4 preguntas que te ayudarán a convertirte de emprendedor a empresario

. Jun 21, 2016.

La mayoría de las personas piensan que para poder pasar de emprendedor a empresario, el camino es similar al de Mark Zuckerberg o Steve Jobs.

Pero la verdad es que muy, pero muy pocos, logran tener una empresa revelación. Y es que la mayoría de las personas que han logrado hacer despegar su emprendimiento,han trabajado arduamente para que su proyecto madure.

Mi experiencia como emprendedor me ha llevado a decidir andar por el segundo camino: con un trayecto más largo, pero con mayor posibilidad de arribo.

Hoy, me gustaría compartir algunas preguntas que hoy puedes hacerte y que creo pueden ayudarte a reflexionar sobre cómo avanza tu emprendimiento y si estás bien preparado para el reto que tienes por delante:

4 preguntas que te ayudarán a convertirte de emprendedor a empresario

¿Quieres pasar de emprendedor a empresario? Quizás estas 4 preguntas te ayuden

1. ¿Estás soñando suficiente?

Quizás sea por mi carácter inquieto o contra el status quo de las cosas que, como muchos emprendedores, creo que los sueños son la gasolina del emprendimiento.

Por ejemplo:

– Estoy en el coche y pienso que nuestro software Platzilla cambiará el mundo de X o Y manera. Para mí es un hecho que algo falla en la gestión empresarial y nosotros tenemos una solución “realmente fácil” 😉

– Al acostarme pienso en tener algún día la oficina en un edificio cerca de la playa que permita a mi y a mi equipo estar concentrados y disfrutar la naturaleza. Hacer deporte mientras se trabaja. Lograr  que ir al trabajo sea un placer.

– Cuando voy en la cinta de correr en el gym sueño con que a medida que vayamos facturando, abriremos oficinas en capitales del mundo para aumentar la gama de servicios a nivel local. Eso sí, el desarollo cerca de la playita.

– Estoy duchándome y pienso en montar mi ONG algún día.

Parte de todo esto será realidad muy pronto, otras quizás más adelante. Pero con estos sueños logró marcar mi visión… y me impulsan a emprender y crecer como empresario.

Lección 1: Necesitas seguir soñando para poder mantener tu resistencia.

2. ¿ Te estás complicando demasiado la vida?

Como expliqué al principio del artículo, muchos emprendedores de mi generación creyeron que para tener éxito sus proyectos debían ser demasiado sofisticados.

Y para ello, el camino natural era dedicar todo su tiempo al desarrollo del producto y a buscar inversionistas.  

Mi equipo y yo, como muchos otros, tuvimos varias rondas de financiación y participamos en el programa Eurecan. Recuerdo que más de 2.000 empresas recibieron financiación, más de 200 recibieron préstamos participativos y unas 30 (incluida la nuestra) recibieron financiación en modo entrada en capital.

Recuerdo haber compartido oficina por muchos años con una empresa que iba a revolucionar el mundo de las plazas de Garaje.

Mi compañero de MBA fundó la primera emisora online on demand de España (como Spotify).

Otros crearon sistemas para hacer webs (como cualquier web builder de hoy), otros hicieron sistemas de diagnósticos,  otros prendas inteligentes,  otros sistemas de seguridad en la red….

En ese momento estas eran ideas novedosas, pero ninguno de ellos logró un modelo de negocio que funcione y crecimiento de clientes.

  • ¿Será que falló la ejecución?
  • ¿Será que se quedaron sin dinero?
  • ¿Será que el mercado era muy inmaduro?

Sí, es posible.

Pero también creo que en mi generación hay mucho de haber puesto las energías en crear la nueva fórmula de la Coca Cola, pensando en lo que pudiera sonar bien para los inversionistas y no en los problemas reales de los clientes. Tampoco se ocuparon de encontrar  un modelo de negocio que funcione en la práctica.

Lección 2: Trabaja en para que tu negocio logre tracción, los inversionistas vendrán más fácil si llegas a necesitarlos.

3. ¿Sigues creyendo que la idea lo es todo?

Hace unas semanas tuve la oportunidad de acercarme de nuevo al circuito del emprendimiento y conocer a un par de emprendedores.  

Ellos rebosaban energía, pero, sentían que debían hablar con nadie de su proyecto.

“Seguramente están trabajando en la red social que iba a revolucionar el mundo del streaming o qué sé yo…” pensé para mi adentros:

“¡Menuda leche se van a dar!”

Y estoy seguro que será así, porque no estaban dispuestos a recibir consejos orientados a cómo realmente lograr tener una empresa que funcione. Frases como:  “Céntrate en facturación si no tienes gran capital”o “Dedica la mitad del tiempo al crecimiento” sonaban como un disparate.

Ellos eran el reflejo de algo muy común: emprendedores que no tienen ni puta idea de gestión… pero que piensan que la idea es todo, aunque no vayan a saber cómo ejecutarla y de dónde sacar dinero para ello…

Sé que tu idea te encanta, pero antes de seguir invirtiendo tu tiempo y tu dinero en ella debes preguntarte:

  1. a ¿Conoces a alguien que realmente quiera adquirir tu producto?
  2. b ¿Estás ya trabajando para conseguir que tus  primeros clientes puedan sostenerte a ti y a tu equipo hasta llegar a la siguiente etapa?
  3. c ¿Cómo tu idea puede resolver un problema que está a tu alcance?

Lección 3: No trabajes en un proyecto en que no tengas idea de cómo la harás realidad.

4. ¿Ya aprendiste a lidiar con el fracaso?

Hay un dicho que dice: “el emprendedor se nace, empresario se hace” En el caso del emprendimiento, la madurez no se da por la edad sino por las leches que te vas dando junto a tu equipo…

Tropiezos, algunos grandes, otros pequeños, pero que se convierten en tu gran activo para hacer las cosas cada vez mejor:

Hace unas semanas se hizo viral un artículo de un profesor en Princenton que hizo un currículo con todos sus fracasos, fracasos de los que aprendió para poder llegar a ganar 90k al año.

Hoy, sigo su reto, pero comparto los grandes fracasos y éxitos que me han ayudado a avanzar,  y de los cuales estoy orgulloso como un niño que se la pega intentando hacer el mortal en la piscina:

  • A mis 14 años repartí churros en mi vespino por el barrio para ganar un dinerito = FRACASO :( los churros llegaban mal de tiempo y no daba para pagar.
  • A mis 18 salía de fiesta de empalme a comprar camisas, replica de marca, a mercadillos  y los vendía entre semana = ÉXITO :) me compre mi RD 350.
  • A su vez organizaba viajes de esquí. En concreto hice 2: el primero salió muy bien, fuí a esquiar gratis y gané dinero pero el segundo no llené las plazas y perdí dinero = ÉXITO :) y FRACASO :(
  • A mis 22 años montamos una startup de internet que iba a ser financiada por Chase Manhattan Bank… y no se consiguió: FRACASO :(
  • Teníamos todos los ingredientes pero cometimos mil errores… mucho sueño y poca realidad
  • A mis 23 años trabajé en empresa privada hasta los 27 que hice mi MBA.  Después me dediqué a la empresa familiar, una pequeña cadena de tiendas de ropa de lujo que tenía potencial de expansión. Pero duré 1 mes trabajando con mis padres = FRACASO :(
  • Después creé el Club Tic tac a inicios del 2005. Se trataba de un sistema donde comprabas créditos online para comida a domicilio, servicios de lavado y planchado,  entre otros. Tuvo éxito,  pero demasiado para la capacidad de respuesta de los proveedores disponibles. Como no podía crecer rápido se hundió = FRACASO :(
  • Como vimos que el sistema de puntos funcionaba, creamos un programa de fidelización llamado Red Puntazo con una filosofía clara:  Comprabas en una tienda A y conseguías puntos para la tienda B.

Allá,  por el 2006,  conseguimos financiación para llevarlo a cabo e inclusive se escaló dicha financiación hasta el punto que conseguimos a Caja Navarra como socios.

El programa funcionó, pero  necesitábamos 10 veces más financiación para crecer lo suficiente y entrábamos en la época de crisis (2009) = FRACASO :(

  • Como nos quedaba aún algo de dinero de la inversión anterior decidimos avanzar por la parte de CRM y consultoría y desarrollo de soluciones hasta el día de hoy. Conseguimos varios clientes en Madrid y alguno internacional, destacando los de Cabo Verde, donde hicimos los sistemas de una Petrolera e inclusive tuve el honor de salir en Madrileños por el mundo (a partir del minuto 11)

En Cabo Verde hicimos cosas para la Petrolera, Coca-Cola y una Naviera llamada STM

Al entrar en dicha naviera para implantar el software de gestión,  era tal el caos que había que me pidieron que la llevaramos la dirección… Y así fué, de repente nuestra empresa gestionaba también una Naviera… la cual estaba en la bancarrota…

La verdad, no teníamos más remedio que hacerlo, ya que si no la enderezábamos, no iba a cobrar ni de gestores ni la implantación del software… Era la época del 2013, 2014 y no hacíamos mucha acción comercial en España por la crisis; así que acepté y me la jugué…

La empresa tuvo un éxito enorme, pasando a ser el mayor transportista del país hasta que…. ¡El ferry principal, se hundió! al estrellarse un petrolero contra él.

Aquí os dejo una de las muchas noticias de ese capítulo: Sal-Rei prestes a partir para doca da Cabnave: Porto da Praia proíbe manobra simultânea de navios

Esta experiencia para mi a pesar del accidente fue de ÉXITO :)

  • Hoy en España estamos con nuevos clientes poco a poco y con nuestro software Platzilla creciendo sano y con fuerza… 

4 preguntas que te ayudarán a convertirte de emprendedor a empresario

Lección 4: La ilusión es la misma pero la experiencia es un grado…

Conclusiones para pasar de emprendedor a empresario:

Conclusión 1: Casi imposible que sea una revelación

Deja de preocuparte sobre cómo convencer a un inversionista ángel a poner dinero en tu negocio, y ocupa el 99% de tu energía a entender los problemas de tus clientes y a ofrecerles soluciones que puedas monetizar en el camino.

Conclusión 2: Es casi seguro que fracasarás

Pero esto sólo será un problema si no haces de tus fracasos lecciones para estar más preparado para lo que viene y así lograrlo al final.

Conclusión 3: Mantén viva tu gasolina.

Se que probablemente hasta ahora no te ha ido bien y que probablemente aún te falta mucho por aprender. Es importante que mantengas tu ánimo en alto, soñando siempre.

 

– David Polo 😉

 

Imagen de portada por Kevin T en Flickr

Comentarios

Comentarios

Más de Casos de éxito

Recibe un resumen de nuestros mejores artículos y recursos GRATIS en tu email

Como tú, tampoco nos gusta el spam, por lo que solo te escribiremos 1 vez por semana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR