Mandamiento #1: PIENSA EN GRANDE en las nubes, pero define en tierra

Cuando decides convertirte en emprendedor y desarrollas tu idea de negocio, comienzas una aventura maravillosa si se piensa en grande.

Este viaje, estará lleno de altos y bajos, ya que esto es un juego, el juego de tu vida. Que continúes o no depende de tu combustible. Este combustible es la motivación para continuar la partida.

Ya que estás haciendo algo nuevo, hazlo grande, piensa en grande, sólo así de resultar satisfactorio habrá valido la pena. Pero no sólo eso, es importante tener margen para, en caso de no llegar a las estrellas, llegar a la luna.

Además, piensa que no todo el mundo piensa en grande. El pensamiento mediocre prevalece y tendrás muchas más dificultades en desarrollar una idea mediocre que algo brillante.

Una idea brillante no ha de ser la más cara, pero sí la más ingeniosa y la más ambiciosa. Esto no es cuestión de negocios, sino de la psicología humana la cual es común en muchos ámbitos. Fíjate a tu alrededor y en el comportamiento humano… las oportunidades más grandes están para los valientes y esta dinámica es humana. Probablemente, habrás oído hablar a las mujeres y hombres más bellas y bellos, decir a veces cosas como: no se me acercan a hablar tanto como a mi amiga o amigo (que es mucho menos bella o bello). Esto es parte de ese comportamiento humano, nos sentimos más seguros arriesgando menos.

Pensar a lo grande obliga a arriesgar por lo importante

Para que los resultados estén a tu favor, te recomiendo tomar en cuenta el primero de los 10 Mandamientos de la Gestión Emprendedora: Pensarás en las nubes, definirás en la tierra.

Es probable que pienses que se trata de una frase poética, que no viene al caso y hasta se te dibuje una sonrisa en el rostro. ¿Irónica? ¿Evocadora? Tal vez, pero sigue la lógica mencionada. No todos se arriesgan. Al pensar en las nubes, te fuerzas a arriesgar, a que lo que se haga sea potente si se piensa en grande.

Pero lo cierto es que no puedes negar que cuando imaginas algo, como la creación de un proyecto, de una idea y hasta de un sueño, más de una vez lo has hecho mirando la inmensidad del cielo y proyectando cada fase en las nubes que pasan.

Y eso se llama… Pensar en Grande, Soñarlo en las Nubes. Es una sensación indescriptible que te permite admirar la proyección de tu idea en pantalla gigante, para luego ultimar los detalles en la tierra. Y todo, con la convicción que quieres hacerlo, es tu deseo, es tu reto, es tu compromiso. Y así lo van a sentir todos los que compartan la realidad de ese sueño.

Cristalizar tu visión emprendedora

Los verdaderos emprendedores son los que no se dejan vencer por el pesimismo y siempre tienen como norte el éxito.  Son personas que logran lo que se proponen con determinación, a pesar de las limitaciones y tropiezos que pudieran presentarse.

Tú también puedes tener esa visión emprendedora. ¿Cómo saberlo? Pues, si sientes que también te caracterizas por estas tres cualidades:

  • Perseverancia: Es el principal atributo. Los emprendedores no se rinde fácilmente, a pesar de las múltiples caídas que puedan tener.
  • Pasión: Son realmente apasionados a la hora de alcanzar sus objetivos.
  • Creatividad y/o ingenio: Son condiciones fundamentales para cumplir sus metas y salir adelante con los recursos que tengan a su disposición.

Son características muy importantes y decisivas a la hora de asumir un emprendimiento trascendental.

Para conocer las clases que existen, te recomiendo conocerlos en Tipos de Emprendedores.

Piensa en grande: pensarás en las nubes, definirás en la tierra

Aquí se trata de personas soñadoras, pero que no se quedan contando las estrellas del firmamento hasta quedarse dormidas. No.

Sueñan con tal convencimiento, que esa sensación genera un poder extraordinario. Lo hacen delineando objetivos elevados, altos, ambiciosos, sobre todo factibles, para hacerlos realidad.

¿Por qué?

Porque mientras tengan la convicción que ese sueño lo pueden cristalizar, lo van a lograr. Y van a disfrutar esa experiencia con pasión. Con el compromiso de definir una misión, una visión, una serie de valores y creencias, que solo pueden llevar a cabo en la tierra, con la perseverancia que los caracteriza.

Y a esa misión, le van a imprimir un valor agregado: Lograr que sus creencias sean compartidas con su equipo de trabajo y, posteriormente, con sus clientes.

En este sentido, te recomiendo que tengas claro que todo lo que sueñes es posible, pero debes pensar y analizar ¿Cómo hacerlo? Esa es la pregunta correcta.

Hay otros que se preguntan ¿Cómo puedo hacerlo? Y no es lo mismo. Son lo que no perseveran, los negativos, los que esperan ser empujados para hacer las cosas. Y esa no es la actitud, ni el camino.

Entonces, ya en la tierra, si estás decidido y convencido, vas respondiendo la pregunta correcta con dedicación y perseverancia. Es probable que no puedas hacer todo de una vez. Pero hoy haces esto, mañana lo otro, y el día siguiente alguna cosa más. Y cada amanecer te lleva a subir un peldaño más hacia tu visión de futuro.

Y realmente, la sensación es indescriptible. Totalmente cierta la frase que afirma: “Querer es poder”.

Emprender cuando se piensa en grande

Es probable que te preguntes ¿Para qué hacerlo? La respuesta es simple. Tu creencia te hace fuerte, firme y perseverante. Estás convencido que puedes lograr lo que te propongas, lo cual tiene una fuerza extraordinaria.

Y lo mejor, es que el hecho de contar con tal convencimiento te permite conseguir que las personas que comparten contigo esa creencia, te sigan sin ningún tipo de duda o incertidumbre. Eso es emprender pensando en grande. Y siempre será una realidad motivadora para seguir adelante y lograr, en la tierra, todo lo que te plantees en las nubes.

Motívate a motivarte

Por ello, es sumamente importante la Motivación para Emprendedores. La explicación es simple.

Unos se atreven a tomar el riesgo y a otros les da temor y claudican. Realmente no es fácil. Es como transitar un camino lleno de piedras e ir avanzando a medida que despejes la vía. Todo dependerá de tu afán de deshacerte de esos obstáculos para avanzar. ¿Y qué es lo que te da la fuerza para avanzar?

Definitivamente todo depende de la motivación que tenga cada persona para lograr hacer realidad una idea que tiene en mente. Eso se llama Motivación para Emprendedores.

Y es el primer paso para iniciar el proceso de emprender, porque muchas veces hay “agentes externos” que, de una u otra forma se convierten en estorbos para pasar la línea de la partida.

Entonces, sin lugar a dudas, este primer mandamiento de la Gestión Emprendedora, marca el inicio de cómo una idea de negocios puede ser soñada y luego cristalizada. Con lo cual logras tu propia satisfacción y el respaldo de los que te siguen y creen en tu misión y visión.

Si quieres profundizar tus conocimientos sobre estos enfoques organizacionales, te recomiendo este vídeo sobre Misión, Visión y Valores: Mitos y Realidades:

Ser original te hace diferente

Recuerda que son igual de importantes la perseverancia y la motivación. Sin embargo, a ese par hay que agregarle la originalidad. El ser único, diferente, te hace atractivo. Sólo puedes ser único cuando se piensa en grande, pues no es una cuestión de tamaño, sino de impacto, de ser diferente.

Si tu idea de negocio es única y diferente… Te identificas con ella y la compartes con fuerza y convicción con todos… Tendrás un público objetivo cautivo, que tendrá tu misma creencia y se sentirá identificado contigo. Lo mejor de todo, es que logras tu cometido.

Un ejemplo de cómo ser único

José es un joven emprendedor, siempre con visión de futuro. Un día, pensando en las nubes, decidió montar un restaurante mexicano en Madrid. No quería uno cualquiera. Debía ser único, tanto por su comida, por su ambiente y por su música.

Deseaba con pasión, que los que allí se dieran cita, sintieran que estaban realmente en México, comiendo fajitas, tostadas, tacos, enchiladas, guacamole y todos los sabores picantes de esta lejana tierra. Esa rica gastronomía estaría complementada con una decoración típica, en un ambiente de fiesta azteca y con mariachis cantando en vivo.

Fue tanta la pasión y la perseverancia de José, que logró instalar en el centro de Madrid, el corazón de México a través de su restaurante. Lo que lo distinguía de otros, es que no había ni un chef. La cocina estaba a cargo de un grupo de señoras, con experiencia en gastronomía mexicana. Y el que elaboraba el menú, diariamente, era nada más y nada menos que José. Llevar esta experiencia es fruto de aplicar el ¡piensa en grande!

Todos los que allí acudían se sentían como en casa, degustando exquisitos platillos con toque azteca, pero totalmente caseros. Esa era una de las atracciones principales del lugar, además de tener la oportunidad de poder cantar, a viva voz,  “Y sigo siendo el rey”.

¿Qué logró José?

Pensó en las nubes crear un restaurante mexicano en Madrid. Y lo definió en la tierra con fuerza, perseverancia y creyendo en todo momento que sí podía hacerlo. Poco a poco, según sus recursos, fue creando los detalles que “engancharan” a sus clientes. Y al final, José comenzó de cero, pero triunfó, logró su objetivo.

Primer Mandamiento: Piensa en grande en las nubes y define en la tierra

Si José lo logró, tú también lo puedes lograr. Pero, si te poner negativo, si te auto bloqueas, si piensas que no lo puedes hacer, que no tienes los recursos, obviamente, no lo vas a conseguir.

Entonces, ten en cuenta… No basta soñarlo, porque si queda en sueños, se lo lleva el viento.

Como emprendedor, a ti te interesa que lo que imaginaste entre nubes, se cristalice en la tierra, así que ¡piensa en grande!. Así como saltaste de nube en nube, imaginando esa felicidad que da el logro en la tierra; cada una de esas nubes es un escalón más, es una nueva fase para lograr tu emprendimiento.

Sueña, pero cristaliza. De nada te vale estar en las nubes viendo lo que logras en los cielos, si no lo haces realidad. Y debe ser hoy, porque mañana es posible que descubras un cielo sin nubes.

¿Estás convencido? Contagia a los demás.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar