Errores comunes de un emprendedor que debes evitar

.

A continuación vamos a conocer los errores comunes de un emprendedor que debes evitar para alcanzar el éxito. Así que sigue leyendo ¡Y presta mucha atención!

Errar nos enseña, pero también podemos aprender sin cometer ese error porque ya nos advirtieron. ¡Entonces no hay excusas para errar una vez que somos advertidos! ¿Para qué?

Por eso este artículo es una advertencia, te comparto una serie de errores que sin duda alguna son muy comunes en la población emprendedora ¡Debes evitarlo!

Errores comunes de un emprendedor

Errores comunes de un emprendedor que debes evitar

 Los errores comunes de un emprendedor que debes evitar:

Sin más preámbulos y en forma de advertencia, las cosas que como emprendedor debes evitar ¡Los errores más comunes!

1- No darle importancia a las leyes

Las leyes están hechas para cumplirse. Sin embargo son muchos los emprendedores que la dejan a un lado. Esto es un grave error porque acarrea consigo problemas con el gobierno de la nación.

Además no hacer las cosas de forma correcta te priva de muchos derechos. Si bien es cierto que hay países donde es difícil que el gobierno note que no estás cumpliendo con las leyes, en esos mismo países hay beneficios que al estar registrado como organización, empresa… puede obtener, pero si no estás alineado con las leyes ¿Cómo vas a demandar tales beneficios? puedes terminar preso o multado jajaja

Así que te recomiendo que estés alineado, es muy probable que en algún momento necesites créditos o cualquier otro beneficio donde tienes que demostrar que tienes todos tus papeles en reglas.

2- Crecer más rápido de lo posible

¿A quién no le gusta crecer? a todos nos gusta, sin embargo crecer más de lo debido o posible puede ser un gran error. Es como querer correr cuando no sabes caminar, el golpe será fuerte.

Así que debes tener un emprendimiento acelerado pero etapa por etapa. Un ejemplo muy claro es que todos queremos tener cientos de empleados, sin embargo aún no podemos ni controlarnos nosotros mismos jajaja o sin exagerar, no podemos controlar a la persona que tenemos como ayudante. Por eso lo mejor es ir etapa por etapa, no pasar a tener 100 empleados cuando no tienes un sistema que te permite gestionar 10.

Y así sucede con todas las áreas. No puedes pretender abrir otra sucursal cuando el negocio central aún no se ha consolidado. Crecer muy rápido es un grave error que te lleva a que se desplome todo tu negocio generando pérdidas de dinero, clientes y mucho más.

3- Falta de equilibrio en el optimismo

Ser excesivamente optimista es tan peligroso como ser pesimista. Si hay algo que pasa en la actualidad con el emprendedor es que no encuentra un equilibrio en muchas áreas de su negocio, incluso su propia vida. Pero haciendo énfasis en el optimismo, un error que debes evitar es no saber qué etapa del negocio (que tienes por se optimista) estás viviendo ¡Te explico!

No es que ser demasiado optimista sea malo, yo no tengo problema en que pienses que vas a tener la próxima Micrsoft ¡No! el problema es que en la actualidad, cuando apenas estás comenzando te comportes como si fueras Microsoft. Es un grave error, porque va a llegar el momento en que vas a chocar con una realidad muy dura.

Yo puedo ser optimista apuntar a ser la próxima Microsoft, sin embargo no puedo pretender invertir en un producto que yo sé que por mis condiciones actuales va a fracasar. Así que mejor me sigo preparando y sigo creciendo hasta llegar al punto o momento adecuado. ¿Deje de ser optimista? No, pero si me supe ubicar en qué etapa o punto de ese negocio (que deseo por optimismo) que me encuentro.

Entonces hay que tener un equilibrio, no ser pesimista, pero tampoco que tu optimismo te lleve a hacer locuras ¿Vale?

4- Malos socios

¡Uf! debes entender que no cualquiera puede ser tu socio. O mejor dicho, y no lo digo para subir tu ego, no cualquiera merece ser tu socio. Tener seres como estos trae una gran cantidad de problemas que ni te imaginas. Desde estafas contra ti, como estafas contra clientes o proveedores que dañan tu imagen hasta ser ellos mismo una carga porque solo hacen bulto, ocupan un espacio pero no hacen nada.

Así que para evitar estos malos ratos te aconsejo que lo consideres mucho como uno de los peores errores comunes de un emprendedor. Y por eso querido amigo, trabaja en saber cómo escoger un buen socio.

5- No valorar el trabajo

Quiero partir de lo que acabo de decir arriba “No cualquiera merece ser tu socio”. Sin vanagloria y sin subirte tu ego, debes aprender que lo que haces vale, y sabiamente darle el valor que se merece.

Como emprendedores novatos somos muy temerosos ¿Será que me lo compran a este precio? ¿Será que cobro menos? ¿O Será que le pago más al proveedor para que me siga surtiendo? ¿Y Será…? ¿Será…? y  más ¿Será…?

Amigo si bien es cierto que por ser nuevo tienes que tener mucho cuidado con los precios y otras cosas, no está bien que si bajas tus precios sea por miedo. No porque vas a perder dinero, sino porque el miedo lo detecta tu competencia, clientes, proveedores… y todo el mundo. Es allí donde se aprovechan de ti.

Así que no permitas que el miedo te controle, para que puedas darle el valor que se merece tu trabajo, tu producto ¡Y todo tu proyecto en general! ¿De acuerdo?

6- Depender mucho de alguien o algo

Si bien es cierto que por ser nuevo en algo no contamos con muchos recursos, no es excusa para estar amarrados para toda la vida en esto poco que tenemos. Esto crea dependencia lo que es uno de lo más grandes errores comunes de un emprendedor. Para que me entiendas mejor voy con un ejemplo.

Emprendiste como diseñador y maquetador  web. Solo cuentas con una PC porque estás comenzando. El error viene cuando pasa el tiempo y aún solo cuentas con esa PC. Y no te preguntas ¿Qué pasaría si esta PC se daña?. Ojo no estoy diciendo que te vayas a comprar otro equipo, pues a lo mejor hay otras cosas más importantes y necesarias. Pero es un ejemplo para que veas lo que pasa cuando dependemos de algo. Cuando ese algo se destruye, casi que nuestro negocio también.

Y no solo es cuestión de aparatos, sino también de proveedores ¿Qué pasa si por cosas de la vida ese proveedor decide no venderte más? ¿Tienes un plan B? o ¿Qué pasa si tu secretaria te abandona? ¿O tu compañero que es co-fundador contigo de la empresa?

Como emprendedores de éxito debemos tener siempre un plan B, y ser capaces de asumir el liderazgo en cualquier circunstancia. Si dependes de tu amigo Carlos que fundó contigo la empresa, y él siempre es el que hace todo ¡Pobre de ti cuando Carlos no esté! Así que no caigas en el error de la dependencia.

Hemos llegado al fin

Esto a sido todo por ahora con respecto a los errores comunes de un emprendedor. Espero tomes en cuentas estas advertencias y no sea necesario que tropieces con la piedra para aprender a levantar los pies. Sin más que agregar me despido ¡Éxitos! ¡Un abrazo! ¡Hasta la próxima!

 

Comentarios

Comentarios

Más de Casos de fracasos

Más de Consejos

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR