Cuándo y por qué cambiar los nombres de empresas

. Ene 15, 2016.

¿Quieres cambiar el nombre de tu empresa y temes las consecuencias? ¿Estás inseguro si es el momento oportuno? Cambiar los nombres de empresas no tiene por qué ser un misterio. En este post te mostraré lo que investigué acerca de cuándo es necesario,  conveniente, cuáles son las consecuencias, etc. para tomar la decisión.
Tengo 3 años levantando mi emprendimiento que apunta a una editorial alternativa. Así como tú, he pasado mis buenos y mis malos momentos. Por eso, me considero todavía en fase de emprendimiento hasta que mi negocio encuentre un modelo que sea sustentable, sostenible y escalable. La crisis de mi país ha afectado que mi editorial no termine de despegar como debe ser. (En otro post te puedo contar cuáles han sido mis circunstancias).
En este artículo te voy a contar en el trance en que me encuentro ahorita. ¿Cambio de nombre o no? Respuesta positiva o negativa, ambas tienes sus consecuencias, y me pareció interesante compartirlas contigo que te encuentras justo en este dilema.

Cuándo y por qué cambiar los nombres de empresas

Cuándo y por qué cambiar los nombres de empresas

¿Por qué las personas tendrían que cambiar el nombre de empresas?

Nombrar a una empresa puede resultar una ruleta rusa. Puede que la “pegues” puede que no. En los emprendimientos hasta los nombres de empresas son un experimento.
En mi caso, mi propuesta de valor es ofrecer servicios editoriales principalmente a autores independientes que deseen participar el proceso logrando un libro a la medida del cliente. Por eso, llamé a mi negocio Taller Editarte.
En mis encuentros con los clientes me he encontrado con una sorpresa. Ninguno puede leer correctamente el nombre de mi editorial.

A ver tu qué leíste la primera vez: ¿Taller Edi-tarte o Taller Ediarte?

Pues seguramente estás como el 95% de las personas, leíste Taller Ediarte. Casi todos omiten la “t”. Y es por ello que me encuentro en este dilema de cambiar o no el nombre, por todo lo que implica.
Te cuento el resultado de mis investigaciones.

Cuándo y por qué cambiar los nombres de empresas

Cuándo y por qué cambiar los nombres de empresas

Razones por las cuáles SI está justificado el cambio de nombres de empresas

  1. Si un negocio no está dando los frutos que esperas: Lo mejor es que evalúes primero que anda mal (producto o servicio, modelo de negocios, equipo de trabajo, etc.) apliques correctivos y cambies el nombre.
  2. Si el nombre original ha hecho una mala reputación: Si has quedado mal con muchos clientes, si te has atrasado en el pago de gastos obligatorios o recurrentes, es evidente que te conviene cambiar de nombre. Pero eso sí, como dicen popularmente “borrón y cuenta nueva” a hacer las cosas bien a partir de ese momento.
  3. Si tu marca es percibida por los clientes de una manera distinta a como pretendías proyectarla: Como en mi caso. Mis clientes y prospectos perciben mi marca con otro nombre. A mí me ocasiona “un dolor de cabeza” pensar que tengo una identidad y me perciben con otra. Es como una dualidad. Imagínate que te llames Pedro y te llamen Petro. Al final no terminas siendo ni uno ni el otro. Además esto me ha traído hasta problemas administrativos. Algunos proveedores me facturan con “Taller Ediarte” imagina lo engorroso del asunto.
  4. Si tu marca es difícil de pronunciar, escribir o recordar: No me digas que por intentar ser original, o por diferenciarte de la competencia te inventaste un nombre “Frankeinstein” Ya conoces el resutltado ¿no? Pocos seguidores, los clientes no te saben ubicar en la Web, nunca saben pronunciar tu nombre. Definitivamente ¡cámbialo!
  5. Si existe otro competidor grande en el mercado con un nombre parecido y que distraiga la atención de tus clientes: Existe una práctica que se trata de adoptar el nombre de una empresa grande cambiando una letra o atravesando un guión, etc. Algunos artilugios para atraer clientes para confundirlos. Esto puede atraer implicaciones legales.
  6. Si ocurre una división de socios y deseas continuar con el negocio.
  7. Si aparece algún motivo de fuerza mayor que obligue a cambiar los nombres de empresas: No sé, se me ocurre la promulgación de una ley, o algo por el estilo.
  8. Si la marca lleva muchos años y no ha arrojado los resultados que se esperaban, un refrescamiento de nombre le vendría bien.
Cuándo y por qué cambiar los nombres de empresas

Cuándo y por qué cambiar los nombres de empresas

Beneficios que tiene cambiar el nombre de empresas

Bien, yo considero que de cumplir una o varias razones arriba descritas son suficientes para que cambies el nombre de tu empresa sin miedo. Entre los beneficios que yo veo que tiene el cambio de nombres de empresas son:

  1. Puedes aprovechar a cambiar todo: imagen, logo, colores, y todo actualizado a las tendencias del momento.
  2. El nombre de tu empresa representará tu propuesta de valor.
  3. Permitirá darle un segundo aire a tu empresa.
  4. Puedes entrar a nuevos mercados

“Precios a pagar” cuando se decide cambiar los nombres de empresas

Por supuesto que si decides cambiar el nombre de tu empresa, no te vas a salvar de las consecuencias. Es por eso que cuando tomes la decisión debes estar absolutamente seguro y asumir todas las consecuencias del caso.

Quizás hasta me quede corta, pero ahí voy:

  1. Debes empezar desde cero: todo el posicionamiento alcanzado con la marca anterior (con lo poco o mucho que sea) lo pierdes al iniciar con una nueva empresa.
  2. Pierdes tus seguidores en redes sociales, correos electrónicos, tus clientes habituales: Nada que no se pueda recuperar, pero en la transición te vas a llevar un buen tiempo.
  3. Nadie te conoce y por lo tanto debes hacer una inversión en publicidad.
  4. Debes realizar todos los trámites legales pertinentes de registro de marca, permisos, etc. Eso te va generar gastos adicionales.
  5. Debes invertir además en papelería con la nueva imagen.
  6. Corres el riesgo que los problemas te persigan, porque los mismos están en tí. Por eso insisto, si vas a cambiar, tienes que CAMBIAR de verdad.
Cuándo y por qué cambiar los nombres de empresas

Cuándo y por qué cambiar los nombres de empresas

Consejos para el nuevo nombre de tu empresa

Ahora que te has decidido a cambiar el nombre de tu empresa, debes haber aprendido lecciones con respecto al funcionamiento y la elección de un nombre que exprese realmente la razón de ser, la propuesta de valor que ofrece tu negocio. Por tanto ¡nada de barajitas repetidas!

  1. Escoge un nombre que sea fácil de recordar y pronunciar.
  2. Busca el significado de tu nombre en varios idiomas para que no sea una palabra ofensiva en otros países.
  3. Prueba el nombre con tu público objetivo, proveedores y clientes. Comprueba si el nombre recoge la razón de ser de tu propuesta de valor.
  4. Buscar que tu nuevo nombre no se repita.
  5. Registra el nombre de la empresa.

Pilla esta idea: Realiza un concurso para que tus  propios clientes escojan el nombre que más se parece a tu empresa. Te aseguró que ganar{as muchos clientes fieles.

Conoce el origen de algunas marcas famosas

Te recomiendo esta lectura: Nombres originales para empresas

 

Ahora, si después de esta experiencia te topas de nuevo con la necesidad de cambiar el nombre de tu empresa, entonces revísate, porque no te conviene divagar tanto.

¿Qué hacemos con mi dilema?

Bien, después de conocer todos los pro y los contra de cambiar el nombre de empresas, ¿qué opinan entonces de mi caso?
Tu que opinas. ¿Le cambio el nombre a mi editorial o no?

Para seguir conversando búscame por aquí

Imagen destacada cortesía de www.playbuzz.com

Comentarios

Comentarios

Más de Marketing

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR