Estudio contable en emprendimientos ¿Es necesario?

. Abr 8, 2019.

Estudio contable o análisis financiero… ¿realmente es algo que necesito para empezar a emprender?

¡Hola amigos emprendedores! En este artículo queremos aclarar las dudas a aquellos que puedan sentirse inhibidos a emprender por desconocimiento de la contabilidad. También va dirigido a aquellos emprendedores que ya han echado a andar la empresa y están en primeras fases. ¡Empecemos!

¿Por qué es necesario tener un estudio contable?

Bueno, es necesario a medias. No es necesario realmente para crear una empresa. Sencillamente, porque cuando la creas se trata de poner un modelo a funcionar. De demostrar una realidad. Es una cuestión de demostrar una hipótesis, ni más ni menos. Una vez que se agarra tracción entonces es cuando ya podemos hacer un plan de negocio y tener un estudio contable.

Hasta que no agarres tracción no sabrás cómo está tu negocio

Tracción consiste simplemente en que tu negocio empiece a funcionar, nada más.

Así, en esta fase inicial, se trata de reducir la fase de papeleos, estudios y demás cosas previas, inclusive hasta crear la sociedad si me apuras. Como vimos en el artículo de nuestro blog hermano www.gestionar-facil.com el plan de negocio hay que hacerlo tras tener un negocio funcionado y NO antes.

La razón es sencilla, cuando creas algo nuevo no sabes cómo va a funcionar… ¿cómo preveer hasta ese detalle lo que va a suceder?

En su lugar, lo que proponemos es al menos hacer un modelo CANVAS y quizás (y sólo quizás) algún plan de viabilidad.

Es decir, te has de enfocar sólo y solamente en probar que lo que tienes en mente, pueda funcionar.

¿Cuándo empezar a tener un estudio contable?

En realidad, cuando ya estás funcionando de un modo más o menos estandarizado. Es decir, ya sabes lo que vendes, cómo lo vendes, los gastos que tienes, etc.

¿Esto quiere decir que hasta dicho momento no he de tener contabilidad?

No, nadie ha dicho eso. En realidad hay que empezar a contabilizar lo que hagas desde el primer momento que inicias la actividad.

Un momento… ¿no acabas de decir que “no es necesario” un estudio contable?

No es necesario hacer un estudio, pero sí es necesario contabilizar las cosas previas al estudio. Esto no quiere decir que vayas a perder el foco de lo importante: demostrar el modelo.

Con 10 minutos que le dediques al día puedes tener tu contabilidad “al día”. Hoy en día hay herramientas como Sage50 Cloud con la que que de manera muy fácil puedes empezar a registrar tu contabilidad. Recomedamos esta herramienta de contabilidad ya que es la evolución de Contaplus y obviamente es casi casi un estándar.

Si lo usa la mayoría, será por algo. No experimentes con estas cosas, por favor; vete a lo seguro ya que cuando comienzas a emprender es importante no equivocarse demasiado y medir muy mucho en qué se invierte el dinero. En este caso, al ser una herramienta prácticamente “de toda la vida”.

Datos importantes contables cuando se comienza a emprender

Quizás no vayas a tener un estudio contable al completo pero has de tener cuidado con ciertas cosas:

Control de gastos

Cuando empiezas todo son gastos. Si no lo contabilizas, no podrás “apretar un botón” y ver en qué te estás gastando el dinero. Es impresionante ver cómo se gasta dinero en según qué cosas.

Al ver lo primeros gastos, independientemente como los obligatorios al crear una empresa, te das cuenta de gastos superfluos que puedes eliminar. Por ejemplo:

  • Compra de equipos “para tenerlos ya para cuando toque”.
  • Invertir en publicidad sin tener el producto.
  • Contratar a personas o servicios sin ser “estrictamente necesarios”.

Así, la regla general, es preguntarse: “¿Es este gasto necesario en esta fase?” ¿Está este gasto directamente relacionado con lo que tengo que hacer ahora?

Probablemente tu respuesta interna sería: “ya pero… es que… así podemos, mejor ahora porque…”

¡Olvida todo eso! Céntrate en lo importante, contabiliza todo y repasa casi a diario lo que has hecho. ¿Vas cumpliendo con el cometido?

Organización de ingresos y clientes

A veces, no sabemos los presupuestos enviados a clientes, las facturas enviadas y en definitiva “Dónde están las cosas”. El mantener cierto orden se propaga a resto de la organización y al resto de tus actividades.

Medición de las rentabilidades y conocimiento los costes “no tan visibles”

Prácticamente parecido a un estudio contable, es medir los precios a aplicar a los productos o servicios.

Sé que en una primera fase de tu emprendimiento puedes ser propenso a ofrecer más de lo que puedes dar o a dar precios más baratos que la competencia.

A veces pierdes dinero, cuando piensas que estás ganando dinero.

@emprender-facil.com

Quizás no lo sepas, pero has de valorar el coste de tus productos o servicios o lo que se llama “costes directos” y además de ello, aplicarle los “costes indirectos”: oficina, agua, luz, etc.

Tu beneficio es el resultado del precio del producto o servicio que vender menos la suma de estos costes dividido entre el número de unidades vendidas. ¿Parece obvio, verdad? pues es un error muy típico.

@David Polo

¿Y el balance de situación?

El balance es como dice su palabra balance, fotografía actual de la empresa. Cuando inicias no hay muchas fotos salvo que: vas corriendo todo el día y tienes poco dinero para sacar la empresa adelante. Enfócate en lo necesario. Olvida el balance si quieres, de momento.

¿Asesoría externa o contabilidad propia?

Pues todo “depende”. Depende de tu nivel de conocimientos y lo que estés haciendo. Te doy mi opinión según supuestos:

  • Si estás comenzando y vas a tener “muy pocos movimientos” te recomiendo no contratar a una asesoría externa. Un par de paseos para dar de alta la empresa o los papeles de turno no hacen mal a nadie. En ese momento te sobra tiempo (o tu tiempo de momento es gratis) y te falta dinero. No lo gastes si no es necesario. Además de ello, empezar a entender un poco los movimientos contables viene muy bien. Tranquilo, si no sabes contabilidad, te paso un video que te dará una buena base:
  • Si ya has empezado, tienes mucho trabajo, sabes cómo funciona tu empresa y estás enfocado sólo en vender, te sugiero subcontratar una asesoría externa, ya que sus procesos son algo más eficaces que los tuyos. Eso si, siempre usando el mismo software contable que el tuyo, no se que pierdes el hilo. Haz seguimiento de lo que le reportas y contabiliza pero céntrate en ventas.
  • Cuando tu empresa tiene un volumen importante, quizás sea el momento de tener la administración interna y dejar de consumir servicios externos de asesoría. Quizás no sea necesario una persona full-time a contabilizar, pero seguro que hay muchas otras cosas del día a día que hacen necesario un apoyo interno.

Conclusión

Cuando emprendemos, no hay reglas generales. Hay sentido común y enfoque en lo necesario. La contabilidad y los estudios contables son importantes para nosotros, pero ¿hasta qué punto? Depende de la situación.

Ya que un negocio es un intercambio de bienes o servicios por dinero, contabilizar nunca está de más, y recomendamos adquirir el hábito de saber qué ocurre con el dinero… ¡sólo 10 minutos al día!

Con el paso del tiempo, sabrás cada día más de contabilidad, no te preocupes… y me lo agradecerás 🙂

¡Gracias por leernos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR