David Heinemeier Hansson: el modelo REALISTA a seguir

. Dic 3, 2015.

Si el escribir un buen artículo sobre figuras empresariales de todos los tiempos es tarea complicada, ahora imaginen hablar de los emprendimientos modernos que lograron tener éxito.

David Heinemeier Hansson es un rey de la web cuyo contenido referencial apenas está en crecimiento, basando su éxito en el descubrimiento. Con 2 libros de referencia mundial en el mundo de los negocios, 152 K de seguidores en Twitter y un programa llamado Basecamp que potenció el incipiente modelo de negocio por suscripción en Internet, sin duda hay demasiado que contar en muy poco tiempo.

David Heinemeier Hansson, ¿el hombre de carne y hueso?

Aunque diera la impresión de que David Heinemeier no es de este planeta, es un hombre con una historia como la tuya o la mía. Sólo que está dotado de una gran inteligencia y de un sexto sentido para la oportunidad y para captar la esencia de las cosas.

Heinemeier nació en Dinamarca. Con 36 años de edad tiene varios “goles” en el juego de los negocios:

David Heinemeier Hansson: Basecamp, soluciones a la medida

#1GOL

Es el creador del Ruby On Rails un frameworks de desarrollo web que combina la simpleza con la practicidad; características que aprecian muy bien los programadores. Para darte una idea, es el lenguaje de programación que está detrás de Twitter 😉

#2GOL

Es el co-fundador (junto con Jason Fried) de 37 signals, la empresa que respalda proyectos como Basecamp, Highrise o Campfire.

En el año 2014 Heinemeier y Fried decidieron unir 37signals con Basecamp que es el proyecto estrella. Convirtiéndose en una plataforma que se utiliza para gestionar proyectos de manera fácil y eficaz y que hoy día tiene más de 15 000 seguidores.

#3GOL

Son los genios y los autores de un par de libros que han revolucionado la manera de ver los negocios: Remote y Rework. Cuyas lecciones compartiremos más adelante.

#4GOL

Como cosa curiosa, David Heinemeier es amante de las carreras de autos mostrando gran destreza en esta afición.

Si algo he aprendido emprendedor, es que el estilo que usan los corredores bien sea de autos o runners, es el mismo que usan en la vida diaria. Por eso me llama tanto la atención, porque si Heinemeier asume los negocios como se desempeña en las carreras, ya podemos entender de dónde viene su éxito.

Realismo crudo

David Heinemeier es sin duda una figura polémica en las redes y es que su forma de expresarse puede desencantar a los más idealistas. Algunos le tildan de arrogante y es una postura de la que él mismo no se defiende. Sin embargo, no podemos negar  que ha tenido razón en varios puntos de los que expone tanto en sus libros, vídeos, proyectos como en sus tweets.

Con una postura anti convencionalista del Silicon Valley, David Heinemeier hace referencia al éxito como un “relativismo caprichoso”. No es necesario generar una empresa multinacional para ser considerado un genio, sino un negocio del que puedas disfrutar a lo largo de años. Si el mercado es un entorno en constante cambio, conseguir un equilibrio ya es un logro. No busques generar más ventas, sino en conseguir que cada cliente compre tu idea (así te seguirá durante adversidades).

¿Qué nos puede enseñar David Heinemeier?

He realizado una selección de las lecciones más importantes de David Heinemeier presentes en sus 2 libros Remote y Rework. ¡Qué los disfrutes!

Sé realista, te tranquilizará

Del emprendimiento al éxito hay un trayecto que pocos logran conseguir en su primer intento. Son pocos los que se atreven a mencionar las posibles dificultades que supone emprender un nuevo negocio.

  1. Quizás te pase que tengas temor de hacer preguntas tan sencillas como por ejemplo ¿cómo obtengo ganancias en mi negocio? ¿cómo hago para que sea rentable y sostenible en el tiempo? Y es natural porque estás mostrando tus propias inseguridades. Pero emprendedor, hasta los casos de mayor éxito se han hecho esas preguntas. Entonces, ¿por qué no consultarlas a quienes ya tienen experiencia?
  2. Ser realista también es tener una gran idea que busque solventar un problema concreto.
  3. Entender las dimensiones y limitaciones de tu negocio para identificar los verdaderos problemas y enfocarte en lo que realmente puedes hacer.
  4. Ser la mejor opción en tu rango de venta y oferta.
  5. No necesitas ser una gran corporativa para entender que el negocio está funcionando. Sin embargo, debes estar consciente de que atinarle a la primera es una ruleta y los pequeños negocios nos ayudan a entender el mercado antes de arriesgarlo todo.

Busca generar más productividad y no más trabajo

Existen ideas erradas acerca de qué es lo que realmente importa en tu negocio: cantidad de trabajo o productividad. Mira lo que opinan los autores de estos libros más vendidos:

1. Los tiempos en oficina, el costo de mantenimiento, pago de alquiler y demás herramientas que requieran tus empleados para poner en marcha tus ideas. Todos son asuntos que puedes solucionar de forma sencilla en la web. Puedes consultar el siguiente enlace para que conozcas más sobre los equipos de trabajo remotos.
2. El sistema de freelancers nos permite contratar profesionales de todas partes del mundo a diferentes tarifas. No se trata de conseguir la mejor oferta sino al mejor candidato en base a tus necesidades y realidades. Plataformas como Basecamp permite que puedas acceder con facilidad a tu escritorio de trabajo compartido sin necesidad de entorpecer tu correo electrónico personal o de correr a tu ordenador.
3. Hacer del trabajo una adicción no es sano. Que pases más horas trabajando no te garantiza mayor eficiencia.
4. Existen centenares de herramientas en la web para ayudarte a formar y madurar tu idea de negocios (Te puedo ayudar a decidirte por cual te conviene, pulsa aquí. No optes por la opción gratuita sólo por ahorrarte unas monedas. Escoge aquella que cumpla con dos características:

5. Así es como los pequeños y grandes negocios logran sobrevivir, ofreciendo soluciones más a la medida, al estilo de David Heinemeier Hansson.

Conoce al cliente más que a tu producto

Concentrarte únicamente en el producto te hará olvidar del mundo real. Toma nota:

  1. Cada producto está diseñado para satisfacer una necesidad. Sin embargo, ¿conoces el tipo de necesidad que enfrentan tus compradores? ¿Qué les impulsa a comprarte? ¿En qué momento de sus vidas necesitan de tu producto?
  2. Quien decide el verdadero uso o función del producto es el comprador. Por este motivo se dice que “el cliente siempre tiene la razón”, aun cuando no parezca.
  3. Si los números no te benefician no debes pensar en “¿cómo hacer para aumentar las ventas?”. En lugar de ello, pregúntate “¿por qué no se generaron las ventas?” o “¿por qué no consigues finalizar el negocio?”.
  4. Frente a problemas reales, generas respuestas reales.

Claro, si le dices esto a Steve Jobs estaría en absoluto desacuerdo.

Las interrupciones son muy -muy- tóxicas

¿Has pensado qué sería de tu rendimiento diario si no tuvieras reuniones, correos electrónicos, redes sociales que te interrumpan constantemente? ¡Bien! practica estos consejos:

  1. Evita las reuniones.
  2. Crea espacios libres de correos electrónicos, teléfonos y redes sociales.
  3. Optimiza el tiempo. Pensar en muchas tareas te distraen de tu objetivo. En vez de tener 100 cosas en la cabeza, recorta a 10 listas de 10 cosas. Tu cerebro te lo agradecerá.

Compite a tu manera

Debes estar cansado de que te repitan que debes diferenciarte de tu competencia. David Heinemeier te invita a competir a tu manera. ¿Cómo?

  1. No copies a la competencia.
  2. Ni intentes hacerlo mejor que ellos. Solo hazlo más práctico, más fácil, más barato y más escalable.
  3. Vende tus productos junto con tu personalidad. Es algo así como fusionar tu marca con tus ideales y es allí donde brillarás.

Promueve con naturalidad

Como hoy día lo que valen son las emociones, entonces muéstrate tal y como eres para llegar a tu público de manera natural. Mira los consejos de promoción y marketing:

  1. Primero que nada: piensa en la usabilidad; luego promociónala.
  2. Todos los empleados deben ser embajadores del marketing.
  3. Si quieres dejar una huella escribe un libro con tus secretos.
  4. No compres a tu audiencia, gánatela.

Hazte responsable y asume

Hay una característica que he visto que se repite en todos los empleos, emprendimientos y organizaciones. Nadie se hace responsable, y por tanto nadie toma acción. ¡Asume!

  1. Cuando hay malas noticias, es mejor que tú mismo las comuniques.
  2. Frente a las quejas de equipos o clientes, responde rápido. Luego se convertirán en agradecimientos.
  3. Tan solo con disculparte ante los errores ganas un espacio importante en el terreno del respeto.
  4. Cuando consideras que los cambios son necesarios, mantente firme y deja que pase el vendaval.

Por último… mi favorito

Elimina del vocabulario las palabras deber, tener, necesario, no poder. Trabajadores comprometidos con el proyecto cumplirán con sus tareas felices y sin presiones externas.

Hay detalles que nunca dejas de aprender

Lo mejor que he podido conseguir para explicarte este punto es una ponencia de David Heinemeier sobre Basecamp y su funcionamiento.

Basecamp comenzó como una herramienta que integra a clientes, organizaciones y colaboradores y terminó como una plataforma que nos permite compartir de forma segmentada o pública diversos aspectos que conforman nuestro desempeño productivo. Esto permite que la información prioritaria esté alcance de todos de una forma sencilla. Sin embargo, lo que ha conseguido el éxito de la plataforma es su realidad competitiva.

Basecamp generó un espacio donde las empresas de todo tipo (incluidas las startups) pueden compartir sus proyectos y reconocerse en base a las prácticas que aplican. De esta forma, es más un centro informativo que una herramienta para el trabajo, dando un giro a su visión de negocio inicial. Este detalle sorprendió al equipo y les ayudó a seguir desarrollándose para solidificar su organización y así continuar disfrutando del éxito y los negocios.

No importa mucho en qué área del mercado has decidido incursionar, David Heinemeier Hansson no está “del todo” a favor de los ideales del Silicon Valley. No se trata de encontrar una fuente de dinero y venderla al mejor postor, sino asegurarse de que tu negocio siempre se mantenga en un constante crecimiento (que te genere beneficios a cambio).

Y pensar que con estos principios prácticos y sencillos David Heinemeier Hansson es “una personalidad” hoy en día. Pon en práctica estas lecciones y encontrarás tu camino. Porque si te digo que vas a obtener el éxito, Heinemeier usará su crudeza para decir que “no aprendimos nada”.

 

Autores colaboradores: Rosángel Aguirre y Charrier Corona

[Imagen de cabecera cortesía de Richard Hanley Jr.]

Comentarios

Comentarios

Más de Casos de éxito

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR