Publicidad Engañosa: Crea la desconfianza del Cliente

¿Eres emprendedor?  Seguramente te interesa la publicidad como estrategia para dar a conocer tus productos y servicios. Pero es también probable que seas de los que piensa que la publicidad engañosa crea la desconfianza del cliente.

Y aunque algunos aseveren que es una buena modalidad que se utiliza para destacar los supuestos atributos de los productos, lograr su proyección y ventas en poco tiempo…

Seguramente tú seas de los que no están dispuestos a utilizar ese tipo de estrategias. Pero deseas conocerla para evitarla, por respeto a tus clientes.

Por ello, te interesa saber en qué consiste y cuáles son sus detalles.

Precisamente, este artículo te va a responder todas tus interrogantes sobre qué es la publicidad engañosa, cuáles son sus características, por qué algunas agencias la utilizan con regularidad, y algunos ejemplos de productos y servicios que se venden en el mercado, a través de la estrategia de este tipo de publicidad.

Por ello, esta información te será útil a la hora de planificar tus campañas para proyectar y comercializar tus productos sin ningún tipo de publicidad engañosa…

Al contrario, como eres un buen emprendedor, te recomiendo la Publicidad Creativa.

Publicidad Engañosa: Crea la desconfianza del Cliente

La publicidad: Una extraordinaria estrategia de promoción

Todas aquellas personas que, de una u otra forma, integran este importante sector que está conformado por la Producción, la Distribución, las Ventas y el Servicio de bienes y productos, conocen la importancia de la publicidad y su influencia en los clientes y consumidores.

Tal y como lo señala su definición, se trata de un…

“conjunto de estrategias con las que una empresa da a conocer sus productos a la sociedad… Pero lo que se busca es que el impacto en la sociedad sea aceptable, para darle paso al consumismo activo”. 

Y para que este proceso se logre, los medios de comunicación son utilizados como la herramienta ideal para que esos productos y servicios sean conocidos por los clientes y comience el proceso de comercialización.

Siempre y cuando esos productos y servicios satisfagan las necesidades y cumplan los deseos de los clientes.

Al respecto, se puede decir que este es el “gancho” que atrapa a los consumidores como clientes claves de las empresas.

Pero para que la publicidad sea efectiva…

Debe presentar a los productos y servicios a través de las diversas herramientas que utiliza la publicidad: Los Medios de Comunicación.

El objetivo es que los clientes los conozcan.

Especialmente todo lo relativo a sus características, bondades, beneficios, entre otros atributos.

Y, lo más importante….

Que sientan la necesidad y el deseo de adquirirlos, utilizarlos y ser fieles a esa marca.

Sin embargo, para cumplir este cometido, debemos tener en cuenta que la mejor manera de llevar a cabo este proceso de presentación (si el producto es nuevo) o de consolidación (si ya es conocido) es con la Publicidad.

ATENCIÓN… Esto es vital para lograr los objetivos de comercialización de tu emprendimiento. Y, principalmente, para vender, vender y vender.

Hacer buena publicidad.

Respetar al cliente

Y, precisamente, cuando desarrollamos nuestras campañas de publicidad, las debemos llevar a cabo con el respeto que el cliente merece.

¿Qué quiere decir esto?

Que le presentes a tus clientes productos y servicios con todas sus características reales, sin exagerarlas, ni magnificarlas.

Y mucho menos, crear beneficios y bondades que no existen.

Lo que ofreces, es lo que realmente obtendrá el consumidor.

Pero, con la publicidad engañosa, a veces, ese objetivo no se cumple.

¿En qué consiste la Publicidad Engañosa?

Cuando se habla de Publicidad Engañosa, algunos no creen que realmente exista.

Pero sí, aunque no lo creas. Es una estrategia que muchos usan para lograr beneficios, ventajas en las ventas de un producto y servicio.

Es decir, se presentan de una manera, cuando en realidad son de otra forma.

¡Te explico!

Primero, lo primero.

Veamos cuál es el significado de la publicidad engañosa…

“Es aquella que transmite información falsa, incompleta o dudosa acerca de un producto o servicio, con el objeto de inducir al consumidor a un error, para que invierta dinero en algo que no es realmente lo que se expone”.

Aunque no es el deber ser, existe. Y su finalidad es lograr que el cliente tenga una imagen equivocada del producto y/o servicio que ofrece una empresa.

La principal aspiración es que gaste su dinero en algo que realmente no contiene los ingredientes indicados, o las características que señala, o las bondades que ofrece.

O sea, no es lo que se ofrece en las fotos, vídeos, anuncios o vallas.

Un grupo de expertos afirma que la publicidad engañosa incluye desde ignorar las características negativas de un producto o servicio, hasta “mentiritas” sutiles sobre los beneficios. Así como también algunos “trucos” que permiten ofrecer unos precios al consumidor como ofertas, cuando realmente son precios muy elevados.

Veamos el siguiente vídeo sobre Publicidad Engañosa.

Debemos tener claro que…

La publicidad engañosa intenta, por todos los medios, cautivar al consumidor para que tenga una imagen equivocada, sobre el producto o servicio que ofrecen algunas empresas.

¿Cuál es su finalidad?

Pues, que gaste su dinero en algo que, quizás, no es prioritario o no cumple con las características que se ha promocionado.

Para ello, lamentablemente se presentan aseveraciones que no son ciertas. Destacan al producto como el mejor de todos, con ventajas y calidad, que realmente no tiene.

¿Y por qué hacen eso?

Pues es como jugar con la ingenuidad del consumidor. Porque muchas empresas utilizan la publicidad engañosa como una estrategia para…

  • Captar nuevos clientes.
  • Obtener mayores ingresos.
  • Superar a la competencia.

Esta estrategia no es la ideal

Simplemente, porque no presenta la verdad de los productos ni servicios. Y perjudica a los clientes que se dejan llevar por el mensaje y compran algo que realmente no representa lo que le presentaron. Ni satisface sus necesidades, ni deseos.

Entonces…

Reitero que la publicidad engañosa es aquella estrategia de ventas que consiste en maximizar las virtudes o inventarse nuevas para asegurar la atención de la audiencia,

Además, aumentar las probabilidades de vender un producto y/o servicio.

Si bien es cierto que la publicidad debe ser atractiva, los emprendedores deben ser muy cuidadosos en este sentido. Y evitar que tilden sus campañas de publicidad engañosa y, sobre todo, para no enfrentar problemas legales.

Muchos especialistas afirman que  «utilizar publicidad engañosa para promocionar productos, sería colocarle una máscara a nuestra empresa».

Hamburguesas engañosas.

¿Por qué la publicidad engañosa afecta al consumidor?

Principalmente, porque esos productos nunca podrán satisfacer las necesidades ni los deseos de los clientes como se le está asegurando, ya que no cuentan con las características necesarias.

Y en ese caso…

Bueno, se trata de un arma de doble filo, pues las empresas que utilizan la publicidad engañosa, además de no poder cumplir con su palabra en relación con los atributos de la supuesta superioridad de su producto, también pierden credibilidad en el mercado.

Y, peor aún, la conocida publicidad de boca a boca, sin duda alguna, no perdonará ese tipo de errores.

Incluso, las fallas que presenten esas promesas sobre el producto o la compañía crean desconfianza entre el consumidor y la empresa.

Por supuesto, hacen imposible el poder generar engagement (se trata de la fidelidad entre una marca y sus seguidores).

En fin, la publicidad engañosa puede aumentar las probabilidades de la primera compra, pero  dificulta, en gran escala, el posicionamiento en el mercado.

¿Es ilegal la Publicidad Engañosa?

Algunos señalan que depende del punto de vista con el que se vea la realidad; otros afirman que en este tipo de negocio, todo se vale; y hay quienes no están de acuerdo con estas estrategias publicitarias.

Pero lo que sí es cierto, es que la publicidad engañosa puede considerarse como antiética, como una forma de engañar al cliente, al ofrecerle algo que no es como lo presenta, o sea, algo que no existe.

La publicidad engañosa es como si le pusiésemos una máscara a un producto y/o servicio para hacerlo aún más atractivo.

Precisamente por esto, el uso de este tipo de medios para aumentar las posibilidades de compra está penalizado en diversos países. Cada uno tiene sus propias leyes o normativas al respecto.

Sin embargo, hay que tener claro, que la ilegalidad no parte de lo que consideremos o no correcto, sino de realizar actos delictivos que infrinjan las leyes establecidas. Las penalidades por este tipo de irregularidades pueden ir, desde la censura o retiro de las pantallas de un comercial hasta el pago de indemnizaciones, que podrían ser muy onerosas.

Todo esto y más, sin mencionar el tema del escándalo público y la pérdida de la credibilidad.

Afortunadamente, en algunos países existen diversos organismos encargados de proteger al consumidor y a los ciudadanos. Así como también, un conjunto de leyes que los respaldan.

Publicidad Engañosa: Crea la desconfianza del Cliente

Características de la Publicidad Engañosa:

Podemos destacar varias para que conozcas las formas cómo se logra desarrollar este tipo de estrategias publicitarias…

Claro está, no son las recomendadas.

  • Mensajes Confusos: Muchos contienen afirmaciones engañosas de un producto o servicio. O utilizan expresiones ambiguas que buscan que sean los clientes los que deban codificar o traducir el mensaje, de otras formas que no son las correctas.
  • Falta de Información Real: Hay dos tipos de informaciones: La que se proporciona sobre el producto o servicio para lograr su promoción (se comentan sus ventajas y virtudes); y la que se debe comunicar obligatoriamente por ser un dato importante que pueda afectar al consumidor (químicos, procesos industriales, etc.).
  • Omitir aspectos negativos del producto y/o servicio: Se encargan de resaltar los atributos, beneficios y bondades (que a veces no existen o son exagerados) que no dan a conocer los aspectos que podrían resultar contrarios, nocivos, o ciertas restricciones, según sea el caso.
  • Imágenes que no representan la realidad de la imagen del producto: Muchas veces las fotografías que se presentan para mostrar al producto no ofrecen su aspecto real. Un engaño total en este sentido (especialmente en las imágenes que captan comida como hamburguesas, pizzas, helados, entre otros).
  • Promesas que no se cumplen: Hay casos en los que se ofrecen resultados que con el producto no se pueden cumplir. Por ejemplo, las pastillas que supuestamente le permiten a las personas bajar los kilos que tienen de más en pocos días.
  • Uso de la letra pequeña: Existen quienes no informan lo que deben o lo hacen de una manera inusual. Al colocar las advertencias del producto en tipografías imposibles de entender, o cuyo tamaño sea tan pequeño, que para leerlo se necesite una lupa. No está bien jugar con los consumidores.
  • Presionar para vender: Se utilizan frases como: “Oferta por tiempo limitado”, “Solo durante las próximas horas”, “Ahorre más del 50 %” y pare de contar. Todas las opciones incitan a la compra inmediata, por miedo a perder la gran oportunidad del año.

Ejemplos de Publicidad Engañosa:

En la red puedes encontrar innumerables ejemplos de publicidad engañosa. Incluso, ves como verdaderos artistas le dan una imagen realmente provocativa a una hamburguesa incomible, cuando en la realidad, la que te sirven no es ni parecida a la que te presentan en la foto.

Veamos algunos ejemplos en estos vídeos:

35 engañosos trucos de los comerciales que nunca se conocen:

18 formas en las que has sido engañado por las compañías:

Finalmente, como conclusión…

La Publicidad Engañosa transmite información falsa, que incluye desde ignorar las características negativas de un producto o servicio, hasta “mentiritas” sutiles sobre los beneficios.

Así como también algunos “trucos” que permiten ofrecer unos precios al consumidor como ofertas, cuando realmente son precios muy elevados.

Su uso constante crea desconfianza en el cliente.

Recuerda que no hay nada que moleste más a un consumidor que lo engañen a la hora de venderle un producto o servicio.

Una vez que ese consumidor detecta que la promesa base terminó siendo un engaño, no solo vetará al producto y lo expulsará de su lista de compras, sino que también comentará la grave falta con todos sus conocidos.

Y, seguramente, trascenderá en las redes sociales.

Por eso y muchas cosas más, la publicidad engañosa es muy perjudicial para las empresas que estilan su utilización, aunque sean muy populares. Sin duda, es una falla que deberá sumarse a lista de errores que conllevan al fracaso de una empresa.

No creas que estas aseveraciones son exageradas. En algunos países, situaciones como estas son penadas por la ley y, en algunos casos, con multas elevadas.

Espero que este artículo que te haya proporcionado la información que estabas buscando. No olvides que como emprendedor, debes evitar la incorporación de la publicidad engañosa en tus estrategias de comercialización.

¡Gracias por leernos! Estamos en contacto.

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya