Autoridad y Poder ¡El poder de la sumisión!

.

Al hablar de autoridad y poder es imposible no hablar de sumisión. Si quieres una joya de conocimiento te invito a leer este post porque se que te va a incomodar, gustar… pero sea lo que sea ¡Te va ayudar a ser un mejor emprendedor!

Ya en nuestra primera parte de autoridad y poder aprendimos varias cosas. En términos generales aprendimos que para tener poder es necesaria la autoridad, ya que de lo contrario todo sería un desastres. Para aprender más con detalle lee el siguiente post: Poder y Autoridad ¿O Autoridad VS Poder?

Pero allí quedó un tema que no tocamos. Y es lo que mencioné de conocer y practicar la sumisión. Con la mentalidad errada que tiene la mayoría de persona de lo que es ser emprendedor, líder, jefe, gerente… hablar de sumisión se puede mal interpretar. Pero antes de continuar comparto lo que es la sumisión por si no lo sabes.

Autoridad y Poder ¡El poder de la sumisión!

Autoridad y Poder ¡El poder de la sumisión!

Autoridad y poder: ¿Qué es la sumisión?

La sumisión es nada más y nada menos que someterse a una autoridad o voluntad de otra persona. Esto sin cuestionar, solo obedecer. Podrías decirme ¡Genial! mi equipo de trabajo tiene que ser sumiso a mi autoridad, y estás en lo correcto. Pero en esta oportunidad a quien le digo que tiene que ser sumiso es a ti.

¿Con quién debo ser sumiso? – Con todas las autoridades dentro y fuera de tu negocio.

Hay muchos tipos de autoridades, y todas deben ser respetadas. Pero ¿Exactamente a quien me refiero? ¡Veamos!

La autoridad nacional:

Autoridad y Poder ¡El poder de la sumisión!

Autoridad y Poder ¡El poder de la sumisión!

Si vas a exigir a tu equipo que respeten tu autoridad debes dar el ejemplo. Además en la mayoría de los casos no respetar la autoridad trae consecuencias graves. Si hablamos de la autoridad como estado me refiero a que debes:

  • Registrar tu empresa.
  • Tener tus papeles en orden.
  • Pagar los impuestos que debas pagar.

Esto además de otros deberes que puedas tener. No ser sumiso y rebelarte contra esto sólo te traerá retrasos en tu desarrollo. Como por ejemplo multas y sanciones. Lo peor del caso es que si no registras tu empresa, por ejemplo, estás apostando a lo informal, a lo poco. Sé sumiso en este sentido y tendrás una empresa autorizada y bien organizada.

Tus proveedores y socios

Autoridad y Poder ¡El poder de la sumisión!

Autoridad y Poder ¡El poder de la sumisión!

Al hablar de autoridad y poder, debes ser sumiso a las reglas acordadas con tus proveedores. Que el poder no te enferme, hay quienes por ser jefes en su empresa quieren ser el que imponga en todos lados, y está mal.

Tus proveedores tienen políticas que debes respetar, claro está siempre haciendo valer tu autoridad ¡Debe existir un acuerdo!. Lo mismo sucede con tus socios, ellos no están pintados en la pared. Debes ser sumiso a ellos, así como ellos a ti. Recuerda que todos cumplen una función importante, y rebelarte es ser piedra de tropiezo a su propósito (que te convienen).

Vamos amigo emprendedor debes ser humilde. Y es que la autoridad y poder son expertos en exaltar a una persona, inflarla y hacer creer que es el mejor del mundo. No caigas en esto porque estarás dañando tu emprendimiento ¡Sé autoridad pero también sé sumiso!

Sé sumiso con tus autoridades delegadas

Autoridad y Poder ¡El poder de la sumisión!

Autoridad y Poder ¡El poder de la sumisión!

Esto me encanta, y a muchos les puede incomodar. Pero debes sujetarte a la autoridad de esa persona que has contratado. Rompamos ese mito que dice que eres el que manda a todo el mundo. No se trata del que más manda, sino de llevar por buen rumbo a tu empresa. Y si has delegado autoridad, por ejemplo a una persona en recursos humanos no puede pasar por encima de ellos.

Un error muy común es romper el protocolo, reglamento del departamento para que ingrese a trabajar un buen amigo tuyo, aunque no esté capacitado. Entonces vas al gerente de recursos humanos y ellos te dicen que la persona no cumple con lo requerido, y venimos nosotros como “JEFES” y exigimos que lo hagan porque nosotros lo decimos. ¿Cómo se puedes ir-respetar la autoridad de una persona que tú mismo has delegado? moralmente está mal.

Y aunque por la presión logres tu fin, tu empresa es la afectada. La razón es que terminarás con un empleado incapaz y un departamento de recursos humano corrompido. Aprovechando este punto quiero decir algo que escuché precisamente hoy, y responde a lo siguiente.

Autoridad y poder ¿Por qué debo ser sumiso a personas por debajo de mi autoridad?

¿Te has hecho esa pregunta? ¿Por qué debo ser sumiso al gerente de recursos humanos, al profesional de Marketing, etc? y la razón es simple porque ellos son los profesionales en esa área. Y bueno lo que escuché fue lo descrito en un libro que no recuerdo como se llama, pero dice algo como (parafraseo): “Los ojos le dicen a los oídos que la plancha que está al frente es de color rojo. Pero los oídos no creen y dice que no es roja. Sin embargo los ojos dicen que él es el único capaz de ver que no pueden contradecirle”. Y así es nuestra empresa, es un cuerpo y cada quien tiene sus capacidades.

Que seas jefe no quiere decir que siempre tengas la razón ¿Cómo le dirás al especialista de Marketing como tiene que hacer tu trabajo? ¿Quién es el profesional?. Claro está haces recomendaciones, cuentas lo que quieres, comentas si algo no te parece… pero no pretendas que se haga todo como tu dices solo porque estás enfermo de autoridad y poder.

Con esto cierro amigos…

… y es que debemos ser humilde para someternos incluso a las autoridades que nosotros mismo delegamos. No seas un dictador porque terminarás hundiendo tu proyecto. Sé sumiso y serán sumiso contigo. Respeta la autoridad y serás respetado como autoridad. No se trata de ser el que todo el mundo hace lo que plazca con él, pero tampoco se trata de ser un dictador ¡Existe un equilibrio!

Si en tu organización hay respeto de autoridad y sumisión entre todos, estoy seguro que todo funcionará perfectamente. Sin más que agregar solo me queda despedirme y desearte mucho éxito ¡Un abrazo! ¡Y hasta la próxima!

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Más de Consejos

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR