Tipos de riesgos de un emprendedor

. May 11, 2019.

Como emprendedor a diario te enfrentarás a muchos tipos de riesgos. Y en esta oportunidad te quiero compartir algunos de ellos, pues considero en base a mi experiencia que es de mucha importancia para alcanzar el éxito que deseas.

Quiero aclarar que la siguiente clasificación está basada en parte de las experiencias que he vivido y he podido notar en casos de terceros. Por lo que si buscas tipos de riesgos en la web puede que te encuentres cosas diferentes, sin embargo no significa que alguna de las dos estén erradas.

Sin más preámbulos te invito a que aprendamos juntos acerca con esta clasificación enfocada en los emprendedores como tú y como yo.

Tipos de riesgos de un emprendedor

Tipos de riesgos que debes considerar como emprendedor

Con esta clasificación pretendo enseñar algunas cosas que ya te darás cuentas a qué me refiero. Ponte cómodo y presta mucha atención:

1- Riesgos que no afectan directamente el negocio

Es un riesgo que todos enfrentamos inevitablemente. Y es que siempre que accionamos nos exponemos a diferentes reacciones, algunas buenas y otras malas. A éstas últimas por el hecho de ser malas las podemos llamar riesgos.

Te coloco un ejemplo en materia de emprendimiento para que lo entiendas. Supongamos que decides emprender, existe la posibilidad que tu familia y amigos te apoyen, pero también te arriesgas a que te den la espalda y se enojen contigo porque no están de acuerdo a que abandones tu trabajo seguro. Te expones al rechazo, molestia… de seres que aman.

Así mismo te arriesgas a que tu jefe (antiguo trabajo) se moleste contigo, y si era tu amigo puedes perder esa amistad. Te arriesgas a que se burlen de ti, que subestimen tu proyecto, que te señalen, etc. Pero pregunto ¿Esto afecta directamente tu negocio?

Claro que no (en la mayoría de los casos). Porque igual emprender y puedes tener éxito, las opiniones de los demás no influyen directamente. De forma indirecta si pueden influir, ejemplo te desanimas y eso afecta el trabajo en el proyecto, pero directamente no.

Por lo que solo debemos procurar ser fuertes, perseverante, creer en nosotros y no lo que digan los demás… con eso bastaría. Y ese es mi consejo, que seas fuerte y firme, para que si se cumple lo que he dicho igual salgas adelante. Es un riesgo que todo debemos enfrentar.

Otro ejemplo sería decidir si botar o no un empleado, hacer una sociedad, invertir en X producto, hacer un cambio de estrategia… o cualquier otra cosa que de salir mal traiga consecuencias directa al negocio.

2- Riesgos que afectan directamente el negocio

Cómo vencer el miedo ¡Un tercio teme a fracasar!

A diferencia del anterior, este tipo de riesgo si puede influenciar directamente tu proyecto. Aquí no depende mucho de si te importa o no los comentarios, ya que el riesgos no son ellos, sino un efecto directo en algún área del negocio.

Un ejemplo puede ser contratar un empleado. Es una decisión que de cierto modo va afectar un área o más de tu negocio. Te arriesgas a que el empleado sea irresponsable y atrase procesos específico dentro de tu negocio. Así mismo te arriesgas a que sea conflictivo y cree un ambiente de contiendas en el negocio.

Como ves es muy diferente al tipo anterior. Aquí no basta ignorar lo que está pasando. Sino que accionar nuevamente tomando una buena decisión. También es un riesgo al que nos exponemos siempre, ya que cualquier decisión que tomemos de este tipo puede funcionar para bien para mal, a pesar de que tomemos previsiones. En el caso del empleado, se han visto casos que se estudia a la persona, su hoja de vida… sin embargo cuando están en el puesto de trabajo demuestran todo lo contrario.

No sucede siempre pero es una posibilidad, algo negativo que puede que pase, por eso lo llamamos riesgos. Sin embargo hay algo que puedes hacer, y es tener un plan «B» en caso de que lo peor pueda pasar, y asegurarte de que dicho riesgo también sea del tipo que explicaremos a continuación.

3- Riesgos que valen la pena

Son esos riesgos de los que podemos decir «Más gano si acierto, que lo que pierdo si no acierto». Así como también es un riesgos que puedes decir «Existe más probabilidad que gane a que pierda».

Riesgo operacional «oculto»: evita la pérdida de tiempo

Ejemplo de esto para que tengas una idea es cuando decides emprender vendiendo con catálogos y estás solo de ocioso en tu casa. ¿Qué ganas si te va bien? ganas dinero, con ese dinero puede invertir en otro negocio, etc.

¿Qué pierdes si te va mal? solo tiempo, pues no invertiste otra cosa. Y no es que el tiempo no valga, pero igual estabas era de ocioso. Más ganas que pierdes. Además los números nos dicen que más del 70% de personas que emprenden con catálogos tienen éxito, mayor es la probabilidad de ganar que de perder. Sin duda alguna es buena idea para emprender.

Hay casos mas complejos donde la diferencia entre lo que se gana o pierde es mínima y necesita un estudio más minucioso. Pero si consideras que ganas más de lo que perderías y/o es más probable ganar que perder, estás frente a un riesgo que vale la pena tomar ¡Tómalo! solo evalúa bien.

4- Riesgos que no convienen

Por allí dicen que el que no arriesga no gana. Y es verdad, pero como he dicho muchas veces hay riesgos que son mas suicidio que riesgo. Siguiendo con los tipos de riesgos, te presento los que no convienen.

Son todo lo contrario al anterior. Es decir, pierdes más de lo que podrías ganar y/o es más probable perder que ganar. Pero vamos con un ejemplo.

Imagina que tienes que decidir por cambiar a la persona encargada de hacer los pasteles de tu negocio, que lo hace muy bien. Sin embargo hay una persona que no cocina mal pero tampoco mejor, pero cobra menos. Si podemos pagar sin problemas a quien ya tenemos, decidir hacer el cambio puede ser un riesgo que no nos conviene.

Ya que nos arriesgamos a que nos gusten tanto sus pasteles. Y es más probable que el cambio no traiga ventajas porque ya sabemos que no cocina igual de bien. No hacer el cambio, simplemente te dice que vas a gastar un poco más de dinero que no te perjudica nada pagar.

Así mismo podemos citar muchos ejemplos mas, como entrar a negocio que tienen un historial negativo de fracasos, o decisiones pocos convenientes como la antenrior. Mi consejo es que analices bien, y si el riesgos es de este tipo no lo tomes.

¿Todo claro? espero que si…

… y que esta información acerca de los tipos de riesgos te pueda ayudar a saber qué riesgos tomar y cuáles no. Sin más que agregar me despido ¡Un abrazo! ¡Y hasta la próxima!

Más de Consejos

Google AdSense Widget Matched Content

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR