¿Quieres emprender con éxito? Domina la redacción digital

¿Sabías que el éxito de un emprendedor pasa por dominar la redacción digital? Redactar con claridad es una competencia esencial para los emprendedores, pues la comunicación será una de sus aliadas claves. 

Y es que si no te sabes comunicar, ¡tendrás muchos problemas! En lo personal, profesional y como empresario. 

Ahora bien…

Es claro que este post no es un curso de redacción. El propósito de esta corta lectura es que reflexiones sobre la importancia de redactar bien, mientras te comparto algunas claves que puedes aplicar desde ya. 

En otras palabras, quiero que reconozcas la importancia de redactar sin «desperdicio» y con un mensaje claro para el receptor, que puede ser tu cliente, prospecto, colaborador o, en general, tu público objetivo.

Para lograr este propósito te dejo el siguiente contenido:

  • Claves que debes aplicar en la redacción de un texto
  • Tipos de intencionalidad textual
  • Diferencias entre los tipos de redacción
  • Comentarios finales
Aprende las claves de la redacción digital y tradicional
¡Aprende las claves de la redacción digital y potencia tu capacidad de comunicarte!

Claves de la redacción digital

La escritura es un proceso complejo que implica contar con conocimientos y competencias lingüísticas diversas. 

Por supuesto, todos tenemos gran parte de esos conocimientos.

Sin embargo, habrás notado «deficiencias» cuando tienes el propósito de comunicar un mensaje con claridad, de manera concreta, coherente y con alto impacto, ¿cierto? 

Por lo tanto, para lograr los resultados que se esperan o para construir textos que cumplan con todas las normas que exige tanto la academia como el público hacia el que los dirigirás, es necesario saber escribir y tener habilidades en el manejo del lenguaje.

A su vez, aparte de los conocimientos de gramática y de sintaxis, es necesario dominar un vocabulario correcto y las estructuras textuales o de los géneros literarios a las que debemos adaptarnos. 

En tal sentido, redactar bien es una actividad compleja que demanda conocimientos diversos y capacidad de integración.

Asimismo, hay muchas formas de redacción que se deben considerar con el fin de adaptar la forma de la escritura y las estrategias discursivas que correspondan. 

De esta manera, cada texto cumplirá con los requisitos necesarios, logrará una aceptación mayor por parte de sus lectores y podrá cumplir con las intenciones de su autor.

Y en el caso de que redactar de manera correcta y eficiente sea un reto para ti, te recomiendo algunos cursos de escritura que puedes hacer según tus intereses y según cómo desees aprender a escribir.

Cohesión, coherencia e intencionalidad

Al momento de redactar un texto es necesario tener en cuenta muchos aspectos y/o factores diversos. 

Esto determinará la forma en la que utilizarás el lenguaje, ya que no se pueden emplear las mismas expresiones para manifestar diferentes sentidos o intenciones textuales.

Debes saber que cada texto tiene una función determinada, y esto se debe comprobar en tres aspectos fundamentales que determinarán la «textualidad», o no, de lo que escribimos. 

Estos aspectos, según los expertos De Beaugrande y Dressler, son los siguientes:

  • Cohesión: esta propiedad determina la conexión interna entre todos los elementos que componen un texto, es decir, se parte desde las palabras, luego los sintagmas, las oraciones y finalmente los párrafos. De esta manera, cada elemento parece una continuación del anterior y se ordenan según una estructura bien definida.
  • Coherencia: esta propiedad regula la relación entre los conceptos que se incluyen en un texto. Así se forma una estructura en la que todos los componentes son accesibles entre sí y se entrelazan de manera interdependiente. Esto se podrá comprobar al revisar el texto y notar que ningún elemento se puede sacar ni modificar.
  • Intencionalidad: este aspecto es muy importante e implica una clasificación mayor. En concreto, se trata de poder transmitir un conocimiento o información que tenga una meta o un propósito específico dentro de un plano o contexto determinado.

Cuando estás redactando, ¿piensas en estos tres aspectos?, ¿revisas el texto en función de la cohesión, coherencia e intencionalidad?

¡Tranquilo/a!

Sé que casi nunca lo hacemos… Pero es algo que podemos lograr con la práctica. Lo importante es comenzar ahora.  

Aprende las claves de la redacción digital y tradicional
La intención comunicativa es el objetivo que perseguimos cuando hablamos, escribimos o emitimos un mensaje. 

Tipos de intencionalidad textual

Con relación a la intencionalidad textual, hay una clasificación específica que se puede tener en cuenta para ordenar mejor las ideas y conceptos. 

Según sea la intención de un texto ordenaremos los contenidos y dispondremos los elementos que conforman la estructura textual.

1. Función emotiva o expresiva:

En este tipo de textos se transmiten los sentimientos y las emociones del autor. 

Por lo tanto, se usa un tono más personal y privado, que incluye el uso de un registro del lenguaje más informal e, incluso, con interpelaciones a los lectores.

De esta manera se forma una impresión más personal y específica.

2. Función representativa o referencial:

Este tipo de textos expresan o comparten un contenido. También se la denomina, por lo tanto, función argumentativa o expositiva, ya que se comenta información respecto a un tema determinado.

Para este fin se usan expresiones claras y vocabulario técnico específico.

3. Función conativa o apelativa:

En este tipo de textos se busca convencer al lector de una «cierta manera». 

Por lo tanto, se usan expresiones que interpelan a quienes se quiere convencer y se usan estrategias comunicativas determinadas que permiten llegar a una reacción específica en las personas.

De esta manera se pueden conseguir determinados fines con mayor eficiencia.

4. Función poética o estética:

Esta función comunicativa busca crear textos con valor artístico. Al respecto hay muchos estudios y líneas de investigación complejas.

Por lo tanto, sería muy difícil tratar sobre la forma poética de un texto o su carga literaria en tan poco espacio.

Sin embargo, una manera simple de darse cuenta de que un texto busca esta función es que la voluntad del autor sea crear una obra poética o un texto con una intención puramente estética.

Cómo aplicar estas funciones en la redacción de un texto

En la redacción de un texto debemos tener clara la función que deseamos lograr para ordenar de manera correcta lo que se escribirá. 

Por lo tanto, antes de comenzar a escribir, el primer paso es pensar cómo será el texto y qué función cumplirá al ser recibido por un lector determinado.

Es esencial tener muy clara la intención y la reacción que queremos lograr.

De esta manera, al tener bien definido para qué va a servir el texto, se puede comenzar a buscar las herramientas para expresarlo.

Aquí es donde entran los cursos de escritura, que permiten aprender las habilidades necesarias para componer un texto tal cual se desee.

Diferencias entre los tipos de redacción

Como ya lo mencionamos, una vez que se define la función del texto debemos pensar en cómo se va a redactar. 

En este punto podemos considerar varios tipos de redacción, aunque los principales son la redacción digital y la redacción tradicional. 

A continuación te explico, en forma concreta, en qué consiste cada una de ellas. 

1. Redacción tradicional:

Este tipo de redacción es la que se ha realizado siempre. Se usan las fórmulas habituales de sintaxis y de gramática, que deben adaptarse para conseguir los objetivos deseados. 

Asimismo, es muy importante que el género textual se ajuste a la forma de escritura. No es lo mismo escribir una crónica que una noticia, o una nota de tipo argumentativa y expositiva.

2. Redacción digital:

Por su parte, la redacción digital incorpora una serie de elementos modernos con los que no cuenta la redacción tradicional, potenciada por el concepto de hipertextos.

Esto implica el uso de hipervínculos, de contenido multimedia, de videos interactivos y de contenido variado. La redacción digital nos permite crear textos enriquecidos con elementos multimedia.

Por lo tanto, este tipo de redacción nos demanda tener conocimientos de informática y de tecnología, al menos en un nivel básico. 

Esto nos permite que los textos sean más «dinámicos» y que se adapten mejor a las exigencias de los lectores modernos que, cada vez más, acceden a los textos a través de internet.

En fin, si deseas aprender a elaborar textos que cumplan con ciertos objetivos y con las reglas y las propiedades de la textualidad, una opción es hacer cursos de escritura. Y con la práctica, dominar lo aprendido. 

De esta manera, vas a adquirir todos los conocimientos necesarios para crear en ti la habilidad de la redacción eficiente.

Además, al aprender a redactar lo que necesites, vas a mejorar el desempeño e, incluso, podrás emplear esas habilidades para obtener ingresos extras en la redacción por encargo, si aún eres empleado o trabajas para terceros. 

Entonces, si todavía no te has decidido a formarte en redacción digital, hazlo cuanto antes y mejora tu poder comunicacional. 

Domina la redacción digital es clave para conectar con tu audiencia.
Dominar la redacción digital es clave para conectar con tu audiencia.

Comentarios finales sobre la redacción digital

Para cerrar esta corta lectura, piensa en el poder que te dará el dominio experto de la redacción de textos, en general, y de la redacción digital, en particular. 

Ten en cuenta estos tres puntos importantes:

  • Aprende a escribir correctamente para que tus textos tengan más visibilidad en la web.
  • Comprende los conceptos de hipertextualidad, interactividad y de multimedia. Y sobre todo, cómo aplicarlos en la redacción de textos.
  • Explora los términos que te ayudarán a lograr un mayor posicionamiento en la web para tus escritos. Aunque este es otro campo, la base está en redactar bien. Por ejemplo, aprender a seleccionar palabras clave, resultados de página de búsqueda, crear meta descripciones, entre otros aspectos.

Y si estás buscando ser autónomo, emprendedor o empresario, redactar es una competencia clave. No la desestimes por ningún motivo.

Puedes optar por cursos online de comunicación y redacción digital, especialmente diseñados para emprendedores, empresarios y profesionales de negocios que necesitan ser efectivos en su intencionalidad.

Muchas gracias por leernos.

¡Hasta la próxima!

Autor
David Polo Moya
David Polo Moya

Nacido en Madrid, de 43 años. Licenciado en Business por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) MBA por el Instituto de Empresa en Madrid (España) e Indian Institute of Management en Calcuta (India). Emprendedor recurrente, David Polo es el fundador de Time Management, consultora de sistemas de gestión con más de 10 años de experiencia y por otro lado los blogs emprender-facil.com y gestionar-facil.com. Consultor independiente de emprendedores y empresas, en análisis, gestión y medición de datos, David Polo se enfoca en el desarrollo empresarial a través del uso de Plataformas de gestión, consultoría estrategia y de innovación y ayuda a emprendedores y empresarios.


Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Su privacidad es importante para nosotros. Con su acuerdo, nosotros utilizamos cookies o tecnologías similares para alamacenar, acceder y procesar datos personales, como su visita en nuestro sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento, haciendo clic en Política de cookies. Nosotros hacemos el siguiente tratamiento de datos: Almacenar o acceder a información en un dispositivo. Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, datos de localización geográfica precisa e identificación mediante las características del dispositivo.

Cerrar