Cómo salir de la pobreza mental: ¡Es lo primero que debe saber un emprendedor!

.

¿Quieres saber cómo salir de la pobreza mental? te enseño como hacerlo, pues es necesario para que tengas éxito como emprendedor y alcances lo que quieres.

Lamentablemente hay muchas personas queriendo alcanzar la riqueza material, pero no se esfuerzan por cambiar su forma de pensar. ¡Algo vital para tener éxito!

En este artículo te enseñaré qué es la pobreza mental y cómo salir de ella. Ya que si vas a emprender o ya estás emprendiendo esto es clave para ti…

…Así que antes de leerte cientos de libros o artículos de ideas de negocios, gestión… primero termina de leer éste y aplica nuestros consejos.

cómo salir de la pobreza mental

Cómo salir de la pobreza mental: ¡Es lo primero que debe saber un emprendedor!

¿Qué es la pobreza mental?

Muchos los consideran como una actitud, una forma de pensar e incluso un hábito mental que forma una barrera que divide el éxito y el fracaso ¡Dejándonos a nosotros del lado peor!

La pobreza mental es un estado de nuestra mente que nos dice que no tenemos nada de valor ¡Y peor aún! que no podemos conseguir nada de valor.

Pero como dije anteriormente es un estado mental, por lo que no necesariamente es real, sin embargo esos pensamientos influyen en la realidad.

Por ejemplo…

…si estás sano y piensas que te duele la cabeza podemos decir que es un estado mental, pues en realidad no te duele. Sin embargo esto puede ocasionar que realmente te duela la cabeza.

Llevándolo al tema de la pobreza es muy similar. Pues resulta que muchas veces tenemos los recursos y habilidades para tener riquezas pero nuestra mente nos dice “El dinero es malo, los negocios no son para mi, me conformo con ser empleado, no merezco tener buena ropa, no tengo nada, soy pobre…

Entonces este estado mental pasa a convertirse en realidad, llegando a ser nosotros personas totalmente divorciada de las riquezas, conformista, etc.

Cuando hablo de mentalidad de pobreza me gusta mencionar dos tipos de pensamientos:

  1. El ser rico es malo.
  2. Soy pobre aunque no lo quiero.

Pensar que ser rico es malo lógicamente te alejará de alcanzar riquezas. Pero por otra parte tenemos a lo que no piensan así, pero actúan de tal manera que se consideran poca cosa (yo no puedo lograrlo, soy incapaz, es imposible.)

Ambos estados mentales son malos y nos alejan de tener éxito. Lamentablemente muchos emprendedores no salen de esa zona:

  • Emprenden y son conformista, no valoran realmente su trabajo y casi que lo regalan, solo por el hecho de pensar que tener propiedades y dinero es malo.
  • Mientras que otros a pesar de haber dado el paso y emprender, siguen dudando que pueden dar más, e incluso se conforman con el nivel donde se encuentra su negocio.

En base a esto podemos concluir que debemos acabar con esa mentalidad. Por esta razón es que te comparto cómo salir de la pobreza mental.

Cómo salir de la pobreza mental:

Recuerda que si te comparto el cómo salir de la pobreza mental no es para que tengas solamente el conocimiento, sino que lo pongas en práctica ¡Es lo que realmente importa!

#1 Entiende que el éxito, incluso el dinero no es malo ¡No es pecado!

No seamos conformista. Tener propiedades y dinero no te hace una mala persona ¡Todo depende de tus intenciones y comportamiento!

Si quieres tener empresas y expandirte por el mundo, esto se puede convertir más bien es algo muy bueno para la sociedad.

  • Pues no solo generas dinero sino que ofreces una solución a diversos problemas.
  • Contarás con los recursos para ayudar a muchas personas necesitadas.
  • Podrás influir de manera positiva en áreas dónde grandes empresarios pueden hacerlo. No digo que tu voz no valga actualmente, pero si te superas y alcanzas muchos logros serás reconocido y tu voz tendrá más valor y serás más influyente ¡Puedes aprovechar para dirigir grandes cambios en la sociedad!

Para entender que tener dinero y éxito no es pecado, piensa en todas las cosas buenas que puedes lograr, y no solo en las cosas negativas como la avaricia, poder, etc. ¡Recuerda! todo depende de cómo utilices esas riquezas y lo que el éxito te permite tener.

#2 Valora lo que tienes.

Siguiendo con el cómo salir de la pobreza mental te comparto la siguiente ilustración: Tener un par de zapatos rotos puede prestarse para dos escenarios.

1-El primero es que decimos “A mundo, no tengo zapatos, están todo rotos, esto no vale nada, que mal bla bla bla” quejas y más quejas.

2-O podríamos decir “Estos zapatos están rotos pero para mi valen mucho porque son los que me permiten salir cada día a trabajar y darme la oportunidad de tener algo mejor”.

Los mismos zapatos rotos, diferente formas de pensar. Una persona puede ser millonaria pero tener una mentalidad de pobreza solo por no valorar lo que tiene.

Puedes tener mucho dinero pero si no valoras ese computador que tienes cualquiera puede venir y pagarte un precio muy bajo por él ¡Pues según tú, no vale mucho!

Así que siéntete como una persona de éxito, agradecida por lo que tienes que te ayudará a conseguir más. Pensar que lo tienes no vale nada y que mejor hubiese sido no haber nacido ¡Te hace más pobre mentalmente y físicamente (pues bajas tu autoestima)!

#3 Evita situaciones reales que afectan tu mentalidad.

Así como pensar que eres pobre hace que en la realidad esto se manifieste. También sucede que cosas que ocurren en la realidad afecte nuestro pensamiento.

Por ejemplo, puedes tener una mentalidad extraordinaria ¡Muy buena! pero si no ahorras dinero y no sabes gastar vas a terminar endeudandote, y de tantas deudas tu mentalidad va a cambiar y te dirá ¡Eres pobre!

Así que no todo es pensar bien, sino actuar de manera que manifestemos las competencias de un verdadero emprendedor:

  • Ahorra.
  • Invierte.
  • Trabaja fuerte.
  • Lucha por tus sueños.
  • No mal gastes el dinero.
  • Cuida lo que tienes, etc.

En pocas palabras administra muy bien todo lo que tienes.

#4 Despójate de lo viejo cuando sea necesario.

Volvamos con el tema de los zapatos. Ya ellos te permitieron trabajar tan duro que has logrado estabilizar tu negocio, y económicamente bajo un excelente estudio podemos decir que puedes comprarte los zapatos nuevos.

¿Sabes que hace una mentalidad de pobreza? dice “¿Para qué comprarlos? estos aún sirven, siempre han estado conmigo, yo soy humilde…”

No sé como lo llamarán en tu país, pero aquí llamaríamos a esa persona tacaño, codo, entre otras palabras. Osea alguien que se excede en guardar dinero y no le da uso.

Amigo te pregunto ¿Para qué nos es útil el dinero? además de generar más dinero es para cubrir gastos de la vida. ¿Para qué quieres tanto dinero si no vas a vestirte, comer algo rico, ayudar al prójimo, etc?

Si bien es cierto que hay que ahorrar, también es muy cierto que el dinero puede ser una ambición. Y tener dinero y no gastar es una mentalidad extrema de pobreza ¡Te explico!

Ser pobre no es solo no tener dinero, propiedades bla bla bla. Pues su significado va más allá, y la más común es “Que tiene una necesidad“.

Entonces querido amigo, si necesitas un par de zapatos y teniendo dinero no lo compras ¡Aún sigues necesitando ese par de zapatos!

Osea eres pobre ¿Y que te llevó a esa situación? tu amor por el dinero ¡Ser tacaño! entonces esa es una mentalidad de pobreza, porque el pensar como piensas te llevó a seguir necesitando.

Así que te recomiendo que en esa buena administración de tus recursos incluyas suplir tus necesidades. No digo que te vistas como multimillonario, si no quieres está bien…

…pero si cubre lo que tengas que cubrir, sino serás una persona pobre con mucho dinero :O

¡Alto allí amigo!

Sin darme me cuenta ya hemos conversado mucho ¡Mira hasta donde vino a dar este post! y eso que hemos tratado solo 4 puntos de cómo salir de la pobreza mental.

Pero afortunadamente hay más ¡Mucho más! por lo que te invito a estar al pendiente de nuestra segunda parte donde seguiremos compartiendo consejos muy relevantes.

Como dije al principio, es necesario que saques de tu vida la mentalidad de pobreza. Pues crea una barrera que te impide seguir adelante, y la única forma de superarla es cambiando la mentalidad.

Me encantaría leer tu comentario acerca de lo que hemos trabajado por ahora, y con esto me despido ¡No vemos en la próxima parte!

 

Comentarios

Comentarios

Más de Consejos

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR