Alquiler vacacional como negocio

Si te sobra un cuarto libre en casa, o tu casa completa la quieres alquilar en verano para pagar la hipoteca o has comprado directamente para alquilar a turistas te enseñaré algunas pautas para llevarlo a cabo, dentro del alquiler vacacional como negocio.

Olvídate de los espacios ociosos en casa o de tener cerrada la casa en época estival y comienza tu negocio con el alquiler de habitaciones o casas enteras.

Fácil, práctico y altamente rentable, pero además si entiendes “qué están tratando de hacer tus clientes” podrás tener inquilinos que repiten y te recomiendan… pero esto… es un bonus que ponemos al final del artículo… ¡es nuestro secreto!

Volviendo al tema “técnico” del negocio, la mejor parte del alquiler de habitaciones o casas enteras es que el trabajo es relativamente sencillo y puedes generar ingresos a partir de tu vivienda propia.

En caso que seas inversor este post aplica igualmente. Simplemente queríamos ampliar el alcance para ilustrar la sencillez del proceso.

Alquiler de habitaciones como negocio
Alquiler de habitaciones como negocio

¿Cómo comienzo un negocio de alquiler de viviendas o habitaciones?

El alquiler vacacional como negocio, sea de habitaciones o de viviendas enteras es puede expandirse de acuerdo a tus necesidades.

Ya sea porque quieres un ingreso extra o quieres dedicarte a ello, es una fórmula que el mercado ha acogido con fuerza.

No es para menos ya que puede cubrir los siguientes supuestos:

  • Una familia con ingresos medios o bajos si tiene una casa en buena ubicación puede llegar a pagar su hipoteca anualmente con el alquiler vacacional (o quedarse cerca de ello).
  • Personas ya jubiladas, pueden alquilar cuartos a estudiantes para tener ingresos extra y también como no, para no sentirse solos (depende de quien entre en casa claro).
  • Un inversor puede diversificar su cartera gracias al alquiler vacacional como negocio. Al final, éste alquiler puede pagar la hipoteca del mismo por sí mismo, más un margen de beneficio.

Requisitos para el alquiler vacacional como negocio

Es importante que cuides que en el contrato –que hagas a tu inquilino- especifiques las responsabilidades sobre el inmueble.

Además de ello, te recomendamos que tu vivienda cuente no sólo con el seguro de responsabilidad civil, sino uno que cubra accidentes y/o daños por accidentes.

El alquiler de habitaciones en España se regula por el código civil. Por este motivo, el arrendado no tiene derecho a prorroga y queda expuesto a las especificaciones del contrato si lo tienes o si lo quieres desarrollar según un modelo de contrato de alquiler vacacional.

Ventajas del alquiler vacacional como negocio.

  • Generas ingresos a partir de un espacio ocioso o una vivienda disponible una temporada.
  • Puedes dedicarte a otras actividades simultáneamente.
  • La rentabilidad por habitación es mucho mayor a rentar un piso completo en caso de alquiler de habitaciones.
  • En el caso de Alquiler de viviendas completas, el alquiler vacacional como negocio es más rentable que el alquiler a largo plazo.
  • Cobras mes tras mes (es un ingreso fijo).
  • Cubres el pago de servicios básicos del inmueble.
  • Mantiene una demanda en aumento, ya que si has hecho bien tu trabajo, probablemente seas recomendado y tengas más facilidades para alquilar tu espacio o vivienda.
Alquiler y alquiler vacacional como negocio

Desventajas del alquiler vacacional como negocio

  • Debes estar al tanto de remodelaciones, reparaciones y pagos de servicios.
  • Posibles problemas de convivencia en caso de alquiler de habitaciones.
  • En el caso de alquiler de tu vivienda en época estival los inquilinos vacacionales pueden generar problemas en la comunidad afectándote a ti directamente como propietario que vive el resto del año.
  • Debes invertir en arreglos y acondicionamiento de los espacios.

Puntos estratégicos

El negocio es relativamente sencillo y no requieres de una gran inversión inicial para poder emprender. Si posees una vivienda propia será todo mucho más fácil.

También podrías subarrendar pisos y dedicarte al alquiler de habitaciones individuales o casas enter. En tal caso debes notificarle al propietario y dejarlo expreso en el contrato de arrendamiento (de lo contrario podrán echarte del piso).

El mayor gasto que tendrías que hacer son las reparaciones comunes del hogar y el acondicionamiento de las habitaciones.

Puedes generar un ingreso mayor al rentar habitaciones amuebladas (pero esto también requerirá de una mayor inversión).

No olvides que serás tú el único responsable de todo lo que suceda en el piso, así que deberás estar atento de las quejas de tus vecinos y la junta de condominio. Recuerda que el pago de los servicios corre por tu cuenta. Si tienes más de un inquilino, tendrás que mediar ante los posibles desacuerdos.

Aspectos legales

Como arrendador deberás redactar contratos -por el alquiler de habitaciones- donde especifiques:

  • Cuánto será la renta, la forma de pago y los plazos para cancelar el alquiler.
  • Qué servicios incluye el arrendamiento.
  • Si existe o no la posibilidad de sub arrendar.
  • La duración del contrato.
  • Cláusulas que pueden anular el contrato.
  • Plazo para el desalojo del inmueble.

Por otra parte deberás declarar a la Hacienda el nuevo ingreso que obtendrás del alquiler de habitaciones (independientemente del monto que obtengas y del tipo de inquilino que poseas).

Te recomiendo visitar la oficina de Hacienda más cercana a tu comunidad para determinar las excepciones de pagos y descuentos que te ofrece (dependiendo del tipo de alquiler de habitaciones que manejes).

Caso de éxito

La arquitecta Rocío Reina comenzó en el negocio de alquiler de habitaciones por la falta de trabajo, aprovechando un inmueble que quedó de herencia familiar.

Hoy en día se dedica al negocio de renta de pisos para el alquiler de habitaciones, pues resultó un buen negocio. Conoce el caso de la emprendedora y sus recomendaciones.

En zonas de costa será mucho más fácil el alquiler de casas enteras y habitaciones, ya que existe una demanda natural vacacional

Si esperas rentar 2 ó más habitaciones, lo ideal es que busques inquilinos “compatibles” para evitar confrontaciones. Busca puntos en común -como sus profesiones o intereses- y así facilitarás la convivencia.

Por ejemplo, hay personas que alquilan en época estival viviendas sólo a personas jubiladas y aparte les dan otros servicios como limpieza diaria, recados y asistencia médica.

Cuando el alquiler vacacional va más allá que un techo

Si bien es cierto que éste artículo hace un repaso por encima a las características más importante del alquiler vacacional como negocio, debemos pensar en:

¿Qué buscan los clientes?

Probablemente tu respuesta sea: un sitio para alquilar. Lo cual es cierto, pero en realidad están buscando algo más.

¿Sabes el qué?

Pasar las vacaciones en un lugar tranquilo o divertido o bonito o lo que quiera que la zona donde esté tu residencia se encuentre.

Esto es lo que llamamos: Jobs to be done, o el trabajo que está tratando de hacer el cliente. Esta metodología está desarrollada por Clayton Christensen, el padre de la innovación disruptiva…, luego algo que sí o sí debes ver. Aquí un vídeo de cómo funciona:

Caso hiperinteresante: Léelo

Esta metodología nos da un caso muy interesante en el mundo inmobiliario.

Hacia los año el caso de un condominio de viviendas en Detroit antes de la crisis de la ciudad, se dió un caso muy interesante a mediados de los 90.

Bob Moesta, un consultor de marketing que posteriormente trabajó con la metodología Jobs to be done, fue contratado para ayudar a vender dichas viviendas.

Las viviendas tenían buena ubicación, buenas calidades y precio razonable.

Sin embargo, éstas no conseguían ser vendidas.

Tras varias entrevistas a personas que querían mudarse para intentar conocer sus intenciones y gustos con respecto a las viviendas, la mayoría hablaba del “espacio para poner la mesa del comedor”.

Bob no entendía muy bien lo que estaba sucediendo… ¿qué tendrá dicha mesa del comedor para que le preocupe a todo el mundo?

Un día en la cena de acción de gracias, dió un golpe en la mesa y dijo:

¡Ya lo ví!

La mesa del comedor representa las vivencias de la familia.

Los potenciales compradores tienen problemas con sus sentimientos representados por la mesa del comedor. No quieren deshacerse de ella. Al fin y al cabo, ahí han pasado otras cenas de acción de gracias, ahí han ayudado a sus hijos a hacer los trabajos de casa, ahí se han discutido las cosas importantes…

Y es que… eso es la vida.

¿Qué compraban los potenciales compradores?

No estaban tratando de cambiar de casa. Va más allá. La mesa les dió la clave.

Cambiar de casa es necesario si lo que están tratando es:

“Cambiar de vida”

Así, Bob y su equipo se han de asegurar que han de mantener por supuesto los recuerdos de la otra vida de sus clientes. En este sentido la mesa representa muchos recuerdos.

Por otro lado, en paralelo, se tendría que facilitar el acceso a la vivienda y a su nueva vida.

Bob lo vió claro. Así hicieron lo siguiente:

  • Eliminaron el catálogo de personalizaciones que podría agobiar en la decisión. Dejaron 4 opciones en lugar de 130 que tenían.
  • Dieron un espacio en guardamuebles durante 2 años para que tranquilamente la gente llevara sus muebles.
  • Dieron un servicio de búsqueda de clubes de golf u otros deportes, escuelas o lo que la familia necesitara.
  • Aumentaron el salón para que cupiera la mesa del comedor.
  • Dieron un servicio de restauración de muebles antiguos (esos que representan vivencias pero que están deteriorados).

¿Resultados?

En 1 mes vendieron todas las vivencias cuando antes en 2 años habían vendido sólo un 10%.

Aplicación al mercado de alquiler vacacional

El caso de Bob Moesta nos da pistas de lo que podemos hacer.

Supongamos que tu cliente es una familia, quizás lo que esté tratando de hacer es: “Pasar vacaciones tranquilos”

  • Puedes orientarles sobre actividades.
  • Puedes ofrecerte a llevarles un día a un parque de atracciones o darles entradas para el parque acuático.
  • Facilita recomendaciones de lugares para niños y niñas.
  • Infórmale sobre hospitales o centros de salud.
  • Deja en la casa medicamentos básicos y material de primeros auxilios.
  • Apunta a los Padres si lo desean a clases de Golf, Pádel, tennis.

Es decir no te limites a la vivienda. Trata de dar algo más. Lo acepten o consuman o no es un plus para tu oferta.

Ahora imagina que tu cliente son personas mayores que buscan tranquilidad o gente joven que busca diversión.

¿Qué más les podrías ofrecer?

Seguro que lo sabes.

Gracias por leernos y suerte con tu alquiler vacacional como negocio.

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 44 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.