Diseño de productos triunfadores

¿Necesitas saber cómo hacer el diseño de productos triunfadores a partir de la oferta y la demanda?

Entonces, en este post, aprenderás la forma de desarrollar productos triunfadores.

Además, obtendrás la clave de precisar el trabajo que están intentando ejecutar los clientes al momento que adquieran tu producto y/o servicio.

Con esto podrás acceder al diseño de productos renovados y convertirlos en los elegidos de los consumidores.

¡Será como una nueva oportunidad para tu empresa!

Por ello, para que te instruyas en este tema, sigue leyendo, y fíjate en el contenido que he preparado par ti:

  • Diseño de productos a partir de la oferta y la demanda.
  • Algunos ejemplos.
  • El Jobs To Be Done y la demanda.

Es tiempo de iniciar…

Diseño de productos a partir de la oferta y la demanda

Primero, tienes que estar claro de lo que se trata el diseño de productos desde la perspectiva de la oferta y la demanda.

Te explico cada caso…

Desarrollar productos desde la oferta simboliza enfocarse en el producto y/ o servicio.

También, puede centrarse en la necesidad de innovar para tener acceso a un segmento del mercado desde la óptica de tu producto.

Te ejemplifico con el caso del diseño de una aplicación, donde a lo mejor se le estará incluyendo demasiadas funciones.

No obstante, te preguntarás ¿El cliente terminará usando todas estas características de esta aplicación?

Pues, a lo mejor, no sea así…

En cambio este producto estará muy completo porque tendrá un montón de aspectos que abarcará todo.

Ahora, es momento de preguntarse: ¿esto es lo que logra las ventas?

Pues, déjame decirte, que ¡No!

Aquí, es donde te expongo que la venta se logra, cuando la aplicación se diseña a partir de la demanda.

En otras palabras, tus ventas se generarán, si precisas la tarea que están intentando realizar con tu producto y/o servicio.

Recuerda, es bueno que identifiques cuál es el Job To Be Done de los usuarios.

Jobs To Be Done ¿Interesado en saber de qué se trata?

Esta teoría fue impulsada por Clayton M. Christensen.

Y, se refiere a un modelo de la innovación que puede facilitar a las empresas el optimizar las estrategias de mercadeo.

Eso sí, a partir del análisis de la conducta de los consumidores.

Dicho de otro modo, el Job To Be Done representa esa tarea que está intentando ejecutar el cliente, cuando obtiene un producto y/o un servicio.

Si consideramos nuestra muestra, el diseño de la aplicación, se debe definir ¿qué desea realizar esa persona?

Antes de proseguir con nuestro análisis, te invito a dedicar unos minutos para que aprendas del vídeo, los detalles del diseño de productos vencedores.

Sabrás cómo hacer el diseño desde la demanda y la oferta, empleando la teoría del Jobs To Be Done. ¡No te lo pierdas!

Continuemos…

En otro orden de ideas, si estás en una fase de romanticismo con tu pareja, podrías decidir salir a correr.

O, tomar la decisión de cenar en un lugar romántico, de igual forma lograr disfrutar de una película, o sencillamente se dedican una mirada profunda y se expresan lo tanto que se aman.

Si te fijas en todas estas alternativas son muy distintas ¿verdad?; sin duda, todas están compitiendo entre sí

Si lo analizas desde esta perspectiva (demanda), lo que deseas lograr es el festejar con tu pareja.

Al respecto, es aquí donde desarrollas tus productos y/o servicios desde la perspectiva de lo que quiere el cliente.

De este modo, marcharán de forma excelente.

¿Qué piensas al respecto?

Fíjate ahora…

Algunos ejemplos

¿Qué pensarías, desde la perspectiva de la oferta, si posees un teatro?

A lo mejor, toda función que se dé, tiene que ser de la más alta calidad.

No obstante, desde la opción de la demanda, los clientes que disfrutan del teatro, ¿en el fondo qué es lo que desean?

Al respecto, el publico al momento de ir al teatro desea una de las mejores experiencias; puede ser, en adquirir las entradas, estacionar el auto…

Y, por supuesto, disfrutar de la presentación.

¿Cierto?

En este caso te dejo la esta imagen…

desarrollo de productos

En fin, como te darás cuenta desde el punto de vista de la oferta es:

  • Tener una función de calidad.

Y, desde la demanda:

  • Obtener una experiencia entera.

Te relataré mi caso vivido…

Observa:

En días pasados, estaban dando El Rey León, fue una obra admirable; sin embargo, lo vivido desde el punto de vista de las butacas, no fue lo mejor.

Es una obra encantadora y tiene un precio elevado.

No obstante, para nada estás cómodo.

Y como espectador, me hago este interrogante, ¿será que no podrían instalar unas butacas que sean más confortables para deleitarse de la obra?

Te imaginas, que en el teatro realizan cosas positivas para que la vivencia sea lo más atractiva posible.

Por ejemplo, en mi lugar me regalaron un vaso diseñado con un dibujo del Rey León.

De verdad, disfrute de la obra, y por supuesto, el vaso se vino conmigo.

También, en el tiempo de pausa de la obra ponen un repertorio musical de la selva.

Sin embargo, ¿crees que se hubiese podido mejorar esta vivencia?

¡Claro que sí!

¿Ahora, si la obra hubiese sido mejor, la apreciarías más?

En mi caso, si no me hubiese quebrado la espada, habría valorado más la obra.

Es por ello, que cuando lees las críticas, el público comenta, por ejemplo, excelente la obra de teatro, pero la experiencia de las butacas es nada confortable.

Entonces, ¿cuál es la solución?

Tomar la “demanda” para diseñar tus productos y/o servicios y dar una notable solución a lo que desean los clientes.

Recuerda, con la demanda, tomarás parte de la experiencia de los consumidores.

¿Está claro?

Continuamos con otro ejemplo…

Diseño de productos: aplicación digital…

Ante que nada, conoce que hay muchos programadores que están desarrollando aplicaciones, o algún software en la red, y que en su diseño quieren abarcar muchas funciones y aspectos.

En este sentido, estas personas no están viendo, de forma adecuada, estas programaciones.

¿Sabes por qué?

Es que deben centrarse en un aspecto sencillo, fijarse en la tarea que están intentando realizar las personas.

Por lo que, lo relevante es considerar lo que quieren las personas.

Por ejemplo, la aplicación más vendida del mundo es QuickBooks.

Y realmente, le da la salida a la tarea que los usuarios (demanda) están queriendo solucionar.

¿Cuál es esta tarea?

Pues, hacer los cálculos de los impuestos en el menor tiempo posible.

Para ello te presento la imagen.

Diseño de productos triunfadores 1
Ejemplo de “QuickBooks.”

En fin, como emprendedor te recomiendo dar solución a las expectativas del cliente y ofrecer esa satisfacción por medio de tu producto y/o servicio.

El Jobs To Be Done y la demanda

Ahora, para hablarte de la demanda desde la perspectiva del Jobs To Be Done y puedas desarrollar tus productos y/o servicios, te expondré el caso de un robot de cocina.

Y si disfrutas de la cocina este es un buen ejemplo.

Observa:

Desde el punto de vista de la oferta se centra en las características que posee el robot para cocinar, como son:

  • Prepara las mezclas.
  • Guisa. 
  • Fríe. 
  • Hace tartas.
  • Elabora guisos.

Entonces, desde el punto de vista de la demanda, la tarea que quieren llevar a cabo las personas es preparar la comida.

En otras palabras, se debe tomar en cuenta el Job To Be Done.

Y, para entender de modo más claro, te mencionaré las etapas.

Presta atención:

Etapas

En efecto, esta metodología se desarrolla en 8 etapas y en el orden siguiente:

  1. Definir.
  2. Localizar.
  3. Preparar.
  4. Confirmar.
  5. Ejecutar.
  6. Monitorear.
  7. Modificar.
  8. Concluir.

De qué tratan…

La mejor manera de explicártelas es con un ejemplo:

A lo mejor, deseas cambiar de color una pared.

Entonces, en la fase primera de “definir”, lo que haces es especificar el área que vas a pintar.

Después, en la etapa de “localizar” ubicas las herramientas a usar (pintura, brochas, cinta).

En la fase tres, “preparar” acondicionas la pared con la cinta para evitar que la pintura se desborde del espacio definido.

Seguidamente, haces la “confirmación” de que todo esté de manera correcta y bien preparado, junto con todos los utensilios a emplear.

Para la etapa de “ejecutar”, comienzas la acción de pintar la pared.

Y, en la etapa de “monitorear”, llevas el control de que se haya ejecutado bien.

Ahora, si requieres “modificar” algún detalle, realizas los ajustes correspondientes.

Como último paso, para concluir, recoges todo y lo dispones en su lugar.

Analicemos el ejemplo del robot de cocina…

Veamos las etapas:

  • 1. Definir: precisas qué es lo que vas a cocinar.
  • 2. Localizar: encuentras los ingredientes y hallas el robot.
  • 3. Preparar: Debes cortar los ingredientes.

En este punto el robot de cocina no ha hecho nada distinto.

Continuamos con el análisis de las etapas…

  • 4. Confirmar: compruebas que posees todos los ingredientes en las sumas necesarias.
  • 5. Ejecutar: toca prender el robot para que elabore la receta.

Hasta aquí, lo hace genial.

¡No tiene competencia!

  • 6. Monitorear: esta etapa será compleja, ya que requieres, parar el robot, y hacer el seguimiento de cómo va el proceso de preparación de la comida.
  • 7. Modificar: estableces si colocas más sal o cualquier otro ingrediente que haga falta.
  • 8. Concluir: en esta etapa aseas el robot y lo guardas.

Aquí te das cuenta de que el trabajo es más complicado cuando se trata de un robot de cocina.

Porque debes cumplir todos los pasos.

Pues, ahora, si piensas desde la demanda, ¿el robot cumple con el trabajo de cocinar?

¿Cuándo no tienes el tiempo suficiente?

Al respecto, no cumple con la tarea de cocinar porque debes realizar demasiados pasos para hacerlo bien.

Diseño de productos: otro ejemplo…

Te mencionaré una de las labores más tediosa: “planchar la ropa”.

En este caso, hubo una empresa que diseñó una máquina de planchar ropa, tipo nevera, muy grande.

Eso sí, el proceso era que la ropa la colocabas en perchas, la extendías, las introducías, las sacabas, después nuevamente la estirabas.

En fin, tenías que ejecutar una sucesión de pasos para completar la tarea.

Al final, la máquina no tuvo éxito, ¡total fracaso!

Y, si analizas, la etapa de “monitoreo”, era más complejo, verificar si la ropa quedaba arrugada, debido a que la máquina está cerrada.

Entonces, la mayoría del tiempo tenías que sacar las camisas y hacer el repaso.

Y, era preferible sacar la tabla de planchar, y ponerte a planchar.

Y esto ocurre con muchísimas empresas, porque piensan desde la oferta, y no desde la demanda.

Por ello, piensa en…

¿Qué es lo que está tratando de hacer el cliente?

Al respecto, enfócate en para qué usan el producto.

Por ejemplo, si estás tratando de planchar, de forma rápida, una camisa, la máquina descrita anteriormente no te servirá.

O, si en el caso, de que quiera elaborar una salsa urgente, pues el robot tampoco es la solución.

Y, con respecto a la aplicación de contabilidad, si lo que quieres es el cálculo de los impuestos de modo rápido, no requieres el mejor software de contabilidad, sino uno que cumpla con el trabajo.

Siempre ten en cuenta, el trabajo que están tratando de hacer las personas.

Conclusión

Para cerrar, en esta entrega obtuviste las nociones para desarrollar productos desde la perspectiva de la oferta y la demanda.

Por medio de las cuales tendrás la opción de diseñarlos de modo triunfador.

Eso sí, observando el Job To Be Done.

Es decir, debes considerar la tarea que están tratando de hacer las personas, al momento por el cual adquieren tus productos y/o servicios.

¡Eso es lo relevante!

Además, conociste mi vivencia en el teatro y a lo que le doy más peso como cliente.

De esta manera, te recomiendo precisar lo mismo con tus clientes.

Adicionalmente, te comenté del software de contabilidad QuickBooks, que da solución a los usuarios, a la tarea que tratan de hacer, calcular los impuestos de forma rápida.

También, conociste el ejemplo del robot de cocina. ¡Práctico de entender!

Por lo tanto, aprovecha toda esta información y empieza a diseñar, definir…

¿Qué es lo que tus clientes quieren hacer con tu producto o servicio?

Y como píldora adicional de conocimiento, te invito a leer nuestro post: Aprende a definir el mercado objetivo, en el que te explico cómo precisar tu público objetivo, empleando la teoría del Jobs To Be Done. ¡Será de provecho!

Gracias por leernos.

Hasta la próxima.

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar