Emprendimiento escolar: Relativizar las cosas

¡Los niños pueden aprender a través del emprendimiento escolar, a relativizar las cosas!

Por ello, en este post te enseñaré el significado de relativizar, así como las técnicas a seguir para que enseñes a tus hijos a darle a cada situación la importancia que realmente merecen.

Vivir y emprender trae a nuestra vida cosas maravillosas. Sin embargo, sabemos que en muchas ocasiones, se nos presentan situaciones injustas, conflictos y decisiones difíciles.

Por ello, debemos aprender y aún más, enseñar a nuestros hijos que NO tenemos el poder para cambiar todas las situaciones que nos disgustan, ni para encontrar siempre la solución perfecta a los problemas.

Sin embargo, sí tenemos el control para modificar nuestra interpretación de las cosas y para otorgar una determinada importancia a los acontecimientos que nos suceden.

¿Deseas saber más?

Entonces, presta atención para que saques el máximo provecho del contenido que he preparado para ti:

  • ¿Qué significa relativizar?
  • Estrategias para que los niños aprendan a relativizar las cosas.
  • Ejemplos de actividades escolares que enseñan a relativizar.

¡Comencemos!

¿Qué significa relativizar?

Etimológicamente, relativizar consiste en «poner en relación con otra cosa», es decir, significa darle a todas las situaciones, la verdadera importancia que tienen y merecen.

En otras palabras, nos referimos a la toma de distancia emocional de la persona con respecto al problema y a mirar las cosas desde un punto de vista más racional.

En ocasiones, la importancia que le damos a las cosas dependerá en gran medida, de lo relevante que sea para nosotros lo que sucede. Esto normalmente tiene mucha relación con nuestro ego y con nuestros miedos.

De este modo, le damos una importancia exagerada a todos los conflictos en especial, si tienen que ver con nuestros hijos, y seguimos llamándole problemas a lo que son circunstancias a resolver.

Por ejemplo, hay padres que se estresan de forma extrema y se enfadan con el mundo porque su hijo no aprobó un curso o no obtuvo buenas notas. Detrás de esto está el miedo de que si no estudia, no conseguirá un trabajo de provecho y entonces la vida se le hará muy difícil.

Ten presente que como padres, cuando aprendemos a relativizar las cosas y aún más, cuando transmitimos esta habilidad a nuestros hijos, veremos como tendrán mejores resultados en lo que se propongan especialmente en el ámbito escolar.

Pues, estarán más seguros de sí mismos si se les inculca que el fracaso es algo que forma parte del aprendizaje.

¡Los niños se beneficiarán aún más de la educación si se les da espacio para luchar con dificultades!

Estrategias para que los niños aprendan a relativizar las cosas

Enseñar a los niños y niñas por medio del emprendimiento escolar, a relativizar las cosas es muy importante, ya que durante la primera infancia sus emociones se desbordan.

Es decir, de la misma forma que vive la alegría de manera descomunal, derramar un poco de agua puede convertirse en fuente de una enorme insatisfacción.

¡Les cuesta relativizar las cosas porque aún no controlan sus emociones!

Por ello, quiero enseñarte a continuación, algunas estrategias que te permitirán enseñarles a aprender a relativizar las situaciones.

¡Veamos!

Emprendimiento escolar: relativizar las cosas.
Emprendimiento escolar: relativizar las cosas.

Seguidamente, te cuento los detalles:

1. Que el humor y la risa sean sus mejores amigos

Seguramente, recuerdas aquella situación que te hizo enfadar en su momento, y ahora que ya está superada, no paras de reír por lo absurda que fue.

Si nos ponemos a pensar, nos daremos cuenta de que un gran porcentaje de las malas situaciones que vivimos termina con humor.

Por ello, es importante enseñar a todos los niños a ser personas serias y responsables, pero también personas capaces de reírse de sí mismo y de las situaciones que les acontecen.

2. Ejercita la autoconfianza

Si confías en ti mismo y sabes de lo que eres capaz de lograr, independientemente de las cosas que te ocurren, serás más hábil solucionando los problemas y tomando buenas decisiones, sin dejar que las emociones negativas o el malestar te controlen.

3. Enséñales a no perder el tiempo

Todas las historias tienen un final, todo lo que empieza, acaba y cuanto más perdamos el tiempo en preocuparnos por las cosas y en atormentarnos con los problemas, menos nos permitiremos disfrutar de las cosas maravillosas de la vida

Enséñales a tus hijos que su tiempo es lo más valioso, ya que es irrecuperable.

4. Muéstrale que hay personas en situaciones peores

Lamentablemente, el mundo está lleno de injusticias y problemas muy duros. Existen los desastres naturales, pobreza, hambre, en fin…

Por ello, enséñales a pensar si le están dando a su problema realmente la importancia que merece o están dramatizando demasiado.

¡Pensar en todo lo que ocurre en nuestro mundo te puede ayudar a comprobar que quizá lo que nos pasa no es para tanto!

5. Enséñales a cambiar de perspectiva

Enseña a tus hijos a cambiar la perspectiva, a ver el problema desde un punto externo, como si fuera otra persona.

Por ejemplo, si fuera nuestro amigo el que se encontrara en esa situación ¿lo veríamos de la misma manera? o ¿qué consejo le daríamos?

Por lo general, cuando se trata de nuestros conflictos e intereses pensamos que se trata de algo muy urgente que necesita ser solucionado al instante.

¡Ponerse en el lugar del observador en vez de sentirse protagonista ayuda a verlo de otra manera!

De este modo, podremos asignarle la importancia justa y encontrar la mejor solución a nuestros conflictos.

6. ¿Y si algo sale mal?

Te sorprendería saber que, en ocasiones, la toma de decisiones está condicionada por nuestra dificultad para relativizar las cosas.

A la hora de valorar las distintas posibilidades que tenemos, debemos pensar en qué es lo peor que podría pasar si no hacemos lo que hay que hacer.

¡Si no pasas a la acción nunca avanzarás y no descubrirás qué podría haber sido!

Recuerda, es más frecuente lamentarse por lo que dejamos de hacer que por lo que hicimos.

7. Ayúdalos a ser positivos

Pensar positivo nos ayudan a tener emociones y actitudes positivas para analizar las situaciones de la mejor manera posible.

Enséñales a tus hijos a que observen las circunstancias y obstáculos que diariamente han superado por más pequeños que parezcan.

¡No puedes controlar todas las situaciones de tu vida pero sí puedes controlar todas tus actitudes hacia esas situaciones!

Zig Ziglar

Ejemplos de actividades escolares que enseñan a relativizar

Enseñar a relativizar también es enseñar a gestionar las emociones. Y para ello podemos utilizar herramientas muy útiles.

Ten presente que dentro del mundo del emprendimiento, relativizar es una de las cualidades y herramientas más importantes.

Por ello, voy a darte a conocer algunas actividades que, por muy sencillas que parezcan, tienen un gran impacto para que los niños aprendan la importancia de relativizar.

¡Presta atención!

1. Haz preguntas de curiosidad

Está temática consiste en ir haciéndoles preguntas para que ellos mismos vayan razonando y comprendiendo la situación, calmando sus sensaciones y emociones y recuperando el dominio y la capacidad de discurrir. Por ejemplo:

¿Por qué crees que ha pasado eso?

¿Cómo podemos evitarlo?

¿Es un problema grande o pequeño?

¿Tiene solución?

¿Qué podemos hacer ahora?

Hacer preguntas y escuchar activamente, en lugar de dar explicaciones, favorece la comunicación asertiva. Además, ayuda a los niños y las niñas a sentir pertenencia e importancia.

2. Dar ejemplos

Tanto los padres como los maestros tienen la gran responsabilidad de enseñar a los niños con el ejemplo, y es que desde muy pequeños ellos comienzan a imitar nuestras actitudes.

De esta manera, te invito a que seas tu el mayor aprendizaje para el niño, actúa de la mejor manera posible antes las adversidades por más pequeñas que sean y verán como en el largo plazo, actuarán de la misma manera que lo haces tú.

Recuerda, de nuestro ejemplo depende todo su futuro comportamiento como adultos.

Si nos ven perder los nervios ante situaciones cotidianas será justo ese el modelo que tomarán como referencia y aprenderán a resolver los conflictos malhumorándose, discutiendo o gritando.

3. Lecturas y cuentos

Hoy en día podemos apoyarnos en diversas herramientas como los cuentos y las lecturas para poder enseñarles acerca de los valores y cualidades.

Tal y como te dije en el punto anterior, los niños son como una esponja, absorben lo bueno y lo malo que observan y escuchan. Por ello, te invito a crear tus propias historias donde les enseñes cómo se debe actuar ante situaciones diversas, tal y como lo puede hacer por ejemplo, su superhéroe favorito.

También, puedes enseñarles por medio de obras de teatro o títeres.

Si quieres saber más del emprendimiento escolar, te invito a leer el siguiente post: ¿Por qué es bueno enseñar a emprender en la escuela?

Conclusiones

En este punto, ya conoces por qué es necesario que los niños aprendan a través del emprendimiento escolar, a relativizar las cosas, ya que les enseña a darle a cada situación la importancia que merecen.

Sin duda, relativizar también tiene que ver con aprender a gestionar emociones y los niños, están llenos de ellas. Por ello, controlar sus emociones les ayudará a tener una mejor calidad de vida.

Ten presente que, es muy importante que tanto los padres como los educadores enseñen a los niños por medio del emprendimiento escolar, a relativizar las cosas, como habilidad fundamental dentro del mundo del emprendimiento.

Puedes enseñarla por medio de lecturas y cuentos, con títeres y obras de teatro, haciendo preguntas de curiosidad y la mejor de todas, dando el ejemplo.

Recuerda:

 ¡No puedes controlar todas las situaciones de tu vida pero sí puedes controlar todas tus actitudes hacia esas situaciones!

Para conocer más valores que enseña el emprendimiento en niños, te invito a leer los siguientes post:

Gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar