Cómo Ser una Persona Disciplinada (Para ti y tu Equipo) II PARTE

. Jul 16, 2017.

¿Quieres saber cómo ser una persona disciplinada? a continuación te daré algunos consejos muy efectivos ¡No solo para ti sino también para tu equipo!

No es la primera vez que hablamos de disciplina. Así que antes de ver este artículo te invito a leer Qué es ser disciplinado ¡La disciplina como clave del éxito!.

Así podrás comenzar a ver nuestros consejos de cómo ser disciplinado ¡Pues sabemos que hay ocasiones dónde ser disciplinado es una lucha fuerte!

Si te fijas bien esta es nuestra segunda parte. Ya en la primera parte compartimos 4 consejos para ti y 1 para que ayudes a tu equipo a ser disciplinado ¡Pero aún falta más! y continuaremos en este artículo.

Aquí la primera parte de los consejos para ser más disciplinado: Cómo Adquirir Disciplina: Consejos Para Ti y Tu Equipo #HazloFácil

Sin más preámbulos comencemos con nuestro artículo “Cómo ser una persona disciplinada”…

cómo ser una persona disciplinada

Cómo Ser una Persona Disciplinada (Para ti y tu Equipo) II PARTE

Cómo ser una persona disciplinada – Consejos que no fallan:

En nuestra primera parte vimos algunos consejos que sin duda alguna irán acabando con la indisciplina en nuestra vida.

Trayendo como resultado una vida más prospera y llena de éxito ¡Esta segunda parte no será menos, así que prepárate!

#5 Busca situaciones incomodas a propósito para practicar disciplina.

Te puede sonar algo ridículo, pero estoy en la obligación de decirlo y tu tienes la obligación de ponerlo en práctica para comprobar que si funciona ¿Pero de qué hablo?

¿Sabes porqué muchas personas son indisciplinadas? por la simple razón de que es algo cómodo. O en otras palabras, la disciplina es incómoda.

Es más cómodo levantarse tarde que hacerlo temprano… Sólo por citar un ejemplo simple.

Así que una buena opción es exponernos a propósito a situaciones incómodas, ya que nos permitirá desarrollar esa capacidad de soportar situaciones no muy agradables (planificar, ser ordenados, levantarnos tempranos… en fin, cumplir normas y reglas).

Recuerdo que una vez experimentando en la cocina no podía ni acercar mi mano a la estufa ¡Sentía que mi mano se derretía! y te habló enserio…

…No me explicaba como las demás personas podían tomar las ollas, acercarse tanto sin recibir ninguno daño. Pero la respuesta era muy simple ¡Era la primera vez que lo hacía! ¡Nunca había cocinado! con el tiempo la piel se acostumbra a esas temperatura.

¿Pero por qué te cuento esto? porque así sucede con la disciplina, es incómoda porque no estamos acostumbrados, por ejemplo a levantarnos tan temprano.

A lo que quiero llegar: prueba exponiéndote a situaciones incómodas, por ejemplo bañarte con agua fría, ir a pies hasta tu oficina (guarda tu auto). Si por eso dije que te podría sonar ridículo. Pero enfrentar situaciones pequeñas como estas pueden moldear tu carácter y ser más disciplinados.

#6 Sigamos con pequeñas acciones.

Sigamos con nuestra serie de cómo ser una persona disciplinada. El segundo consejo de hoy y sexto de la serie, tampoco va relacionado directamente al área dónde quieres ser disciplinado. Sino que se orientan a pequeñas acciones.

¿Cómo pretendes emprender un negocio con disciplina cuando ni siquiera ordenas tu cama? hay que comenzar con acciones pequeñas que al igual que nuestro consejos anterior ¡Moldean nuestro carácter!

Por ejemplo:

  • Debes hacer tu cama cuando te levantes.
  • Fregar los platos cada vez que comas.
  • No botar ni una pequeña basura en el piso. Y si vez una, recógela.

Estas pequeñas acciones crean en nosotros hábitos que nos ayudan a ser más disciplinados.

#7 Controla las excusas ¿Pero cómo?

¡Excusas! creo que las hay más que la arena del mar: es que anoche me acosté demasiado tarde, la vida hay que disfrutarla ¿Para qué trabajar tanto?, es que no tengo esto, si tuviera más tiempo, etc.

Pero ¿cómo podemos controlar las excusas? te presento dos formas de hacerlo:

  1. Toma la delantera y no le des vida a las excusas. Por ejemplo, si sabes que nunca llegas temprano a tu oficina porque “Te acostaste demasiado tarde” ¡Acuéstate temprano! así no abra excusas.
  2. Inventa una contra-excusa. Por ejemplo, si tienes la misma excusa del punto pasado, dí a ti mismo ¡Ah pero si me levanto temprano terminaré mis tareas más temprano y podré tener más tiempo libre e incluso acostarme un poco más temprano y dormir un poco más!

#8 No postergues ¡El momento es ahora!

Dejar las cosas para el siguiente día, mes, año… se ha vuelto un hábito muy dañino en la actualidad. No hay mejor ejemplo que cuando llega diciembre “Este año si haré ejercicio, esta vez si trabajaré en mi proyecto, en este año pasaré más tiempo con mi familia…

Llega el año nuevo y se nos olvida todo y decimos ¡El año que viene si!

Si de verdad quieres ser un emprendedor disciplinado debes dejar de postergar. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy ¿Quieres iniciar un negocio? no esperes más, a penas termines de leer este artículo ponte a diseñar tu modelo ¡Escribe tus ideas!

Me gusta mucho un proverbio que dice lo siguiente:

Y nos da a entender más adelante (proverbios 6:4-11) que el resultado de quedarnos de brazos cruzados sin hacer nada es la necesidad y la pobreza.

Debes hacerte esa misma pregunta ¿Hasta cuando seguiré postergando? Amigo si quieres tener éxito y ser disciplinado, decide serlo ya…

Decide trabajar ahora mismo ¡Dejar las cosas para luego es arriesgarse a perder oportunidades!

Ahora vamos con tu equipo ¿Cómo ayudar a mi equipo a ser más disciplinado?

Igual que en la primera parte nos quedamos sin espacio. Así que me veo en la obligación de dejar los consejos de cómo ser una persona disciplinada hasta aquí ¡Pero en la tercera parte continuaremos! (Ya está disponible, el link está al final)

¡Pero no te vayas! que ahora te compartiré un consejo (el segundo de esta serie) para tener un equipo de trabajo más disciplinado:

Te recuerdo que el primer consejo en el artículo pasado fue dar ejemplo como una persona disciplinada.

Consejo #2 – Deja muy claro quién eres, quién es él (miembro de tu equipo) y dónde están.

¿Alguna vez te fijaste en la gran diferencia que existe cuando te sientas en el sofá de tu casa en relación con el sofá cuando fuiste a visitar por primera vez a los padres de tu novia?

Muchos de seguro se ríen. Y es que en nuestra casa hasta tomamos como cama el sofá, y en casa de los suegros nos sentamos tan rectos que se nos cansa la espalda ¿Pero porqué te digo esto?

Porque quiero que entiendas que nuestro comportamiento (disciplina), lamentandolo mucho, la mayoría de las veces depende de la confianza que tengamos en el lugar que nos encontramos.

Seas jefe, socio…Sean los miembros de tu equipo de trabajo amigos, familiares, tu pareja… Debes dejar muy claro desde el principio que no están jugando, ni mucho menos están en casa o en un bar compartiendo unas copas juntos.

Debes dejar claro que tu eres el jefe, en caso de serlo. Dejar muy claro que ellos son parte de un equipo con responsabilidades, y por sobre todo dejar claro que están en medio de un sistema de negocio que busca alcanzar un objetivos ¡Que no están en un juego!

No es que seas un dictador que impongas leyes. Sino que seas una persona que primeramente con el ejemplo (como se explico en la primera parte) transmitas disciplina.

Y como te acabo de decir, deja todo claro desde un principio. Si en tu equipo tienes familiares y amigos, recuerdales que en el negocio son parte de un equipo que deben cumplir con sus responsabilidades.

¿Esto es todo? ¡Claro que no!

¡Uf! esto cada vez es más interesante. Aún faltan más consejos tanto para ti como para tu equipo. Y en la tercera parte compartiremos lo que nos falta. Hagamos un resumen rápido:

Cómo ser una persona disciplinada:

  1. Detecta que es lo que te hace ser disciplinado.
  2. Prueba tu fuerza, si no es suficiente evita las tentaciones.
  3. Dale uso a las alarmas ¡Por algo existen mi amigo!
  4. Busca ayuda con tus seres querido.
  5. Provoca situaciones incomodas a propósito para practicar disciplina.
  6. Sigamos con pequeñas acciones.
  7. Controla las excusas ¿Pero cómo?
  8. No postergues ¡El momento es ahora!

 Cómo tener un equipo disciplinado:

  1. Debes ser líder más que jefe – Eres el ejemplo.
  2. Deja muy claro quién eres, quién es él (miembro de tu equipo) y dónde están.

Pero aún falta más y la continuación la puedes disfrutar en: Cómo Mejorar la Disciplina (Para ti y tu equipo) III PARTE, por aquí no tengo más que decir sino ¡Hasta la próxima!

Comentarios

Comentarios

Más de Consejos

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR