7 claves para tener una Cultura Organizacional innovadora

. Abr 22, 2016.

Si te sientes frustrado porque el compromiso de tu equipo está por el piso, porque las ideas vienen solo de ti, o porque a la gente le cuesta coordinarse; quizás es momento de revisar la cultura organizacional de tu empresa.

Tradicionalmente, para atender problemas como éstos, muchos directores de empresa o gerentes de recursos humanos piensan en hacer intervenciones puntuales (como un taller de motivación o remuneraciones especiales).

Pero la verdad, es que este tipo de acciones tienen poco efecto si el “caldo de cultivo” no es apropiado.

¿Qué es la cultura organizacional? (Un concepto -Fácil)

La cultura de una empresa es un conjunto de símbolos, prácticas e historias que la cohesionan como un conjunto.

En una cultura rica en elementos como la confianza, innovación, impecabilidad, la orientación al cliente y espíritu emprendedor, seguramente emergerán mejores productos y, por tanto, mayor crecimiento.

Ahora bien, si en una cultura organizacional reina el irrespeto por la diversidad, las relaciones se basan en la jerarquía, existe incumplimiento de los compromisos y abunda el conformismo; probablemente habrá más disgustos que resultados extraordinarios.

La cultura organizacional no sólo tiene impacto sobre el desempeño de la empresa, sino sobre la retención del talento. En enero de 2016, un estudio de Linkedin, reveló que la cultura de la empresa es una de las principales razones para que las personas cambien de trabajo.

Mira esta infografía, que resume el estudio, creada por Pictoline:

7 claves para tener una Cultura Organizacional innovadora

7 claves para tener una Cultura Organizacional innovadora

La cultura organizacional siempre está, aunque no nos preocupemos en verla

Otra clave para entender la importancia de la Cultura Organizacional es que funciona como un jardín: puedes diseñarlo, regarlo y cuidarlo, y se mantendrá con toda clase de flores y crecerán nuevos árboles.

Pero si no existe el jardinero, la naturaleza externa se impondrá, crecerá la maleza y poco a poco lo invadirá todo.

La cultura que rodea a la empresa termina determinando lo que sucede. Claro, eso no es siempre es malo: por algo, las organizaciones más innovadoras del mundo, como Tesla o Google, quieren tener sus oficinas principales en Silicon Valley; mientras que en países de economías emergentes o muy tradicionales. hay que redoblar sus esfuerzos.

Pero, ojo ¡sí se puede!,  como lo demostró increíblemente la empresa peruana Líderman.

¿Cómo lograr un Cultura Organizacional poderosa en mi empresa? (7 claves)

En Platzilla, la empresa dónde trabajo y soy una de sus líderes, nos hicimos esa misma pregunta. Nuestro reto es grande: somos una organización intensiva en tecnología, dedicada al desarrollo de aplicaciones y con colaboradores que trabajan 100% en remoto desde 7 ciudades del mundo.

Desarrollar una Cultura de trabajo como la que soñamos requiere reflexión, diseño y compromiso. Para nosotros, el reto está en lograr equilibrio entre tener ideas de alto impacto en nuestro crecimiento y ser capaces de llevarlas a cabo con excelencia.

En esta etapa estamos aprendiendo a ser jardineros: probando cosas y descubriendo qué funciona y qué no. Algo que nos ha ayudado mucho es aprender a observar nuestra cultura, para poder intervenir en ella.

A continuación te mostraré algunas distinciones, que se convierten en las herramientas claves, para crear una cultura organizacional innovadora:

#1 No te equivoques distinguiendo qué es realmente Cultura

Si googleas la palabra cultura, probablemente te encontrarás con imágenes de Shakespeare, de las Cuevas de Altamira o de un baile flamenco. Por esa razón, quizás creas que la cultura solo se trata de expresiones estéticas de la humanidad.

Si partes de ese concepto, entonces al querer intervenir la cultura organizacional de tu negocio pensarás que solo se trata de tener un espacio de trabajo con pufs o toboganes que comuniquen las oficinas con el comedor.

La verdad es que la cultura es mucho más que eso.

Como dije antes, la cultura es la suma de todos los símbolos, prácticas e historias que son comunes, compartidos en colectivo y que funcionan como contexto para la acción de las personas (por ejemplo, en una empresa).

Cuando comentas sobre la puntualidad inglesa, estás hablando de cultura, pero también cuando escuchas del conocimiento compartido que caracteriza a grupos de desarrolladores de todo el mundo y que ha transformado la economía los últimos 15 años.

#2 La acción tiene un gran poder transformador

Los cambios más profundos de cultura no ocurren en un manual, sino en la práctica.

Para cambiar la cultura organizacional, hay que rediseñar cómo nos organizamos para el trabajo y las prácticas que realizamos.

Hace unos años tuve el privilegio de conocer de cerca el proceso de transformación de la empresa de tecnología DBACCESS, quienes hicieron un profundo cambio en las prácticas de RRHH tradicionales.

Gracias a este esfuerzo La Red,  como se suelen llamar, lograron escalar lo más alto del ranking de empresas Great Place To Work. OJO: Se trata de una empresa de mediano tamaño (unas 100 personas) que incluso logró destronar por años a varias trasnacionales.

Como parte de la revisión de su cultura organizacional, dejaron de hacer selección y reclutamiento (prácticas heredadas de la cultura militar) y reinventaron este proceso llamándolo “Atracción y conexión”.

En esta práctica, por ejemplo, la decisión de conectar a una persona a la organización dependía del equipo al cuál se iba a integrar y no de un departamento de recursos humanos. Al ser responsabilidad -y privilegio- de todos lograr que una persona se integre con éxito al grupo, consiguieron que la curva de aprendizaje se superara más rápido y que la persona adquiriese un fuerte sentido de pertenencia.

Otra de mis prácticas favoritas de DBAccess fue sustituir las reuniones de estatus y control de los líderes por algo llamado “Conversaciones de liderazgo” donde los directores podían contar cómo avanzaba su unidad y conseguir feedback para hacerlo mejor.

Para muchos, este nombre puede sonar naive, pero la exigencia era mucho más grande para todos los líderes: cada unidad se comportaba como un emprendimiento que ejecutaba un plan de negocio, y por tanto su responsabilidad era mayor.

Esta práctica ha sido la clave de éxito de la cultura organizacional de Apple. Así lo cuenta Steve Jobs en una de sus últimas entrevistas:

Experiencia 1:

En Platzilla, nos ha funcionado muy bien una práctica de conexión de colaboradores basada en retos.

Cuando una persona quiere unirse a nuestra organización, no perdemos demasiado tiempo en entrevistas, sino que le proponemos algunas actividades que debe superar.

Esta práctica nos permite valorar skills técnicos, pero también competencias personales y su interés en el trabajo.

Mira aquí un ejemplo de #RetoPlatzilla para un Front End Developer

 

#3 Los símbolos transmiten la cultura (y en especial los memes)

La cultura organizacional no se define en un plan o típico documento de valores sobre honestidad, orientación al cliente o igualdad. Ese tipo de palabras, sin metáforas o símbolos que las ilustren, no entrarán al corazón ni en la mente de los colaboradores.

La cultura se comunica y “viraliza” a través de memes, que representan la cultura, y que pueden ser fácilmente copiados y transmitidos (como lo hacen los memes de Internet).

Así como los países tienen una bandera, las empresas cuentan con símbolos que lo cohesionan (como un logo, una mascota o una canción).

El instagram de la empresa Basecamp, vemos fotografías “meméticas” de su mascota por distintos lugares del mundo. Alguien tuvo la idea, posteó la primera imagen, y los demás colaboradores comenzaron a hacerlo. Se convirtió entonces en una manera creativa de mostrar su cultura en remoto.

Monday. 🚨🚨🚨🚨

Una foto publicada por Basecamp (@basecamp) el

El meme “Beta forever” (popularizado por el líder de la web 2.0 Tim OReilly) se ha convertido en un símbolo de las empresas de la era digital,  que saben que las aplicaciones nunca están terminadas, sino que se mejoran constantemente con el feedback de los usuarios.

Este meme lo cambió todo, pues se viralizó una cultura de trabajo donde las empresas ya no trabajan solos, detrás de sus muros, sino que desarrollan prácticas para mejorar a partir del feedback del cliente, e incluso, junto al cliente, que es invitado a participar en su creación.

Seguramente habrás visto muchos logotipos de empresas innovadoras que alguna vez usaron un símbolo como este:

7 claves para tener una Cultura Organizacional innovadora

7 claves para tener una Cultura Organizacional innovadora.

 

7 claves para tener una Cultura Organizacional innovadora

7 claves para tener una Cultura Organizacional innovadora

 

¡Cuidado! Algunos memes de la cultura empresarial tradicional siguen influenciando a muchas empresas. Por ejemplo, comúnmente se utiliza el meme organigrama para definir la “organización” de la empresa.

Angelo Burgazzi, Director de la Aceleradora de Negocios Accede y CEO de DBAccess lo explica muy bien en este artículo: ¡Abajo el organigrama, arriba la organización en red!

Experiencia 2

Nosotros en Platzilla usamos como símbolo a Platzi, un simpático y poderoso personaje que simboliza poder y relax, como queremos que sean nuestras aplicaciones.

Nuestro blog tiene el sufijo -Fácil, que simboliza nuestro propósito de hacer mucho más sencilla la vida en las empresas (comenzando por la nuestra) a través de procesos cada vez más ágiles.

Por supuesto, para lograr esto nos hemos propuesto hacer que nuestro trabajo -y cultura- sea cada vez más Lean. En un próximo artículo, mi compañero Alfredo Vergara, te hablará sobre esto (como parte del #RetoExplícaloFácil que le he puesto… Si quieres ser uno de los primeros en leerlo, te recomiendo a nuestro suscribirte a nuestro blog).

Mira a nuestro Platzi trabajando desde Marbella :)

7 claves para crear una cultura organizacional innovadora

7 claves para tener una Cultura Organizacional innovadora

#4 La cultura organizacional se cohesiona a través de una épica

Toda cultura también tiene una historia por detrás, una serie de mitos y héroes -con un gran propósito, que nos inspira y moviliza- que son capaces de transmitir y llenar de sentido a una cultura. 

Las religiones y los países son organizaciones que ha perdurado años a través de historias de héroes con causas en las cuáles creemos y nos cohesionan: Jesús, Mahoma, Buda y la Pacha Mama; Bolívar, Washington, Maradona y The Beatles. ¿Te imaginas el  mundo sin ellos y sus historias?

Steve Jobs supo hacer muy bien esto. Él, por ejemplo, usó el mito del Gran Hermano (que tuvo un increíble impacto no sólo a sus colaboradores, sino en todos sus clientes)

¿Recuerdas el primer comercial de Macintosh? 

#Deinterés

Las fronteras entre el desarrollo de la cultura organizacional, típico del área de RRHH, y el Marketing están cada vez más desdibujadas.

Por una parte, la cultura organizacional es fundamental para el desempeño de la empresa y para atraer a los mejores talentos. Por otra, sin una cultura inspiradora será muy difícil que tus clientes se comprometan contigo y hablen bien de ti.

Para entender de lo que estoy hablando, te recomiendo leer el Manifiesto Cluetrain 

(Por cierto: estas 99 tesis  ya tienen 15 años… ¡El tiempo pasa volando!)

PD: Sobre este tema hay mucha tela que cortar. Te prometo explicarte más de esto en próximas entregas.

#5 El liderazgo marca la pauta:

En cualquier cultura, y por supuesto, en la cultura organizacional, los líderes son los mayores influenciadores para lograr una transformación.

La famosa innovación radical de Amazon, sería imposible sin un líder que se queme las pestañas. Y la pasión por el diseño de Apple hubiera sido imposible sin el gusto de Steve Jobs por las tipografías. La poderosa cultura de atención al cliente de Zappos no sería posible sin el desenfado de Tony Hsieh. Los 4 días de trabajo efectivo de Virgin no existiría sin que su líder, Richard Braxon, demostrara que el éxito en el trabajo y en la vida es posible (si se trabaja con atención).

#6 La cultura vive en el lenguaje

Una de las “herramientas” más poderosas para la construcción de la Cultura,  es el lenguaje. Como vimos con la palabra Reclutamiento, el lenguaje trae consigo metáforas, historias y prácticas que impactan la acción. En este caso, al escuchar la palabra reclutamiento, lo que viene a mi mente es un soldado a quien le rapan la cabeza ¿No?

El problema surge -como en este caso-cuando el lenguaje heredado de las organizaciones tradicionales  no es coherente con la cultura esperada. 

Experiencia 3: 

Muchas empresas son creativas para crear nombres originales para roles o actividades.

En Platzilla, llamamos a nuestras actividades de documentación How to, pues el objetivo es tener después de cada proyecto información de cómo hacer las cosas paso a paso.

Recientemente creamos un hub de Growth Hacking al que llamamos Platzilla Labs, cuyo objetivo es realizar experimentos de acciones de crecimiento en usuarios y clientes. Nuestra representación gráfica de esto fue un burbujeante experimento y un proceso para pivotear y aprender.

A través de este lenguaje (texto y visual) se nos ha hecho mucho más fácil explicar lo que hacemos en este hub:

 

 

7 claves para tener una Cultura Organizacional innovadora

7 claves para tener una Cultura Organizacional innovadora

Otra ejemplo que muestra el poder del lenguaje en la cultura está en la creación de un manifiesto. Se trata de un texto corto que resume los postulados en los que cree la organización. Como una oración en las religiones,  un manifiesto se convierte en un modelador de acciones en la compañía.

A mí me parece especialmente emocionante el Manifiesto de Zappos:

  • Abraza el cambio
  • Diviértete y sé un poco extravagante
  • Consigue el Wow del cliente
  • Busca aventura, sé abierto de mente y creativo
  • Busca el aprendizaje y el crecimiento
  • Haz más con menos
  • Crea un espíritu de equipo y de familia
  • Sé apasionado y ten determinación
  • Construye relaciones abiertas y honestas
  • Sé humilde

Inspirador… ¿verdad?

Nota como cada frase está repleta de metáforas e imágenes mucho más poderosas que palabras y conceptos que suelen ser lugares comunes como “Somos innovadores” “Trabajamos en equipo” y “Sé impecable”.

#7 Ritos, ceremonias y celebraciones

Una última clave está en los ritos, ceremonias y celebraciones; actividades impregnadas de símbolos, que funcionan para renovar compromisos, comenzar nuevas etapas y crear una historia en conjunto.

Así, por ejemplo, aunque Basecamp trabaja en 100% en remoto, trata de tener un evento de un par de días, una vez al año, para conversar y crear. Inspirados en su marca, se van de excursión al campo:

Una foto publicada por Basecamp (@basecamp) el

Telefónica y otras empresas intensivas, realizan Hackatones para encontrarse con talento emprendedor y construir nuevas posibilidades de negocio. Para conocer esta experiencia, te recomiendo leer Lean Elephants

Experiencia 4:

También los ritos son pequeñas acciones, que se hacen casi todos los días, y que se convierten en impronta de la forma de trabajar.

Para nosotros en Platzilla -que no tenemos oficina física, sino que utilizamos Skype para trabajar- es importante crear una conexión personal.

Frecuentemente nuestro CEO, David Polo, dedica algunos momentos para conversar de nuestra vida o para bromear. A David, particularmente le gustan las adivinanzas y los enigmas, que nos saquen de la urgencia diaria y nos pongan a pensar.

Conclusiones: ¿Cultura Organizacional para mi empresa?

Muchos líderes de empresa o personas encargadas de recursos humanos observan el diseño de la cultura organizacional como algo importante solo para grandes corporaciones.

Pero sea diseñada, o no, la cultura corporativa existe en todas las empresas.

Trabajar en ella es fundamental para atraer y retener talentos, pero también para que se den condiciones para su crecimiento.

Una cultura organizacional en extremo controladora, espanta a los mejores talentos; mientras una cultura que no revisa sus resultados, castiga socialmente la franqueza y no hace análisis, termina haciendo menos y pierde el foco.

Si deseas comenzar a diseñar una cultura poderosa, te recomiendo un camino para empezar:

1) Hazte preguntas importantes: sal un momento de la rutina y pregúntate qué está pasando. ¿Las personas son muy pasivas, no trabajan en equipo, están llenos de conformismo? ¿Qué puede estar ocurriendo? ¿Qué cultura existe en mi empresa? ¿Qué estoy haciendo -o dejando de hacer- para que la cultura sea así?

2) Estudia: ¿Y qué cultura quieres tener en tu empresa?  El tema de la Cultura Organizacional, e historias de éxito, tiene que convertirse en parte de tus libros de cabecera. Ya te hablé de Remoto, pero también son buenas las historias contadas en Uncontainable. En Ted hay fabulosas charlas como esta de Simon Sinek:

3) Compromete a líderes: los directivos son los protagonistas, los héroes ejemplarizantes de cualquier cultura. Si no existe coherencia entre el liderazgo, las prácticas y los símbolos, la narrativa se desmorona.

4) Gana tiempo para hacer todo esto: si estás a cargo de la dirección general de la empresa o de la unidad de RRHH, tienes que gestionar mejor tu tiempo y disminuir las tareas administrativas que agregan poco valor. Te invito a leer el post de nuestro CEO, David Polo: Cómo logré una gestión del tiempo eficiente

5) Ponte creativo y experimenta: es muy difícil crear símbolos y prácticas que funcionen desde el primer día. Lo mejor que puedes hacer es probar cosas, pivotear lo que no funcione y aprender.

Nosotros estamos en eso, te iremos contando.

6) Busca ayuda: un coach profesional puede hacer mucho por tu empresa, pues verá las cosas que tú por costumbre no puedes diferenciar. Te invito a leer artículos de Esteban Reyes, que ha sido mi maestro en estos temas y que colabora con nuestro blog.

Gracias por leer hasta aquí. Mucho agradecería conocer tu opinión y experiencias sobre cultura organizacional.

¡Espero tus comentarios!

Imagen de cabecera cortesía de http://www.iimagineservicedesign.com/

Comentarios

Comentarios

Más de Recursos humanos

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR