Errores al emprender. ¡Evita el fracaso empresarial!

. Oct 23, 2019.

Las estadísticas señalan que 8 de cada 10 empresas fracasan antes de los 3 años. Por tal motivo, es esencial aprender a interpretar las señales de alerta que la propia empresa nos envía. Y junto con tal interpretación, debemos saber identificar los errores al emprender. En esta entrega veremos algunos errores típicos en emprendimientos de todo tipo.

Es claro que evitar los errores al emprender, que llevan al fracaso a emprendedores y empresarios, es necesario. Es decir, debemos evitar los errores que otros ya cometieron. ¡Aunque dicen que nadie aprende en cabeza ajena! En fin, veamos 7 errores considerados como los más comunes, para así evitarlos o superarlos con éxito.

Errores al emprender. ¡Evita el fracaso empresarial!
Errores al emprender. ¡Evita el fracaso empresarial!

7 errores al emprender que podemos evitar

Pero antes de hablar de los errores más frecuentes, es clave dejar claro que el fracaso es tomado como propio del proceso del éxito. Por ejemplo, en Silicon Valley, el fracaso es asumido con naturalidad. ¡Es parte esencial del aprendizaje! Nadie es estigmatizado por una idea que se desecha, pues no hay forma de alcanzar el éxito sin equivocarse.

¿Conoces a un emprendedor exitoso que nunca se haya equivocado? Casi todos los empresarios, en un primer momento, no han logrado el éxito. Pero luego de insistir y mejorar su propuesta de valor, se convierten en emprendedores exitosos. Pon atención a la siguiente anécdota sobre el arte del fracaso empresarial, tomada del libro ¡Crear o Morir! de A. Oppenheirmer.

¿Cuál fue el fracaso que más lo marcó en su vida?, preguntó Andrés Oppenheirmer a Branson:

  • “He tenido muchos fracasos en mi vida» – respondió. «Los dos primeros negocios que emprendí eran pequeñas empresas y ambas fracasaron».
  • «Uno de esos errores fue en la escuela. Quise asegurarme de que cuando saliera tuviera un poco de dinero, así que planté un montón de árboles de Navidad. Para cuando yo terminara la escuela, los árboles habrían crecido y yo los podría vender».
  • «Pero llegaron los conejos y se los comieron todos… De manera que desde muy temprano aprendí el arte del fracaso».

¿Por qué ocurre el fracaso en los emprendimientos?

Vamos a enumerar las 7 razones consideradas como las más frecuentes que pueden llevar a un emprendedor al fracaso. ¡Pon atención a cada una!

1. Modelo de negocio poco rentable

Un punto central que debemos considerar es que aun cuando tengamos una idea de negocio que nos apasiona mucho, es necesario saber si tiene posibilidad de ser rentable. En tal sentido, es importante tener un modelo de negocio claro y, si es posible, haber hecho una investigación de mercado lo mejor posible.

Por otra parte, validar la idea de negocio es un paso muy recomendado. Pues si bien nuestra intuición puede decirnos que será exitosa, la empresa puede fracasar en poco tiempo. Nuestra recomendación es que te hagas preguntas sobre la base del modelo Canvas. Ello te facilitará tener claros los elementos fundamentales del modelo de negocio.

Errores al emprender. ¡Evita el fracaso empresarial!
Errores al emprender. ¡Evita el fracaso empresarial!

2. No saber nada de gestión empresarial

En nuestro blog hermano, Gestionar Fácil, nos señalan con frecuencia que muchas empresas se crean por la razón equivocada y sin claridad sobre el reto que implica. Por ejemplo, un electricista que trabaja para una empresa de construcción decide crear una microempresa. Ya no quiere responder ante nadie y piensa que podría hacerlo mejor trabajando con su propia cuenta. ¡Esto es excelente!

Pero esta persona quizás no tiene claro un punto importante. Aunque posee las habilidades para hacer un buen trabajo en el campo de las instalaciones eléctricas, carece de habilidades para administrar un negocio con éxito. Por ejemplo, no sabe conseguir clientes y desconoce normas que debe cumplir al firmar un contrato de servicio. ¿Qué suele ocurrir en estos casos?

Con el tiempo su entusiasmo irá disminuyendo. Las complicaciones de la gestión de su empresa harán que cierre y regrese a trabajar como empleado. ¡Salvo que aprenda a gestionar!

Emprender Fácil.

En tal sentido, si creamos una empresa por las “razones adecuadas”, sabiendo lo exigente que es su gestión, tendremos más posibilidades de éxito. No todo es pasión, el proyecto de empresa debe ser tal que nos motive para vencer todos los obstáculos que se presentarán, de manera inexorable.

Saber gestionar es clave para lograr el éxito.
Saber gestionar es clave para lograr el éxito.

3. No contar con dinero para operar

Crear una empresa sin dinero nos llevará, en muchos casos, al fracaso. Por supuesto, existen fuentes de financiamiento para nuevas ideas, pero el otro punto es el flujo de caja. De hecho, muchos empresarios fracasan en sus nuevos negocios porque subestiman los peligros de no contar con un flujo de caja o cash-flow bien administrado.

Según sea el tipo de empresa, el proceso de ventas puede ser complicado. Por tal motivo, necesitamos saber, por ejemplo, qué tiempo tardarán nuestros clientes en pagarnos, si es necesario dar crédito. Un tiempo largo nos puede llevar a asumir costosos préstamos solo para sobrevivir.

Desde el inicio, hagamos bien las cuentas de la cantidad de dinero que necesitaremos para operar los primeros meses. Debemos pensar en 3 aspectos:

  • La inversión inicial que requiere el negocio. Hay que incluir gastos de apertura del local, compra de materia prima, mobiliario, licencias y trámites, costes de constitución de la empresa, etc.
  • Los principales gastos corrientes que demandará la empresa, como alquileres, pago de sueldos, servicios, seguros, etc.
  • Y según el caso, tener presente los intereses que genere la financiación obtenida.

4. No saber delegar tareas

Un empresario que no sepa delegar, ¡se convierte en su propio enemigo! ¿Conoces casos en que el dueño se hace cargo de casi todo y desconfía de sus empleados? Pues uno de los “males” de muchos empresarios es creer que nadie hará las cosas mejor que él. Lo común es que esta actitud los lleva al cansancio extremo, con lo que llega la desilusión.

Un empresario que no sepa delegar, ¡se convierte en su propio enemigo!
Un empresario que no sepa delegar, ¡se convierte en su propio enemigo!

¿Cuál es la solución para este error común? La solución es fácil: aprende a delegar. Te dejamos esta lectura al respecto: Delegar funciones: ¿sabes cómo hacerlo en forma eficiente?

5. Crecimiento sin control (parte del fracaso empresarial)

¿Sabías que hay empresas que mueren de éxito? ¡Es posible y no se trata de algo poco común! Esto suele ocurrir cuando los resultados son mucho mejor que los esperados. Lo que lleva al emprendedor a apostar por la expansión, pero sin control. Expande la empresa y, sin darse cuenta, expande el caos en la organización.

Debes saber que la organización es por naturaleza un sistema caótico, en cuanto tiene un conjunto de fuerzas y contrafuerzas en juego (Thiétart y Forgues, 1995).

El siguiente artículo te será muy útil para conocer lo básico del caos en empresas y lo que puedes hacer para controlarlo: ¿Percibes un estado caótico en tu empresa? ¡Tranquilo(a)!

6. Publicidad desenfocada

Es probable que conozcas empresas que fracasan porque no se dan a conocer o lo hacen de manera poco eficaz. Es decir, porque subestiman la importancia de la publicidad bien enfocada y dirigida a su segmento de clientes. Este error es, en parte, consecuencia de un tipo de mentalidad que sostiene que los buenos productos se venden solos.

Sin duda, hay que tener buenos productos o servicios, pero también hay que darlo a conocer. ¡Todo ha cambiado, en particular, el cliente o consumidor! Pregunta para reflexionar: ¿si no te conocen y no saben dónde estás, cómo van a llegar a ti? Sin duda, hay que aplicar estrategias para llegar a los clientes y prospectos.

7. Subestimar a la competencia

Es común que el emprendedor apasionado tienda a subestimar a la competencia. Y si tiene un modelo de negocio probado, dinero suficiente para empezar y las habilidades de gestión necesarias, el peligro de subestimar a la competencia puede ser mayor. ¡Nos pasa en otras áreas; subestimamos y luego viene la desilusión!

¿Conoces a tu competencia directa?
¿Conoces a tu competencia directa?

Por lo tanto, para tener la mayor probabilidad de éxito y evitar el fracaso, una buena acción es realizar un análisis con énfasis en la competencia directa. Además, es clave evaluar sus fortalezas y debilidades y aprender de ello. Siempre hay que buscar la forma de conseguir ventajas competitivas.

Conclusiones

La experiencia nos dice que los emprendedores exitosos son las que mayores dificultades y fracasos afrontan. Pero el proceso de aprendizaje que logran los lleva a evitar cada vez más errores al emprender. Sin duda, nadie logra el éxito sin antes sufrir tropiezos, sobre todo cuando el emprendedor está pasando por su primera experiencia empresarial.

La actividad empresarial nunca ha sido una ciencia exacta. Por otro lado, debemos tener claridad en que no hay ningún proyecto empresarial que asegure el éxito.

La incertidumbre siempre estará presente en la actividad empresarial. Todo emprendimiento es único por razones como el contexto en que se desarrollará y las competencias del emprendedor.

Emprender Fácil.

Es muy importante distinguir que una de las razones por las que en muchos países no existe una cultura emprendedora, es por el estereotipo creado cuando una persona fracasa. Es decir, cuando a un empresario “le va mal”.

Esto frena de manera importante la iniciativa, por el famoso “miedo al qué dirán”. En cualquier caso, reconocer los errores comentados pueden ayudarnos a minimizar los riesgos y mantenernos en el camino del éxito.

¡Muchas gracias por leernos!

Más de Consejos

Google AdSense Widget Matched Content

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR