Elizabeth Holmes: Un negocio sangriento

. Mar 20, 2015.

Gracias a la investigación, inspiración y trabajo de la emprendedora Elizabeth Holmes, el mercado de salud ha dado un cambio radical. Aprende cómo lo hizo.

¿Quieres vencer en un mercado competitivo? ¿Te gusta la innovación, la ciencia y la  salud? ¿Tienes una idea revolucionaria? Cambiar el rumbo del mercado es mucho es tu reto: detectar un problema y conseguirle solución para convertirte en el nuevo ícono del emprendimiento.

Con rasgos similares a los de Steve Jobs surge una nueva emprendedora, Elizabeth Holmes, quien ofrece una nueva forma de realizar estudios médicos. Sin embargo, Holmes no ha surgido de la nada, pues luego de 10 años de arduo trabajo ha logrado figurar en el mercado internacional con su nuevo modelo para el análisis de sangre.

Los descubrimientos en la ciencia no suponen nada nuevo, pero la forma en cómo Elizabeth Holmes gestionó sus ideas le abre paso como una empresaria de éxito.

Elizabeth Holmes: Un negocio sangriento

Elizabeth Holmes: Un negocio sangriento

Laboratorio Theranos

Elizabeth Holmes tenía solo 19 años cuando decidió abandonar la universidad de Stanford e invertir su matricula universitaria en el desarrollo de un sistema que le permitiera realizar exámenes médicos a partir de una sola gota de sangre. Pero… ¿cómo se le ocurrió?

Durante su paso por la universidad, fue voluntaria para el grupo de investigación en el Instituto de Genoma de Singapur. Estando ahí, conocería de primera mano los métodos de análisis y detección de virus, considerándolos inoportunos o rudimentarios.

De vuelta a casa y luego de reflexionar sobre el tema, notó la carencia de nueva tecnología en la recolección de muestras médicas. Desde los años 60 hasta la actualidad, un examen de colesterol requiere  – por ejemplo – de que el paciente acuda a la clínica, le den un pinchazo y luego de llenar una jeringa con sangre, puede marcharse para terminar repitiendo el mismo procedimiento periódicamente. La misma Elizabeth Holmes declaró temer a las agujas y detestar este tipo de exámenes así que decidió darle fin al problema, creando una potencial solución.

De esta forma y luego de 10 largos años de estudio, Elizabeth Holmes ha creado su red de laboratorios clínicos privados Theranos, únicos con la tecnología para realizar hasta 30 exámenes médicos diferentes a partir de 1 sola gota de sangre.

Elizabeth Holmes: Un negocio sangriento

Elizabeth Holmes: Un negocio sangriento

La nueva Steve Jobs

Elizabeth Holmes ha sido comparada con el genio de Apple, Steve Jobs, por mucho más que su particularidad para vestir (jersey negro de cuello cerrado y jeans), Holmes destaca por su forma de pensar sobre el mercado.

De acuerdo a las investigaciones que realizó, la mayoría de las pruebas de sangre – además de ser costosas y lentas – cuentan con un promedio del 30% de falla. Esto se debe al factor humano, por lo que al transformar los análisis en un proceso computarizado puede reducirse dicho porcentaje a cero.

Por otra parte de acuerdo con Holmes, al utilizar un porcentaje tan pequeño de sangre se acortan las posibilidades de infección del laboratorio y al disminuir los tiempos de espera para entregar los resultados, los médicos pueden tomar decisiones mucho más oportunas.

Por los momentos, se plantea la expansión de los laboratorios Theranos por medio de la cadena de farmacias Walgreens. A pesar de que el proyecto apenas comienza, las estadísticas están a favor de esta innovadora. Gracias a su descubrimiento, se han reducido los costes de material permitiendo que exámenes como los de fertilidad – los cuales se cotizan en $1.000 – puedan ser realizados por tan solo $30, amenazando con acabar con la competencia.

Elizabeth Holmes: Un negocio sangriento

Elizabeth Holmes: Un negocio sangriento

¿Qué hizo tan bueno el proyecto de Elizabeth Holmes?

1) Detección de una necesidad

Siempre lo he comentado. En el momento que un emprendedor consigue una necesidad, ha conseguido una mina de oro.

El mercado de la salud enfrenta el problema de las personas que temen a los hospitales, a los procesos médicos, a tomar medicinas y pare de contar. En este caso, el miedo a las agujas y a la sangre es mucho más común de lo que se cree. Al enfocarse en las deficiencias del sistema y la realidad del mercado, Elizabeth Holmes estructuró una idea de negocios difícil de competir ofreciendo una solución a la audiencia y una nueva herramienta en el área médica.

Por otra parte sus servicios, como ella misma lo indica, están centrados en el usuario en lugar del médico tratante. Por esta razón, los laboratorios Theranos envían los resultados después de unos minutos al e-mail del solicitante y explica las muestras de forma que puedan entender cómo están sus cuerpos.

2) Optimización de procesos

Toda empresa pasa por una línea de producción para dar fruto a su producto o servicio. Sin embargo, como cada sistema, siempre se presentan puntos de ruptura o detalles que aumentan la complejidad de su funcionamiento. Al presentar un modelo que simplifique la forma de trabajo conocida, es posible ofrecer un producto competitivo, novedoso y de menor costo.

De esta forma, los laboratorios Theranos ofrecen los mismos exámenes del resto de clínicas privadas a un costo considerablemente menor y en menor tiempo.

 

[Artículo de interés: Cómo optimizar el proceso productivo de tu empresa]

 

3) La asociación de Elizabeth Holmes a inversionistas

Cabe destacar que al comienzo de su proyecto Holmes fue financiada por sus padres. Sin embargo, al pasar el tiempo requirió ayuda externa para poder pagar a su asistente, los equipos y el tiempo de trabajo. Durante el periodo de búsqueda de inversionistas la emprendedora norteamericana enfrentó una de las realidades más crudas del mercado: a pesar de tener una idea brillante, no aparentaba rendir frutos a corto plazo. Por este motivo, fue rechazada innumerables veces por distintos inversionistas.

Finalmente, luego de “tocar 200 puertas”, consiguió que el grupo de capital de riesgo Draper Fisher Jurvetson le permitiera continuar con su proyecto. Es importante recalcar que los inversores están en busca de prontos beneficios, por ello, se debe enfocar el proyecto de acuerdo a escalas y tener la habilidad de vender una idea antes de una posibilidad de negocios.

facilisto está...

¿Cómo podría emprender un negocio de tal calibre?

No es sencillo. Debemos recordar que antes de emprendedora, Elizabeth Holmes tardó 10 años antes de poder dar a la luz su idea de negocios. Sin embargo, seguramente hubiese costado menos si hubiese leído nuestros artículos:

Comentarios

Comentarios

Más de Casos de éxito

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR