Marcas deportivas: Competitividad

. Ene 27, 2015.

La competitividad en el mercado no es algo nuevo y gracias a ello surgen mejores productos a un mejor precio, pero cuando nos remontamos la historia de las marcas deportivas, existe un roce entre empresas que cambió la forma de administrar los negocios.

Adidas, Puma y Nike son las marcas deportivas líderes en el mercado, pero aparentemente la competitividad es fuerte tanto dentro como fuera del campo.

Voy a contarte primero la historia que dividió a la empresa Gerbüder Dassler Schuhfabrik, convirtiéndola en 2 marcas deportivas de gran posicionamiento y la forma en cómo su rivalidad  deja espacio para que otras marcas deportivas entren en el juego. Luego te contaré las lecciones que aprendí de la competitividad de las marcas deportivas.

Marcas deportivas Competitividad

Marcas deportivas que lideran el mercado

Caso Gebrüder Dassler Schuhfabrik

Adolf y Rudolf Dassler, hijos de zapateros, emprendieron la empresa Gebrüder Dassler Schuhfabrik después de que Adolf Dassler decidiera llenar de tachuelas la suela de uno de sus zapatos para tener un mejor agarre al momento de correr. Como el resto de los casos de éxito, un producto estrella no es nada sin un líder que pueda dar la cara por él, razón por la cual Rudolf Dassler forma una sociedad con su hermano para el lanzamiento de su empresa familiar. Así nació Gebrüder Dassler Schuhfabrik, siendo Adolf el maestro del calzado y Rudolf el genio de la publicidad, armando un equipo difícil de vencer, pronto llegaron tiempos oscuros.

Para la Alemania de aquel entonces la Segunda Guerra Mundial había estallado y por órdenes del Führer su empresa de calzado debía comenzar a producir armamento. Por otra parte, ambos hermanos fueron reclutados, pero con la particularidad de que a Adolf se le asignó el control y manejo de la nueva empresa de armamento y Rudolf debió hacer frente en el campo de batalla, situación que marcaría a la familia y dividiría a la empresa en 2 marcas deportivas.

Después de que Rudolf Dassler cayera como prisionero y posteriormente fuese liberado, los conflictos y el recelo incitó a Rudolf Dassler a emprender su propia compañía de zapatos (Puma) y por su parte, Adolf Dassler emprende en solitario como Adidas, marcando una fuerte competencia profesional que perduró con los años.

Nike entra al mercado

Para 1964 se inicia la compañía Nike, formada por Bill J. Bowerman y Philip H. Knight, quienes vendían sus calzados en la cajuela de sus coches hasta descubrir como parte de un invento el concepto de zapatilla que revolucionaría el mundo de las marcas deportivas.

Gracias a la curiosidad, perfeccionaron la suela de sus zapatos al inventar con una wafflera y caucho derretido, creando modelos mucho más ligeros, uniformes y estéticamente más agradables, razón por la cual no tardó mucho hasta popularizarse.

Actualmente Nike se posiciona como líder en el mercado de las marcas deportivas con un 14,6 % de la cuota total de mercado, seguido de su rival Adidas con un 11,4 %.

Lecciones de la competitividad de las marcas deportivas

La historia entre los hermanos Dassel además de triste deja grandes lecciones y es que nada más de imaginarme lo grandiosa que podría ser la empresa al fusionar ambas compañías. Veo muy difícil que Nike hubiese conseguido liderar el mercado, pero gracias a los malentendidos familiares una gran empresa quedó en el olvido.

Divide y vencerás

Frase célebre de Maquiavelo y a pesar de que el mercado de marcas deportivas no parezca una zona de guerra, la batalla es constante y muy peligrosa.

Al crear una asociación debemos poner los intereses personales de lado para poder manejar correctamente una empresa. En el momento en que permitimos que factores externos afecten el funcionamiento de nuestra compañía, indudablemente esta caerá a quiebra.

Puede parecernos una idea brillante realizar negocios con nuestros amigos y claro, puede que también tengan muchas cosas buenas que aportar a la empresa; pero cuando se trata de negocios, el trabajo es la prioridad y los asuntos personales deben quedar de lado, sino, la competencia tomará ventaja en tus momentos de dificultad.

Algunas herramientas que te ayudarán a emprender con un amigo o familiar sin lastimar ni la empresa, ni la relación.

Mantén tu juego limpio

Lamentablemente, en el mundo de las marcas deportivas parece que la regla del juego limpio no aplica. En reiteradas ocasiones han existido demandas entre Nike a Adidas o Adidas contra Puma por irrespetar los tratos pactados a la hora de escoger deportistas para patrocinar o bien, al momento de lanzar un nuevo producto al mercado.

La más reciente, a mi parecer, es la lucha contante entre Nike para obligar a que Adidas pague por haber “robado” ideas. Las fuentes cuendas que la marca de las tres líneas contrataron un espía en Nike para sacar la mayor cantidad de información posible y yo no lo pondría en duda debido a la constante batalla a muerte entre las marcas deportivas.

La lección de todo esto es aprender a cuidar los secretos, mantener un círculo de confianza bastante cerrado para evitar la fuga de información y generar relaciones laborales que permitan el crecimiento fortificado de las marcas deportivas. A mi parecer, si existiera una alianza entre Nike y Puma, seguramente podrían sepultar a Adidas.

Inspira a tus clientes

La base comunicacional que han utilizado ambas empresas es la de motivar a sus potenciales clientes a hacer deporte, más ahora que la vida saludable se ha convertido en moda. Realizar eventos deportivos es una excelente forma de establecer un contacto “directo” con el consumidor y utilizar el patrocinio de atletas para respaldas sus campañas publicitarias logran atraer a más y más potenciales a convertirse en pequeños deportistas.

Cuando todo se trata de qué tan competitivo seas, los atributos que harán crecer a tu empresa son aquellos que consigues, bien sea por el excelente trato al cliente o por la calidad del producto que ofertas. Sin embargo, enfocar esfuerzos en lastimar a la competencia en lugar de mejorar como marca no solo es una pérdida de tiempo (y dinero), sino que también dejarás de lado a tu empresa.

facilisto está...Siempre lo diré, no entiendo por qué rayos insisten las empresas en robar información y hacer plagios. La idea puede ser millonaria, ¡pero vamos!, si ya sabemos el próximo movimiento de nuestro contrincante lo más sabio sería dar un paso adelante, no igualarlo (¡gracias Facilisto!).

Comentarios

Comentarios

Más de Consejos

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR