¿Qué es Design Thinking? Aplícalo en tu emprendimiento

¿Sabes qué es el Design Thinking? ¡Si no lo sabes, no importa!

El propósito de este artículo es darte a conocer el método Design Thinking (en español, «pensamiento de diseño») y cómo se puede aplicar en el emprendimiento.

Conocer este método no solo es de interés para emprendedores. Lo es también para empresarios. Porque todos necesitamos saber sobre innovación y este método puede convertirse en una herramienta para tal fin.

Se trata de un método para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios y clientes.

Para entender qué es el Design Thinking, y cuáles son sus beneficios, debes tener claro que este constituye un proceso creativo para la resolución de problemas.

Si te has preguntado cómo puedes aplicarlo a una idea de negocio o en empresas, en este artículo te explicamos cómo hacerlo.

Y para tal fin, nos centramos en dos puntos:

  • ¿Qué es Design Thinking?
  • Fases aplicadas al emprendimiento.

El método se empezó a desarrollar en la Universidad de Stanford en California (EE.UU.) a partir de los años 70.

Y su aplicabilidad con fines lucrativos, con el término «Design Thinking», la llevó a cabo la consultoría de diseño IDEO, siendo hoy su principal precursora.

¡Descubre qué es el "Design Thinking" aquí!
¡Descubre qué es el «Design Thinking» aquí!

¿Qué es el Design Thinking?

Para IDEO, el Design Thinking es una nueva manera de analizar los problemas, que permite reducir el riesgo asociado con el lanzamiento de nuevas ideas.

Constituye un medio que ayuda a la organización a aprender rápido y a generar soluciones innovadoras.

Y como ya señalamos, centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios y clientes.

Por ello, algunos traducen Design Thinking al español como: «la forma en la que piensan los diseñadores».

Fases del proceso del Design Thinking

Ahora bien, con lo comentado sobre qué es el Design Thinking y cómo surgió, es importante pasar a conocer en qué consiste el proceso. 

Es decir, vamos a describir cuáles son sus etapas o fases y cómo puedes aplicar el método para construir ideas de negocios rentables.

Entonces, ¿en qué consiste cada una de las 5 etapas que conforman el proceso? ¿En qué deben poner el foco los diseñadores para crear, innovar…?

Fase 1. Empatizar 

Lo que busca el Design Thinking es solucionar problemas o satisfacer necesidades de un grupo de personas (nuestros usuarios o clientes). 

Y para lograrlo, el primer paso que debes realizar es el de conocerlos. Esto es, pensar como ellos. Tienes que ser empático o ponerse en sus zapatos.

El diseñador y su equipo deben entender por qué actúan de determinada manera y conocer sus necesidades.

Cuando hablamos de necesidades en Design Thinking, no solo nos referimos a las físicas, sino también a las emocionales.

La forma en que podrás desarrollar esto es, principalmente, por medio de la observación:

  • Viendo con el mayor detalle posible cómo actúan.
  • Entendiendo cómo tales usuarios o clientes toman decisiones. 
  • Analizando cómo viven esas personas (grupo o segmento), en las que hemos puesto el foco.
El design thinking conecta diseñadores con usuarios o personas involucradas.
El Design Thinking conecta diseñadores con usuarios o personas involucradas.

En todo caso, el modelo nos sugiere utilizar diversas herramientas (no solo la observación). Por ejemplo, conversaciones y entrevistas bien diseñadas.

En este punto debemos recordar que un producto o servicio bien diseñado es aquel que parte del entendimiento de las creencias y valores para las personas que se está diseñando

Fase 2. Definir

Todos los estímulos, motivaciones, necesidades y gustos que identificamos en la fase 1 deben ser procesados. 

Entonces, la segunda fase del proceso consiste en definir qué problema o qué necesidad vamos a resolver, basándonos en unos insights.

Es en esta etapa donde definimos nuestro Point of View o POV. 

Este consiste en una descripción explícita del problema que vayamos a resolver, con base en al menos dos elementos: (a) el entendimiento del entorno y, (b) las características de las personas (usuarios o clientes).

Para lograr este propósito, debemos descubrir varias cosas:

  • Primero, es necesario entender para qué tipo de persona estamos diseñando.
  • Segundo, debemos filtrar y seleccionar una cantidad de necesidades. La que creamos que deben ser satisfechas. 
  • Y por último, expresar los insights encontrados en la búsqueda de información e investigación.

Fase 3. Idear

Esta fase se caracteriza por generar ideas o soluciones, que se convertirán en la fuente más importante para el desarrollo de un prototipo o para encontrar negocios innovadores.

Un enfoque o una forma de comenzar es mediante una lluvia de ideas, que responda en particular a la pregunta: ¿Cómo podríamos solucionar…? 

Tal como es propio en este tipo de procesos creativos, las ideas no deben tener ningún tipo de restricción.

Lo esperado es que surjan muchas ideas, dado que necesitaremos “una lista de dónde escoger”, al abordar las siguientes fases.

¿Qué es Design Thinking? Aplícalo en tu emprendimiento.
¿Qué es Design Thinking? Aplícalo en tu emprendimiento.

En este caso, es aplicable todo tipo de herramienta o metodología que fomente la creación del equipo. Por ejemplo: lluvia de ideas, prototipos, mapas mentales, entre otras.

Como lo indica el nombre de la fase, idear nos permitirá realizar la intersección entre nuestro conocimiento de los consumidores y sus necesidades, con la creatividad e imaginación del equipo, para resolver su problema.

En este artículo puedes ver algunas sugerencias sobre ideas innovadoras: 25 ideas de negocio innovadoras, insólitas e ingeniosas.

Fase 4. Crear prototipos (Prototipar)

En este caso entendemos por prototipo como cualquier «cosa» (artefactos) con la cual un usuario o cliente pueda interactuar para desarrollar una experiencia.

Pero no se trata de un solo prototipo. Debemos tener claro que para no perder el potencial creativo, es necesario tener varias ideas y desarrollar un prototipo de cada una, para compararlas entre sí.

Debemos tener en cuenta que dichos “artefactos” deben expresar una buena aproximación a la solución del problema ya definido, de una manera eficiente y económica.  

En esta fase «prototipar», ¡volvemos las ideas realidad!

Esto es clave, porque al construir prototipos hacemos las ideas palpables. Nos ayuda a visualizar las posibles soluciones.

Además, pone de manifiesto elementos que debemos mejorar  antes de llegar a un resultado final.

¿Qué es Design Thinking? Aplícalo en tu emprendimiento.
¿Qué es Design Thinking? Aplícalo en tu emprendimiento.

Fase 5. Evaluar (Testear)

Por último, debemos poner a prueba nuestro prototipo.

Con ello, es clave escuchar de manera activa lo que los usuarios expresen o digan.

En esta fase es importante la comunicación que establezcamos con el consumidor (usuario, cliente) ya que es una forma adicional de generar empatía con él.

Testear fortalece la empatía (fase 1). 

Es importante tener claro que las pruebas de prototipos tienen ciertos lineamientos que son los siguientes: 

  • mostrar el prototipo; no hablar de él (dejar que el usuario lo haga); 
  • hacer de la prueba toda una experiencia; y 
  • si es posible, que el consumidor (usuario, cliente) lo use en su cotidianidad.

Y cuando sea el caso, debemos pedirle a los usuarios que comparen los prototipos, para determinar cuál suple la necesidad de una mejor manera. 

Esta fase es, sin duda, crucial. 

Nos ayuda a identificar mejoras significativas, fallos o posibles carencias. Durante esta fase evolucionamos nuestra idea.

El fin es convertirla en la solución que estábamos buscando, lo que no se logra al primer intento.

¿Qué es Design Thinking? Aplícalo en tu emprendimiento 4

Conclusiones

Debemos saber que lo más importante del proceso Design Thinking es la iteración de cada una de sus fases.

Solo con la iteración podemos alcanzar un producto final, pues nos permite ir perfeccionando la solución…

Tal perfección llega en la medida en que se ajusten las cualidades del producto y se conozcan mejor las necesidades del cliente.

Así que si estás emprendiendo un negocio, saber qué es el Design Thinking y aplicarlo en tu emprendimiento… puede ser la llave para alcanzar el éxito desarrollando productos innovadores.

Y como plantea Eric Ries, autor de uno de los libros para emprendedores más reconocidos, El método Lean Startup:

“Emprender es un experimento, el cual debe ser probado, iterado y validado por su mercado”.

Antes de finalizar, te recomendamos la charla TED de Tim Brown, quien ofrece una perspectiva diferente y urge a los diseñadores a pensar en grande. ¡Sin duda, la disfrutarás!

Y para aprender más, una lectura complementaria en este mismo blog: Design Thinking – El diseño centrado en las personas.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios. Visita mi perfil en about.me: https://about.me/davidpolomoya


2 comentarios en “¿Qué es Design Thinking? Aplícalo en tu emprendimiento”

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.