Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

. Jun 29, 2015.

Emprender es cosa de ensayo y error, pero si pudieras hacer las pruebas A/B para ver cuál funciona mejor te ahorrarías mucho dinero.

No te creas que todas las grandes corporaciones se hicieron de fama y dinero con un producto idéntico al que tenían en su mente (son muy pocas las excepciones). Todos los productos que han perdurado en el tiempo han sufrido pequeños cambios, renombres y filosofías. ¿Por qué? Porque los consumidores son los que mandan.

Para sacarle provecho a lo que quiere el usuario en la web, te recomiendo aplicar las pruebas A/B en todo lo que puedas. Pero…

Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

¿Qué son las pruebas A/B?

Las pruebas A/B consisten en crear 2 versiones de una estrategia y lanzarlas al mercado/público para determinar cuál es la más efectiva para tu negocio y cuál mejora la experiencia del usuario.

Se crea una versión A y una versión B y se hace un seguimiento detallado para saber cuál de las dos funciona mejor para tu estrategia puntual; determinar cuáles son los elementos que le dan el éxito a la que funciona y por qué no procede la otra.

¿Qué se puede medir con las pruebas A/B?

Las pruebas A/B pueden servir en muchos aspectos de nuestras vidas (si lo sabes aplicar), pero en el caso de la web, puedes usarlas para comparar y determinar:

  • Colores.
  • Tamaños.
  • Ubicación de elementos en la pantalla.
  • Cantidad de elementos.
  • Campaña de e-mail marketing más efectiva.
  • Cuál es la página de aterrizaje que más atrae clics.
  • Llamados a la acción.
  • Estilo de redacción que te conviene más.
  • Tipos de contenidos que más atraen clics (vídeos, texto, imágenes, infografías, audio).
  • Longitud de tus contenidos.
  • Tipografía.
  • Tipos de imágenes que debes usar (diseño plano, fotografía, referenciales).
  • Diseño, extensión y preguntas en un formulario.
  • Modos de suscripción.
  • Ofertas.

¿Qué no debes medir con las pruebas A/B?

Aunque parezca tonto, he visto casos de casos. Lo que no debes medir con pruebas A/B son:

  • El logo.
  • El eslogan.
  • El local de tu empresa.
  • Los productos o los servicios (para esto está el design thinking).

¿Por qué solo 2 opciones? ¿Se pueden usar más?

Porque no vale de nada que tengas 8 versiones de una página de aterrizaje, es contraproducente por donde lo mires.

Si la idea es segmentar la información lo recomendable es que des solo 2 opciones. Si le das a un usuario 30 modelos de camisa para que escoja una o se tarda mucho para escoger o sale corriendo.

Mientas menos opciones tiene una persona es más fácil escoger. Así que para poder llegar a donde quieres debes ir descartando opciones.

Solo en el caso de una campaña de email o en redes sociales puedes probar con 3 o 4 opciones.

¿Por qué es recomendable usar las pruebas A/B?

Simplemente, porque eliminan toda la duda e incertidumbre que puedas tener.

Aquí te dejo unos ejemplos de pruebas A/B:

Página de aterrizaje:

Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

Ubicación de un banner:

Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

Color y texto ancla en un llamado a la acción:

Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

Como ves, todo lo que debes hacer es lanzar las propuestas y hacerles un seguimiento. ¿Te interesa saber cómo hacerlo? Sigue leyendo…

Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

Las pruebas A/B para dar justo en el blanco

Cómo empezar a aplicar las pruebas A/B en mi negocio

Primero que todo, dependerá de la estrategia que vayas a medir. Aunque si estás empezando una startup, te recomiendo que hagas las pruebas A/B en todo lo que puedas (en lo que se refiere a la web).

Cuando hablamos de nuevas empresas el error es inminente. De estos aprendes y mejoras. La clave aquí es que lances 2 versiones de una estrategia al mismo tiempo y después de varias pruebas A/B puedes segmentar aún más la información.

Así que lo que te recomiendo probar con A/B son acciones concretas en tu web (cosas que puedas medir fácilmente). Por ejemplo, un botón de descarga, el texto ancla de ese botón, ubicación de los elementos en la pantalla y los colores.

7 Pasos para empezar una prueba A/B

  1. Crea una hipótesis
  2. Crea las 2 versiones
  3. Planifica el período de pruebas
  4. Prueba la hipótesis
  5. Analiza los datos
  6. Mejora
  7. Repite el ciclo

Una vez que tengas esas dudas resueltas ya habrás ganado experiencia con las pruebas A/B y tus usuarios con tu proyecto.

Compara los resultados de ambas estrategias.

Haz un seguimiento exhaustivo

Vamos emprendedor, no vas a conformarte solo con la respuesta A o B, ¿no?

Aprovecha las herramientas de email marketing, Google Analytics y todas las métricas que tienes para ir más allá que los demás. Por ejemplo:

Si la diferencia entre A y B es realmente muy poca, puedes medir a quién le gustó la versión A y a quién la B. Tal vez, enviaste la información a un grupo donde la versión A le agradó a los hombres y la versión B les agradó a las mujeres.

En este caso estarías aprovechando 2 grupos de clientes. Haz después una prueba para cada uno de ellos y así vas avanzando poco a poco.

Si estás interesado en optimizar los resultados de tu negocio te invito a leer:

Comentarios

Comentarios

Más de SEO

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR