Diferencias entre un prospecto y público objetivo

. May 21, 2015.

Si estás dando tus primeros pasos en la creación de un negocio propio, tienes que saber la diferencia entre prospecto y público objetivo. Por lo general, se piensa que un prospecto es cualquier comprador. Esta es una creencia errónea.

 

¿Por qué un prospecto no es público?

Un prospecto es alguien que ha mostrado algún interés real en tu producto o servicio. Es aquel cliente que,luego de haberle presentado una oferta, responde a tu sugerencia de hacer “click aquí si está interesado en saber más de…”. Es elque llama a tu oficina para pedir información.Es el que te contacta por correo para preguntar por algún producto o servicio.

Con esta definición tienes, hasta ahora, dos premisas clave:

  • Un prospecto no es el público objetivo al que te diriges.
  • No todo comprador es un prospecto.

¿Quién puede ser un prospecto?

  • Un consumidor que haya comprado tu producto o servicio y se muestre interesado en adquirir más del mismo,otro distinto o uno nuevo que tengas disponible. Es un consumidor que siempre está pendiente de tu oferta.
  • Un consumidor que no haya comprado tu producto o servicio, pero dé muestras de querer hacerlo.

Aprende a reconocer a un prospecto

Las siguientes claves te ayudarán a saber si ese consumidor es un prospecto para tu negocio:

  • Tiene una necesidad que tu producto o servicio puede satisfacer.
  • Tiene un problema que tu producto o servicio puede atender.
  • Tiene capacidad económica para adquirir tu producto o servicio.
  • Tiene capacidad de decisión para comprar lo que ofreces.
Diferencias entre un prospecto y público objetivo

Diferencias entre un prospecto y público objetivo

¿Dónde se consiguen los prospectos?

Un prospecto podría estar en cualquier lugar. No hay fórmulas ni sitios mágicos para buscarlos. Sin embargo, hay canales o circunstancias que te pueden poner frente a ese potencial comprador:

  • Puedes encontrar prospectos en alguna feria de innovación en la que participes para dar a conocer tus servicios, productos y novedades.
  • Alguien llama a tu oficina y dice estar interesado en conocer información sobre lo que ofreces. Esa persona es, sin duda, un prospecto.
  • Las relaciones públicas son un canal para conocer prospectos que quizás evitaron a vendedores y anuncios.
  • Un prospecto puede llegar a tu empresa porque le dijeron que en ella podría conseguir aquello que busca. Si esto ocurre, ese potencial comprador llegó a ti mediante el antiguo, pero efectivo método del boca a boca.
  • El e-mailing (o envío masivo de mensajes por correo electrónico) también puede reportarte algunas ventajas en la captación de prospectos.
  • Las redes sociales son unas poderosas aliadas para publicitar tus productos o servicios. Es indispensable que tengas presencia en ellas, pues también pueden reportarte algunos prospectos que intentarán contactarte con mensajes directos.

Estos son los datos de un prospecto que debes tener:

  • Cuenta corporativa o cuenta cliente con sus respectivos datos básicos y para contactar: nombre, dirección de correo electrónico, dirección física y números de teléfono.
  • Nivel de interés en comprar el producto. Podría serte útil elaborar una escala de clasificación de prospectos. En ella establecerías categorías que vayan desde el más interesado hasta el menos convencido.
  • Tipo de prospecto: ¿la persona te ha comprado antes o es un cliente nuevo?
  • Producto o servicio por el cual mostró interés.
  • Canal mediante el cual llegó el prospecto.

También es recomendable crear una categoría de comentarios para poner información interesante relacionada con el prospecto: ¿preguntó por algo en particular? ¿Fue insistente o enfático en saber algún dato del producto o servicio?

Logra prospectos fieles

De poco te servirá haber conseguido el cliente si, finalmente, te compra un artículo o te hace un par de pedidos y después no vuelves a saber de él.

Conviene que mantengas vivo su interés o necesidad por tus productos o servicios, que recuerde tu empresa. ¿Cómo?Cumple sus expectativas: un cliente basa su lealtad en la atención post-venta, el servicio que brindas, la calidad de tu oferta y los precios de tus productos.

Si te resultó útil este artículo, te invito a leer:

Comentarios

Comentarios

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR