Toma de Decisiones en una Empresa ¡Las Mejores!

.

Nuestro día a día está colmado de decisiones… Cualquier situación requiere una decisión, bien sea para elegir, para resolver, para solventar, para satisfacer. Sea lo que sea, con una decisión solucionamos. Ese tipo de decisiones es más fácil cuando son cosas simples, a nivel personal. Pero cuando se trata de la toma de decisiones en una empresa, la cosa cambia.

¿Por qué?

Porque, en la mayoría de los casos, no son decisiones simples, como por ejemplo, qué almorzar, qué vestir, qué película ver, con quién salir, qué comprar. No.

Cuando se toman decisiones en una empresa, hay que analizar, planificar, discutir y consultar una serie de acciones que podrían permitir anticipar, en algunos casos, cuáles serían las consecuencias de esas decisiones.

Decisiones más complejas

Y ese aspecto tiene que ver con la diferencia entre las decisiones simples de la cotidianidad y las decisiones complejas que se requieren en una empresa. Y, aunque al fin al cabo son decisiones, los expertos explican que hay una diferencia importante, porque las segundas involucran un aspecto que denominan escrutinio racional.

Entonces, la toma de decisiones más compleja tiene que ver con la valoración y estimación de un conjunto de circunstancias y variables dentro de un contexto dado, en el cual es prioritario o se requiere seleccionar una estrategia de participación. Esta puede estar a cargo de un individuo, una organización, una comunidad, una institución.

Y de esa explicación se deriva la afirmación que señala que la toma de decisiones complicadas, por ejemplo, es un proceso complejo que va más allá de una simple elección. Y en el caso que nos corresponde, la toma de decisiones en una empresa, aún más.

Ese y otros aspectos importantes los hemos analizado en los artículos que forman parte de la serie Toma de Decisiones. El primero de ellos es Importancia de la Toma de Decisiones. Te recomiendo su lectura.

Toma de Decisiones en una empresa

Antes de precisar cómo se lleva a cabo ese proceso en una empresa, hay que definir de qué se trata y para qué sirve. El significado de Toma de Decisiones implica una serie de variables para seleccionar una estrategia. Uno de sus conceptos es:

«Se entiende por Toma de Decisiones el proceso de evaluar y elegir, por medio del razonamiento y la voluntad, una determinada opción en medio de un universo de posibilidades, con el propósito de resolver una situación específica, ya sea que se trate del ámbito personal, vocacional, familiar, social, laboral, económico, institucional o empresarial, entre otros».

El impacto de ese proceso en la empresa

Y cuando llega el momento de poner en marcha ese proceso, en algunas circunstancias, se determina el futuro de la organización. Por ello, este es uno de los motivos más importantes, por lo que debes ser cuidadoso ante lo que rechazas, ante lo que aceptas, en fin ante lo que decides.

Además, la experiencia de muchas empresas ha determinado que un paso en falso, podría causar una gran pérdida de dinero y de talento humano. Así que al tomar una decisión importante, lo más recomendable es consultar con compañías especializadas en la materia, para que te asesoren en todos los ámbitos.

Los planes de emergencia

Ten en cuenta que ninguna opción puede ser previsible. Pero sí se puede crear un plan de acción, en el caso que los resultados no sean los esperados. Un Plan B o un Plan de Emergencia es lo más apropiado en esos casos.

Y lo fundamental, porque a veces se presentan situaciones inesperadas. Y ser prevenido es un plus importante, o sea, un valor agregado.

Así que a la hora de tomar una decisión, no solo pienses en el presente, sino también en el futuro. Es probable que en un momento dado, te puedas preguntar… ¿Qué pasará en un futuro con esa decisión?

La respuesta la tiene el tiempo, definitivamente.

¿Quién toma las decisiones en una empresa?

La respuesta depende del organigrama de la empresa. Y de los directivos a los que les corresponda tal responsabilidad. En algunas organizaciones, puede ser el presidente en solitario o con la junta directiva en pleno. Ellos son los que tienen la responsabilidad y el compromiso de tomar las decisiones.

Pero, sea como sea, no es nada fácil ese “encargo” por las repercusiones que tiene. Por eso, siempre se trata de motivar al equipo de trabajo para unir conocimientos y experiencias, con miras a tomar una mejor decisión, más sustentada y efectiva.

En tal sentido, los expertos señalan que se pueden identificar tres tipos de protagonistas en la toma de decisiones en una empresa:

La Toma de Decisión Autocrática

Se trata de una autoridad de la empresa que toma las decisiones en forma individual, particular o personal, con la influencia de la junta de accionistas. No toman en cuenta al grupo de trabajo, porque generalmente se debe acelerar el proceso para resolver una situación dada.

La Toma de Decisión Compartida

En esa oportunidad, el gerente, director o la autoridad designada comparte las decisiones con el equipo de trabajo, a fin de conocer sus opiniones y propuestas.

Son situaciones que requieren un análisis en grupo sobre todos los aspectos involucrados. Los conocimientos y las experiencias de todos es muy importante para la selección de una efectiva decisión.

En este tipo de toma de decisiones, el liderazgo efectivo es un aspecto importante. La capacidad y la habilidad para motivar al equipo y contar con lo mejor de su actitud y aptitud es vital. Así se puede lograr una excelente comunicación, buenos resultados de elección y una óptima decisión.

En definitiva el liderazgo y el trabajo en equipo son fundamentales para superar metas en beneficio de la empresa y de su personal. Sin duda alguna.

La Toma de Decisión Delegada

Quiere decir que el directivo a cargo de tal responsabilidad delega en su equipo de trabajo la decisión final. El grupo asume la responsabilidad de ese compromiso, siempre y cuando cuente con la información necesaria y completa, para decidir lo mejor que le convenga a la empresa.

Las discusiones y análisis del equipo son frecuentes, estratégicas y juiciosas para minimizar los posibles márgenes de error. Y así tomar la decisión que consideren más acertada.

¿Cómo se realiza la toma de decisiones en una empresa?

Esta es una pregunta con una respuesta compleja. ¿Por qué? Porque, muchas veces, la incertidumbre hace de las suyas, dependiendo del grado de complejidad de las decisiones que se deben tomar. Especialmente cuando el presente y el futuro de la empresa se debe decidir.

A partir de ese momento, comienza un procedimiento que debe desarrollarse de una manera especial, por su complejidad, por las personas que participan, por los temas a tratar, por las circunstancias que rodean la decisión a tomar…. Por la decisión final.

Un proceso con varios pasos

Ante una situación que requiere cambios, decisiones y medidas especiales, es necesario actuar siguiendo una serie de pasos. Según los especialistas, teniendo en cuenta esas sugerencias, los resultados pueden ser los mejores.

Asimismo, es fundamental estar claro que la toma de decisiones puede, en cualquier caso, realizarse de manera individual o colectiva. Todo dependerá del tipo de decisión, de lo que involucra y otros aspectos que vamos a analizar.

Por ello se dice que es un proceso complejo, que va más allá de una simple elección. Por aquello que comentamos al principio de este artículo y que puedes leer en detalles en Métodos de Toma de Decisiones ¡Decide por el éxito!

Las fases para la toma de decisiones en una empresa

No necesariamente deben ser cinco. Pueden ser tres, diez o veinte. Todo dependerá de la manera de trabajo de cada equipo de trabajo en cada empresa. Aquí presentamos cinco, para lograr un proceso más concreto, pero igualmente efectivo.

Identificar

La primera, la podemos definir como Identificación. Es vital identificar o detectar la situación, el problema, la novedad, la circunstancia. Para ello es esencial estudiar e investigar todos los aspectos relacionados.

En esta fase ten en cuenta que cada caso es distinto y cada empresa pudieran tener diversos puntos de vista a la hora de actuar, por aquello que cada una tiene su estilo.

Sea como sea, el caso a tratar debe identificarse y analizarse a la perfección, desde su origen, a fin de conocer los pros, los contras y las posibles consecuencias de las decisiones que se tomarán. Una amplia visión del entorno te proporcionará todas las perspectivas para actuar acertadamente.

Planificar

Esa información permitirá pasar a la siguiente fase, la Planificación. A partir de ahora, identificada la situación sobre la cual se va a decidir, se deben planificar los pasos a seguir y cómo hacerlo.

Para lograrlo hay que considerar todos los escenarios, los detalles, el camino a seguir. Incluso, establecer los aspectos positivos y negativos que se pudieran presentar.

Definir

Ya identificada la situación y planificados los pasos a seguir, rumbo a la toma de decisiones, se debe definir el cómo se va a llevar a cabo el proceso. Se busca obtener resultados favorables.

Además, se deben definir las propuestas para saber cuáles son las más convenientes y que tengan mejores resultados para la empresa, para su personal y para su futuro.

Evaluar

En esa fase, ya contamos con todas las propuestas. Toca analizar cada una, estudiar sus pros y sus contras, con total objetividad. También se deben evaluar las posibles consecuencias de la elegida.

Como dicen los más experimentados en esta materia: “Una evaluación constante y objetiva, siempre será el pilar de las decisiones correctas”.

Clasificar

Esta fase depende del resultado de la decisión tomada. Si fue acertada, se clasifica como decisiones convenientes para la empresa. Son tomadas en cuenta en el futuro, si se presentan situaciones similares.

Si la decisión no fue exitosa, se analiza para saber el por qué no lo fue. Pero se toman en cuenta los aspectos positivos, en el caso que existan.

En las dos situaciones, existen nuevos conocimientos y experiencias, que seguramente serán fundamentales a realizar este esquema de toma de decisiones con mayor efectividad y eficiencia.

Obviar fases o tiempos de análisis

En las empresas se pueden presentar casos de situaciones irregulares o imprevistas que requieren solución inmediata. Y en consecuencia, la toma de decisiones debe ser inmediata o, por lo menos, a corto plazo. Por lo que no se podrán cumplir todos los pasos.

Así que la decisión debe ser muy bien analizada y confiar en los conocimientos, en las experiencias y, tal vez, hasta en los instintos de los más expertos en la empresa. O tal vez, de los asesores o consultores externos.

La Toma de Decisiones con alto niveles de presión

En repetidas oportunidades se pueden dar casos en los que la realidad exige tomar decisiones bajo presión. Y cuando eso sucede, generalmente los responsables de decidir, lo hacen sin analizar consecuencias o estudiar alternativas, porque el tiempo apremia y hay que decidir y ya.

Los especialistas sostienen que son circunstancias delicadas, que obtienen decisiones simples, cuando requieren soluciones complejas.

Pero es que se presentan situaciones inesperadas en las que hay que decidir un sí o un no, casi sin poder pensarlo. La propuesta inesperada de la compra de una empresa, la pérdida de un lote considerable de productos que están comprometidos con un cliente, el cambio de la materia prima al no contar con suficiente stock, una huelga de trabajadores durante la producción de un nuevo artículo o servicio, entre otros.

En fin, son múltiples los escenarios que se pueden presentan de manera inesperada, que en muchas ocasiones hacen «temblar» a la junta de accionistas. Y en esos momentos es cuando los directivos asignados deben optar por la “decisión estrella” para salir airosos.

Claro, eso es lo que se espera. En el caso que sea lo contrario, su futuro y el de la empresa podrían tener un giro inesperado.

Importancia de la toma de decisiones en una empresa

La toma de decisiones es importante en cualquier contexto. Pero en las empresas es realmente esencial, porque forma parte de sus estrategias para mejorar, solucionar conflictos o problemas, aprovechar oportunidades, consolidar fortalezas y beneficios, entre otros aspectos.

También resulta importante llevar a cabo ese importante proceso en equipo, con gente totalmente documentada e informada. Ademas, que cuente con los conocimientos y la experiencia necesaria para buscar y analizar todas las alternativas válidas para tomar la mejor decisión.

Claro está, siempre pensando en la empresa y en su personal. No en intereses particulares que afecten su ética profesional.

En un nuevo artículo de la serie Toma de Decisiones, las indecisiones o decisiones incorrectas es el tema a tratar.

Conclusiones…

  • La Toma de Decisiones es el proceso de evaluar y elegir, por medio del razonamiento y la voluntad, una determinada opción en medio de un universo de posibilidades, con el propósito de resolver una situación específica, ya sea que se trate del ámbito personal, vocacional, familiar, social, laboral, económico, institucional o empresarial, entre otros.
  • A la hora de tomar decisiones empresariales, se determina el futuro de la organización.
  • La experiencia de muchas empresas ha determinado que un paso en falso, podría causar una gran pérdida de dinero y de talento humano.
  • Al tomar una decisión importante, lo más recomendable es consultar con compañías especializadas en la materia, para que te asesoren en todos los ámbitos.
  • Hay tres tipos de toma de decisiones en una empresa: Autocrática, Compartida, Delegada.
  • Las fases para la toma de decisiones en una empresa son: Identificar, Planificar, Definir, Evaluar y Clasificar,
  • La toma de decisiones es importante en cualquier contexto, Pero en las empresas es realmente esencial, porque forma parte de sus estrategias para mejorar, solucionar conflictos o problemas, aprovechar oportunidad, consolidar fortalezas y beneficios, entre otros aspectos.
  • También resulta importante llevar a cabo ese importante proceso en equipo, con gente totalmente documentada e informada. Ademas, que cuente con los conocimientos y la experiencia necesaria para buscar y analizar todas las alternativas válidas para tomar la mejor decisión.

Si deseas más información sobre temas relacionados, te recomiendo:

Éxitos… ¡Estamos en contacto!

Más de Consejos

Google AdSense Widget Matched Content

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR