¿Me interesa aceptar un Contrato de Trabajo por Proyecto?

Seguramente estás buscando una oferta laboral fija, pero tan solo te han ofrecido proyecto. Ahora te estás preguntando ¿Me interesa aceptar un Contrato de Trabajo por Proyecto?

En este momento, no sabes si te conviene o no,  porque lo que deseas es una mayor estabilidad.

Pero antes de decidirte, debes conocer que se trata de una relación de trabajo que no es permanente, sino por un periodo de tiempo establecido.

Aunque no estás convencido aún, te recomiendo analizar cada una de las ventajas y desventajas para que puedas tomar una decisión.

De esa manera, podrás seleccionar lo que más te convenga y esté a tu alcance.

Para que estés claro con las alternativas que te ofrece esa propuesta laboral, en este artículo vamos a explicar una serie de aspectos relacionados, que seguramente te van a aclarar el panorama.

Podrás aclarar dudas sobre lo que es un contrato de trabajo por proyecto; cuáles son sus ventajas y desventajas; descubrir si se gana más o menos dinero; precisar si te conviene trabajar sin ser empleado fijo, y cuáles son las condiciones solicitadas.

Al conocer toda esta información, seguramente tendrás las herramientas para tomar la decisión que sea más acertada en tu futuro laboral inmediato.

Comencemos por el principio…

¿En qué consiste un Contrato de Trabajo por Proyecto?

Se trata de una relación laboral que le permite a las organizaciones y/o empresas determinar cuáles son sus necesidades a la hora de planificar y ejecutar proyectos importantes. Y, a la vez, contratar profesionales especializados en las áreas de gestión que requieren.

Estos convenios de trabajo se firman por un periodo de tiempo determinado, durante el cual, los profesionales contratados asumen la responsabilidad de un proyecto. Además, se establecen los pagos de sus honorarios que se regirán, según lo que acuerden ambas partes.

El trabajo por proyecto puede ser desarrollado en forma individual o conjuntamente con un equipo de personal competente. También debe culminarse en los tiempos y circunstancias acordadas.

En caso contrario, por alguna circunstancia especial, se puede ampliar el tiempo de vigencia del contrato, según los requerimientos laborales.

¿Para qué surge el Contrato de Trabajo por Proyecto?

Muchos señalan que se trata de una modalidad laboral que resulta ideal para las empresas modernas y los profesionales contratados.

¿Por qué?

A nivel de las empresas, porque poco a poco van minimizando o eliminando relaciones de trabajo tradicionales largas, con profesionales que permanentemente están allí, pero que esa permanencia no es tan necesaria, en la mayoría de los casos. Muchas veces prefieren personal freelance.

A nivel de los profesionales, porque pueden desarrollar proyectos, de manera simultánea, en varias organizaciones, siendo dueños absolutos de su tiempo y su libertad. Aunque con contratos económicos que pueden acordar, sin mayores beneficios sociales.

Entonces, con esta alternativa de contrato de trabajo por proyecto, las empresas pueden seleccionar directamente lo que quieren o requieren y cancelan solo por eso que están contratando.

Además, para ambas partes es favorable, porque les permite planificar sus programaciones semanales. Y así pueden planificar mejor los objetivos a cumplir en los tiempos previstos.

Buena tendencia laboral

¿Sabías que por estas características, ahora es tendencia internacional?

Pues sí. Ahora la tendencia es que las organizaciones cuenten con pequeños grupos de profesionales capaces de cristalizar sus proyectos y solo pagan por lo que hacen y por lo presentado, en un tiempo determinado y acordado.

Gracias a esta modalidad, se dice que, por ejemplo, en Estados Unidos, el 98 % de las organizaciones cuenta con menos de 20 empleados, que es lo que requieren para seguir funcionando.

El resto de los profesionales que forman parte de su equipo, lo hacen a través de los contratos por proyectos.

Y ya no es solo Estados Unidos, también Suecia, Francia, Gran Bretaña, México y muchos países que se han sumado a esta situación laboral.

“Saber Hacer”

A la hora de activarse el Contrato de Trabajo por Proyecto en una empresa, sus directivos están “a la caza” de profesionales con una vasta experiencia. Se dice que exigen tener un Know How muy desarrollado.

Su significado es “Saber Hacer” y define las habilidades, los conocimientos y las experiencias con las que cuenta una persona para desarrollar con éxito un proyecto determinado.

Incluso, tienen tan alta cotización en el mercado laboral, que los especialistas afirman que una empresa que cuente con un profesional experto en saber-hacer, le otorga valor agregado a la organización y va un paso adelante, en comparación con otras que realizan proyectos similares.

Pero… Esto te interesa:

No solo los expertos en saber-hacer tienen prioridad y posibilidad. También los jóvenes que cuentan con la disposición de cumplir con diversas etapas de pruebas, contrataciones y entrenamientos, pueden surgir con éxito.

Y, según, el resultado de su labor, pueden ser contratados por las empresas para proyectos definidos y muy importantes.

Por ello, es vital que conozcas esta opción.

Son muchas las personas que aceptan estos acuerdos y al culminarlos, han sido tan buenos los resultados, que son contratados nuevamente para otros proyectos indefinidos, que pueden durar años.

Su surgimiento también se debe a que…

Para nadie es un secreto que la crisis económica mundial ha contribuido a desarrollar una nueva mentalidad y a crear una nueva realidad.

Aparecen iniciativas novedosas en todas las áreas, especialmente en lo relativo a la administración, para minimizar sus consecuencias.

En el mercado laboral, el contrato de trabajo por proyecto ha incitado a que esta alternativa  gane más adeptos cada día.

Según The Economist: El beneficio económico de renunciar al contrato de trabajo tradicional se hace evidente con “la economía de baja demanda”. Por ejemplo, las empresas que caen en recesión no pueden darse el lujo de tener contratos de trabajo a tiempo completo.

“Las empresas necesitan que las actividades sean cubiertas, pero no están dispuestas a comprometerse con un contrato de trabajo fijo, ni a pagar los beneficios que estos requieren”.  All Business Expert.

Asimismo, muchos consideran que esta modalidad de “economía laboral”, permite a las empresas poner a prueba a sus contratados, antes de comprometerse con un contrato de trabajo “más” formal.

En pocas palabras, tu empresa solo tendrá que pagar por los resultados obtenidos, mientras que los riesgos financieros disminuyen de manera significativa.

Ventajas del Contrato de Trabajo por Proyecto

Esta opción laboral ofrece beneficios tanto para las empresas, como para los contratados de cada proyecto.

Analiza cada una de las ventajas que te interesan…

Para las empresas:

  • Pueden aceptar más proyectos.
  • Menores riesgos financieros.
  • Pueden evaluar a los empleados antes de formalizar su contratación.
  • Ahorran tiempo para asumir otras responsabilidades y compromisos.
  • Diversifican su fuerza de trabajo.
  • Pueden tener mejor control de la organización.
  • Ahorran dinero al no cancelar beneficios laborales y sociales.
  • Pueden dejar de operar en una oficina y montar el negocio totalmente en línea.
  • Ahorran en gastos de adquisición de equipos y mantenimiento, materia prima, etc.
  • Evitan gastos por formación de personal.

Para los empleados:

  • Cuentan con total libertad laboral.
  • Planifican y ejecutan los proyectos cuándo y cómo lo deseen.
  • La competencia los impulsa a capacitarse más y dar lo mejor de su experiencia.
  • Son los únicos responsables de la ejecución del proyecto a su cargo.
  • Trabajan desde cualquier parte que seleccionen.
  • Controlan sus respectivos horarios.
  • Pueden laborar en lo que realmente les gusta.
  • Poseen la disponibilidad para desarrollar proyectos con distintos contratistas.

Desventajas del Contrato de Trabajo Laboral

Cuando hablamos de las desventajas del contrato de trabajo laboral, muchos comentan que afectan más al profesional contratado que a la empresa.

¿Por qué?

Porque como profesional contratado, pierde una serie de beneficios económicos y sociales, principalmente. Mientras que los empleados fijos cuentan con todos los que estipula la ley de cada país.

Esto resulta complicado para el contratado, porque se traduce en gastos que debe tomar en cuenta y asumir al momento de una emergencia, por ejemplo.

Te cuento…

  • El contrato que firma este profesional estipula unos honorarios económicos específicos por un proyecto y un tiempo determinado. Establece su propio horario y solo se le exige cumplir con la formalización de los objetivos y las entregas. Ni más, ni menos.
  • Cuanto no hay proyectos, no hay ingresos, ni prácticas, ni servicios.
  • Las prestaciones sociales que le corresponden, son su responsabilidad. Corren por su cuenta, no por la empresa.
  • Los gastos médicos generales que requiera, también debe cancelarlos el mismo contratado. Incluso, los correspondientes a maternidad.
  • En cualquier momento que desee, puede disfrutar sus vacaciones y por el lapso de tiempo que considere prudente. Pero los gastos estarán a su cargo. (Recuerda que los empleados fijos tienen 15 días de vacaciones que son remuneradas por la empresa).
  • En el caso de una incapacidad médica, la empresa que lo contrató no cancelará esos servicios. Debe ser el propio contratado.
  • Pocas posibilidades de ahorrar dinero.
  • Y otro tipo de situaciones que no le permiten cobrar horas extras, ni cesantías, ni primas, entre otras desventajas que dejan al contratado sin la capacidad de planificar para el futuro… Pagar hipotecas, continuar su educación u otras inversiones a largo plazo. Nada modifica estas desventajas.

¿Qué piensas de estas desventajas?

¿El Contrato de Trabajo por Proyecto significa menor beneficio económico?

Cualquier persona puede contestar que nunca es suficiente el beneficio económico por la responsabilidad laboral como empleados.

Pero en este sentido, la respuesta no puede ser general. Todo dependerá del acuerdo que se estipule entre el contratista y el contratado.

En el caso que el empleado logre firmar un contrato con un beneficio económico sumamente alto, RECUERDA las DESVENTAJAS que analizamos con anterioridad. Todos los gastos que no son responsabilidad de la empresa, que deben ser cancelados por ti, si es el caso que aplica.

La formación cuenta

Al igual que los empleos tradicionales, el sueldo en el contrato de trabajo por proyecto también depende de la experiencia y la calidad que proporciona el contratado a la organización que lo contrata.

Debe quedar claro que no se le puede pagar lo mismo a alguien que tiene un doctorado, que a una persona que aún estudia en la universidad, o aquella que solo ha realizados cursos y seminarios.

El documento legal

Un contrato de trabajo es un documento legal, que presenta el acuerdo formal establecido por las dos partes: el empleador y el empleado, con sus deberes y derechos.

Además, se deben determinar aspectos relacionados con: Tipo de contrato, tiempo de duración, servicios que se prestarán, lugar de reuniones laborales, monto, forma y periodo del pago del salario, día y lugar para cancelarlo.

Al momento de firmar un contrato debes…

Y esto es primordial… Leerlo de principio a fin muchas veces debe ser tu objetivo inicial. Incluso, las letras más pequeñas. Léelo hasta que comprendas exactamente su contenido.

Pero si te surgen algunas dudas sobre cláusulas allí establecidas… Pregunta, asesórate, habla con los especialistas y exige las modificaciones y los cambios si son necesarios.

Verifica que todos los aspectos acordados y las condiciones ofrecidas estén contempladas claramente y en su totalidad en la contratación.

No firmes papeles en blanco NUNCA.

Cuando todo esté claro, conversado y convenido, puedes firmar. Por supuesto, debes quedarte con una copia de ese contrato.

Y si en algún momento observas alguna irregularidad, denúnciala ante los organismos competentes, si es necesario.

Espero que toda esta información te permita conocer todos los detalles relacionados con el Contrato de Trabajo por Proyecto, a fin de analizar las ventajas y desventajas. Esto es esencial.

Así como también determinar si las propuestas que te presentan te convienen, para tomar una decisión laboral acertada.

¡Estamos en contacto!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR