▷ Tipos de Toma de Decisiones correctos en la empresa

A la hora de situaciones laborales complicadas ¿Eliges tipos de toma de decisiones correctos en la empresa?

¿Sí? ¿No? ¿No sabes? ¿Depende de la situación que esté planteada?

Son innumerables las respuestas que me puedes dar.

Pero lo que sí está claro es que existen diversos aspectos que influyen en el momento de tomar una decisión importante.

Sin embargo, lo ideal, según lo que recomiendan los expertos, es que cuando llegue la hora, se decida luego de reflexionar en forma racional.

Debes analizar los pros y los contras de la situación planteada y escoger la alternativa más conveniente.

Simples o complejas en los tipos de Toma de Decisiones

Claro está, no es lo mismo decidir qué almorzar hoy, con cuál cliente me reuniré hoy… Qué decidir no comprar más materia prima a un proveedor importante.

Son decisiones que tienen su complejidad o simpleza, según sea el caso.

Lo que sí debes tener presente en todo momento es evitar tomar decisiones (simples o complejas) a la ligera, eso podría tener consecuencias negativas.

Te recomiendo que cuando te llegue el momento de tomar una decisión compleja (en la oficina, por ejemplo), busques un momento de soledad. Analiza, investiga y planifica el mejor escenario y las posibles soluciones. Luego, consulta con tu equipo de trabajo y decide.

Ser racional

¿Por qué insistir en este aspecto? Porque las decisiones complejas, aquellas que se toman en la organización, en la oficina, en la comunidad y que implican responsabilidad y compromiso con terceros, son importantes y delicadas.

Los que estudian este tema afirman que las decisiones que se podrían catalogar como complicadas, están relacionadas directamente con un aspecto que denominan como “escrutinio racional”.

Su explicación radica en que “esa compleja toma de decisiones está vinculada con la valoración y estimación de una serie de circunstancias y variables en un contexto dado, para lo que es necesario elegir una estrategia de participación. Esta estrategia puede estar a cargo de una persona, una organización, una comunidad, un grupo de vecinos”.

Se trata de aspectos interesantes que hemos analizado en los artículos que forman parte de la serie Toma de Decisiones. El primero de ellos es Importancia de la Toma de Decisiones. Te recomiendo su lectura.

¿En qué consiste una Toma de Decisiones?

Es probable que respondas… Decidir entre dos o más opciones y ya. Y aunque tienes razón. El proceso de decidir (y volvemos a las decisiones complejas) no es cualquier cosa. No lo olvides, eres un emprendedor que debe saber tomar una decisión adecuada.

Entonces, veamos una definición. En la teoría, la toma de decisiones  consiste

“En el proceso de evaluar y elegir, por medio del razonamiento y la voluntad, una determinada opción en medio de un universo de posibilidades, con el propósito de resolver una situación específica, ya sea que se trate del ámbito personal, familiar, social, laboral, económico o empresarial, entre otros”.

Cuando se trata de decisiones complejas ¿Quién las toma? 

¡Buena pregunta! Pero no hay una respuesta precisa o definitiva. Todo depende de la empresa, del tipo de decisión, de lo que se esté decidiendo, de las consecuencias, de múltiples factores, que requieren soluciones.

También puede depender de los niveles de autoridad de una empresa, según lo establecido en su organigrama. Puede ser, desde el presidente en solitario o conjuntamente con la junta directiva. O un directivo seleccionado por ellos.

Lo cierto es que cuando se trata de una decisión compleja en una empresa (de la que podría depender su funcionamiento, mejoramiento, ampliación, incluso, cierre) no resulta fácil ser el “protagonista” de esa decisión, por las consecuencias que pueda traer.

Por ello, las empresas que cuentan con altos niveles de identidad o cultura organizacional, trabajan en equipo con la finalidad de unir conocimientos y experiencias, a fin de tomar mejores decisiones, que sean realmente efectivas para el futuro del negocio.

Claro está, el tipo de decisión dependerá de la situación planteada sobre lo que se requiere elegir.

Pero antes de tomar la decisión …  

Como emprendedor debes tener claro, que es probable que te toque tomar decisiones complejas en tu organización.

Existen una serie de métodos que te pueden ayudar en un momento dado ante gigantesca responsabilidad. Por ello te recomiendo leer mi artículo titulado Métodos de Toma de Decisiones ¡Decide por el éxito!

Pero antes, debemos insistir en lo trascendental que puede ser tomar una decisión de la cual dependa el funcionamiento de una empresa, de una organización, de una institución.

Por ello, antes es recomendable conocer cada una de las etapas y seguir una serie de pasos, para posteriormente seleccionar el tipo de decisión que debemos tomar.

¿Qué hacer?

Identifica el problema: 

Se trata de precisar el inconveniente que nos lleva a tomar una medida contundente. Debemos estudiar su origen, sus consecuencias. Al conocer esos detalles, podemos avanzar en el proceso. Y nos permite tener una visión más amplia de este primer punto. 

Selecciona las mejores ofertas de solución: 

Con el conocimiento y la experiencia de tu equipo de trabajo, se puede elaborar una serie de soluciones concretas, efectivas y aplicables.

Analiza las mejores opciones:  

La finalidad es realizar una investigación y analizar una por una, para conocer sus potenciales de solución. Hazlo con una visión profesional y podrás ver mejores opciones.

Elige las que puedan ser las mejores:  

Al finalizar el proceso anterior, se eligen las que puedan aportar mejores resultados para ser ejecutadas.

Informa al equipo la decisión tomada:  

Tomada la decisión, se informa al equipo de trabajo. Se le presenta y explica cada detalle del por qué se tomó esa decisión. Se estudian las alternativas que se pudieran presentar.

Examina los resultados obtenidos:  

El objetivo es analizar los resultados obtenidos, a raíz de la decisión tomada. Se debe observar si se logró solucionar el problema efectivamente, o ha traído consecuencias con otros obstáculos similares.

Si sucede lo primero, se toma en cuenta la experiencia en el caso que se presenten situaciones parecidas en el futuro, Si se produce lo segundo, se repite este proceso hasta lograr una salida definitiva a los conflictos existentes.

Al echar un vistazo atrás, podemos destacar que la toma de decisiones en la empresa es un proceso complejo. Por ello, para obtener mejores resultados, se realiza con el apoyo y los consejos del equipo de trabajo más experimentado. ¿Podrás encontrar el lado positivo?

Cuando se seleccionan las mejores opciones de solución, el líder del grupo es el indicado para actuar y esperar los resultados, con miras a obtener consecuencias favorables para todos. Si se toman decisiones adecuadas, los resultados serán exitosos.

Tipos de Toma de Decisiones ¿Eliges los correctos en tu empresa?

Es probable que al investigar sobre los tipos de toma de decisiones que existen, nos encontremos con una larga lista. Pero en el caso empresarial, es vital tener claro los tipos específicos para no tener confusiones. ¿Será que una guía sea una buena opción? Veremos.

Decisiones Programadas: 

Se trata de aquellas que se realizan rutinariamente y siguen una normativa. Dan respuestas a procesos y actividades conocidas en la empresa. Se podrían señalar, por ejemplo, acciones como la compra de materia prima una o dos veces a la semana; cambio de turnos; etc. Generalmente, están a cargo de líderes medios, jefes de unidades u oficinas.

Decisiones No Programadas: 

Son las que no forman parte de la rutina de la empresa. Surgen a raíz de un acontecimiento, tal vez, provocado por un trabajador o un contexto no previsto, es decir, surge espontáneamente. A veces son un poco complicadas de tomar, porque no tienen antecedentes. Debes realizar un análisis.

Por ejemplo, durante los últimos tiempos, la materia prima se recibe habitualmente de un buen proveedor,  Pero inesperadamente, ese proveedor deja de producir, cae en la quiebra o sus propietarios venden. Hay cambios que propician decisiones importantes.

Decisiones de Emergencia: 

Se producen cuando surge una situación de improviso y se debe tomar una decisión urgente, ya que no hay antecedentes de experiencias anteriores. Esas medidas van a permitir que la empresa se adapte a las gestiones que se están desarrollando.

Ejemplo de esto, podría ser al identificar un incendio, una inundación, un sismo. Tomar medidas de emergencia, esperando que siempre sean las mejores. Aunque la mayoría lo son, afortunadamente. Este tipo de decisiones son las más importantes, porque al ser de emergencia, los desafíos son mayores.

Decisiones por Consenso: 

Describe a aquellas que son elegidas por todos los que forman parte de los equipos de trabajo, quienes tienen la capacidad y han aportados sus conocimientos y experiencias para seleccionar la decisión más apropiada, en un momento dado. Y deciden respaldarla para el beneficio y mejora de la compañía y sus trabajadores.

Decisiones Estratégicas: 

Son medidas relacionadas con el logro de los objetivos previstos por la empresa, en tiempos determinados, con miras a cristalizar sus metas. Son fundamentales, porque se convierten en la base, en la práctica para que la organización sea exitosa o no. Generalmente, son estrategias que están a cargo del presidente y su junta directiva.

Decisiones Operativas: 

Tienen que ver con los procedimientos de producción y funcionamiento de la empresa y forman parte de su día a día. Son decisiones vitales para la buena operatividad del proceso de producción de la organización.

Decisiones Planificadas: 

Están a cargo de la alta directiva de la empresa, ya que se trata de decisiones que relacionan a esa organización son su entorno. Para unas buenas relacionales interempresariales, se requiere de información, análisis, procesos y acuerdos, a cargo de asesores propios.

Decisiones Intuitivas: 

Al afrontar un entorno nuevo, a veces la intuición es efectiva. Y aunque en las empresas, las decisiones no se inspiran en este tipo de percepción, una que otra vez resulta válida e influye en el proceso de decisión. Por ejemplo, se han dado casos de gerentes que al conversar con un nuevo proveedor o cliente, percibe en sus actitudes que no será armónica, ni favorable la relación comercial. Por lo que decide la cancelación de los acuerdos previos.

Estas y otras decisiones son las que forman parte del día a día y la rutina de las organizaciones. Su efectividad o fracaso depende de muchos factores.

Pero lo fundamental, que a la hora de tomarlas, sea con un conocimiento previo de sus consecuencias y siempre pensando en lo positivas que puedan ser para la compañía y sus empleados. Debe ser la principal esencia.

Si en tu empresa quieres tomar las mejores decisiones, te recomiendo leer mi artículo Toma de Decisiones en una Empresa ¡Las Mejores!

Tipos de toma de decisiones. Como conclusión …

Definitivamente, la Toma de Decisiones es importante en cualquier situación de la vida. Sin embargo, cuando hablamos del ambiente empresarial, se acentúa su importancia, ya que son innumerables y distintas las opciones que dependen de una decisión.

¿Por qué?

Porque, a veces, las decisiones son una manera de estrategias y de herramientas para que una organización pueda mejorar y solucionar sus problemas y obstáculos, siempre trabajando en equipo y aprovechando los conocimientos y experiencias de sus empleados. Siempre apostando a seleccionar las decisiones más acertadas.

Para concluir, ten en cuenta que a veces se toman decisiones que cambian paradigmas, que abren caminos, y sorprenden a muchos. Ejemplos hay millones, pero con solo cuatro que le dan la vuelta al mundo en innumerables páginas en Internet, es suficiente para darnos cuenta de cómo puede cambiar el mundo con una visión acertada y seguir adelante:

[box type=»download»]
– La decisión tomada por los directivos de Apple para traer de vuelta a Steve Jobs, tras despedirlo y convertirlo en el impulsor del gran desarrollo que vivió años más tarde la compañía.
– La decisión de Henry Ford de producir sus vehículos en masa, frecuentemente mencionada como la decisión de negocios más relevante de la historia.
– La construcción, por parte de Steve Jobs, de la primera computadora personal (Apple) en su garaje, en 1977.
– La persuasión por parte de Bill Gates al 80% de los usuarios de computadoras de usar su sistema operativo (y no el de Apple).  [/box]

En fin, toma las mejores decisiones.

Estamos en contacto ¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR