Accidente de trabajo: cómo cuidar de tus empleados

. Nov 24, 2014.

Un accidente de trabajo es algo común pero evitable y las compañías gastan mucho dinero indemnizaciones por negligencias de seguridad, profundizaremos el tema para que protejas a tus empleados, y a tu compañía de asuntos legales.

De acuerdo con el artículo 115 de la Ley General de Seguridad Social (LGSS) se define como un accidente de trabajo a toda lesión física que sufra el empleado a consecuencia del trabajo que realiza y por causa ajena, sin embargo en el marco legal también se toma en consideración las lesiones psicológicas que pueda ocasionar el estrés, el ambiente de trabajo o la relación entre empleados y jefes.

Para ser considerado un accidente de trabajo

  • En todo accidente de trabajo el empleado debe padecer una lesión física o psicológica. Entendiendo como lesión a todo daño corporal o mental que impida al trabajador realizar su labor como de costumbre (enfermedades, heridas, golpes, trastornos psicológicos, etc.).
  • Que el accidente de trabajo sea ocasionado por la labor realizada, dentro de las instalaciones de la empresa. Debe existir concordancia entre la zona afectada y el área en la cual labora el empleado.
  • Que la información sea verificada por el médico ocupacional de la empresa.
Anteriormente las enfermedades psicológicas no estaban anexadas como un accidente de trabajo pero hoy en día lo tomamos en consideración por la misma razón de las lesiones físicas, impiden a nuestro empleado realizar su trabajo correctamente, son generadas por el trabajo que realiza y son evitables bajo medidas de seguridad.

Si gustas ampliar un poco la explicación de las enfermedades causadas por el trabajo solo debes hacer clic aquí.

Partiendo de esto es necesario que en tu empresa se redacte una serie de reglas o normativas de trabajo para evitar accidentes, estas dependerán de las características propias de tu compañía pero debes tener en cuenta:

La limpieza y el orden

Más allá de una cuestión estética, la desorganización puede ocasionar que nuestros empleados choquen o tropiecen contra objetos al igual que resbalen en caso de haber derramado un líquido sin limpiar o cambiar constantemente el agua de floreros, retirar la basura, etc. para evitar la propagación de enfermedades y plaga.

Mantener un personal de limpieza es primordial para toda empresa ya que tus empleados pueden pasar por alto este tipo de detalles por estar enfocados en otras actividades.

Medidas de seguridad

De acuerdo con el área en la que se labore debe existir un manual de seguridad específico, como el uso de cascos, guantes, gafas protectoras o uniformes para evitar algún accidente de trabajo como lesiones por golpes en la cabeza, quemaduras o irritación por químicos.

Pon avisos que indiquen las condiciones para ingresar a cada área y exige a los jefes de piso que sean cumplidas al pie de la letra para evitar accidentes.

Conocer correctamente el organigrama de tu empresa te ayudará a estructurar los requisitos de seguridad para cada área en específico.

Distribución de las tareas

Siempre buscamos empleados proactivos pero esto no significa que puedan ayudarnos en cada área. Si por ejemplo tenemos una tienda de repuesto con una encargada de caja de contextura menuda y dos encargados de almacén de gran tamaño. En caso de que alguno de los encargados del almacén no pueda ir a trabajar un día sería irresponsable de nuestra parte como jefes pedirle a la encargada de caja que ayude al chico del almacén, principalmente porque no cuenta con el perfil para poder movilizar objetos pesados y precisamente por ello podría la señorita sufrir de tensión muscular o dolores de espalda por el esfuerzo realizado.

Accidente de trabajo cómo cuidar de tus empleados

 

Como empleador reconocer las características necesarias para realizar cada uno de los trabajos en tu empresa y dependiendo de ellas podrás delegar asignaciones pero no abuses de la disposición de tus trabajadores o de tu cargo para evitarles lesiones o problemas a largo plazo.

En esta sección recursos humanos debe estar en la capacidad para contratar el empleado con el perfil adecuado para una tarea en específico ya que luego de contratar al talento, si este por algún motivo no logra cumplir con lo establecido en el contrato por motivos físicos o psicológicos ajenos a su voluntad, podrás ser demandado por haberle contratado en un principio y no tenido en cuenta su perfil personal.

Comentarios

Comentarios

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR