Activos productivos: el secreto de los ricos

. Sep 10, 2015.

Una de las dificultades que tenemos para mejorar nuestra situación financiera es el vocabulario técnico o rebuscado que nos crea una barrera de entrada, que nos limita posibilidades. Hoy hablaremos de los activos productivos y los activos no productivos para empezar a conocer dónde invertir nuestro dinero.

Palabras como: inversión, amortización, apalancamiento financiero, etc. pueden parecernos distantes, lejanas y complicadas. Postulamos que podemos tener acceso a un lenguaje útil y práctico que sea más efectivo en el hacer de nuestras finanzas personales. Sobre la distancia que nos crea el vocabulario financiero podemos conversar mucho y seguro que lo haremos en próximas oportunidades.

Pero como dije, hoy hablaremos de activos productivos y activos no productivos. Estos conceptos que planteamos, muchos administradores y contadores podrían no estar de acuerdo con ellos, sin embargo, reiteramos que nuestra pretensión es presentar conceptos que sean fáciles de entender para su uso práctico, para la persona común y especialmente para el Emprendedor, cuya función principal no es llevar la parte contable, pero sí debe tener las ideas claras hacia dónde va su negocio en lo financiero.

Conocemos de primera mano casos de Emprendedores que tuvieron mucho éxito con sus productos o servicios y por no estar por lo menos conscientes de qué sucedía con lo financiero, lo perdieron todo.

Ahora bien, si habláramos con un contador este nos diría que activos son todos los bienes tangibles y no tangibles con los que cuenta una persona o una empresa. Si vamos mas allá nos hablaría de activos circulantes y activos fijos. Seguro continuaría con la clase de contabilidad básica y nos hablaría de los pasivos que serían los compromisos o deudas que se tienen con terceras personas y seguro iría con un desglose más pormenorizado de ellos.

Solo el conocimiento teórico no pone dinero en tu cuenta bancaria, pero si entiendes el uso, lo práctico del dinero, no necesitas ser un experto en finanzas.

Ahora bien, nosotros tomamos una parte del planteamiento que hace Robert Kiyosaki quien dice: activo es todo aquello que pone dinero en tu bolsillo y pasivo aquello que te saca dinero. ¿Simple verdad? Pero inclusive podríamos ir mas allá y tomar autores latinoamericanos que dividen los activos en productivos y no productivos.

Veamos ejemplos de lo que decimos, si le preguntamos a una persona cuáles son sus activos nos enumeraría sus inmuebles (vivienda principal y de playa) y también sus vehículos, equipos de línea blanca y marrón, acciones en clubes sociales, etc. Posiblemente nos los enumeraría con mucho orgullo, y con razón, pues han sido adquisiciones conseguidas con gran esfuerzo y dedicación.

La cuestión es que todos esos “activos” empezaran a exigirle gastos de mantenimiento, reparaciones, impuestos, gastos de condominio, seguros, etc. También tienen asociado el factor emocional que genera impulsos de querer mejorar y por ejemplo ¿te imaginas comprar el apartamento nuevo para llenarlo de muebles viejos? ¡No! Hay que aprovechar la línea de crédito extra de la tarjeta de crédito para amoblar el apartamento nuevo.

Cuando hablamos de los activos productivos son los que generan ingresos o “meten” dinero en su bolsillo, ejemplos de estos tenemos:
• Viviendas, terrenos o locales para alquilar.
• Vehículos para arrendar, como por ejemplo un taxi o transporte de carga.
• Participaciones en negocios.
• Mercancías para la venta o insumos para las operaciones de un negocio en marcha.
• Acciones en empresas y/o instrumentos de rentas fijas (bonos).
• Maquinaria, accesorios o equipos de tecnología, manufactura, computación, etc.

Eso sí: Siempre y cuando se utilicen para generar productividad o renta. Es importante aclarar que no tiene nada de “malo” adquirir activos improductivos, pues de alguna manera son las satisfacciones que recibimos de nuestros esfuerzos. Pero lo cierto es que con ellos solo puede llenar una hoja de balance y no generar “riqueza”. Por eso la recomendación es crear primero activos productivos y con esto adquirir los activos de disfrute o no productivos.

La trampa en la que hemos caído muchos es empezar como nuestra cultura nos invita: trabajar, adquirir activos no productivos (muchas veces a través de deudas), estos nos generan gastos que nos obligan a trabajar más para continuar adquiriendo obligaciones y así incesantemente, convirtiéndose en un círculo vicioso imparable y que nos lleva a llegar a la edad de retiro sin rentas que nos suplan el ingreso de cuando ya no podamos trabajar.

Este nuevo esquema se trata de trabajar para adquirir activos productivos que nos generen rentas, para luego adquirir los activos no productivos. Es un cambio fundamental en la manera de afrontar nuestras finanzas personales, que se traduce en una vida diferente, con resultados diferentes.
Vale la pena recalcar, que el bienestar de nuestras finanzas está íntimamente relacionado con la manera como manejamos nuestras emociones.

Activos productivos el secreto de los ricos

Los activos productivos son el secreto de los ricos, porque les generan ingresos, aún si ellos no trabajan físicamente directo sobre ellos. Ejemplo: Un taxi, lo alquilo a un conductor, me genera una renta sin mi esfuerzo físico. Igual una casa, un local comercial, un papel comercial que genera un rendimiento, una participación en una sociedad comercial, etc.
Pueden tener multiples ingresos sin su esfuerzo fisico directo

Sigamos conversando por twitter @SeHabladeDinero e Instagram Venhablemosdedinero

Comentarios

Comentarios

Más de Finanzas

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR