Niños emprendedores. ¿Por qué apoyarlos?

.

Niños emprendedores, una palabra que cada vez más está de moda. Sin embargo, hay una explicación más allá de «acostumbrar» a estos pequeños niños emprendedores. No es sólo aprender a emprender, sino jugar emprendiendo.

¡Empecemos!

 En emprender-facil.com tenemos más de 2.000 artículos redactados y más de medio-millón de visitas al mes. Esto quiere decir que al día hay una cantidad considerable y por lo tanto “nos fríen” a consultas en el chat online que tenemos habilitado.

¿Sabéis qué consultas nos hacen más? Las 2 cosas que más nos preguntan son las siguientes:

  1. ¿Qué requisitos necesito para emprender
  2. ¿Qué negocio rentable puedo montar en este u otro lugar?

Sin embargo, lo que casi nunca consultan son cosas como:

  • Tengo este producto y no estoy seguro si venderlo como una solución para esto o para lo otro
  • ¿Qué estructura debería tener para hacer esta iniciativa?

¿Qué nos dicen estás preguntas que nos hacen y qué nos dicen estas preguntas que no nos hacen?

Nos dice que emprender es algo binario o eso es lo que piensa la mayoría de la gente. Tengo los requisitos cubiertos administrativos y el capital y ya está y puedo montar un negocio. O también, que si montas un negocio en este lugar de este tipo ganas dinero.

Se piensa erróneamente que emprender es una situación de causa-efecto donde las causas son estándar, no varían y los efectos son lineales. Es decir, yo monto este negocio y gano dinero.

Emprender es todo lo contrario. Emprender es detectar dónde está el hueco y rellenarlo. Donde hay “algo que alguien está tratando de hacer” y hacerlo mejor. PUNTO.

¿Dónde está los huecos para emprender?

Por todas partes. Repito: por todas partes. Tripito: por todas partes.

Esto es tan atomizado, tan variable y tan imprevisible como que alguien pueda vender hielo a esquimales. O como que alguien monte un bar en una calle, fracase, llegue otra persona y monte un bar aparentemente igual y con la misma comida y triunfe.

La verdadera esencia para triunfar es saber “qué está tratando de hacer el posible cliente” lo que llamamos el job-to-be-done. Esto no es nuevo, Theodore Levitt en 1962 ya lo dijo: “el cliente no quiere un taladro de un cuarto de pulgada, la gente quiere un agujero de un cuarto de pulgada”

La gente no compra productos o servicios, los usa para «hacer trabajos»

Esto se aplica a todos los lados. Mi madre, tenía tiendas de ropa de mujer de alta gama y vendía muchísimo. La razón de ello, era no sólo que la ropa fuera buena (era de firma), sino que ella potenciaba el efecto que la ropa hacía en las clientas.

¿Cómo lo hacía?

Bueno, era esa persona que hacía sentir bien a la gente, que vendía sin vender. Las clientas (mujeres de clase alta con mucho tiempo que perder) no buscaban un trapo más que meter en su armario, sino alegrarse el día. Ése era el trabajo que tenían que hacer. Este efecto no lo iba a conseguir yendo a otra tienda. Allí no estaba mi madre. Las clientas “no compraba ropa” compraban sentirse bien comprando.

Esto, que parece algo muy raro, simplemente es ver las cosas desde la perspectiva del usuario, del cliente, de la persona y no del producto.

La persona está tratando de hacer algo. Dicho producto facilita esa labor. Ejemplos:

  • El que va al bar de Pepe no busca tomarse un café. Busca desconectar. Pepe es de confianza, verle le hace desconectar. La alternativa podría ser irse a un SPA o hacer meditación.
  • El que va a un circuito de Karts, busca divertirse. La alternativa podría ser montar en Globo o irse a jugar al tenis.
  • El empresario que compra un software de gestión busca “seguridad y orden”. La alternativa podría ser tener un robot o contratar a una secretaria.

Niños emprendedores. ¿Por qué son especiales?

Los niños, son seres puros, piezas a formar con la educación y los valores. Sin embargo, no le prestamos la suficiente atención a lo más importante PARA SU VIDA Y PARA SU FUTURO: La fantasía y la imaginación.

La fantasía y la imaginación es la virtud que nos ayuda a desarrollar la creatividad junto con la libertad, atrevimiento y falta de miedos. En nuestra sociedad tenemos demasiadas estructuras creadas, demasiadas cosas que cumplir y un camino demasiado programado.

La vida no es sólo ir al colegio, universidad, casarse, hijos y jubilación. La vida es más bien, crecer, sentir, caerse, aprender, descubrir, llorar, crecer, sentir, caerse, aprender, descubrir, llorar, crecer, sentir, caerse, triunfar.

Emprender es una labor de descubrir, tal y como lo hacen los niños, que por naturaleza son niños emprendedores

Eso es, todo es descubrir, porque cada vivencia, es diferente

Descubrir que puedo hacer en mi bar para que les guste más ver el Madrid-Barça en lugar que en su casa (¿quizás una porra? ¿pongo una pizarra para que la gente diga qué va a pasar?, ¿por cada gol del Madrid o Barça los del equipo contrario invitan a una ronda de chupitos? ¿Los que pierdan tendrán que cantar el himno del equipo contrario?

Descubrir qué puede hacer ese SPA para llegar a rentabilidad. ¿quizás hacer una pequeña mini-guarderia para madres que estén de baja puedan dejar unos instantes a sus bebés y relajarse estando tranquilas con el niño al lado? ¿qué tal hacer clases para personas de la tercera edad de masajes para ellas o ellos mismos y sus parejas?

Pensar qué puedo hacer para expandir mi negocio de decoración de interiores por el resto de España. ¿Quizás creo una línea de diseños con unas reglas? ¿Y si ponemos frases inventadas en las paredes que signifiquen algo para la familia haciendo la decoración única?

La imaginación al poder, innato en los niños emprendedores

Como podéis ver, toda la explicación se basa en la imaginación, en pensar y si… ¿qué pasaría?

Imaginar es hacer una realidad en nuestra cabeza. Las grandes ideas nacen de dicha realidad de nuestra imaginación o lo que en el mundo llama “visualización”

Los niños son expertos en imaginar, y son expertos porque son expertos en sentir: ríen con más alegría y lloran con más pasión.

Los adultos hemos olvidado lo que es sentir y nos apoyamos en productos y servicios para sentir. Así, el iPhone es un best-seller entre clases también bajas porque te hace sentir “mejor” al llevar un producto de alta gama “porque te lo mereces”.

Quizás la gente de apple haya visto esto, pero eso es sólo pocas personas adultas en este mundo, sin embargo, los niños sienten eso, y pueden encontrar soluciones para nutrir sentimientos al igual que el oxígeno alimenta nuestras células, con mucha facilidad.

Hacer un juego de emprender, por eso es lo que es

Desarrollando la capacidad creativa y quitando los miedos a los niños a descubrir es garantía para detectar “jobs to be done” (o lo que está tratando de hacer alguien para lo que compra un producto o servicio) y mejorarlos día a día. Con el juego de emprender, de manera natural surgen los niños emprendores y futuros adultos líderes. Sólo así tendremos en emprender fácil más preguntas en nuestro consultoria del tipo:

  • Tengo este producto y no estoy seguro si venderlo como una solución para esto o para lo otro
  • ¿Qué estructura debería tener para hacer esta iniciativa?

Es decir, dame tu opinión sobre enfoques de soluciones que da mi producto y ayúdame a pensar cómo conseguirlo, es decir AYUDAME A IMPLEMENTAR ESTO QUE HE IMAGINADO.

En lugar de:

1.- ¿Qué requisitos necesito para emprender

2.- ¿Qué negocio rentable puedo montar en este u otro lugar?

PREGUNTAS QUE NO QUIEREN DECIR ABSOLUTAMENTE NADA.

Niños emprendedores. Conclusión:

Potenciemos la imaginación de los niños y continuemos la labor de ayudarles a crear en el colegio y a universidad. Así de modo natural los niños se convierte en niños emprendedores. Aprovechemos la inercia de crear objetos con el lego a crear iniciativas en la escuela, mini negocios en el colegio, negocios en la universidad y grandes empresas en el futuro.

Ahhh… y olvídemosnos de los trámites administrativos. Son ruido. Lo importante son las ideas y la intuición y carácter para llevarlas a cabo (seguridad forjada a partir de muchos fracasos).

Gracias por la atención y apoyar a los peques, cada día es un emprendimiento nuevo… y permitir a vuestros pequeños niños emprendedores ¡divertirse emprendiendo también!

Y por si piensas… ¿cómo va mi hijo a crear una empresa? No habrás entendido el motivo del artículo… no se trata de crear empresas… se trata de imaginar soluciones a los problemas. Jugar así…

Tal y como me dijo mi hija el otro día…

Papá.. ¿por qué los perros no tienen cama elástica? Así en casa se divertirían cuando no les puedes sacar…

Quizás no sea viable una cama elástica en un piso (como el mío) pero ¿quizás se pueda crear algún entretenimiento casero que canse a las mascotas para cuando no se les puede sacar al parque?

Sólo son ideas, de una mente brillante, la de cualquier niño, que por naturaleza son niños emprendedores.

 

Más de Consejos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR