Roma antigua: lecciones para emprendedores

. Jun 9, 2015.

Fue tanto lo que lograron el imperio romano y sus emperadores que hoy en día siguen siendo una referencia en nuestro mundo.

¿Cuántas veces no hemos dicho “hechos, no palabras” o “la suerte está echada”? Ambas frases las heredamos de los romanos. La Roma antigua no es solo un periodo en la historia, es una serie de lecciones que a los emprendedores de hoy le sirven de referencia.

facilisto está...

 

¡Hola, soy Facilisto!

Te invito a detenernos por un momento en el tiempo y mirar hacia el pasado para aprender los secretos que llevaron al éxito al Gran Imperio Romano. También conocerás cómo los puedes aplicar en tu nuevo proyecto.

Roma antigua: lecciones para emprendedores

Roma antigua: lecciones para emprendedores

Roma antigua: Los secretos para llegar a la cima

Sin importar cuánto tiempo nos separe en la historia de los romanos, ellos nos enseñaron a forjar liderazgos y cómo crear, expandir y manejar un imperio. Como emprendedor, te invito a que apliques también sus enseñanzas y encamines tu negocio al éxito, como lo hicieron los emperadores.

Sé un líder en lo que emprendas

Muchos romanos se ganaron el respeto por sus habilidades personales, experiencias y conocimientos. El emperador Julio César, por ejemplo, comenzó a forjar su liderazgo al salir a pelear por cuenta propia para defender Roma de ataques extranjeros.

Haz lo mismo que Julio César, toma la iniciativa y ve a luchar por lo que deseas emprender. Plantéate un objetivo, reúne tu propio ejército, dirígelo con sabiduría y vence las adversidades.

Todos son importantes

Cuando se trataba de salir a la batalla, la manera en la que se organizaba el ejército en la Roma antigua le otorgaba a cada uno de los soldados el lugar que le correspondía según su experiencia, fortaleza y edad.

Cada uno de ellos era considerado una pieza fundamental y se le valoraba como tal. Para que se celebrara una victoria, la mayor parte de las tropas debía regresar viva a casa.

Al dirigir tu negocio recuerda cómo lo hicieron los romanos. Valora a todos los trabajadores, asegúrate de repartir responsabilidades por igual y que trabajen como equipo.

Recompensar sus acciones es una estrategia para motivarlos, pero evita las preferencias, porque puede provocar el efecto contrario.

Innova y deja un legado

¿Qué tienen en común las carreteras, el hormigón o el concreto, los acueductos, el calendario juliano y la encuadernación de los libros? Acertaste, son todos inventos de los romanos.

Si quieres que tu negocio tenga éxito entonces crea algo nuevo y deja un legado por el que serás reconocido. Las necesidades son oportunidades, mira a tu alrededor y fíjate qué hace falta en la sociedad, qué puedes aportar como empresario.

Los aportes que hagas pueden significar un gran cambio. Apunta alto y comienza a innovar.

Registrar los acontecimientos

En la Roma antigua, Julio César llevaba un registro en papiro sobre las estrategias, éxitos, fracasos, decisiones y los hechos importantes que sucedieran todos los días. Escritos que luego publicó para que se conociera el trabajo, relata Pablo García-Lorente.

Para los emprendedores registrar lo que suceda en su negocio es igual de importante que la tarea que llevaba el emperador. Estas notas te ayudarán a reconocer lo que se ha hecho bien y lo que se ha hecho mal.

Las observaciones servirán para confirmar si se cumplieron los objetivos y verificar en un futuro si tu negocio tomó el rumbo que tenías previsto.

Orientados al resultado

Las victorias pequeñas suman, pero de nada sirven si no se gana la guerra. Esta era otra de las reglas que se aplicaban en la Roma antigua cuando los soldados iban a la batalla.

Tu plan de trabajo debe tener objetivos específicos que ir cumpliendo para alcanzar tu meta. Si no obtienes los resultados que quieres, de poco sirvieron las pequeñas victorias.

Sin embargo, cada error que cometas debes enfrentarlo como una oportunidad para revisar y mejorar tu estrategia de trabajo.

Roma antigua: lecciones para emprendedores

Roma antigua: lecciones para emprendedores

El imperio romano cayó, evita que te pase a ti también

No todo salió bien en la Roma antigua y la ambición les jugó una mala pasada a los romanos. Como de los errores también se aprende, fíjate qué fue lo que provocó la caída del Gran Imperio Romano.

Un territorio demasiado extenso

El imperio romano llegó a abarcar tres continentes: Europa, parte de África y Asia, lo que terminó siendo un territorio difícil de gobernar.

Está bien que seas ambicioso y fijes metas grandes a la hora de emprender, pero cuidado con abarcar demasiado, puedes ponerle fecha de vencimiento a tu negocio.

Falta de identidad

La extensión del territorio de la Roma antigua también provocó que en muchos lugares la gente no se identificara con el imperio y, como consecuencia, no lo defendiera.

Incluye en tu proyecto a las personas correctas y evalúa bien con quién vas a negociar, asegúrate que se identifique con tu emprendimiento para que te acompañe en el camino.

Luchas de poder

Los líderes y nobles romanos peleaban constantemente para alzarse con el poder. Las peleas entre romanos eran mal vistas y los debilitaba.

La estructura de tu negocio debe estar bien definida y todos los involucrados deben ser igual de importantes, por algo están allí. Silos miembros de tu  organización trabajan en equipo, en lugar de tener competencias malsanas entre ellos, aprovecharán las oportunidades que se les presenten para mejorar.

facilisto está...

 

¿Ves lo útil que puede ser aprender un poco de la historia de la Roma antigua? Ahora, ¡vamos a construir nuestro propio imperio!

La planificación, la acción, el aprender a superar obstáculos y aprovechar las oportunidades que se les presentaba eran características de la Roma antigua. Aprópiate de ellas y aplícalas en tu emprendimiento.

Continúa leyendo historias de éxito:

Comentarios

Comentarios

Más de Consejos

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR