Emprendimiento escolar: El valor de la humildad

¡Los niños pueden aprender por medio del emprendimiento escolar el valor de la humildad!

Por ello, te enseñaré en este post, los beneficios que tiene enseñar a los niños sobre la humildad en los centros educativos, ya que es una de las cualidades personales más demandadas en el mundo del emprendimiento.

Sin duda, la humildad es uno de los valores esenciales en la educación. Ser humilde significa sentir respeto hacia los demás, no considerarse superior y sobre todo, tener una actitud permanente de aprendizaje.

La principal forma de enseñar a los niños a ser humildes es explicando con ejemplos y situaciones reales el significado de esta palabra tan abstracta.

¿Deseas saber más?

Entonces, presta atención para que saques el máximo provecho del contenido que he preparado para ti:

  • ¿Qué es la humildad?
  • Beneficios de aprender el valor de la humildad.
  • Ejemplos de juegos y actividades escolares que enseñan la humildad.

¡Presta atención!

¿Qué es la humildad?

El significado de humildad se relaciona con su origen etimológico, ya que proviene del latín humilĭtas, que a su vez proviene de la raíz humus, que quiere decir ‘tierra’.

Por ello, se entiende que la humildad es una virtud del ser humano que posee una serie de atributos como la modestia y la objetividad, especialmente si ha desarrollado conciencia de sus propias limitaciones y debilidades y obra en consecuencia.

De este modo, ser humilde te permite ser capaz de escuchar a los demás con empatía y ser cordial con las personas que te rodean. Por ello, enseñar a los niños a ser humildes desde una edad temprana, hará que aprovechen su humildad de manera natural.

Por esta razón, los niños para ser humildes necesitan salir de su zona de confort y sobre todo aprender qué actitudes están bien y cuáles no, ya que si le hablas a un niño con humildad, lo más normal es que no lo entienda.

También, debemos entender que la humildad es un valor que no abunda entre los niños más pequeños, nadie nace con esta cualidad. Por ello, tienen a ser egoístas.

Sin embargo, según van creciendo, hay que hacerles comprender que no son los únicos en el mundo, sino que hay otras personas a su alrededor que requieren también de su atención y respeto y por ello, debe estar presente en todos los ámbitos de nuestra vida.

¡Todos nosotros poseemos cualidades especiales que deben ser respetadas y valoradas por los demás!

Beneficios de aprender el valor de la humildad

Enseñar a través del emprendimiento escolar, el valor de la humildad es necesario para poder relacionarnos de manera afectiva con otras personas.

Además, todos los padres desean que sus hijos crezcan, sean felices, posean autoestima y confianza en sí mismos, y para conseguirlo, necesitan enseñarles este valor sumamente importante.

A continuación, quiero enseñarte una lista de beneficios que adquieren nuestros hijos si promovemos en ellos, este valor.

¡Presta atención!

  • Entiende que todos somos diferentes.
  • Conoce y acepta sus limitaciones o debilidades.
  • Reconoce todos sus errores.
  • Pide perdón cuando debe hacerlo.
  • No alardea de sus virtudes o habilidades ante los demás.
  • No habla todo el tiempo de sus éxitos y aciertos.
  • Tolera perder en los juegos y cuando los gana, no ridiculiza a los demás.
  • No se enfada cuando no le salen las cosas como lo desea, sino que lo acepta sin complicaciones.
  • Acepta y entiende las debilidades de las personas que lo rodean.
  • No infravalora a los demás cuando no saben hacer algo que él/ella sabe hacer.
  • No se considera superior a otras personas.
  • Tiene una actitud de curiosidad porque acepta aún le queda mucho por aprender.
  • Comprende la igualdad y dignidad de todo los que le rodean.
  • Valora el trabajo y el esfuerzo de los demás.
  • Se expresa con afabilidad.
  • Actúa con modestia, sencillez y mesura.
  • Escucha a los demás y toma en cuenta sus opiniones.
  • Respeta genuinamente a todo su entorno.

¡La humildad consiste en callar nuestras virtudes y dejar que los demás las descubran!

Madre Teresa de Calcuta

Ejemplos de juegos y actividades escolares que enseñan la humildad

Si no sabes cómo enseñar a tus hijos el valor de la humildad, a continuación vas a encontrar algunos juegos, actividades y acciones, que podrás aplicar en el día a día:

¡Toma nota!

Emprendimiento escolar: el valor de la humildad.

Seguidamente, te cuento los detalles:

1. Enseñar con el ejemplo

La mejor forma de promover en los niños y estudiantes el valor de la humildad es con nuestras acciones, es decir, ellos siempre harán lo que haces, por lo que si quieres que tus hijos aprendan esta cualidad, deberás demostrarlo en tu forma de actuar.

2. Ayudar a los demás

Asimismo, la humildad consiste en ayudar a otros sin recibir nada a cambio. Por ello, participa en actividades que te permitan colaborar con  los demás. Por ejemplo, ayudar a un señor/señora mayor a cruzar la calle, ser voluntario en el hospital, recoger escombros en el parque, etc.

Esto ayudará a tu hijo a comprender que el ayudar a los demás es una elección personal.

3. Valora a todas las personas

Otra manera de promover en los niños la humildad es valorar a los demás sin importar su condición. De este modo, una persona que realmente es humilde se dará cuenta de que todas las personas merecen respeto.

Por ejemplo, muéstrales cómo viven los niños de otros países y explícales que todos merecen ser respetados a pesar de vivir de forma distinta.

4. Pide disculpas por tus errores

Si quieres que tus hijos aprendan a reconocer sus errores, tendrás que ser el primero en disculparte cuando cometas un error con ellos.

¡Si te disculpas, ellos harán lo mismo!

De este modo, pedir disculpas permite dejar a un lado el orgullo y los prejuicios, y esto, es lo más humilde que existe.

5. Utiliza los juegos para entenderlo mejor

Los niños también entienden las cosas muy bien a través del juego. Por ejemplo, puedes comprar juguetes como marionetas e idear situaciones que requieran una respuesta humilde para promover esta cualidad.

También, los juegos de roles son una gran herramienta para fomentar la humildad, ya que los niños aprenden a responder con humildad representando diferentes escenarios a modo de juego.

Para ello, crea escenarios que requieran la expresión de la humildad y muestra a los niños cuáles son las acciones apropiadas en el mismo juego. Así, cuando deban enfrentarse a la misma situación en la vida real, sabrán cómo hacerlo bien.

6. Hoja de recordatorio

Asimismo, los niños necesitan recordatorios diarios para desarrollar cualidades positivas.

Por ejemplo, puedes usar un calendario antiguo o imprime una página de calendario en blanco y escribe en la parte superior de él frases como “Hoy puedo ser humilde al…”

A su vez, ayuda a los niños a completar cada día del mes con un ejemplo de humildad, los cuales pueden incluir:

  • Ayudar a alguien a aprender algo nuevo.
  • Abrir una puerta para alguien.
  • Decir gracias.

7. Actos aleatorios de amabilidad

Estos son actos pequeños que se realizan sin motivo o razón y, por lo general, sin reconocimiento.

Por ello, haz que los niños tengan una lluvia de ideas sobre algunos actos de amabilidad al azar que pueden hacer, como desearle a alguien que se recupere pronto.

¡Ayúdales con algunas ideas, y recuerda que pueden ser gestos tan pequeños o grandes como lo deseen!

Conclusiones

En este punto, ya conoces la importancia de enseñar por medio del emprendimiento escolar, el valor de la humildad, ya que posee una serie de atributos como la modestia y la objetividad.

Ten presente que los niños no nacen con esta cualidad, a medida que van creciendo y se van desarrollando, la van aprendiendo conforme a nuestras actitudes como padres y maestros.

Por ello, las escuelas deben promover a través del emprendimiento escolar, el valor de la humildad con actividades como hojas de recordatorio, juegos de roles, marionetas, etc.

Sin duda, la humildad es una cualidad del ser humano muy valorada y demandada en el mundo del emprendimiento, pues otorga una serie de beneficios como reconocer nuestros límites y debilidades, aceptar las opiniones de los demás y actuar con modestia y sencillez.

Recuerda:

¡La humildad consiste en callar nuestras virtudes y dejar que los demás las descubran!

Gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar