Administración de la Cadena de Suministro ¡Indispensable!

Todo el proceso, desde la adquisición de materia prima hasta la entrega de tu producto debe realizarse de forma eficiente. Por ello, es importante que conozcas la Administración de la Cadena de Suministro ¡Indispensable!

Si administras la cadena adecuadamente, no solo lograrás satisfacer a tus cliente, sino incluso, podrás superar sus expectativas.

Te invito a estudiar esta importante función empresarial, a través de los siguientes temas:

  • ¿Qué es la Cadena de Suministro?
  • Administración de la Cadena de Suministro.
  • Procesos de la Administración de la Cadena de Suministro.
  • Conclusiones.
Administración de la cadena de suministro
Administración de la Cadena de Suministro.

La administración es una disciplina dedicada al estudio de las organizaciones y realiza su función a través del proceso administrativo.

Para conocer más acerca de este proceso, que es la base para todos los tipos de administración, te invito a leer mi artículo ¿Qué es Administración de Empresas? Conoce los detalles.

Antes de estudiar la Administración de la Cadena de Suministro, empecemos por comprender primero, a qué se refiere esta cadena…

¿Qué es la Cadena de Suministro?

La cadena de suministro, involucra los procesos relacionados con la provisión de los productos.

En otras palabras, los procesos para elaborar y vender un producto.

Por supuesto, en esos procesos necesitas el apoyo de otras empresas. 

Algunos ejemplos podrían ser, los  proveedores de materia prima o de equipos de producción. También está el transporte o el distribuidor e incluso, tu cliente (por ejemplo, minoristas). 

Siendo así, la cadena estará formada por todas las empresas que actúan con tu empresa.

Y esto, desde la provisión de la materia prima, pasando por la distribución hasta colocar el producto en el punto de venta.

Así, la dimensión de la cadena será más compleja en la medida que tu empresa crezca y requiera más proveedores o intermediarios.

Una  administración efectiva de la cadena satisface las necesidades del cliente (por encima de sus expectativas).

Al  mismo tiempo,  reduce costos, por ejemplo, de transporte, almacén, empaque, entre otros.

Proveedores como parte de la cadena de suministro
Proveedores como parte de la cadena de suministro.

Adicional a esto,  hace más eficiente las tareas, cuando mejora el flujo de productos, optimiza el inventario o mejora la calidad.

Asimismo, logra integrar y aprovechar sinergias de los miembros de la cadena, quienes también se benefician.

Es usual que encuentres términos como “aguas arriba” o “aguas abajo”.

Aguas arriba, se usa para identificar las organizaciones que te ofrecen las materias primas e insumos (proveedores).

Aguas abajo, para las que tu empresa vende productos terminados (intermediarios y clientes).

Administrar la cadena aguas arriba o aguas abajo, tiene sus propias implicaciones, pero lo que sí debes tener claro, es que el proceso debe enfocarse en el cliente.

¿Por qué? Veamos…

El cliente: punto de partida en la administración de la cadena de suministro

La demanda de tu cliente define la cantidad de producto, su elaboración y distribución. 

En otras palabras, el cliente es la base de partida de la planeación de la cadena.

No hacerlo lleva al desperdicio de recursos y esfuerzos en actividades que no son valoradas por el cliente.

De allí lo importante de escuchar la “voz del consumidor”.

Ahora bien, el cliente es el punto de partida, pero no por eso debes olvidar a tu proveedor.

El servicio de tu proveedor es también crucial para atender las necesidades del cliente.

De la demanda a la satisfacción del consumidor
Cadena de suministro: de la demanda a la satisfacción del consumidor.

Por tanto, los proveedores también requieren una gestión minuciosa.

Incluye esto también a los proveedores de servicios de apoyo, tales como empresas de software, equipos, entre otros.

En este contexto, será necesario que logres negociaciones que propicien relaciones de cooperación y coordinación con tus proveedores.

En esencia, cada eslabón aporta a la competitividad de tu empresa por tanto debes prestar atención a su gestión.

Una vez que tenemos claro qué es la cadena y cuál debe ser su enfoque, veamos de qué trata su administración….

Administración de la Cadena de Suministro

La Administración de la Cadena de Suministro o Supply Chain Managment (SCM) es el proceso de planear, organizar, dirigir y controlar las operaciones de adquisición de materias primas, producción y distribución del producto o servicio. 

En cada una de estas etapas se agrega valor al producto, lo que contribuye, a su vez, a la  ventaja competitiva de tu empresa.

Su objetivo será garantizar que no exista ninguna falla que interrumpa el proceso de satisfacer, con tanta eficacia como sea posible, las necesidades del consumidor.

La gestión de la cadena de suministro requiere tener claro dos aspectos:

  • Por una parte, que  trates de generar una buena comunicación entre los miembros de la cadena. Se trata entonces, de buenas relaciones.
  • Por otra parte, es muy importante que toda la organización entienda la relevancia de estar orientados hacia el consumidor.

La buena administración parte de identificar lo que quiere el cliente y además conocer muy bien nuestros propios procesos. 

Ahora bien ¿qué procesos debes considerar en la administración de la cadena de suministro?

Procesos de la Administración de la Cadena de Suministro

Los procesos relacionados con la administración de la cadena de suministro, tienen que ver con el cliente, con la demanda o son propios de logística interna.

Estos procesos son:

  • Relaciones con el cliente
  • Administración del servicio al cliente
  • Gestión de la demanda
  • Cumplimiento de los pedidos
  • Gestión del flujo de fabricación
  • Aprovisionamiento o compras
  • Desarrollo y comercialización del producto
  • Devoluciones.

Estudiemos en detalle, cada uno de estos.

Relaciones con el cliente

Para administrar las relaciones con el cliente debes tratar de conocerles, especialmente a los considerados prioritarios para la empresa.

Adicionalmente, es recomendable establecer convenios para tratar de asegurar la menor variabilidad posible en sus pedidos.

Cuando no es posible, debes tratar de atenderles entablando relaciones con beneficios para ambos.

En ese sentido, la evaluación de nuestro desempeño en el servicio al cliente debe ser permanente, pues de ello depende la rentabilidad

Servicio al cliente
Servicio al cliente.

Administración del servicio al cliente

Los resultados obtenidos de la evaluación de desempeño, suministra información para la mejora continua de los acuerdos

También hace lo propio para los productos/servicios. 

Por supuesto, debe haber coordinación entre las funciones de producción y distribución.

Esto con el fin de cumplir con condiciones importantes para el cliente. Por ejemplo, estándares de calidad, fechas entregas o cantidades.

Por supuesto, también debe haber claridad en cuanto a disponibilidad de inventario.

Gestión de la demanda

Sin duda, uno de los factores que causa más incertidumbre en la gestión de la cadena, es la variabilidad de la demanda. 

El reto está en equilibrarla con la capacidad de respuesta de nuestra empresa.

En este orden de ideas, la gestión del inventario es crucial. Incluye el control de  existencias tanto de productos en proceso, como de productos terminados.

Asimismo, debe prestarse especial atención cuando éstos se ven afectados por fallas en la producción o cambios en la oferta o demanda.

Para disminuir la incertidumbre, son útiles también los pronósticos.

Es común también utilizar sistemas que permiten sincronizar los inventarios con los de nuestros clientes más importantes.

Cumplimiento de los pedidos

Es obvio que satisfacer al consumidor deje por sentado el cumplimiento de los pedidos. No obstante, no siempre es posible, pero debe optimizarse.

Para lograr la optimización debes fomentar la integración y máxima eficiencia entre las funciones de producción distribución y transporte. 

Por lo general distribución y transporte dependerá de socios comerciales. En consecuencia, procurar desarrollar relaciones y convenios que también les beneficien.

Gestión del flujo de fabricación

Para lograr eficiencia, la producción debe planificarse de acuerdo a las necesidades del consumidor y como ésta puede fluctuar, el proceso debe ser flexible o adaptativo.

Es decir, la idea es  programar la producción en las cantidades necesarias para cumplir con las fechas de entrega, con un inventario de seguridad mínimo y requerimientos claros.  

Cumplimiento de pedidos
Cumplimiento de pedidos en la administración de la cadena de suministro

Aprovisionamiento o compras

En este tema los proveedores son un actor clave, así como también lo es fomentar las relaciones con ellos. 

En este sentido, debes clasificar los proveedores según la prioridad de las materias primas o insumos que faciliten.

La idea es lograr vínculos de cooperación que faciliten los procedimientos y permitan entre ambos una relación ganar-ganar.

Por ejemplo, tu empresa gana si disminuyen los tiempos de entrega. El proveedor lo hace al asegurarse tu preferencia compras constantes.

Desarrollo y comercialización del producto

Cuando la vida de los productos es corta (y esa es la tendencia de muchos productos), es importante reducir el tiempo de salida al mercado.

De allí la pertinencia de conocer los clientes que son importantes para la empresa. Implica también, acertar en su selección.

No puede faltar, invertir en tecnología para el desarrollo y comercialización de productos.

Devoluciones

Así como es importante la  entrega, también lo es la pronta respuesta ante la devolución de productos.

La devolución oportuna disminuye la posibilidad de que la insatisfacción aumente. Incluso, es una oportunidad para demostrar la importancia que tiene el cliente para tu empresa.

Adicionalmente, suministra información relevante para identificar y corregir debilidades dentro del proceso de fabricación o entrega del producto.

Conclusiones:

La Administración de la Cadena de Suministro involucra a todos tus socios comerciales que hacen posible que el producto llegue hasta el consumidor.

Como la satisfacción del cliente depende de ello, es necesario que todos funcionen como aliados en acuerdos de ganar-ganar

Administrar la cadena de suministro pasa por consideraciones relacionadas con el cliente, demanda y procesos internos.

Se concluye así, con el estudio de este importante proceso.

Hay otros tipos de administración que son importantes para tu empresa, para conocer un poco más sobre ellos, puedes leer mi artículo Identificación de los Tipos de Administración.

Y si quieres saber más sobre los aspectos que se desarrollan en una organización, te recomiendo que leas mi artículo Administración de Empresas: Todo lo que necesitas saber.

.Gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.