Empresas internacionales, are you ready?

.

Empresas internacionales, es el sueño de muchos emprendedores. Al fin y al cabo todos queremos dejar una huella en el mundo, ¿verdad?

Tipos de empresas internacionales

Hoy en día emprender da la opción a llegar mucho más lejos. Sin ir más lejos, aquí un humilde escritor, escribe en un blog que se lee en muchos países y cuyo software de gestión Platzilla tiene usuarios hasta en Australia. ¿Cuál es tu caso?

Empecemos por mencionar los tipos de empresas internacionales: empresas online y empresas offline.

Las empresas offline, las empresas de toda la vida, venden inicialmente en su área de influencia. Obviamente cuesta mucho más tiempo adquirir un tamaño suficiente para abordar otros mercados. Sin embargo, aquellas empresas de venta de productos al detalle, pueden desde el inicio tener un enfoque internacional o bien, un mercado global si venden desde «marketplaces» como Amazon o Alibaba, hoy en día ya conocidos por todos

Las empresas online, ya pueden tener un enfoque internacional desde el inicio vendiendo sus servicios al mundo o al menos a su área de influencia. Es poco probable que una tienda online de productos típicos de Latinoamérica venda en China pero todo es posible.

¿Cómo orientarme en la internacionalización?

Este tema es bastante complejo y requiere hacer un análisis al menos inicial que pasamos a continuación. Solamente quería resaltar que a veces, es importante plantearnos ¿dónde queremos hacer negocios? ¿Qué nos puede interesar en nuestra empresa?

Costes e impuestos en otros países

Existen muchos países atractivos donde hacer negocios, no sólo para establecer una empresa sino también para expandirse. Tomemos por ejemplo el caso de Suiza, el país Heleno ofrece un tipo general de impuesto de sociedades de sólo el 8,5%, en contra de España que supone el 25% de tipo general.

Además de ello, para nuevas empresas, el administrador no ha de pagar la cuota de autónomos de «autónomo societario» que en España llega a cerca de 360 euros. Vamos, una clara desventaja, abrir una empresa en España, que desde el instante cero hay que pagar por trabajar. Personalmente, me parece que no están haciendo un favor a quien quiera trabajar sino al revés.

Deberían ayudar al inicio en lugar de cobrar desde el inicio. Al fin y al cabo, quien crea una empresa va a crear riqueza y eso es bueno para la sociedad. Sin embargo, el afán recaudatorio de una maquinaria, un estado sobredimensionado (el español) no hace más que ponerse palos en sus propias ruedas cobrando a quien generará riqueza. De este modo aumenta las probabilidades de fracaso y por tanto pérdida de ingresos a futuro por parte de la administración. No comments…

Empresas internacionales, are you ready?

En Suiza, no existe cuota de autónomos oficial, sino que el organismo encargado establece una en función de las circunstancias de dicha persona. Sentido común.

Apóyate en quien conoce el terreno

Para darse de alta en países como Suiza, recomendamos un representante fiscal en Suiza de reputación como por ejemplo Swiss Financial Company & Trust SA

En referencia a otros costes, es obvio que un proceso de internacionalización puede ser orientado para establecer una sociedad, una filial comercial o una fábrica. Si estás buscando esta última opción, los costes obviamente será el mayor condicionante.  Sin embargo si estás buscando una sede comercial, valorarás otras características como reputación del país, facilidad y fiabilidad de estar en dicho lugar, etc.

Oficinas más locales

Podemos hablar de tener otra oficina por proximidad local o conveniencia geográfica. En el caso de Suiza, su proximidad con Francia, Italia, Alemania República Checa, Austria, Eslovenia, Croacia y otros muchos países, lo convierte en un lugar a considerar seriamente.

Finalmente dentro de mí discurso a favor del país Heleno, en dicho lugar simplemente las cosas «funcionan» y funcionan muy bien.

Así pues, abrir distintas oficinas por cuestiones logísticas no ha de ser un impedimento sino todo lo contrario. Obviamente hay que evaluar los costes que generan  en relación a la mejora de gestión y la reducción de costes logísticos. Esto se presupone si se está planteando en una internacionalización. En caso que no se tenga claro, probablemente no sea el momento de internacionalizar.

Cuando se es nómada digital. Dónde crear empresas internacionales

En emprender fácil tenemos muchos tipos de lectores. Algunos más clásicos, otros más «digitales». También existe una comunidad de emprendedores y empresarios nómadas digitales.

Este colectivo parecía que era un colectivo de nicho, sin embargo cada día es una mayor realidad. Tenemos nómadas digitales de varios tipos, desde aquellos que son diseñadores web o programadores hasta gestores de fondos digitales. Muchos de ellos ubicados en una zona geográfica específica por cortos periodos (de 6 meses a 1 año) y otros en continúo viaje alrededor del mundo.

Pero también tenemos otras empresas que a pesar de no ser estrictamente un grupo de nómadas digitales, sus componentes del equipo viven en varios países. Tenemos un ejemplo que mencionamos en este blog muchas veces y es el caso de Basecamp. Su fundador David Heinemeier Hansson vive entre Marbella, Malibu y Chicago. A su vez Basecamp, es una empresa internacional con millones de usuarios online. Sus empleados viven alrededor del mundo y se reúnen varias veces al año para «socializarse».

Es decir, hoy en día no hace falta una oficina física para encontrar talento o gestionar talento. Es más, en muchos casos, trabajar en una oficina física genera más gasto e ineficiencias que trabajando en remoto. Cuando se trabaja en remoto, nos obligamos a planificar, platear objetivos, hacer seguimiento, etc. También ayudamos a que las personas trabajen en las horas que consideren más productivas del día.

Empresas internacionales, are you ready?

¿Cómo plantearnos el presente y el futuro si queremos que nuestra empresa sea internacional?

Es complicado dar una respuesta común ya que este blog lo leen personas de todo el mundo. Sin embargo, hay algunos puntos en común que siempre hay que considerar:

  1. Facilidad para establecerse. En ese sentido hay que ir de la mano de algún asesor local.
  2. Gastos, impuestos y convivencia con otras nacionalidades. En función del país escogido, y de la nacionalidad del emprendedor hay que evaluar las posibilidades. Obviamente, si es un país europeo y siendo europeos es más sencillo a nivel administrativo.
  3. Fiabilidad del destino. Existen muchos países en el mundo aptos para establecer una empresa (si cumplimos con los requisitos en todos los sentidos y cumplimos con nuestra hacienda local). Sin embargo, no es lo mismo optar por soluciones como Suiza (dada su reputación) que otros países con menos «solera» y «tradición internacional».
  4. Cultura local. Si trabajamos intensamente con dicha sucursal, hay que considerar que las personas locales pueden percibir las cosas de manera distinta que nosotros.

Evaluar los riesgos en empresas internacionales

La evaluación de los riesgos no es algo trivial. Este artículo trata de acercar hacia una cuestión que muchos de vosotros podréis estar pensando.

Como regla general, os animamos a revisar, ver, analizar y dar pasos sólidos. Sin embargo, todo ha de hacerse evaluando los riesgos. En algunos casos no hay riesgos algunos, pero en otros pueden existir incompatibilidades. Es por ello, por lo que en estos casos siempre aconsejamos asesorarse. De ser posible siempre con empresas internacionales de asesoría con buena reputación.

Sin más, esperando haber al menos alimentado esa idea que en algún momento todos nos plateamos.  Os animamos a mirar hacia el futuro, siempre.

¡Muchas gracias por leernos!

 

Más de Administración

Google AdSense Widget Matched Content

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR