Cuentos personalizados

. Mar 9, 2015.

Un par de madres emprendedoras crearon un negocio que crea e imprime cuentos personalizados. Con ellos, están ayudando a impulsar la lectura y a mejorar la comunicación entre padres e hijos. Es decir, generan grandes ingresos haciendo un proyecto con un valioso impacto social.

La empresa se llama “Hazme un cuento”. Lo que más me gusta de este caso de éxito de los cuentos personalizados es lo que tiene que enseñarnos sobre cómo desarrollar un negocio donde hay dos clientes, en este caso: el niño que usa el cuento y la madre que toma la decisión de compra.

El comienzo de los cuentos personalizados

Mariana Cárdenas y Karina Flores, amigas y madres, debían dividir el tiempo entre criar a sus hijos y sus trabajos. Aun cuando amaban lo que hacían, estaban en búsqueda de un proyecto independiente y rentable.

Eran un gran equipo: Mariana se desempeñaba como ilustradora y Karina trabajaba en el departamento de Marketing de la empresa de juguetes Mattel.

Cuentos personalizados

Cuentos personalizados

Viendo el increíble trabajo de Mariana como dibujante, Karina –que conocía muy bien el negocio y el mercado de los productos infantiles- le propuso emprender juntas. El resultado de esta unión perfecta no se hizo esperar.

El reto era crear un libro que captara la atención de los más pequeños y tuviera el visto bueno de las madres. El resultado fue un proyecto muy original: los cuentos personalizados.

Estos cuentos –que cuestan unos 470 dólares- son redactados e ilustrados a partir de situaciones familiares que una mamá o papá quieren discutir con sus hijos de una forma mágica y divertida. Por ejemplo, la llegada de un hermanito o la historia de vida de un abuelo murió.

Cuentos personalizados

Cuentos personalizados

Cuentos personalizados para clientes exigentes

Aunque muchos no lo crean, los niños son parte importante de la toma de decisiones en el hogar. Los padres son fácilmente influenciados por ellos.  Las empresas, conscientes de esto, desarrollan productos y acciones de promoción especializados en esta audiencia.

En los negocios, cuyo público son los niños, se debe atender a 2 tipos de clientes: el pequeño que usará el producto y el grande que compra. Esto hace a este tipo de negocio un verdadero reto.

Al ver este vídeo, comprenderás mejor de lo que hablo:

¿Deseas conocer más sobre esta iniciativa? Visita su página oficial.

¿Qué les hizo conseguir el éxito?

1)   Estudiar y entender el mercado de los cuentos personalizados

Los cuentos personalizados se enfrentaban a 2 tipos de clientes muy exigentes. Los niños, cuyos productos tienden a aburrirles en poco tiempo, y los padres que buscan juguetes que desarrollen su poder analítico.

El diseño del producto se basa en estos 2 puntos.  Además, su experiencia de uso debe generar un gran impacto para convertirlo en un recuerdo (y así generar un lazo afectivo entre el lector y la marca).

Recuerda que la unión entre el consumidor y la empresa es lo que se conoce como “engagement”. El poder del “engagement” permite que la empresa crezca con clientes fieles al producto y genere un lazo que puede durar años e, inclusive, trascender de generación en generación.

2)   Ofrecer una solución a un problema tangible

En México (país de origen de estas emprendedoras) la lectura infantil es un problema nacional. Incluso, ha llegado a cifras rojas. Los niños prefieren el cine y la televisión.

Los cuentos personalizados funcionan como motivadores para la lectura: trabajan la creatividad e imaginación de los pequeños y nutriendo su intelecto.

Por otra parte, la lectura forma parte importante de la comprensión del individuo sobre lo que le rodea, la forma de expresarse y de argumentar. Un emprendedor que promueva la lectura infantil de forma innovadora no sólo puede tener un gran negocio; sino que estará colaborando al desarrollo familiar y social.

3)   Ofrecer un producto de calidad

Karina y Mariana realizaron su primer libro personalizado y analizaron las reacciones de su público: tanto el entretenimiento del pequeño como la sustancia del texto eran puntos clave para observar. Sin embargo, para poder convencer a una madre, requerían de un producto que fuese adecuado para los más pequeños.

En Hazme cuento enfocaron su inversión en materiales resistentes e ilustraciones que captaran la atención de los niños y que convirtieran a su producto en un todo terreno.

Cuentos personalizados

Cuentos personalizados

facilisto está...

¡Hola! Te habla Facilisto de nuevo

¿Quieres crear un negocio para niños?

Crear un negocio en que los clientes son niños no es nada sencillo. Uno de los retos que enfrentarás como empresa es cómo generar un mensaje publicitario válido para grandes o chicos

Para que continúes con tu reflexión, te invito a que conozcas este otro caso:

¡Así fue como la empresa Lego consiguió su juguete de éxito!

Adicionalmente, aquí te contamos de otro tipo de negocios para niños que podrías emprender:

Comentarios

Comentarios

Más de Casos de éxito

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR