Wall Street: La cuna del mercado

. Ene 12, 2015.

En las calles de Wall Street se encuentran los principales centros de finanzas del mundo, la sede de la famosa bolsa de valores de Nueva York y la sede de las más grandes transacciones financieras conocidas en la historia. Detrás de todos los edificios, dinero y lujos Wall Street esconde los más grandes secretos y lecciones de finanzas que buscan ilustrar a los próximos empresarios e inversionistas.

Lecciones de Wall Street

Wall Street La cuna del mercado 

Sé confiable

Para ser un gran inversionista necesitarás dinero y, para obtener suficiente como para invertir en Wall Street, necesitarás de otros inversionistas que crean en tu estrategia de negocios. Esta es la primera lección del día: nunca salgas expuesto a Wall Street. Fíjate un objetivo y crea los posibles escenarios.

Wall Street es un lugar duro y frío donde cualquiera puede estar en búsqueda de arrebatar tus ideas, y es por esta razón, el mundo de los negocios suele compararse con las guerras. Aquel que pueda anticiparse a los movimientos de su contrincante logrará vencer.

No dejes que las monedas no te dejen ver los billetes

Las inversiones casi seguras son las más atractivas para los inversionistas inexpertos y es que todos al final buscamos generar dinero pero; ¿cuánto esperas obtener? ¿estás dispuesto a conformarte con pequeñas cantidades?

La inversión necesita de una estrategia y es por ese motivo grandes exponentes como Warren Buffet consiguieron posicionarse entre los más ricos del mundo. Al principio, las inversiones pequeñas de empresas en caída no parecen una buena jugada (a menos que tengas una estrategia de acción). ¿Imaginas poder apropiarte de toda una empresa a un precio de oferta? Warren Buffet lo consiguió trabajando en su pez gordo en lugar de conformarse con pequeñas sardinas para mantener el día a día.

El secreto de Wall Street es poder determinar dónde está el dinero.

La paciencia apremia

El mercado es cambiante y así como puede caer de un momento a otro también podría llegar a las nubes. Aprender cuándo retirarse no es nada fácil pero muchos pequeños inversores creen salvar su pellejo al vender sus acciones cuando comienzan a perder valor, en lugar de analizar el espacio y tiempo en el cual se encuentra el rubro en el mercado.

Tomemos por ejemplo la caída actual del petróleo. El oro negro siempre se creyó una inversión estable hasta ahora cuyo valor continua en descenso pero en realidad ¿sería rentable abandonar el mercado?

La utilidad del producto en el cual inviertas incide directamente en la demanda del mismo y por lo tanto su rentabilidad. Bien puede que estos no sean los días dorados para el crudo pero mientras sea la fuente principal de energía mundial, existirá demanda y movilizará muchísimo dinero.

Si no crees poder soportar una caída de 20 puntos, Wall Street no es para ti. Necesitas ser fuerte, hacerte fuerte y aprender a surgir en medio de la crisis.

 

[El hombre más rico del mundo consiguió hacer de la crisis su momento de éxito]

 

No coloques todos los huevos en la misma canasta

Las inversiones son simples: el dinero que ganes o pierdas será directamente proporcional a tu participación en el mercado.

Puede que tus acciones se coticen por las nubes y esperamos que sea así, pero colocar todos los huevos en una misma canastilla te deja expuesto a los cambios de mercado y de no prepararse para los momentos difíciles estos podrían acabar con nosotros.

Al dividir nuestro dinero en distintos rubros aseguramos recibir un trozo de pastel, sin importar qué tan pequeño pueda ser lograremos mantenernos a flote y poder sobrevivir hasta que el mercado vuelva a normalizarse.

Hagas lo que hagas, no dejes de estudiar

Wall Street es una zona de guerra donde solo el mejor estratega conseguirá llevarse la mejor bocanada.

Estudia al mercado, a los consumidores, conoce los patrones de consumo y crea tus propias proyecciones en el futuro. Analiza la situación del rubro en el cual piensas desarrollar y descubre su verdadera rentabilidad en el tiempo.

No especules con el dinero de tus socios y estos no dudarán en brindarte su apoyo para más grandes y mejores inversiones. En Wall Street la reputación lo es todo y en algunos casos, basta con que un inversionista de trayectoria apueste por una empresa para que esta comience a crecer considerablemente (de igual forma sucede al reverso. Cuídate de los influencers de la cultura pop).

 

[Oprah dijo “no” a la carne y destrozó  al mercado]

 

Comentarios

Comentarios

Más de Finanzas

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR