Tipos de mantenimiento para los equipos de tu empresa

.

«Si quieres conservar, debes mantener». Una afirmación que se aplica a todos aquellos aparatos, que de una u otra forma nos permiten disfrutar de una buena calidad de vida. Por ello, al leer este post tendrás una idea clara de cómo puedes conservar para mantener, a través de los tipos de mantenimiento que debes hacer a tus activos (maquinarias y equipos) para que tengan larga vida.

Es un tema interesante, porque al finalizar la lectura tendrás una idea clara de la forma en que tus equipos podrán funcionar a la perfección, sí y solo sí, TÚ estás pendiente de su preservación y mantenimiento.

Un caso muy común

Seguramente, en algún momento de tu vida, has conocido a alguien que tiene un automóvil y lo rueda, lo maneja, lo saca para todos lados, noche y día, sin estar pendiente de su funcionamiento. O sea, no le revisa los aceites, ni los frenos, ni de las correas, ni de los neumáticos. En fin, es un un vehículo al que se le da un uso excesivo y no se revisa. Se usa, se usa y no se cuida.

¿Cuál es la consecuencia?

¿Se reduce su vida útil? o

¿Será que dura toda la vida?

Las respuestas se resumen en que el desgaste, la falta de revisión y excesivo uso de cada una de sus piezas lo llevarán a convertirse en una chatarra muy pronto. Y sería muy lamentable perder un vehículo por descuido y falta de cuidado.

Tipos de mantenimiento para los equipos de tu empresa

Si no se hace mantenimiento, los equipos no funcionan.

En cambio, si se revisa, se le cambian los repuestos cada cierto tiempo, se lubrican sus partes y se está pendiente de su buen funcionamiento, durará mucho tiempo.

Se trata de un simple ejemplo en el que involucramos a un auto. Pero lo mismo puede pasar en el hogar con una lavadora, una cocina, una licuadora, una tostadora, una computadora y pare de contar, porque la lista sería muy larga.

Pero ¿Cuando son equipos más complejos?

Cuando son equipos más complejos, la cosa cambia, porque es probable que el proceso de funcionamiento de cada uno sea continuo y, en consecuencia, su mantenimiento debe ser más estricto y permanente.  Nos referimos a los ubicados en fábricas y/o industrias, que cuentan con mecanismos más complicados, que requieren mayor atención por parte de personas especializadas.  

Por ello, para ser productivo en el mundo empresarial, necesitas que tu negocio funcione siempre como debe ser y el mantenimiento es prioritario en todos los sentidos.

Y para contribuir con ese objetivo te recomendamos que conozcas todo lo que tiene que ver con los distintos tipos de mantenimientos. Así podrás tener una idea de su importancia y qué hacer en un momento dado. Además te daré  una pequeña lista de tareas fáciles y prácticas para el adecuado mantenimiento de equipos en medianas empresas.

Comencemos por lo más importante, por la definición…

 ¿Qué es el mantenimiento en una empresa?

Tipos de mantenimiento para los equipos de tu empresa

Existen diversos tipos de mantenimiento de equipos.

Es la información del estado de los equipos y las tareas que deben hacerse para que las máquinas y las instalaciones de una empresa funcionen bien, por más tiempo y sin esperar que se dañen por completo.

Otras definiciones de mantenimiento:

  • Son aquellos trabajos que se realizan para mantener las piezas de un todo en una adecuada condición y lograr que sus sistemas funcionen en armonía y normalidad.
  • Son las acciones de previsión, reparación y conservación que permiten que las máquinas funciones adecuadamente.
  • Es una serie de procesos que incluyen reparaciones, ajustes, reemplazos, limpieza y lubricación, que permiten el funcionamiento adecuado de una pieza, una unidad, un equipo, una planta, una industria.

Todas coinciden en que una acción de revisión, previsión, cambio o sustitución, permite llevar a cabo el proceso de mantenimiento para el buen funcionamiento y larga vida del equipo.

Al tener claro este punto sobre lo que es el mantenimiento y su importancia, es recomendable BORRAR la creencia de algunos, cuando afirman que no es necesario, mientras el equipo funcione. Pero cuando los especialistas explican que eso es un error, ellos preguntan: 

¿Por qué no espero a que se dañe para hacer las reparaciones?

Porque pierdes tiempo y dinero, así de sencillo.

Y, si no lo has notado, hacer mantenimiento te ayuda a:

  • Asegurar la seguridad de las personas que usan las máquinas y  las instalaciones.
  • Conservar los bienes (que te han costado dinero) para que tengan una vida útil, más larga y sin afectar el desempeño.
  • Evitar paros inútiles de tu empresa por fallos.
  • Disminuir la gravedad de los fallos que son inevitables.
El mantenimiento de los equipos es importante.

Hay que evitar que se dañen los equipos por uso sin mantenimiento.

Además, si esperas que se dañe el equipo para aplicar los correctivos necesarios, demostrarás que no eres un buen gerente, porque las consecuencias afectarán la producción, los horarios de trabajo, el cumplimiento de entregas, los presupuestos serán más altos y muchos contratiempos más que tendrás que solucionar, por no tener PREVISIÓN. 

Todos estos puntos favorables ayudan a que tu empresa sea mucho más productiva y, por lo tanto, competitiva en un mercado ya saturado. Y mejoran tu imagen ante los ojos de tus clientes. Un aspecto muy importante.

3 Tipos de Mantenimiento según su objetivo

Esta imagen te muestra los tipos de mantenimiento que debes tener en cuenta en tu empresa, según su objetivo y las necesidades que se presenten. Te los voy a explicar desde otro punto de vista, pero, en esencia, son muy parecidos.

Pero ten en cuenta que este artículo forma parte de una serie que incluye cuatro títulos más: Mantenimiento Preventivo, Mantenimiento Correctivo, Mantenimiento Predictivo y Plan de Mantenimiento en 10 pasos. En todos hay definiciones, tipos, características, ventajas y estrategias. 

Mantenimientos.

1.- Mantenimiento Preventivo

Este tipo tiene como finalidad la conservación y preservación de los equipos, a través de una exploración de cada uno de sus componentes, con miras a avalar su normal funcionamiento.

Existen tres tipos: Programado, Predictivo y de Oportunidad.

  • Mantenimiento Programado

Es un mantenimiento programado y sistemático. Suele ser un mantenimiento que se aplica sin que la máquina presente ningún síntoma de fallos.

Los fabricantes suelen incluir manuales de uso con recomendaciones para que se haga cada cierto tiempo.

Por ejemplo: El cambio del aceite cada [X] kilómetros; revisión de los neumáticos y frenos antes de hacer un viaje.

Si has hecho un mantenimiento predictivo o te has topado con uno correctivo, puedes usar esa información para anticipar fallas potenciales y anotar en un calendario cuándo se puede aplicar.

Esta es la mejor forma de mantener tus equipos funcionando la mayor cantidad de tiempo posible. 

Revisiones constantes.

Hay que programar las revisiones correspondientes.

2.- Mantenimiento Correctivo

Dentro de los tipos de mantenimiento, el Correctivo es el más básico y  tiene como objetivo localizar fallas o averías para corregirlas. Ten en cuenta que si un equipo falla o presenta un defecto, se le aplica “el mantenimiento”. Algunos le llaman reparación.

Hay dos tipos de ver el mantenimiento correctivo:

  • Inmediato: Se aplica cuando la falla te toma por sorpresa y la máquina no puede seguir operando.

Ejemplo: Tu automóvil está andando con normalidad. De repente se apaga y no enciende más. Debes llevarlo al taller para repararlo.

  • Diferido: Es cuando detectas una falla que no es tan grave para que la máquina se detenga, pero sabes que lo hará muy pronto, si no actúas rápido.

Ejemplo: Escuchas un ruido extraño en el motor de tu coche, pero aún está andando.

Mantenimiento correctivo.

3.- Mantenimiento Predictivo

Es el tipo de mantenimiento que requiere de mucha información y análisis para aplicarse. ¿Por qué? Porque busca descubrir cuándo y cómo sucederá la falla y estar preparado para solucionarla.

¿Qué tipo de información necesitas para el mantenimiento predictivo (PdM)?

  • Información de los sistemas de gestión: Datos que hayas almacenado en un software de gestión tipo ERP, SCADA, Platzilla u otros más específicos de mantenimiento.
  • Información referencial: Especialmente para equipos tecnológicos como aplicaciones, nuevos lanzamientos, programas informáticos, etc. Puedes encontrarla en foros, reseñas, comentarios, opiniones, redes sociales correos electrónicos que aseguren que un programa presenta una falla (bug, en inglés).
  • Información en tiempo real: Es cuando obtienes la información de la falla y actúas en el momento.

Por ejemplo: La típica solución rápida del “golpecito” a los vidrios eléctricos o radio cuando no funcionan.

Otro ejemplo de una empresa es cuando el operario mira el monitor y detecta que la máquina está sobrecalentada, de inmediato toma acción para bajar la temperatura.

Por supuesto, para este tipo de mantenimiento necesitas operarios que puedan ser capaces de tomar decisiones correctas en el momento. Son necesarios en las empresas, porque disminuyen o eliminan el tiempo de aviso a los directores de operaciones y no se detiene la producción.

Tipos de mantenimiento para los equipos de tu empresa

La toma de decisiones es vital.

Consejo: A pesar de que el problema sea solucionado, es importantísimo que notifiques la falla cuando puedas (describe el contexto, el momento y si se repite) para que se puedan tomar acciones futuras. Lo que me lleva al segundo tipo de mantenimiento…

Sinónimos: Mantenimiento tecnológico, porque requiere de medios avanzados para anticipar los fallos.

Ahora quiero que mires la segunda clasificación:

Tipos de mantenimiento según la aplicación

Puede que en tu empresa se presenten las fallas anteriores, pero hay dos formas de aplicar el mantenimiento:

Mantenimiento Cero Horas o Mantenimiento Overhaul

En un mantenimiento que depende de la gravedad de la falla, porque implica que el daño es tan severo, que se necesita parar la maquinaria por completo para hacer el mantenimiento.

Por ejemplo: Si tienes una fábrica de mermeladas y la máquina embotelladora (la única que tienes) falla, para repararla necesitas detener la máquina por completo para cambiar las piezas. Lo mismo pasa cuando cambias los neumáticos de tu auto.

Tipos de mantenimiento para los equipos de tu empresa

Es aquel mantenimiento que se puede aplicar mientras la máquina sigue funcionando, por dos simples razones:

  • La falla es específica y no afecta al resto de la maquinaria (un cambio de bombillos, por ejemplo).
  • Se trata de un mantenimiento casi obligatorio para el funcionamiento de los equipos (como la lubricación, reapriete de tornillos, limpieza, etc.).

Sinónimo: Mantenimiento de conservación.

¿Necesitas hacer mantenimiento informático? Entonces te interesa conocer los Mantenimiento para computadoras.

Ahora, surge una pregunta igualmente importante: ¿Quién se encarga de hacer el mantenimiento?

Para esto, hay otra clasificación:

Tipos de mantenimiento según el responsable

Tipos de mantenimiento según el responsable.

Hay mantenimiento interno y externo.

I. Mantenimiento realizado por la propia empresa

Es el mantenimiento que puedes hacer tú mismo o tus mismos empleados. Por lo general, se hace cuando se trata de tareas sencillas o cuando se posee un equipo formado exclusivamente para hacerlo.

Si pretendes hacer las tareas de mantenimiento por ti mismo, ten en cuenta el personal que lo hará y los recursos que deben ser destinados para eso.

II. Mantenimiento subcontratado

Si sabes poco o nada sobre el mantenimiento, es mejor que lo dejes en manos de un experto. Puede ser el fabricante, el importador o una empresa especializada en estas intervenciones.

Consejo: Dependiendo del grado de dificultad de las tareas, puedes optar por este servicio con un Plan de Entrenamiento para que en el futuro puedas hacer el mantenimiento sin depender de otros.

Muy bien, ya sabes cuántos tipos de mantenimientos existen y cómo se organizan según varios factores. 

Procedimientos recomendados

Cuando en tu empresa se presente un problema con un equipo, maquinaria, unidad o aparato, te recomiendo que tomas en cuenta el siguiente procedimiento, a partir del momento en que el jefe, el coordinador o un operario se dé cuenta de una anormalidad en su funcionamiento.

Lo primero es avisar al directivo del área de mantenimiento para que reporte la novedad y solicite la orden de reparación, dependiendo de la gravedad que presente el equipo y de su importancia en el proceso de producción.

Tipos de mantenimiento para los equipos de tu empresa

Toda la información debe incluirse en la ficha de mantenimiento a la hora de una avería.

En el caso que esa avería no sea grave y pueda ser solucionada por personal de la empresa, lo correcto es transcribir los detalles de la situación presentada y de la reparación en la ficha de mantenimiento respectiva. Se debe incluir fecha, hora, materiales utilizados, costes y el personal que laboró.

Si la reparación estuvo a cargo de tercero. Se incluye en la ficha de mantenimiento nombre de la empresa, supervisor, el tipo de reparación que realizó. También la factura de la empresa y si se anexan cargos por compra de materiales. En ambos casos, se debe resaltar en la ficha el número de horas que el respectivo equipo estuvo sin funcionar.

Revisiones periódicas

Algo muy importante que debes tener en cuenta es que tu coordinador o jefe de mantenimiento debe revisar con regularidad las fechas y los tipos de mantenimiento que le han realizado a cada una de las máquinas.

Así se podrán evitar problemas posteriores, porque sabrá cuando es el momento para el tipo de mantenimiento que le corresponde. Correctivo o preventivo, según sea el caso.

Este proceso incluye propuestas de cambios de piezas, compra de materiales, personal, presupuesto, entre otros aspectos requeridos.

Finalmente, toda la información quedará registrada en el Historial de Reparaciones, una guía para emprender las futuras reparaciones y procesos de mantenimiento.

Tipos de mantenimiento

Ahora… La pregunta del millón:

¿Cómo aplicar un plan de mantenimiento fácil y práctico?

Escoge uno o varios tipos de mantenimiento que podrías necesitar. Contempla las posibles fallas que pudieran presentarse y la forma más efectiva para corregirlas, sin perder tanto dinero y tiempo.

Por ejemplo:

1. Identifica el estado inicial de tus equipos

  • Enumera y elabora una lista de los equipos, es decir, crea un inventario (marca, función, año o versión, fecha de instalación).
  • Identifica si existen garantías o servicio de mantenimiento por parte del vendedor (fecha, condiciones, etc.).
  • Agrupa todos los manuales de uso de los equipos en un solo lugar.
  • Califica su estado (bueno, regular, malo).
  • Incluye el historial de reparaciones previas.
  • Incluye los fallos detectados en mantenimientos previos.
  • Lee las leyes que te obligan a hacer mantenimientos (plazos, condiciones, responsables, criterios que debes cumplir, etc.).
  • Identifica cuáles sistemas y equipos necesitan una reparación (urgente, media, baja).
  • Localiza los tipos de mantenimiento que necesitas (citados en este artículo).
  • Identifica las herramientas que tienes para hacer el mantenimiento y elabora una lista de las que necesitas.
  • Define cómo será el mantenimiento (propio o externo).

2. Planifica en el calendario las reparaciones que se realizarán

Incluye puntos como:

  • Fecha programada.
  • Duración aproximada.
  • Responsable (interno, externo).
  • Costo aproximado (incluyendo herramientas, el costo que te produce si haces un mantenimiento Hora Cero, materiales, etc.).
  • Lista los requerimientos necesarios para el mantenimiento (personas, equipamiento, herramientas, condiciones de la máquina –si debe estar apagada, fría, etc.) – materiales, tipo de repuestos y cualquier otra información necesaria.

Además, lleva un control de lo que se hace, cómo se hace, cuánto tiempo tarda.  Así como también los inconvenientes presentados y causas de la falla.

4. Gestiona la información de los distintos tipos de mantenimiento

En este caso, te recomiendo que uses un sistema informático que te permita tener toda esa información a la mano, en un solo lugar y con acceso a todo tu equipo.

Y, finalmente voy a responder una pregunta que muchos se hacen

¿Es obligatorio hacer mantenimiento?

Sí, es obligatorio en algunos países y según qué industrias. Las autoridades gubernamentales han creado leyes que obligan a hacer mantenimiento en las empresas, porque, sencillamente, de esta acción de preservación depende la salud de muchas personas y del medio ambiente.

Cada país tiene sus leyes, normativas y estatutos sobre esta materia y la mayoría concuerda en que se deben establecer en las empresas lineamientos que le garanticen a los trabajadores las condiciones de seguridad, salud y bienestar en un ambiente de trabajo adecuado, con equipos que tengan buen funcionamiento.

Como también la promoción de un trabajo seguro, con la prevención de accidentes y enfermedades ocupacionales.  

Empresas químicas.

El mantenimiento es obligatorio en las empresas.

Por ejemplo, estos son algunos tipos de empresas que necesitan mantenimiento obligatorio:

  • Seguridad y defensa.
  • Medios de transporte (vehículos, barcos, aviones, metros, teleféricos, tranvías, etc.).
  • Empresas que trabajen con productos químicos y tóxicos (farmacéuticas, sanitarias, etc.).
  • Empresas que manejen servicios clave para la economía de un país (electricidad, gas, petróleo, carbón, agua, alimentos, internet, telecomunicaciones, etc.).
  • Empresas ubicadas cerca de ríos, lagos y del mar.
  • Empresas que vendan productos alimenticios (restaurantes, cafés).

No te confundas, ahora todas las empresas están obligadas a realizar un mantenimiento para salvaguardar la vida y salud de sus empleados.

El mantenimiento es una inversión

Hemos analizados muchos aspectos vinculados con los tipos de mantenimiento para los equipos de tu empresa, pero es preciso que también tengas claro que el mantenimiento es una inversión. 

Seguro pensarás… ¿Cómo es eso? Pues muy fácil, en todas las empresas, incluso en la tuya, se debe tener claro que el mantenimiento (en todos sus aspectos) es una inversión que, en la mayoría de los casos y de las veces, te va a evitar gastar dinero de más, cuando se trate de reparar o comprar equipos.

Teniendo en cuenta esta premisa, también debes estar claro que al contar con maquinarias funcionando en buen estado, tendrás la tranquilidad de contar con un proceso de producción de calidad que, generalmente, podrá ser operado sin pérdidas de tiempo permanentes por averías o reparaciones.  De esta manera, podrás garantizar los productos y/o servicios que requieren tus clientes.

Cada país hace lo suyo

Como lo comentamos anteriormente, sobre este particular, cada país tiene sus leyes y reglamentos. Por supuesto que España también. Aquí te dejo de un enlace sobre las obligaciones de mantenimiento que están vigentes en este país.

Si deseas más información sobre lo que se hace al respecto en España, puedes encontrarla en el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

Y no olvides…

Sin importar el rubro de tu empresa necesitas hacer mantenimiento. Por ejemplo, si eres una empresa de automóviles, necesitas mantener a tus robots, cadena de ensamblaje, soldadoras, etc. Y si eres un autónomo que trabaja desde su casa vía internet, necesitas también hacerle un mantenimiento a tu computadora y otros gadgets que uses.

Empresas que trabajan a la perfección.

Un empresa funciona bien cuando tiene un buen plan de mantenimiento.

Espero que te haya sido útil y hayas aprendido los distintos tipos de mantenimiento. Si tienes algún consejo extra puedes dejarlo en los comentarios.

Hasta la próxima

[Imagen de portada cortesía de Mark Ittleman]

Más de Operaciones

Google AdSense Widget Matched Content

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR