¿Cuándo y por qué hacer el cambio de nombre de empresa?

¿Quieres hacer el cambio de nombre de empresa y temes las consecuencias?

¿No sabes si es el momento oportuno?

TRANQUILO… Cambiar los nombres de empresas no tiene por qué ser un problema.

En este artículo te presento la información que requieres para despejar tus dudas y responder tus preguntas:

¿Cuándo es necesario y conveniente? ¿Cuáles son las consecuencias? ¿Cómo tomar la decisión? Entre otras.

Estos los puntos que debes tener en cuenta:

  • ¿Por qué hacer el cambio de nombre de empresa?
  • Razones que justifican el cambio de nombre de empresa
  • Beneficios del cambio de nombre de empresa
  • Consecuencias del cambio de nombre de empresa
  • Consejos para el nuevo nombre de tu empresa

PRESTA ATENCIÓN… Te presento un ejemplo sobre el cuándo y el por qué se hace el cambio de nombre de empresa.

¿Por qué hacer el cambio de nombre de una empresa?
¿Por qué hacer el cambio de nombre de una empresa?

¿Por qué hacer el cambio de nombre de una empresa?

Para responderte esta pregunta, te presento el caso de Paco, un emprendedor que vivió el momento de cambiar el nombre de su empresa. Pero no sabía si era lo más conveniente o no.

Así podrás entender varios aspectos interesantes. Especialmente, lo que se relaciona con las razones, los beneficios y las consecuencias.

Te cuento… Paco tiene 3 años estructurando su emprendimiento. Se trata de una editorial alternativa.

Como todos los emprendedores e inversionistas de diversos países, ha pasado buenos y malos momentos.

Por ello, para que despegue de una vez, le recomiendo a Paco que considere la aplicación de una modelo sustentable, sostenible y escalable. En resumidas cuentas, me refiero al  Modelo Canvas.

Pero ese es tema para otro artículo. En este, debo explicarte la situación que afronta Paco. La pregunta que ronda su mente es ¿Cambio el nombre de la empresa o no?

Al analizar este escenario, encontramos una respuesta positiva y una respuesta negativa. Ambas tienen sus consecuencias. Y precisamente ese dilema, me parece interesante compartirlo contigo.

Justamente cuando tú podrías estar pasando por el mismo aprieto.

Marcas famosas que cambiaron su nombre caso Google
Marcas famosas que cambiaron su nombre caso Google

Cambio de nombre de empresa ¿Sí o No?

Cuando un emprendedor decide cristalizar su idea de negocio, el proceso se inicia con la búsqueda del nombre ideal.

El nombre que se convierte en su tarjeta de presentación para darse a conocer ante los clientes… En ese momento especial cuando abre sus puertas.

Pero, lamentablemente, algunos emprendedores escogen cualquiera. Otros se lo toman más en serio, porque saben la trascendencia que tiene un buen nombre.

¿Por qué?

Pues, porque después que registres el nombre ante el Registro Mercantil de tu localidad, ya no lo podrás cambiar tan fácilmente.

Regresemos al caso de Paco. Su propuesta de valor es ofrecer servicios editoriales. Principalmente, a autores independientes que deseen participar en el proceso.

¿El objetivo?

Lograr un libro a la medida del cliente.

Por eso, Paco llamó a su negocio Taller Editarte.

Pero en sus encuentros con sus clientes, se ha encontrado con una sorpresa…

Ninguno puede leer correctamente el nombre de su editorial.

¿Qué leíste la primera vez? ¿Taller Edi-tarte o Taller Ediarte?

Seguramente, formas parte del 95 % de las personas, que leyó Taller Ediarte.

Casi todos omiten la “t”. Y es por ello, que Paco se encuentra en el dilema de cambiar o no el nombre, por todo lo que implica.

Te cuento el resultado de mis investigaciones.

Marcas famosas que cambiaron su nombre caso Firefox
Marcas famosas que cambiaron su nombre caso Firefox

Razones que justifican el cambio de nombre de una empresa

Existen diversos motivos por los cuales se hace indispensable cambiarle el nombre a una empresa. Algunos están relacionados, principalmente, con la disminución de las ventas de sus productos o demanda de sus servicios.

Y, en consecuencia, la pérdida sustancial de los clientes.

Pero para que te des cuenta que no son las únicas razones, te presento esta lista. ANALIZA CADA PUNTO.

1.- Cuando un negocio no es rentable:

Primero, lo mejor es que evalúes qué es lo que anda mal (producto o servicio, modelo de negocio, equipo de trabajo, entre otros aspectos).

Al identificar los aspectos negativos, lo recomendable es aplicar los correctivos pertinentes. Y, si crees que es lo mejor, cambia el nombre.

2.- Si el nombre original está asociado a una mala reputación:

Si has quedado mal con muchos clientes, o te has atrasado en el pago de gastos obligatorios o recurrentes, es evidente que te conviene cambiar de nombre.

Pero eso sí, ten en cuenta esta recomendación… Como dicen popularmente: “borrón y cuenta nueva”. Claro está, debes cambiarlo CON EL COMPROMISO DE HACER LAS COSAS BIEN, a partir de ese momento.

3.- Cuando tus clientes ven a tu empresa de manera distinta: 

Como en el caso de Paco. Sus clientes y proveedores perciben su empresa editorial con otro nombre. Tiene una denominación legal y lo distinguen con otra.  

Es como una dualidad. Eso le ocasiona diversos problemas. Incluso, administrativos. Algunos proveedores le facturan con “Taller Ediarte”, lo cual es grave.

Otras razones que son justificables…

4.- Tu nombre es difícil de pronunciar, escribir o recordar: 

Es probable que suceda. Por eso, siempre le recomiendo a los emprendedores que van a desarrollar su idea de negocio, que piensen bien el nombre.

Incluso, cuando tienen dudas, les recomiendo la asesoría de expertos en las agencias de publicidad.

Un nombre complicado, SIEMPRE TRAE PROBLEMAS. De hecho, hay clientes que no te pueden ubicar en la Web. No saben ni cómo se escribe, ni cómo se pronuncia tu nombre. Definitivamente ¡Debes cambiarlo!

5.- Si un competidor mayor tiene un nombre parecido:  

Existe una práctica que consiste en adoptar el nombre de una empresa grande, pero cambiando una letra o atravesando un guion, por ejemplo.

Se trata de algunos “trucos” para atraer clientes, o para confundirlos. Pero eso, puede atraer implicaciones legales. Lo mejor es evitarlos.

6.- Al disolverse la sociedad y deseas la empresa:

Suele ocurrir, que uno de los socios venda sus acciones por diversos motivos. Entonces, puedes comprar las acciones. O deciden cerrar la empresa y tú abres otra con diferente nombre.

7.- Si por algún motivo se deba cambiar el nombre: 

Es decir, un motivo de fuerza mayor. Tal vez, como consecuencia de la promulgación de una ley, o algo por el estilo.

8.- Si la empresa tiene años y no obtiene rentabilidad:

Pues, en ese caso, un refrescamiento de nombre le vendría muy bien.

Antes de ser Starbucks, la empresa se llamó Starbucks, Coffee, Tea and Space
Antes de ser Starbucks, la empresa se llamó Starbucks, Coffee, Tea and Space

Beneficios del cambio de nombre de una empresa

Si leíste con atención las razones que justifican el cambio de nombre de una empresa y te diste cuenta que la tuya presenta una o varias…

Eso es suficiente para que cambies el nombre de tu emprendimiento. Y sin ningún tipo de temores o miedo.

Entre los beneficios que garantiza el cambio de nombres de una empresa destacan:

  1. Cambiar todo completamente: Imagen, logo, colores y otros aspectos, con propuestas actualizadas, siguiendo las tendencias del momento.
  2. El nombre de tu empresa representa tu nueva propuesta de valor.
  3. El cambio de nombre a tu empresa le va a permitir una nueva y efectiva proyección, tomando en cuenta tu experiencia.
  4. Puedes incursionar en nuevos mercados. Seguro, más provechosos.

Consecuencias del cambio de nombre de empresa

Por supuesto, si decides el cambio de nombre de empresa, no te vas a salvar de las consecuencias.

Es por eso, que cuando tomes la decisión, debes estar absolutamente seguro y asumir todas las consecuencias del caso.

Estas son algunas:

  1. Debes comenzar desde cero: Todo el posicionamiento alcanzado con la empresa anterior (con lo poco o mucho que sea) lo pierdes al iniciar una nueva.
  2. Pierdes tus seguidores en las redes sociales, los correos electrónicos, y tus clientes habituales: Nada que no se pueda recuperar. Pero, en la transición te vas a llevar un buen tiempo.
  3. Nadie te conoce: Por lo tanto, debes hacer una inversión en publicidad.
  4. Tienes que realizar los trámites legales pertinentes: Todo lo que incluye registro de dominio, registro de marca, plan de negocio, permisos, y un largo etc. Eso te va generar gastos adicionales.
  5. Invertir en la nueva imagen y papelería: Con el cambio de presentación, hay que presupuestar todo lo relativo a papelería corporativa, material POP, entre otros aspectos.
  6. Y… Corres el riesgo que los problemas te persigan, porque los mismos están en ti. Por eso insisto, si vas a cambiar, tienes que CAMBIAR de verdad.
Antes de ser Nike, la empresa se llamó Blue Ribbon Sport
Antes de ser Nike, la empresa se llamó Blue Ribbon Sport

Consejos para el nuevo nombre de tu empresa

He compartido contigo información valiosa para que conozcas los pros y los contras de lo que significa el cambio de nombre de una empresa.

Por ello, si te has decidido a cambiarlo, debes tener en cuenta la acertada elección de un nombre.

Primero, que exprese realmente la razón de ser. Y, segundo, la propuesta de valor que ofrece tu negocio.

Por lo tanto, no puedes caer en los mismos errores. Ahora, te sugiero:

  • Escoger un nombre que sea fácil de recordar y pronunciar.
  • Escuchar la opinión de tu público objetivo, proveedores y clientes sobre el nuevo nombre.
  • Comprobar si cuenta con la razón de ser de tu propuesta de valor.
  • Investigar que ese nuevo nombre no lo tenga otro establecimiento comercial.
  • Registrar el nombre de la empresa.

Para que tengas en cuenta la experiencia de grandes empresas internacionales, te recomiendo que conozcas el origen de su nombre.

Ahora, si después de esta experiencia, tienes que dedicarte a trabajar en otro cambio de nombre de empresa en un futuro, la cosa no es normal.

Entonces, te recomiendo reflexionar y analizar sobre el tema. Con una vez, es suficiente. Te lo aseguro.  ¡Éxitos y suerte!

Gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.