Fracaso empresarial ¡Los beneficios de una derrota!

.

El fracaso empresarial es lo menos anhelado por cualquier emprendedor. Sin embargo soy de los que cree que todas las cosas nos ayudan a bien, así que quiero que hablemos de los beneficios de una derrota ¡Comencemos!

Como te decía soy de los que piensa que todas las cosas que nos ocurran, incluyendo el fracaso, si lo sabemos aprovechar y corregimos lo malo nos pueden dejar grandes enseñanzas. Así que si has fracasado no te desanimes que hay mucho que agradecer.

Fracaso empresarial

Fracaso empresarial ¡Los beneficios de una derrota!

¿Qué es el fracaso empresarial?

El fracaso empresarial se considera el colapso de las actividades que cumple una empresa con el fin de generar ingresos para seguir de pie. En otras palabras es el escenario que le dice al empresario que ya no podrá alcanzar sus objetivos.

A primera vista parece que el fracaso empresarial es todo lo contrario al éxito, y puede ser así. Sin embargo más allá de eso el fracaso es un acontecimiento que nos demuestra que no estamos preparado para el éxito. Por lo que es una etapa que no educa acercándonos más al éxito.

¿Cuáles son los beneficios del fracaso?

Parece algo sorprendente, increíble y hasta imposible. Sin embargo a continuación verás que siempre podemos sacar provecho de las cosas, aún si es malo ¡Veamos!

1- El fracaso prueba tu verdadera pasión

Es el fracaso que dice a alguien allá arriba que sí te apasiona lo que estás haciendo. Incluso, sirve para convencerte a ti mismo de que estás haciendo lo que amas y disfrutas. Lamentablemente hay personas que viven esclavos de un negocio solo por obligación y no lo disfrutan. Si le llegase el fracaso es obvio que lo abandonarían. Pero si de verdad aman lo que hacen, a pesar de que caigan 100 veces, más de 100 veces se levantarán. Así que si dudas de que lo que haces te gusta, y has fracasado y aún así muy en el fondo quieres seguir ¡Sigue! porque de verdad tienes pasión.

2- El fracaso empresarial disminuye la competencia

Puede sonar cruel, pero sin duda alguna el fracaso ayuda a limpiar el terreno de juego. No todo puede ser fácil, y todos en algún momento vamos a experimentar el fracaso o estar muy cerca de él. El que se rinde lamentablemente no merecía lo que otros que si siguieron adelante van a obtener. Si todo fuera fácil fueran muchas la empresas de éxito y no hubiera mérito alguno en alcanzar el éxito… Así que agradece, si eres de lo que no se rinde después de un fracaso ¡Éste te hace un favor quitando alguna que otra competencia!

3-  El fracaso empresarial nos enseña

Es mejor caerse aprendiendo a caminar que corriendo. Si has fracasado es porque probablemente cometiste un error. ¿Te imaginas haber cometido ese error pero con la empresa en un  mayor nivel? podrían las pérdidas ser mayores. El fracaso nos enseña a tiempo lo que nos hace falta para que apliquemos lo aprendido más adelante y así tengamos un mejor perfil para enfrentar nuevos retos. Así que si fracasaste debes analizar por qué lo has hecho, y aprender de ello.

4- El fracaso te muestra quienes son leales a ti

Cuando todo va bien son muchos los “amigos” que tienes. Pero cuando fracasas es que ves quienes de verdad están contigo. No creas que el mundo de los negocios es perfecto, estoy seguro que mientras más vayas creciendo van a ser más los interesado que se aprovechan de ti. Afortunadamente estos momentos nos ayudan a detectar quienes son para librarnos de ellos.

5- El fracaso te recuerda que eres humano

Lamentablemente cuando vivimos de éxito en éxito es muy fácil creer que somos los mejores del mundo. Es muy fácil caer en exaltación y mirar con menosprecio a los demás. Cuando fracasas y llegas allí abajo te das cuenta que eres un humano que comete errores. Sé que suena más como algo emocional que de negocio, pero esto aunque no lo creas tiene mucho que ver con tu vida empresarial.

La falta de humildad no te ayuda mucho como empresario. Pues creerte el mejor de todos, el que manda, el único jefe… te hace actuar como un dictador. Esto sin duda alguna hace daño a tu equipo de trabajo y es muy probable que su rendimiento no sea el mismo. Así que en pocas palabras podemos decir que el fracaso cuando lo sabes aprovechar y aprendes de él puede cambiar para bien el entorno de trabajo.

¿Qué hacer si he fracaso?

Lo primero que tienes que hacer es calmarte. Sé que no es fácil, pero la preocupación y actuar impulsivamente solo te traerá más problemas. Así que lo primero es mantener tu cabeza fría.

Lo segundo es responder y analizar ¿Por qué he fracasado? pero no tienes que responder solo de palabras, debes escribir con lujo de detalle todo lo que se te ocurra.

Como tercer punto debes tomar nota con respecto a ¿Qué necesito para comenzar de nuevo? lo más probable es que necesites muchas cosas. Así que no temas comenzar de nuevo desde algo pequeño si es lo que puedes.

Y como cuarto emprende en base al punto anterior, pero esta vez tomando en cuenta esos errores que te llevaron al fracaso que están prohibidos volver a cometer. Además sería genial que realices monitores constante para ver si tu empresa va en buen camino, o va de nuevo camino al fracaso.

Si tomas en cuenta estos puntos sencillos, y te quitas la mentalidad de perdedor aprendiendo que has obtenido beneficios con ese fracaso ¡Estoy seguro que serás un emprendedor de éxito!

Así que ya sabes que hacer. Sin más que agregar de momento, solo te invito a seguirnos en nuestras redes sociales, porque tenemos mucho que aprender juntos ¡Hasta la próxima! ¡Un abrazo!

Artículos recomendados:

Comentarios

Comentarios

Más de Casos de fracasos

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR