    • Realizar informes de forma constante;
    • dedicar un tiempo a hacer yoga;
    • conversar con su jefe;
    • emplear la política;
    • o, aplicar un software de gestión.

Por lo tanto, identificamos que un producto y/o servicio puede competir con otros que son enteramente distintos.

Al respecto, recuerda que debes llevar a cabo el análisis de la competencia.

Y, hacerte la siguiente interrogante:

¿Para qué utilizan mis productos y/o servicios los clientes?

Con esta píldora de conocimiento, ¡Ya adquieres el modo para aplicarla!

Por último, te invito a leer nuestra entrega titulada: ¿Qué es la innovación? Conoce algunos ejemplos; mediante este post, podrás asimilar la innovación desde la lente de la teoría del Jobs To be Done.

Muchas gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar